Preparación del Señor previo a su ministerio (VII)


Preparación del Señor previo a su ministerio (VII)

Niñez de Jesús en Nazaret

Y el niño crecía, y fortalecíase, y se henchía de sabiduría; y la gracia de Dios era sobre él.” (Luc 2:40)

«Robertson nos recuerda que El era “un joven vigoroso y activo”. El estaba lleno de vida. El era como cualquier otro niño de cuatro años. Jesús no era un atormentado niño, acometido por los años de la niñez. Se le permitió crecer como un niño natural. Jesús era normal. Él continuó siendo llenado de sabiduría. Era un proceso de acción continuada. Nada era anormal en él que usted no pudiera escribir un libro de textos de psicología basado en su vida. Él era perfectamente normal. Él fija el estándar para la normalidad. María y José modelaron la sabiduría de la palabra de Dios. Modelaron ante él el uso de la sabiduría bíblica en su vida cada día. Él continuó aumentando en sabiduría mientras él crecía. También escribe, “el proceso de llenar con sabiduría mantuvo pacifico su crecimiento corporal. ¡Esto era siempre verdadero con otros niños! No necesitamos estar preocupados sobre este crecimiento en la sabiduría de parte de Jesús más que sobre su crecimiento corporal.”

Jesús adolescente en Nazaret

jesus-adolescente-en-nazaretPlummer dice que: “el crecimiento intelectual, moral, y espiritual del niño, como el físico, era verdadero. El era una humanidad perfecta que se desarrollaba perfectamente, sin obstáculo por defectos hereditarios o adquiridos. Era el primer caso de tal crecimiento en la historia. Era la primera vez que un infante humano realizaba el ideal de la humanidad.” » [1]

Jesucristo visita Jerusalén a la edad de doce años y disputa con los doctores

«A la edad de 12 años, habiendo ido Jesús con sus padres a Jerusalén para celebrar la Pascua, se extravió. Después de tres días fue hallado en el templo hablando con los doctores de la Ley, escuchándolos y haciéndoles preguntas. “Todos los que lo oían estaban asombrados de su inteligencia y sus respuestas. Al verlo sus padres quedaron maravillados. Al preguntarle su madre el porqué de esta determinación, el Niño respondió: “¿Por qué me buscaban? ¿No sabían que yo debo ocuparme de los asuntos de mi Padre Celestial?” (Lucas II, 41-50).

La disputa con los doctores es el último hecho que relatan los Evangelios, acerca de la infancia de Jesús.» [2]

“Iban sus padres todos los años a Jerusalén en la fiesta de la pascua; y cuando tuvo doce años, subieron a Jerusalén conforme a la costumbre de la fiesta. Al regresar ellos, acabada la fiesta, se quedó el niño Jesús en Jerusalén, sin que lo supiesen José y su madre. Y pensando que estaba entre la compañía, anduvieron camino de un día; y le buscaban entre los parientes y los conocidos; pero como no le hallaron, volvieron a Jerusalén buscándole. Y aconteció que tres días después le hallaron en el templo, sentado en medio de los doctores de la ley, yéndoles y preguntándoles. Y todos los que le oían, se maravillaban de su inteligencia y de sus respuestas. Cuando le vieron, se sorprendieron; y le dijo su madre: Hijo, ¿por qué nos has hecho así? He aquí, tu padre y yo te hemos buscado con angustia. Entonces él les dijo: ¿Por qué me buscabais? ¿No sabíais que en los negocios de mi Padre me es necesario estar? Mas ellos no entendieron las palabras que les habló.” (Luc 2:41-50)

“Y descendió con ellos, y volvió a Nazaret, y estaba sujeto a ellos. Y su madre guardaba todas estas cosas en su corazón. Y Jesús crecía en sabiduría y en estatura, y en gracia para con Dios y los hombres.” (Luc 2:51-52)

Jesús era sumiso a sus padres. “Y descendió con ellos, y vino á Nazaret, y estaba sujeto á ellos. Y su madre guardaba todas estas cosas en su corazón” (v. 51). El era un obediente adolescente. “El continuaba en sumisión a ellos «La palabra denota “habitual, continua sujeción” a sus padres. El tenía el hábito o la costumbre de ser obediente a sus padres. No era un joven rebelde. La palabra “sujeción” es un termino militar que significa: “estar bajo el rango y la autoridad de otro.” Jesús caminaba con sus padres bajo su autoridad. El se sometía a su autoridad. El Hijo de Dios era un perfecto hijo de sus padres humanos. Que gran modelo para nosotros hoy en día. El aprendió obediencia en la mesa con sus padres terrenales. (Hebreos 5:8-9). Que buena actitud para los adolescentes de tenerlo como modelo. El era un perfecto hijo para sus imperfectos padres; y “El continuaba en sujeción a ellos.” Igual que nosotros, María y José eran imperfectos y limitados, pero el los trataba a ellos con mucho respeto. Robertson escribo: “El continuaba sujeto a ellos, este maravilloso muchacho que realmente sabia mucho mas que sus padres y rabinos, era humilde, obediente y afectuoso. En los siguientes dieciocho años de su vida en Nazaret (Lucas 3:23) el permanecía creciendo en mansedumbre y se convertía en un carpintero (Marcos 6:3) en sucesión de José (Mat. 13:55) quien es mencionado aquí por ultima vez” [3]

Jesús era equilibrado.

“Y Jesús crecía en sabiduría, y en edad, y en gracia para con Dios y los hombres.” (v. 52).
Su desarrollo no era parcializado. Él no era tan espiritual como no lo era ningún buen terrenal. Él vivió en armonía con Dios y los hombres. El verso 52 revela su desarrollo de la edad entre 12 y 30 años. Había una maduración normal de su bienestar emocional, espiritual, físico y mental. Había un crecimiento vigoroso normal. Él creció “en gracia con Dios y con los hombres” que lo amaron y se gozaron de estar alrededor de él. Él era un favorito entre los hombres, y él es la personalidad más atractiva que el mundo jamás haya conocido.
El desarrollo físico, intelectual, moral, espiritual de Jesús era perfecto. “en cada etapa él era perfecto para esa etapa.” » [4]

«De regreso en Nazareth, el Mesías vivió allí hasta los 30 años, recibiendo la formación que le dieron María y José, ocupado en trabajos de modesto artesano. Jesús quería redimir a los hombres, reformar sus ideas, corregir sus costumbres, infundirles las virtudes. Pero la virtud se enseña más que con discursos, con ejemplos y el Hijo de Dios los dio muy sublimes de recogimiento (o vida íntima, de familia), de oración y amor al trabajo. Siendo Dios, no tenía por qué obedecer a José y María, pero quiso hacerlo para enseñarnos a ser sumisos y amorosos con nuestros padres, respetuosos con nuestros superiores y humildes con nuestros semejantes. Habiendo dispuesto Dios que el hombre se forme en el seno de la familia, nada influye tanto en su ruina como la disgregación familiar. Siendo la familia la célula fundamental de la sociedad, ésta no será armoniosa, solidaria, progresista, si no lo es el conjunto de las familias. Para convencer al mundo de estas verdades, Jesús vivió en el seno de una familia, conformada por las tres personas más santas que han existido: Jesús, modelo de hijo, María, modelo de madre y esposa y José, modelo de padre y marido. Jesús obedecía aún en las cosas más humildes, para enseñarnos que a los ojos de Dios nada hay vil cuando se cumple por mandato de los padres. Jesús fue obediente hasta los 30 años, para confusión de tantos hijos que después de la adolescencia, menosprecian las advertencias y consejos de los padres, pretenden ser dueños de sí y afligen a su familia con conductas irreverentes. »

Es el maravilloso Evangelio de Lucas el que más nos acerca a la vida del Jesús niño y adolescente, ese Jesús oculto por el que el evangelista muestra tanta admiración. Lo más probable es que fuera la propia Virgen María la que le relatara al evangelista esos recuerdos que como Lucas dice, ella guardaba vivamente en su corazón. ¿Cómo fue la vida del Jesús niño? Como la de cualquier otro niño de Nazaret:

jesus-nino-y-maria

Trabajó de carpintero con José

jesus-en-la-carpinteria

San Pedro Crisólogo escribió que «José, “hombre justo” fue escogido por Dios para ser el esposo de María Santísima y hacer las veces de padre de Jesús en la tierra… El nombre de José en hebreo significa “el que va en aumento. Y así se desarrollaba el carácter de José, crecía “de virtud en virtud” hasta llegar a una excelsa santidad.» [6]

Una descripción de esta etapa, seguramente infantil, pero no por eso menos descriptiva es la siguiente: «José, el papá de Jesús, era carpintero. Un carpintero es una persona que hace o arregla cosas de madera. José tenía un taller cerca de su casa. Él hacía muebles en su taller. ¿Qué tipos de muebles creen que hacía? Hacía sillas, mesas, y otras cosas también. También hacía herramientas que se usan para hacer un trabajo. Él tomaba un pedazo de madera y lo alisaba bien. Luego una pieza de piedra y la fijaba al extremo del palo. De esa manera hacía un mazo, algo para golpear o majar cosas. José hacía grandes herramientas, como un arado, por ejemplo, que es una herramienta para arar la tierra, que usan los campesinos para sembrar semillas.

jesu-trabajando

José enseñaba a Jesús cómo hacer trabajo de carpintería. Primero le mostró cómo usar un martillo para hincar o meter un clavo en una madera. Cuando Jesús ya había crecido más, José le enseñó cómo usar una sierra para cortar madera. La madera con frecuencia era pesada, así que Jesús desarrolló fuertes músculos para poder levantarla. Jesús tenía que usar muchas herramientas agudas y con filo en el taller de carpintería. Así que era muy cuidadoso cuando las usaba. Cuando Jesús ya creció más, José le permitió que hiciera muchas cosas para él. Jesús siempre ponía todas las herramientas en su lugar cuando terminaba su trabajo.

Y también ayudaba a limpiar el taller. Ayudaba a José barriendo el taller al final de cada día. Jesús amaba a su padre y a su madre. Le gustaba ayudar a José en el taller de carpintería. Le gustaba ayudar a su mamá María en los quehaceres de la casa. Se sentía muy feliz porque era muy útil. Cualquier cosa que se le pidiera que hiciera, la hacía lo mejor que podía.» [7]

jesu-trabajando-2

“Aun el niño se da a conocer por sus acciones” (Prov. 20:11 NRV).

“Y el niño crecía y se hacía más fuerte y más sabio, y gozaba del favor de Dios” (Lucas 2:40, Dios Habla Hoy).

jesu-trabajando-3

«En tiempos de Jesucristo, los hombres despreciaban el trabajo manual. El Mesías trabajando en la carpintería de José, su padre adoptivo, nos enseñó a someternos con amor a la ley del trabajo, para edificar un mundo mejor.

lafamiliadejesus

“La memoria del taller de Nazareth a través de los siglos, forma en torno a la cabeza de Jesús una aureola de grandeza y esplendor manifiestamente divinas”, afirma el sacerdote católico Ardizzone.» [8]

«Jesús iba creciendo en sabiduría, en estatura y en gracia delante de Dios y de los hombres” (Lucas 2:52). Siendo perfecto en cuanto Dios y en cuanto hombre, esas palabras del Evangelio deben interpretarse en el sentido de que iba mostrando de acuerdo a la edad, el desarrollo de su personalidad divina. Gradualmente fue manifestando sus perfecciones a los hombres.»[9]

jesu-trabajando-4

«Aún lleva este Cristo sobre sí las briznas de la carpintería de José y el dolor antiguo de los proletarios. Pero es un hombre vigoroso, musculazo por el trabajo y los caminos, que podría, si quisiera, transfigurarse en el extremista aquel que daba al eco y al viento de las montañas su palabra magnífica y rebelde:»[10]

Fueron «treinta años de trabajo en la carpintería y de oración en la sinagoga, treinta años compartiendo la mesa familiar bajo la autoridad de José y de María » [11]

«La vida en familia de Jesús, José y María, en cuanto a lo exterior, no se diferencia mucho de cualquier otra familia pobre. José en su carpintería y María en sus quehaceres domésticos. Vida sencilla, con sus alegrías y sus penas» [12]

jesusenelpesebre

Jesús en el Mte. de la Transfiguración

«Era la familia de un carpintero-albañil del interior del país. Saben del sufrimiento de los que salen en busca de trabajo. Supieron lo que es el hambre, la sed, el cansancio; la vida insegura, falta de trabajo y sin techo. Sufrieron en carne propia lo que es el desprecio. Jesús, ya jovencito ayudaría en la carpintería, y más tarde, cuando murió José, tuvo que trabajar para alimentar a su mamá. No pensemos que la Sagrada Familia era una familia sin problemas. Ellos, como nosotros, tuvieron toda clase de problemas. Pero supieron resolver sus problemas a base de diálogo, con mucho respeto y amor mutuo. En aquella familia estuvo presente lo mejor que puede haber en una casa: el favor de Dios, su gracia y su palabra. El centro de aquella familia fue JESUS. Esto quiere decir que la presencia de Jesús no excluye los problemas. La familia ideal no es la familia donde no hay problemas, sino la que, teniendo a Dios como centro, está unida por un auténtico amor. Pues donde hay amor, allí está Dios.» (13)

jesusenelmontedelatrasnfiguracion

Nacimiento en Belén

“Se hizo en todo igual a los demás hombres, como si fuera uno de nosotros” (Filip. 2:6-7).”Hizo suyas nuestras debilidades y cargó con nuestros dolores” (Mat. 8:17).

Según un dicho popular, el amor hace iguales. Y este amor grandioso e increíble de Dios hacia los hombres le hizo bajar hasta lo más profundo de nuestra humanidad. Compartió la vida del pueblo sencillo de su tiempo. Vivió, como uno más, la vida escondida y anónima de un pueblito campesino: sus penas y sus alegrías, su trabajo, su sencillez, su compañerismo; pero sin nada extraordinario que le hiciera aparecer como alguien superior a sus conciudadanos.

Un hombre de su profesión ya jubilado, dejó volar un poco su imaginación y nos redacta “lo que el vió”, al meditar en esos momentos de la vida de Jesús, en una reflexión titulado el trabajo de Jesús: «Me introduzco imaginativamente en el taller de Nazaret. Lo contemplo con cariño. Miro allí a Jesús, y junto a Él adolescente, a María y a José; éste con sus instrumentos de carpintería, María arreglando la ropa, sentada en una silla pequeña. Jesús un poco de aprendiz de la carpintería, aprendiendo el oficio. Jesús, que es capaz como Dios y hombre de crear nuevo mundos, reducido a la mínima expresión de aprendiz. Son una familia de artesanos pobres, pero no están en la miseria. Y todo lo hace por nuestro amor, por amor a todos los trabajadores, a todos los hombres, pues de una u otra manera hemos de dedicarnos al trabajo. Jesús trabajó desde niño; lo hizo de joven y de adulto. Su vida fue el trabajo. » [14]

lasagradafamilia

La Sagrada Familia

En una reflexión titulada “Jesús un hombre de su tiempo”, José L. Caravías, Sacerdote Jesuita, relata que «Dios no se presentó en la historia como un liberador prepotente, ni como un gran señor, que desde las alturas de su comodidad, ordena la liberación de los esclavos. El bajó al barro de la vida, se hizo pequeño y conoció en carne propia lo que es el sufrimiento humano.

nacimientoenbelen

Nacimiento en Belén

“Se hizo en todo igual a los demás hombres, como si fuera uno de nosotros” (Filip. 2:6-7).

“Hizo suyas nuestras debilidades y cargó con nuestros dolores” (Mat. 8:17).

Según un dicho popular, “el amor hace iguales”. Y este amor grandioso e increíble de Dios hacia los hombres le hizo bajar hasta lo más profundo de nuestra humanidad. Compartió la vida del pueblo sencillo de su tiempo. Vivió, como uno más, la vida escondida y anónima de un pueblito campesino: sus penas y sus alegrías, su trabajo, su sencillez, su compañerismo; pero sin nada extraordinario que le hiciera aparecer como alguien superior a sus conciudadanos.

Los de Nazareth le llamaban “el hijo del carpintero” (Mat. 13:55) o sencillamente “el carpintero” (Mar. 6:3).

jesu-trabajando-en-la-carpinterria

Un pueblo pequeño no da para que un carpintero viva sólo de este oficio. Un carpintero de pueblo es un hombre habilidoso, que sirve para todo. Es al que se le llama cuando algo se ha roto en casa o cuando se necesita un favor especial. Jesús estaría verdaderamente al servicio de todo el que necesitase de El. Igual trabajaría con el hacha o con el serrucho. Entendería de albañilería; sabe cómo se construye una casa (Mat. 7, 24-27). Y sin duda alguna trabajó muchas veces de campesino, pues el pueblo era campesino. Conocía bien los problemas de la siembra y la cosecha (Mar. 4:3-8.26-29; Luc. 12:16-21).

jesuselacarpinteria

Aprendería por propia experiencia lo que es salir en busca de trabajo, cuando las malas épocas dejaban su carpintería vacía; El habla de los desocupados que esperan en la plaza sentados a que un patrón venga a contratarlos (Mat. 20:1-7). Habla también de cómo el patrón exige cuentas a los empleados (Mat. 25:14-27). O cómo “los poderosos hacen sentir su autoridad” (Mat. 20:25); El también la sintió sobre sus propias espaldas. Puesto que el pastoreo es uno de los principales trabajos de la región, seguramente Jesús fue también pastor.

grabadodedore-jesus-en-el-pesebre-de-belen

Grabado de Doré donde se ilustra la Natividad: el nacimiento de Cristo en el establo de la posada de Belén.

Un pueblo pequeño no da para que un carpintero viva sólo de este oficio. Un carpintero de pueblo es un hombre habilidoso, que sirve para todo. Es al que se le llama cuando algo se ha roto en casa o cuando se necesita un favor especial. Jesús estaría verdaderamente al servicio de todo el que necesitase de El. Igual trabajaría con el hacha o con el serrucho. Entendería de albañilería; sabe cómo se construye una casa (Mat. 7:24-27). Y sin duda alguna trabajó muchas veces de campesino, pues el pueblo era campesino. Conocía bien los problemas de la siembra y la cosecha (Mar. 4:3-8.26-29; Luc. 12:16-21). Aprendería por propia experiencia lo que es salir en busca de trabajo, cuando las malas épocas dejaban su carpintería vacía; El habla de los desocupados que esperan en la plaza sentados a que un patrón venga a contratarlos (Mat. 20:1-7). Habla también de cómo el patrón exige cuentas a los empleados (Mat. 25:14-27). O cómo “los poderosos hacen sentir su autoridad” (Mat. 20:25); El también la sintió sobre sus propias espaldas. Puesto que el pastoreo es uno de los principales trabajos de la región, seguramente Jesús fue también pastor.

jesus-el-buen-pastor-1

En su forma de hablar demuestra que conoce bien la vida de los pastores, cómo buscar una oveja perdida (Luc 15,3-6), cómo las defienden de los lobos (Mat. 10,16) o cómo las cuidan en el corral (Jn. 10:1-16 ). Le gustaba llamarse a Sí mismo “el Buen Pastor” (Jn. 10,11).

jesus-el-buen-pastor-2

Jesús, Buen Pastor

Su forma de hablar es siempre la del pueblo: sencillo, claro, directo, siempre a partir de casos concretos. Su porte exterior era la de un hombre trabajador, con manos callosas y cara curtida por el trabajo y la austeridad de vida. Casa sencilla y ropa de obrero de su tiempo. Participó en todo de la forma de vida normal de los pobres. Supo lo que es el hambre (Mat. 4,2; Mar. 11:12), la sed (Jn. 4,7; 19,28), el cansancio (Jn. 4,6-7; Mar. 4,37-38), la vida insegura y sin techo: “Los zorros tienen su madriguera y las aves del cielo sus nidos, pero el Hijo del Hombre no tiene en dónde reclinar su cabeza” (Mat.8:20).

El conoció bien las costumbres de su época, señal de total encarnación en su ambiente. Es solidario de su raza, su familia y su época. Sabe cómo hace pan una mujer en su casa (Mat. 13,33), cómo son los juegos de los niños en la plaza del pueblo (Luc. 7,32), cómo roban algunos gerentes en una empresa (Luc. 16,1-12) o cómo se hacen la guerra dos reyes (Luc. 14,31-33). Habla del sol y la lluvia (Mat. 5,45), del viento sur (Luc. 12,54-55) o de las tormentas (Mat. 24,27); de los pájaros (Mat. 6,26), los ciclos de la higuera (Mat. 13,28) o los lirios del campo (Mat. 6:30).¡En verdad que Dios se hizo en Jesús “uno de nosotros”! »(15)

latumbadejesus

«El documental “La tumba perdida de Jesús”, dirigido por el israelí Simcha Jacobovici y producido por James Cameron, dice que las tumbas de la familia de Jesús fueron descubiertas en 1980 en Talpiot, un barrio de Jerusalén. Algunos de los féretros llevaban los nombres hebreos Yeshu Ben Yossef (Jesús hijo de José), Yehuda Bar Yeshu (Judas hijo de Jesús), Marta y Myriam (María), nombres asociados con el Nuevo Testamento. Una combinación de análisis genético y cálculo de probabilidades permite a los autores concluir que el lugar albergó los restos de Jesús, María Magdalena, un hijo de ambos llamado Judas y María, la madre del profeta.

interior-de-la-tumba-perdida-de-jesus

Cameron y Jacobovici desvelaron ayer los osarios de “Jesús hijo de José” y “María la del maestro”, en referencia a la de Magdalena, en la biblioteca central de Nueva York. Ambos no tienen más de un metro de largo y unos 50 cm. de alto y ancho. Cameron afirmó que el hallazgo pone fin a la ausencia de pruebas físicas de la existencia de Jesús con “evidencias tangibles, físicas e incluso forenses”.

dos-osarios-de-la-tumba-perdida-de-jesus

El documental difundido por la cadena Discovery Channel, afirma que, pese a tratarse de nombres corrientes en la época, la posibilidad estadística de que en una familia coincidieran todos ellos sin tener nada que ver con Jesús de Nazaret es demasiado remota, de 600 contra 1, según Andrey Feuerverger, profesor de matemáticas en la Universidad de Toronto.El arqueólogo Amos Kloner, quien documentó esta tumba como la cueva de entierro judía de una familia próspera, cree que no hay pruebas de que allí fue enterrado Jesús. “Es una cueva judía para entierros. Los nombres que aparecen en ella se tratan de una coincidencia. No tenemos una prueba científica de que sea la tumba de Jesús y de los miembros de su familia”, declaró. Sostuvo que de 900 cuevas utilizadas para entierros encontradas en un radio de 4 kilómetros de la ciudad vieja de Jerusalén, el nombre Jesús o Yeshu se encontró 71 veces, aunque no se halló “Jesús hijo de José”.Además, las iglesias cristianas ortodoxa y católica afirman que la tumba de Jesús se encuentra bajo la Iglesia del Santo Sepulcro en el Jerusalén antiguo, mientras que los protestantes sostienen que está más al norte, fuera de las murallas de la ciudad vieja»[16]

Simcha Jacobovici y James Cameron presentaron en Nueva York dos osarios encontrados en una tumba de Jerusalén. Los realizadores del documental aseguran que contuvieron los restos de Jesús de Nazareth y su familia. [17]

Notas:

  1. http://www.abideinchrist.org/es/deu6v4es.html
  2. http://www.elindependiente.com.ar/diario/imprimir.asp?id=61220
  3. http://www.abideinchrist.org/es/deu6v4es.html
  4. Ibíd.
  5. http://www.elindependiente.com.ar/diario/imprimir.asp?id=61220
  6. http://www.corazones.org/santos/jose_san/jose_historia.htm
  7. http://www.pmministries.com/CEES/2007/ES1/Departamentos/JardinInfante/JI2.pdf
  8. http://www.elindependiente.com.ar/diario/imprimir.asp?id=61220
  9. Ibíd.
  10. http://www.granpoder.org/WGP_PDF/ANTONIO%20NUNEZ%20HERRERA.pdf
  11. http://iglesia.libertaddigital.com/articulo.php/1276229436
  12. http://www.mercaba.org/DIESDOMINI/NAV/navidad_en_familia_09.htm
  13. Ibíd.
  14. http://web.jet.es/mistica/2s3d.htm
  15. http://www.autorescatolicos.org/joseluiscaraviasjesusunhombre.htm
  16. http://www.hispanoshouston.com/archives/supuesta-tumba-de-jesus-causa-controversia.php
  17. http://www.eluniverso.com/2007/02/26/0001/1064/A8757BEF23EA463BA9EA70B23732302E

Deja un comentario y a la mayor brevedad le responderé.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s