El Verbo


El Verbo

Las construcciones gramaticales constan de diferentes partes, tales como inicio, medio, final, sujeto, predicado, etc. A su vez también están conformadas  por diferentes palabras, tales como sustantivos, artículos definidos e indefinidos, adjetivos, verbos, etc.

Cada uno de ellos puede llegar o no a tener un significado por sí mismo. Los artículos denotan el género y número. Los sustantivos manifiestan de qué se habla. Los adjetivos muestran cómo es el objeto. Pero solamente el verbo puede expresar lo que está sucediendo, lo que se desea alcanzar o lo que se intenta explicar.

Si decimos simplemente “la casa grande”, no podemos definir totalmente la situación. Necesitamos agregarle el verbo para especificar: “la casa es grande”, “la casa grande está en venta”, “arreglamos la casa grande”, etc.

En Juan 1:1 leemos:

  • En el principio era el Verbo, y el Verbo era con Dios, y el Verbo era Dios”

Más adelante La Biblia nos explica que fue lo que ocurrió con ese Verbo…

  • “Y aquel Verbo fue hecho carne, y habitó entre nosotros (y vimos su gloria, gloria como del unigénito del Padre), lleno de gracia y de verdad” (Juan 1:14)

Y también podemos aprender lo que El hace…

  • “Lo que era desde el principio, lo que hemos oído, lo que hemos visto con nuestros  ojos, lo que hemos contemplado, y palparon nuestras manos tocante al Verbo de vida, porque la vida fue manifestada, y la hemos visto, y testificamos, y os anunciamos la vida eterna, la cual estaba con el  Padre, y se nos manifestó… Este es el mensaje que hemos oído de él, y os anunciamos: Dios es luz, y no hay ningunas tinieblas en él. Si decimos que tenemos comunión con él y andamos en tinieblas, mentimos, y no practicamos la verdad; pero si andamos en luz, como él está en luz, tenemos comunión unos con otros, y la sangre de Jesucristo su Hijo nos limpia de todo pecado” (1 Juan 1:1-2,5-7)

Ese Verbo fue hecho carne (cuerpo) con un propósito muy específico:

  • “Y tomó el pan y dio gracias, y lo partió y les dio, diciendo: Esto es mi cuerpo, que por vosotros es dado…” (Lucas 22:19)
  • “En esa voluntad somos santificados mediante la ofrenda del cuerpo de Jesucristo hecha una vez para siempre” (Hebreos 10:10)
  • “…quien llevó él mismo nuestros pecados en su cuerpo sobre el madero, para que nosotros, estando muertos a los pecados, vivamos a la justicia;  y por cuya herida fuisteis sanados” (1 Pedro 2:24)

Recordemos: El libro de nuestra vida jamás tendrá oportunidad de llegar a ser un “best seller” si no incluimos en él al “Verbo hecho carne”

DIos le bendiga mucho

———————————–

TBS
www.daresperanza.com.ar

Un comentario en “El Verbo

Deja un comentario y a la mayor brevedad le responderé.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s