Psicología Genética


Psicología Genética

Por Paulo Arieu

Se denomina Psicología Genética al estudio y desarrollo de los procesos del pensamiento, específicamente a la teoría de Jean Piaget.

La palabra genética no se refiere exclusivamente a los genes sino al estudio de la génesis del pensamiento del hombre, aunque sin desconocer el carácter genético de estas funciones cerebrales, las cuales se desarrollan a través de la estimulación externa.

Jean Piaget (1896-1980), psicólogo suizo, doctorado en biología, estudió Psicología en Zurich con Carl Gustav Jung y Eugen Breuler. Fue profesor universitario en Suiza, donde realizó trabajos de Psicología y trabajó en Francia en una escuela para niños donde se dedicó a observar los procesos cognitivos propios de la infancia. Fue sucesor de Claparède para desempeñar el cargo de director del Instituto J.J. Rousseau de Ginebra, donde se dedicó al estudio de la génesis del pensamiento, principalmente del niño. Desarrolló una teoría de las capacidades intelectuales del niño observando que éstas se basan en la acción y que la lógica se desarrolla mediante la práctica sensorial y motriz en relación con el ambiente.

La lógica para Piaget es la base del pensamiento y la inteligencia son las operaciones propias del ser humano como la percepción, la clasificación, la abstracción, etc. Tanto la capacidad intelectual como la inteligencia están íntimamente relacionadas al medio social.

Piaget defendía una posición teórica que observaba el encuentro de la mente con el mundo (o del sujeto con el objeto) desde una perspectiva interaccionista. Desde su posición, es un error en el ámbito del conocimiento otorgar un dominio absoluto bien a la mente (apriorismo idealista), bien al mundo (empirismo), cuando uno y otro se encuentran por primera vez en el niño. Más bien, lo que ocurre es que ni el sujeto ni el objeto están en el inicio como tales entidades diferenciadas. La diferencia entre sujeto y objeto es el producto de una construcción histórica, que resulta del encuentro de un organismo con necesidades (pero sin mente) y de un mundo que puede satisfacerlas (pero que carece todavía de propiedades objetivas, todavía por definir).

En la etapa inicial del desarrollo de la inteligencia, el niño todavía no es consciente de su propia actividad, ni de su existencia como entidad diferenciada de la realidad. Por su parte, los objetos que manipula el niño pequeño son, primeramente, objetos para la acción que satisfacen necesidades básicas, para pasar, después, a ser considerados como entidades independientes de la propia acción, sujetos a las leyes causales del mundo físico. Es después de un largo proceso de desarrollo, cuando el ser humano deriva en un sujeto consciente que es capaz de conocer objetivamente los objetos materiales de su entorno.

Los dos procesos esenciales de la evolución mental y el aprendizaje son el de asimilación y de acomodación, que son capacidades genéticas que se despliegan ante estímulos específicos para cada etapa del desarrollo.

La asimilación es la integración de una estructura de comportamiento y la acomodación es la modificación de esa estructura para adaptarse a nuevas formas de conductas.

Piaget estimó que existen etapas en el desarrollo en las cuales predomina la acomodación y otras en que impera la asimilación; procesos que se alternan y producen un salto cualitativo en la estructura mental y un cambio de configuración, para lograr el equilibrio y el control del medio externo.

Las crisis se producen cuando el individuo no puede interpretar la nueva información con las estructuras existentes.

Piaget establece cuatro etapas muy precisas en el desarrollo intelectual de un ser humano:

  • La etapa sensorio-motora desde el nacimiento hasta el año y medio o dos años basada en la utilización de los sentidos y las habilidades motrices.
  • La etapa preoperatorio entre los dos y los siete años que se caracteriza por el juego simbólico, la concentración, la intuición, el egocentrismo y la falta de habilidad para conservar las cosas.
  • La etapa de las operaciones concretas, desde los 7 a los 11 años en la cual el niño es capaz de usar símbolos de una manera lógica y de conservar las cosas pudiendo llegar a generalizaciones acertadas.
  • La etapa de las operaciones formales desde los 12 años en adelante, es cuando el cerebro puede lograr pensamientos abstractos o de tipo hipotéticos deductivos.

Cada una de estas etapas señala un aumento de la complejidad cognitiva y la capacidad de la utilización de símbolos.

————————

Referencias

  • Psicología Genética. Recuperado de http://psicologia.laguia2000.com/psicologia-de-ninos/psicologia-genetica
  • Sáiz Roca,Milagros & Domenjó,Blanca Anguera & Molla,Cristina Civera & Rivas,Gonzalo de la Casa.(2009). Historia de la psicología.Editorial UOC.Barcelona.
  • Morris,Charles G.  & Maisto,Albert A.(2001). Psicología. Décima edición.  PRENTICE HALL MEXICO.

3 comentarios en “Psicología Genética

  1. Hola buenas tarde me llamo josé Antonio yo estado viendo mensajes del doctor Soto estoy en el estado de Virginia y quisiera saber si x acá hay una congregación x q me gusta el mensaje del doctor Soto

    Me gusta

Deja un comentario y a la mayor brevedad le responderé.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s