¿Qué son los estilos de crianza?


¿Qué son los estilos de crianza?

Según el artículo ¿Qué son los estilos de crianza? (2009), existe una frase de Freud que dice “Infancia es destino”, según estudios realizados en Psicología las primeras bases del ser humano se dan en la familia, por lo que es muy importante ya que tiene dos tareas fundamentales por hacer:

1.- Asegurar la supervivencia de sus miembros.

2.- Y fomentar las cualidades humanas a estos.

Existen muchas ideas sobre cómo criar a los niños. Algunos padres adoptan las ideas que sus propios padres usaron. Otros buscan consejos de sus amigos. Algunos leen libros sobre cómo ser buenos padres. Otros toman clases ofrecidas en la comunidad. Nadie tiene todas las respuestas. Sin embargo, los psicólogos y otros científicos sociales ya saben cuáles prácticas de crianza son más eficaces y tienen más probabilidad de llevar a resultados buenos para los niños (Estilos de crianza de los hijos, 2009).

Finalmente los estilos de crianza no son estáticos pero si ajustables a los principios normativos existentes dentro de distintas sociedades y a los más variados códigos culturales; gracias a lo cual, podemos apreciar la emergencia de nuevos arreglos familiares y pautas alternativas de educación, formación y orientación en el hogar que tienen la posibilidad de rebasar las limitaciones de los estilos autoritarios o permisivos y de competir solapadamente con los emergentes no operativos, disfuncionales o patológicos que actualmente están afectando la calidad de la vida familiar (Vielma, 2002).

Estilos de crianza

2.1 Autoritario

Los padres autoritarios siempre tratan de estar en control y ejercer control sobre los niños. Estos padres fijan reglas estrictas para tratar de mantener el orden, y normalmente lo hacen sin demostrar mucho afecto o cariño al niño. Tratan de establecer normas de conducta estrictas y generalmente son muy críticos de los niños por que no satisfacen los criterios. Les dicen a los niños lo que deben hacer, tratan de hacerles obedecer y normalmente no les dan opciones para escoger (Estilos de crianza de los hijos, 2009).

¿Qué son los estilos de crianza? (2009), se resalta que estos padres son muy exigentes y suelen prestar muy poca atención a las necesidades de sus hijos, esto quiere decir que estos padres no aprenden a llevar una relación balanceada entre sus necesidades y las de sus hijos, porque la mayoría de las veces se relacionan con sus hijos para dictarles ordenes y no para saber como estan o que necesitan.

La actitud fundamental de estos padres es la imposición. La tendencia autoritaria, rígida e inflexible en su forma de educar. Son padres que juzgan continuamente a sus hijos, tratando de imponer sus puntos de vista con poca sensibilidad frente a los sentimientos de los hijos. Esta actitud no atiende a razones, generando el miedo y la ansiedad e inferiorizando al niño hasta grados insospechados de timidez y agresividad reprimida (Estilos de crianza, 2009).

Los padres autoritarios no explican por qué quieren que sus hijos hagan las cosas. Si un niño pregunta sobre alguna regla u orden, quizás el padre le conteste, “Porque yo dije”.

Los padres tienden a concentrarse en el comportamiento negativo, en vez del positivo, y castigan o regañan a los niños, muchas veces severamente, por que éstos no siguen las reglas (Estilos de crianza de los hijos, 2009).

2.1.1 Características tienen los hijos de este estilo de padres:

Estos niños son sumamente obedientes, pero carecen de espontaneidad, curiosidad y originalidad, generalmente son dominados por sus compañeros, no tienen ninguna responsabilidad por sus decisiones. Esto se presenta más en los niños que en las niñas (¿Qué son los estilos de crianza?, 2009).

Los hijos de padres autoritarios generalmente no aprenden a pensar por sí mismos ni entienden por qué sus papás exigen cierto comportamiento (Estilos de crianza de los hijos, 2009).

2.1.2 Estilo Autoritativo o Democrático

En este estilo los padres esperan conductas maduras por parte de los niños; aplicando un conjunto de reglas firmes, usando ordenes y sanciones cuando son necesarias; están abiertos al análisis razonado normas y expectativas; incitando en los niños independencia e individualidad; promoviendo una comunicación abierta entre padres e hijos escuchando puntos de vista, dialogando con ellos reconociendo tanto el derecho de sus hijos como el suyo. Este tipo de padres son exigentes y atienden las necesidades de sus hijos y utilizan a persuasión en los argumentos hacia los niños dando una reciprocidad en la relación; las bases que los conforman son de bajo poder; con un alto nivel de demanda por parte de los padres, dándoles una mayor responsabilidad hacia los niños (¿Qué son los estilos de crianza?, 2009).

En el mismo articulo se explica que estos padres se caracterizan por ser extensos en afecto, comunicación, exigencias y disciplina razonada, estimulando el dialogo con sus hijos. Respetando, sus opiniones, intereses y personalidades. Los padres democráticos utilizan frecuentemente explicaciones respecto a las reglas de conducta y sus expectativas, fomentando la independencia al proporcionar oportunidades para aumentar la autonomía, el interés, la comunicación y el control adecuado con los hijos.

En el articulo Estilos de crianza de los hijos (2009). ,se considera que los padres demócratas ayudan a los niños a aprender a valerse por sí mismos y a pensar en las consecuencias de su comportamiento. Lo hacen al dar a sus hijos expectativas claras y razonables y al explicarles por qué esperan que los niños se porten de cierta manera.

Hacen seguimiento del comportamiento de los niños para asegurarse de que cumplan las reglas y expectativas. Lo hacen de una manera cálida y cariñosa. Muchas veces, tratan de pescar a los niños cuando se portan bien para poder reforzar el buen comportamiento, en vez de concentrarse en el malo.

2..2.1 Características de los hijos de padres Autoritativos: (¿Qué son los estilos de crianza?, 2009).

Los hijos se sienten seguros sabiendo que sus padres los aman y lo qué esperan de ellos, son confiados, autocontrolados, asertivos y capaces de competir.

2.3 Estilo Permisivo

Su actitud fundamental es el desinterés por la educación de sus hijos. Son educadores que no corrigen cuando se transgrede una norma de educación y convivencia, no se inmutan cuando obran mal ni se alegran cuando se comportan bien. En resumidas cuentas, son padres que permiten hacer a sus hijos lo que les de la gana con tal de no complicarse la vida. La consecuencia de la educación permisiva será una falta de conciencia de lo que está bien o mal porque el niño no habrá aprendido a interiorizar ninguna norma moral (Estilos de crianza, 2009).

En este estilo los padres son tolerantes y aceptan los impulsos de los niños, usando un pequeño castigo como posible, haciendo pocas o nulas restricciones en la conducta de los hijos, permitiendo un buen control de la emociones para los niños y así tomar sus propias decisiones y regir actividades tanto como sea posible, con bajas demandas de control de impulsos para su maduración. Estos padres son poco exigentes al atender las necesidades de sus hijos tienen una actitud tolerante a los impulsos de los hijos, no dirigen y usan muy poco el castigo como medida disciplinaria, establecen pocas reglas de comportamiento y son afectuosos con sus hijos.

Estos padres no tratan de controlarlos mediante el ejercicio del poder que viene de su autoridad, fuerza física. Posición o capacidad de conceder o limitar recompensas, sino que en ocasiones apelan a la razón del niño (¿Qué son los estilos de crianza?, 2009).

2.3.1 Características de los hijos con padres Permisivos:

Los hijos que crecen en este tipo de familias tienen falta de control de impulsos y autoconfianza, lo que hace ser agresivos e inmaduros para su edad, con pocas habilidades sociales y cognitivas; evidenciando una carencia de responsabilidad e independencia.

2.4 Teoría de los estilos de crianza y la criminología

Con respecto a la teoría de los estilos de crianza se pude decir que el desarrollo de la personalidad criminal se da a partir de unos padres que mantienen un estilo de crianza permisivo, puesto que al ser tan tolerantes y no introyectan en sus hijos las normas que la sociedad marca. Por lo que su personalidad se desarrolla como muy impulsiva, agresivo, resistente y poco confiado, escaso auto- control, pero sobre todo sin respeto por ninguna regla. Por lo tanto un delincuente se desarrolla con esas conductas a partir de la relación con sus padres.

Garrido (2000, citado por Garzón, 2009), menciona que tomando como base los trastornos de la personalidad con características de una personalidad antisocial, expresa que este término describe un patrón de conducta caracterizado por la falta de remordimientos y una ausencia completa de restricciones. De tal forma que una personalidad de este tipo se establece por medio de un estilo de crianza permisivo.

Y de esta manera el mismo autor menciona diversas características de personalidad antisocial, donde existe la aparición de los principios activos y morales de la mente, en el momento en el que estos se han depravado o pervertido en gran medida; el poder del autogobierno se ha perdido o ha resultado muy dañado y el individuo es incapaz, no de razonar a propósito de cualquier asunto que se le proponga, sino de comportarse con decencia y propiedad en la vida.

Para Vallejo (1980, citado por Garzón, 2009), la personalidad antisocial (trastorno antisocial de la personalidad) refleja en los pacientes una gran frialdad y una falta de miedo ante aquellas situaciones en las cuales cualquier otro sujeto con las mismas características y la misma edad, podría sentir temor o “prudencia” por su aparente peligro o situación de riesgo. Este mismo autor también menciona que los trastornos de la personalidad antisocial se manifiestan con mayor acentuación en aquellas personas que desde la infancia presentan alteraciones y rechazos ante las normas y reglamentos que se les presenten para la vida cotidiana. De este modo, el autor argumenta que desde la etapa de la niñez es común notar este tipo de comportamiento en los pacientes que presentan características de personalidad antisocial, además porque se suman factores relevantes como la mentira constante, el robo, el exceso de travesuras y conductas agresivas, que sobresalen una vez que se avanza en la etapa de la niñez.

Tomado de:

Desarrollo De La Personalidad Y Prevención Del Delito. Instituto de prevención del delito.Gobierno del Estado de Mexico.,

Recuperado de http://www.edomex.gob.mx/procuraduria/doc/Estudio.pdf

Deja un comentario y a la mayor brevedad le responderé.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s