Jesús y las mujeres


El movimiento de Jesús y las mujeres

Autor: Paulo Arieu

Revisado: Diciembre 3 del 2016

jesucristo-superstar

imagen n 1 

En  el mes de Agosto del 2012, Cecilia Giménez, una anciana española de la ciudad de Borja, en Zaragoza, madre de un hijo discapacitado de 60 años a su cargo, con la mejor intención, entró en el interior de un templo católico para reparar una imagen de Cristo colocado en una pared del templo a la que el salitre estaba a punto de dañar el óleo. Pero lo único que esta noble anciana logró hacer, fue distorsionar aún mas este icono (Efe, 08-22-2012). Así también sucede muchas veces, que el rostro verdadero de Jesús queda deformado por los distintos puntos de vista sobre Su persona; y en el intento de reparar los errores, lo único que se logra es confundir aún mas la opinión pública.  

El dr. Miguel Núñez, es un hombre que lucha en su país (República Dominicana) por dar una comprensión correcta de la fe cristiana. El es médico de profesión y pastor de vocación, con una maestría en Teología del Southern Baptist School for Biblical Studies. Como médico, se especializó en medicina interna e infectología, profesión que ejerció durante 15 años en los Estados Unidos. Nuñez cita que Jesús es el hombre que más ha impactado a la humanidad y es el responsable de que se haya dividido el tiempo y la historia hasta el punto de que el mundo hoy se vea forzado a hablar de antes de Cristo (a.C.) y después de Cristo (d.C.). “La Enciclopedia Británica usa veinte mil palabras para hablar  de Jesús y nunca insinúa que Él no existiera. Esto es más de lo que la  Enciclopedia Británica usa para describir las vidas de Aristóteles, Alejandro el Grande, Cicerón, Julio César o Napoleón Bonaparte…” [Paul L. Tan, Encyclopedia of 7,700 Illustrations [Enciclopedia de 7.700 ilustraciones, Rockville, MD: Assurance Publishers, 1990] (Núñez, 2013). 

El descubrimiento de los manuscritos de Nag Hammadi y los rollos del Mar Muerto, han permitido a los teólogos cristianos una comprensión mucho más profunda de los principios del Cristianismo y del Judaísmo de aquellos los días de Jesús. En forma paralela, las exégesis de los teólogos feministas han abierto una nueva perspectiva en el mundo de las mujeres, tanto en la Palestina del primer siglo de la era cristiana como en el mundo griego, el cual terminó por adoptar también el Cristianismo. Dentro del contexto palestino, las costumbres de Jesús hacia las mujeres se consideran radicalmente inclusivas. Esta experiencia de igualdad entre hombres y mujeres, condujo a las primeras discípulas de Jesús a considerar absolutamente natural sus papeles de líderes en las Iglesias Cristianas de los primeros tiempos. Esto queda reflejado en las cartas de San Pablo, en los Hechos de los Apóstoles y en otros documentos cristianos de esa época (FUTURECHURCH,2013).El movimiento de Jesús produjo una profunda renovación espiritual en el seno del judaísmo. Hombres y mujeres por igual encontraban en El, un amigo, un líder, un profeta, un maestro religioso, alguien en quien confiar y depositar sus expectativas religiosas. 

Y porque a Jesús lo seguían las multitudes (Marcos 4:25,Marcos 12:37,Lucas 8:42,Mateo 14:13-21, Marcos 6:30-44, Lucas 9:10-17, Juan 6:1-14,Mateo 15:32-39 y Marcos 8:1-10), porque era un predicador itinerante que muchas veces no tenia donde hospedarse al finalizar el día (Mateo 8:20), algunos creen que el Señor Jesús fue un personaje similar a un hippie (Lucas 9:18).Pero al creer esto se equivocan, porque no conocen bien lo que dice la Biblia. El Señor compartía todo el tiempo con sus discípulos y se puede apreciar en la Biblia que ellos vivían por temporadas en comunidad, siguiéndole en su ministerio itinerante por todos lados. Una característica quizás muy similar probablemente a la de la iglesia que se formó después de Pentecostés (ver Hechos 2:44-47). Quienes seguían a Jesús eran llamados discípulos, es decir, los que aprenden del maestro. De entre los discípulos, Jesús eligió a doce, que recibieron el nombre de apóstoles, que quiere decir “los enviados a predicar”. Ellos eran sus amigos, vivían juntos, y lo tenían todo en común (Lucas 14:33).  

Suzanne Tunc escribe un libro dedicado a las mujeres que seguían a Jesús de María de Magdala, Juana, Susana, Salomé, María… También estas mujeres siguieron a Jesús durante toda su vida pública, con los Doce y otros varones, como testimonian los evangelios. Y Marta y su hermana María estuvieron también entre los primeros discípulos de Jesús. Escucharon su Palabra, dialogaron con Él la angustia de la cruz, mientras que casi todos los varones le negaron o le abandonaron. Y algunas de ellas fueron  elegidas por Jesús para anunciar a los demás la Buena Noticia que fundamenta la fe cristiana: Cristo resucitó (Tunc,1999). Quizás formaban un grupo, una pequeña comunidad, separada de los Apóstoles y de Jesús (por la rígida separación entres varones y mujeres propia de la cultura judía de entonces); dice que esas mujeres seguían a Jesús porque había sido liberadas de enfermedades y demonios; era, pues, un acto de agradecimiento nacido de la fe que les había llevado a Jesús. Por supuesto que ese seguimiento de Jesús ha exigido de ellas que, al modo de los Apóstoles, lo abandonen todo, familia, posesiones y se pongan a compartir la vida misma de Jesús. Pero, además, ellas “con sus bienes”, los servían y asistían a ellos: a Jesús y a sus Apóstoles (Marcos 15:40-41,Lucas 23:49-55-56; Lucas 24:1-10,Lucas 8:3; Mateo 27:55 y Marcos 15, 40ss).  

Y por leer que El estaba predicando tan rodeado de mujeres que le servían (algunas de ellas le asistían con sus bienes, ver en Lucas 8:1ss), quizás a muchos se les ocurre pensar que el Señor fue un feminista. Hay que tener en cuenta que “las mujeres de aquella época carecían de opinión válida a ojos del varón e incluso en caso de juicio” (Fernández Urresti, 2005, Pág.. 54),un hecho cultural muy importante. Pero, que Jesús era una persona feminista? Me pregunto como es posible que haya personas famosas que no sepan quien fue Jesús, como sucede con el personaje de Sir Leigh Teabing, quien le explica a la criptóloga Sophie Neveu en la novela El Código Da Vinci que : “Jesús fue el primer feminista” (Erwin & Rebecca Lutzer,2006,pag. x). Pero Suzanne Tunc, teóloga de la liberación, en un libro escrito por ella también lo llama de igual manera, diciendo que 

Si Cristo favoreció un sexo sobre el otro, lo hizo con el femenino.Duda una si decirlo así de golpe; pero si se leen los evangelios con mirada nueva y teniendo en cuenta el espíritu de la época, se descubre que Cristo fue lo que nosotros llamaríamos hoy un “feminista” militante, quizás el mas radical de la historia.(Tunc,1999,Pag. 13). 

Pero estas afirmaciones son una verdad a medias. Porque Jesús no fue un feminista, pero si un liberador y maestro religioso de mujeres como la Magdalena (Jn.20:16)  otras muchas mas (hombres y mujeres).  De entre todos sus amistades femeninas, destaca la persona de la María Magdalena, una mujer que sin dudas fue una amiga muy apreciada por el Señor. María Magdalena  es mencionada, tanto en el Nuevo Testamento canónico como en varios evangelios apócrifos, como una distinguida discípula de Jesús de Nazaret. Es considerada santa por la Iglesia Católica Romana, la Iglesia Ortodoxa y la Comunión Anglicana, que celebran su festividad el 22 de julio. Reviste una especial importancia para las corrientes gnósticas del cristianismo. Su nombre hace referencia a su lugar de procedencia: Magdala, localidad situada en la costa occidental de lago de Tiberíades. Por lo tanto, Jesús y Magdalena, Jesús y los discípulos,  creo que estarán juntos seguramente hasta que los historiadores y eruditos, se aburran de inventar historias paralelas a la biblia, que desvíen la mirada del Jesús plenamente histórico. No solo del relato de su resurrección, sino también del Cristo encarnado que tuvo una cultura israelita típica del s.I de nuestra era cristiana. De la lectura de los santos evangelios se desprende que María Magdalena sentía un gran aprecio sincero por Jesús. Había sido librada por él de siete demonios, le seguía como discípula, le asistía con sus bienes (Lucas 8:2-3) y estuvo con María, la Madre de Jesús, y las otras mujeres cuando Jesús fue crucificado, según relata Marcos.  Fue, según los evangelios, la primera a la que se le apareció Jesús después de la resurrección, tras buscarlo con lágrimas, en Juan cap. 20. Parece que el señor Jesús y la Magdalena estarán juntos hasta que la muerte los separe! Pero no juntos en el sentido que los gnósticos le quieren dar, sino en el verdadero sentido que nos relata la biblia: el de una discípula agradecida y el de Jesús, su  Señor y Salvador, quien lideró la evangelización realizada por sus seguidores y quien como maestro también la adoctrinó. La historia contemporánea, pretende aliarse a los relatos gnósticos para atribuirle al Señor y a su discípula un rol de pareja, concepto erróneo que nada en las escrituras bíblicas se nos sugiere. Jesús se relacionaba con sus discípulos de un modo completamente distinto al que nosotros lo hacemos actualmente. Maria Magdalena, según narra Juan Crisóstomo (Homilía 85)

“Sentía un afecto muy tierno por su maestro, y por eso, cuando el sábado hubo pasado, no podía soportar permanecer inactiva, sino que fue, al romper la mañana, con el deseo de obtener algún consuelo del lugar. ”   (Gallardo, n.d). 

Pero  la actitud del Señor con esta mujer no tuvo la intención de que los gnósticos divinizaran a María Magdalena, como lo hace por ejemplo, el autor del libro Código Da Vinci.  Muy importantes  al respecto son las opiniones de dos teólogas: Miriam Diez i Bosch, docente en el Centro Interdisciplinario sobre las Comunicaciones Sociales de la Pontificia Universidad Gregoriana y  María Luisa Rigato, profesora de Nuevo Testamento de la Universidad Pontificia Gregoriana: 

Miriam Diez i Bosch subrayó que “hoy es vista María Magdalena en los medios de comunicación y entender ‘los mecanismos comunicativos que han convertido a esta mujer en una figura mediática pero tergiversada'(La magdalenomanía). Y María Luisa Rigato aclaró que ella sí que había leído con mucha atención este interesante “thriller” de Dan Brown, pero desmontó las contradicciones que hay en él.  Rigato explicó que ‘según los evangelios canónicos está claro que Jesús fue célibe y capaz de amistades con mujeres y con hombres’.  También dijo que ‘según los evangelios canónicos María Magdalena no fue la mujer de Jesús ni tampoco su amante’ y añadió que ‘María Magdalena no es la misma que María de Betania y no es tampoco la María hermana de Marta’.  Rigato subrayó que Jesús fue un innovador respecto a la Torá y dijo que ‘el Evangelio es un anuncio positivo para las mujeres’. ” (Zenit,n.d.). 

Pero como Erwin y Rebecca Lutzer comentan 

para muchas personas la palabra feminista evoca imágenes de individualismo radical, derecho al aborto y un cúmulo de otras ‘causas’. Entonces podemos decir con confianza que Jesús no fue un feminista en el sentido moderno del término. Pero si por feminista queremos decir que Jesús rompió con la humillante visión que los hombres de su época tenían acerca de las mujeres; si queremos decir que sobrepasó los límites legalistas del prejuicio entonces  Jesús sí fue “el primer feminista”. El fue un revolucionario en su trato con las mujeres durante los días de su ministerio terrenal. El se atrevió a creer en el ministerio de las mujeres y las valoró de una manera nada común para su época (Erwin & Rebecca Lutzer, 2006, Pág. x-xi).   

Es necesario desatacar este concepto y subrayarlo porque el ministerio de Jesús tuvo sus propias particularidades: muchas personas siguiéndole e incluso hombres y mujeres que le servían con sus bienes y aún con sus propias vidas. Lo hacían voluntariamente y libremente, sin caer por eso en actitudes inmorales, características propias de los falsos maestros, como explica Mar Marcos: 

Los cristianos, formados en los valores de la sociedad romana, incorporaron este género de acusaciones al elenco de argumentos retóricos de descalificación de los grupos rivales. Asociar al hereje a la figura de una mujer como co-fundadora de la secta o colaboradora directa, insinuando relaciones ilícitas entre ellos o prácticas de naturaleza sexual entre los ritos del grupo, era un argumento de descalificación fácil y de uso indiscriminado. Por otro lado, poner de relieve el éxito de las enseñanzas de los herejes entre “mujeres, simples e ignorantes”… suponía incorporar a las disputas internas uno de los argumentos polémicos que los paganos esgrimían contra los cristianos para demostrar la poca consistencia y la simplicidad de su sistema religioso, esto es, su éxito entre “mujeres, niños y esclavos” [Así Celso, en Orígenes, Contra Celso 3, 44, o Porfirio, J. M. Demarolle, “Les femmes chrétiennes vues par Porphyre”, Jahrbuch für Antike und Christentum 13 (1970), pp. 42-47.] (Gómez-Acebo & Bautista & Marcos & Pedregal & Torres  & Rivas &  Absdulatif, 2005, pág. 101). 

Por esta razón, la enseñanza de la Biblia es que Jesús fue una persona que vivió toda una vida de manera impecable, sin mancha alguna. Treinta y tres años de edad prácticamente, sin haber violado ni el mas pequeño de todos los mandamientos. Y esto es, como Pablo le escribe a los Colosenses diciéndoles que “Por cuanto agradó al Padre que en Él habitase toda plenitud”(Colosenses 1:19) , y  “Porque en Él habita corporalmente toda la plenitud de la Deidad.”(Colosenses 2:9). 

 jesus_se-aparece-a-magdalena-960x623

Imagen n5 

La originalidad y la autenticidad de la espiritualidad cristiana consiste en que seguimos a un Dios que asumió la condición humana. Que tuvo una historia como la nuestra; que vivió nuestras experiencias; que hizo opciones; que se entregó a una causa por la cual sufrió, tuvo éxitos, alegrías y fracasos, por la cual entregó su vida. Ese hombre, Jesús de Nazaret, igual a nosotros menos en el pecado, en el cual habitaba la plenitud de Dios, es el modelo único de nuestro seguimiento (Juan 9:35-38).   

Durante la crisis de Camboya en 1970 tuvo lugar una manifestación de estudiantes en la Universidad de California en los Ángeles. Miles de ellos atestaban las vías de acceso al edificio de la Administración. Las pancartas ondulaban para arriba y para abajo.En la lejanía, en medio de una gran variedad de consignas políticas, cierto cartel exhibía solo cuatro palabras: “Jesucristo si, cristianismo no!” (Hummel,1990, Pág. 11). 

El Credo de los Apóstoles pasa apresuradamente por la vida de Jesús en un solo párrafo, comenzando con su nacimiento y saltando de inmediato a su muerte, descenso al infierno y ascenso al cielo. Un momento. ¿Acaso no falta algo? ¿Qué sucedió en el intervalo entre su nacimiento de la Virgen María y su sufrimiento bajo Poncio Pilato? Por alguna razón todo lo que Jesús dijo e hizo en treinta y tres años en la tierra queda descartado en la prisa por interpretar su vida. ¿Cómo pasó la vida aquí en la tierra? No sabemos mucho, pero lo que sabemos alcanza para adorarle. Jesús de Nazaret es el único camino que tenemos para conocer a Dios, sus palabras, sus hechos, sus ideales y sus exigencias. En Jesús se nos revela el Dios verdadero: poderoso, pero también pobre y sufriente por amor; absoluto, pero también protagonista de una historia humana, y cercano a cada persona. Sólo en el Jesús histórico, revelado en la Biblia, es que conocemos realmente los valores de nuestra vida cristiana. Existe el peligro de formular estos valores a partir de ideas y definiciones: la oración es esto…, la pobreza consiste en esto otro…, el amor fraterno tiene tales características…,el trato con las mujeres es de este modo…,las mujeres (o los hombres) pueden ocupar estos cargos eclesiásticos y otros no, etc. Pero así como no sabemos quién es Dios si no lo descubrimos a través de Jesús, tampoco sabemos realmente lo que es la oración, la pobreza, la fraternidad, el amor entre discípulos, sino a través de la manera como Jesús encarnó estos valores. Pero lamentablemente, mucho de la teología tradicional no descubre con exactitud el rol de las mujeres en el ministerio de Jesús y es la teología feminista la que esta descubriendo y releyendo estos pasajes bíblicos y comprendiendo que “el evangelio cristiano no puede ser proclamado si no trae a primer plano la importancia de las mujeres discípulas y lo que ellas hicieron”(Tunc, 1999, Pág. 15). Un lector compenetrado en el relato bíblico no puede dejar de preguntarse ¿Porque hubo tanto silencio  sobre el elemento femenino en la Biblia y lego durante tantos siglos respecto a estos temas? Quizás, como dice Suzanne Tunc, “El silencio de los textos solo proviene del velo que la escritura masculina de los evangelios arroja sobre la presencia de las mujeres”. Y porque “la tendencia de los evangelistas, que era a no dar gran importancia a las mujeres, les impulsaba necesariamente a minimizar cuanto a ellas se refería, y desde luego, !a no inventar nada a su favor!” (Tunc, 1999, Pág. 14) O quizás porque al Espíritu Santo solo le interesaba glorificar a Cristo y por este motivo, dadas las costumbres de la época, la Palabra se revistió de la cultura para así poder anunciarse con palabras que las personas de aquella época pudiesen entender.  Seguramente del trato de Jesús a la mujer, la Iglesia puede aun hoy en día puede aprender mucho. 

Y ahora, que harán las Iglesias  evangélicas en relación a las mujeres? Se cerrarán ante las evidencias bíblicas? Hace algunos anos atrás, el diario Economista.com.mx, presentaba las dudas de la Iglesia Anglicana ante el tema de la ordenación de las mujeres y concluía que tenía que elegir entre el cisma y la decadencia, citó en su libro Suzanne  (Tunc, 1999, Pág. 12). Puede ser, que lo mismo suceda en nuestros días. Si las iglesias no se abren respecto al movimiento femenino, posiblemente muchas iglesias se dividan o las mujeres que sientan un llamado de Dios a servir abandonen las congregaciones y se vayan a las Iglesias que son menos hostiles respecto al tema de los roles femeninos en la congregación o concilio. 

Las mujeres podrán ejercer finalmente como obispo en la Iglesia de Inglaterra después de que su sínodo general ratificara este lunes esta histórica decisión, que abre la vía a la primera ordenación el próximo año. Tras una histórica votación en julio de los tres colegios delegados reunidos en York (norte de Inglaterra) y la aprobación formal posteriormente del parlamento británico, los miembros del sínodo ratificaron a mano alzada en Londres esta decisión.  Que sucederá en el futuro próximo cercano, como reaccionarán las Iglesias evangélicas, no esta bien claro aun dado que cada iglesia es un mundo distinto. Pero si se puede leer la Biblia en comunidad cuando los creyentes se reúnen como una Asamblea de Hermanos, y ver si es posible agradar a Dios haciendo lo mismo que hicieron los apóstoles con las verdades que ellos conocieron. Lucas escribe que 

  •  Respondiendo Pedro y los apóstoles, dijeron: Es necesario obedecer a Dios antes que a los hombres. El Dios de nuestros padres levantó a Jesús, a quien vosotros matasteis colgándole en un madero. A éste, Dios ha exaltado con su diestra por Príncipe y Salvador, para dar a Israel arrepentimiento y perdón de pecados. Y nosotros somos testigos suyos de estas cosas, y también el Espíritu Santo, el cual ha dado Dios a los que le obedecen […] Y ellos salieron de la presencia del concilio, gozosos de haber sido tenidos por dignos de padecer afrenta por causa del Nombre. Y todos los días, en el templo y por las casas, no cesaban de enseñar y predicar a Jesucristo.” (Hechos 5:29-32,41-42).  

Quizás al autor del credo de los apóstoles se le olvido de preguntarle a alguna mujer que sentía en su alma y en su corazón respecto al Señor. Es posible. Pero a Dios no se le olvidó usar una voz femenina para expresar en la Biblia un hermoso cantico de exaltación a aquel que es El Salvador! 

  • ¿Qué es tu amado más que otro amado, Oh la más hermosa de todas las mujeres? ¿Qué es tu amado más que otro amado, Que así nos conjuras? Mi amado es blanco y rubio, Señalado entre diez mil. Su cabeza como oro finísimo; Sus cabellos crespos, negros como el cuervo. Sus ojos, como palomas junto a los arroyos de las aguas, Que se lavan con leche, y a la perfección colocados. Sus mejillas, como una era de especias aromáticas, como fragantes flores; Sus labios, como lirios que destilan mirra fragante. Sus manos, como anillos de oro engastados de jacintos; Su cuerpo, como claro marfil cubierto de zafiros. Sus piernas, como columnas de mármol fundadas sobre basas de oro fino; Su aspecto como el Líbano, escogido como los cedros. Su paladar, dulcísimo, y todo él codiciable. Tal es mi amado, tal es mi amigo, Oh doncellas de Jerusalén.(Cantares 5:9-16 RV 1960). 

Y Jesús empieza por llamar a sus escogidos como lo hizo en aquel primer momento con sus discípulos. Los llama y los cambia, al convertirse, al abrirse al Reino de Dios . El mensaje de Jesús los confronta con esta verdad: “Ya está aquí el Reino, convertíos”. Convertirse a Jesucristo es cambiar, pero cambiar desde el fondo, mirar a otros objetivos distintos a los nuestros, a adoptar otros valores, los valores del reino. Se ofrecen como valores y objetivos los del Reino de los cielos, es decir, la Voluntad de Dios, la salvación, la redención. Y es éste uno de los test más significativos de nuestra vida cristiana: 

¿Cambias o estás siempre igual?
¿Eres caminante o estás anclado en lo de siempre?
¿Te estás convirtiendo constantemente en algo nuevo y mejor? 

Una vez más las parábolas “vegetales” nos dan las pistas correctas.
¿Cómo va la semilla, va creciendo?
¿Cómo va la masa, va siendo fermentada por la levadura?
¿Hay frutos de tu árbol? 

En resumen, y aplicando literalmente la palabra “conversión”:
¿en qué se está convirtiendo tu vida? (Galarreta,2006.) 

Si, todo esto y mas: la vida eterna.Porque El es el dador de la vida eterna.Alguien a quien fácilmente se le puede acusar de feminista por su trato respetuoso de la mujer, pero nunca de machista. Si, El es el dador de todo esto y mucho mas: El es el dador de la vida eterna. El dr. Miguel Núñez cita que 

Jesús fue único en su vida de santidad. Su vida fue sin pecado, como afirma 2 Corintios 5:21: “Al que no conoció pecado, le hizo pecado por nosotros, para que fuéramos hechos justicia de Dios en El”. Cristo nació sin pecado, vivió sin pecado y murió sin pecado, algo que ningún otro ser humano ha podido hacer. Al decir que vivió sin pecado estamos afirmando implícitamente que Jesús cumplió a cabalidad la ley dada al pueblo judío, y al cumplir con la ley por completo, llenó los requisitos para calificar como la persona que pudo ir a la cruz en nuestro lugar. A través de su vida perfecta, Cristo acumuló los méritos necesarios para garantizar nuestra salvación (Núñez, 2013). 

El llamamiento a la conversión va unido al llamamiento a la misión, a ser como es Jesús, a ser evangelizadores/evangelizadoras, a ser discipuladores/discipuladoras. Anunciadores del reino de Dios y su justicia. Hombres y mujeres. Es así como queda definida la vocación de la Iglesia, la que es de todos los discípulos: hacer el bien, predicar, ser sus hijos, ser sal y luz de este mundo en tinieblas espirituales, ofrecer claridad intelectual,  cargar cada uno su propia cruz y  morir como El en la cruz… 

Una pregunta. Hay alguien que se atreve a acusar a Jesús de haber hecho algo malo o indebido en algún momento con hombres, niños o con mujeres? Los mismos discípulos lo oyeron a Cristo preguntarle estas mismas palabras a un grupo de hipócritas que venían dispuesto a acusarlo. Pero estos se volvieron con las manos vacías. 

  • ” ¿Quién de vosotros me redarguye de pecado? Pues si digo verdad, ¿por qué vosotros no me creéis? El que es de Dios, las palabras de Dios oye: por esto no las oís vosotros, porque no sois de Dios.”(Juan 8:46-47 RVA). 

 —————–

Referencias bibliográficas

Imagen n0 

imagen n5 

Efe. La mujer que “restauró” el Cristo de Borja “no entiende el revuelo” causado.(08-22-2012).

Recuperado de http://www.religionenlibertad.com/articulo.asp?idarticulo=24454

Gallardo,Fransiles. La Santa Polémica:Gregorio Magno Y María Magdalena.(n.d.). Recuperado de http://www.cajamarca- sucesos.com/semana_santa/la_santa_polemica.htm

Núñez, Miguel Ángel. Interpretación patriarcal de la Biblia y violencia contra la mujer:

Relaciones, coincidencias e incidencias. Kerygma, volumen 1, número 2 (2011) .Recuperado de https://www.academia.edu/5270827/Interpretaci%C3%B3n_patriarcal_de_la_Biblia_y_violencia_contra_la_mujer

FUTURECHURCH. Jesus y Las Mujeres.COPYRIGHT © 2001-2013 FUTURECHURCH. Recuperado

de http://futurechurch.org/jesus-y-las-mujeres

Gómez-Acebo, Isabel & Bautista, Esperanza & Marcos, Mar & Pedregal, Amparo & Torres, Juan

& Rivas, Fernando & M. Absdulatif, Bahira. La mujer en los orígenes del cristianismo.(2005) Editorial DESCLÉE DE BROUWER, S.A., C/ Henao, 6 – 48009 BILBAO. España.

Hummel, Charles. Fuego en la Chimenea. (1990). Ed.Caribe. Miami,Fl. EE.UU.

Tunc,Suzanne. Tambien las mujeres seguian a Jesus. Coleccion Presencia Teologica.(1999). Ed.Sal Terrae.Cantabria.Espana.

Deja un comentario y a la mayor brevedad le responderé.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s