El Libre albedrío (P.1)


El Libre albedrío (P.1)

Por Paulo Arieu

‘…Por otra parte, tampoco destruye Dios el sentido moral del hombre cuando por su gracia irresistible lo lleva a Cristo y le hace heredero de la salvación eterna. Pregunta a un creyente por qué fue a Cristo, y te responderá: “Porque estoy perdido en el pecado, y lo sé; porque estoy arrepentido y anhelo el perdón; porque tengo hambre y sed de justicia, y veo y conozco a Cristo como mi única justicia delante de Dios; porque deseo vivir en comunión con Dios según sus mandamientos, y sé que eso es posible sólo por la gracia de Cristo. ¡Sí, por todo eso quiero ir a él!”. Preguntadle a este mismo creyente cómo llegó a saber y reconocer todo esto, y responderá sin dudarlo: “Sólo a través de la soberana e irresistible gracia de Dios en Cristo; eso me guió, me dio ojos para ver y oídos para oír, y un corazón para suspirar por él. ¡Sí, mi salvación es del Señor!”. Y en el cielo los hijos de Dios redimidos caminarán por siempre en la suprema y más perfecta libertad reconociendo, sin embargo, que no es del que quiere, ni del que corre, sino de Dios que tiene misericordia. ¡Ninguna carne se gloriará en su presencia!.’  (Herman Hoeksema- “Todo El Que Quiera”) [0]

Dios-es-grande

Introducción

  • “DIOS ES GRANDE Y NOSOTROS NO LO CONOCEMOS” (Job 36:26)

A pesar de que los cristianos reconocen que Dios es grande, todopoderoso, y que nos es imposible conocerle en su totalidad mas allá de lo revelado en las Escrituras, la casi totalidad de creyentes creen que con su libre albedrío pueden hacer algo para Dios, incluso creen que pueden obtener su salvación, o peor aun, creen que pueden salirse de Dios, perder su salvación y volverla a recuperar cuando se les viene en ganas. Todo esto es en nombre del omnipotente libre albedrío del ser humano.

El libre albedrío o libre elección es la creencia de aquellas doctrinas filosóficas que sostienen que los humanos, u otros animales, tienen el poder de elegir y tomar sus propias decisiones. Muchas autoridades religiosas han apoyado dicha creencia, mientras que ha sido criticada como una forma de ideología individualista por pensadores tales como Baruch Spinoza, Arthur Schopenhauer, Karl Marx o Friedrich Nietzsche.

El libre albedrio

Esto es la habilidad que tiene cada individuo para tomar sus propias decisiones. Y vendria a ser la capacidad del ser humano de obrar lo que él considera correcto. Este principio tiene implicaciones religiosas, éticas, psicológicas, jurídicas y científicas. Por ejemplo, en la ética puede suponer que los individuos pueden ser responsables de sus propias acciones. En la psicología, implica que la mente controla algunas de las acciones del cuerpo, algunas de las cuales son conscientes. Existen debates en cuánto a la extensión que tienen las personas de entender este libre albedrío. Existen dos puntos de vista: el compatibilismo y el libertarianismo.

Este concepto, es comúnmente usado y tiene connotaciones objetivas al indicar la realización de una acción por un agente no condicionado íntegramente ligado por factores precedentes y subjetivos en el cual la percepción de la acción del agente fue inducida por su propia voluntad.

Pero en cuanto a la ciencia, no hay ninguna evidencia de que el libre albedrío exista. A pesar de esto, en las últimas décadas se ha popularizado mezclar erróneamente el libre albedrío con la física cuántica. Según esta rama de la ciencia, algunos procesos a escala subatómica no están determinados por la clásica causalidad física, y esta clase de procesos ocurre en el cerebro, por lo que puede ser tentador imaginarlo como una manifestación del libre albedrío. Sin embargo, esta es una interpretación incorrecta de la física cuántica, ya que ella no afirma que las personas tengan ningún control voluntario sobre dichos procesos cuánticos, sino que por el contrario, se cree que estos ocurren completamente al azar.

Y por otra parte, siguiendo el mismo razonamiento, pero ignorando el fenómeno llamado conciencia, debería concluirse del mismo modo que el resto de los animales, los árboles, las rocas y los planetas también tienen libre albedrío, ya que los mencionados fenómenos cuánticos no se dan solamente en los átomos del cerebro humano, sino en todos los átomos del Universo.

La existencia del libre albedrío, ha sido un tema central a lo largo de la historia de la filosofía y la ciencia. Cada vez que he tenido la oportunidad de mantener una convsersación profunda con algun arminiano, sale este tema a relucir. Suele ser,junto con el dogma de la predestinación, el tema mas cuestionados por estos grupos de la cristiandad.

Los cristianos reformistas no negamos la capacidad del hombre de libre albedrio, aunque esto es relativo, ya que los humanos no logran hacer todo lo que les viene en ganas de hacer. Y con respecto al tema de la salvación, decimos que en la biblia, desde el genesis hasta el apocalipsis, vemos la iniciativa de Dios en todos los ordenes de la creación, incluyendo el llamado de Israel, la encarnación y la salvación de sus escogidos.

Conclución

Así que en el debate del Calvinismo vs. el Arminianismo, ¿quién está en lo correcto? Es interesante notar que en la diversidad de los cristianos evangélicos, hay toda clase de mezclas del Calvinismo y el Arminianismo. Hay cinco puntos Calvinistas y cinco puntos Arminianos. Muchos creyentes llegan a una clase de mezcla entre estos dos sistemas. Es facil quizás fallar al intentar explicar lo inexplicable, Dios es inefable. A los seres humanos se les hace dificil abarcar un concepto como éste, ya que resulta un poco abstracto. Sí, la verdad es que Dios si es un ser absolutamente soberano y omnisciente. Sí, los seres humanos también podemos ser llamados a hacer una genuina decisión de poner nuestra fe en Cristo para que se logre nuestra salvación eterna. Aunque estos dos factores nos parezcan contradictorios, en la mente de Dios, ambos tienen sentido. Aunque nos duele porque la soberanía de Dios destruye nuestro orgullo, nuestra vanagloria,  nuestro sentido humano de la justicia, pero lo reemplaza por la justicia de Cristo y el sello de la deidad de Cristo.

Pienso también que junto con la necesidad de reconocer que Dios es omnipotente, omnisiciente, y soberano,  hay una cosa garantizada para que comprendamos las doctrinas de la gracia y se restaure nuestro entendimiento de cuán grande es nuestro Dios y cuan poderosa es Su Soberanía: “la adoración”. Es que nuestro Dios nos ha creado de tal manera que cuando experimentamos algo que nos inspira temor reverencial, sentimos la necesidad de alabarlo, ¡de “envolver” palabras a su alrededor! No adoramos al Señor porque Él lo necesita, sino porque ¡nosotros lo necesitamos!

Sin adoración, nuestra percepción de la Gloria de nuestro Dios es incompleta, porque:

1) Olvidamos cuán grande es Él realmente;

2) No vemos nuestro llamamiento y nos involucramos en nosotros mismos;

3) Perdemos nuestro sentido de asombro y gratitud, andando por la vida con los ojos vendados;

4) Nos volvemos autosuficientes, tercos, y orgullosos.

5) No confiaremos en su Soberania

6) Tendremos tendencia a confiar en nuestro albedrío o suficiencia humana.

Así que, ¿Ha confiado ud. en la soberania de nuestro Dios, le ha ud. adorado a Dios hoy?

Le pregunto esto no tanto por curiosidad, sino porque a no ser que ud. crea que Dios es Todopoderoso, Omnipotente y que ud. puede acercarse a Él, en respuesta a Su misericordioso y compasivo llamado:

a) Vivirá en ansiedad, creyendo que todas las cosas dependen de ud.

b) No compartirás tu fe por si acaso te ridiculizan o por no encontrar las palabras adecuadas.

c) Fallarás en ser generoso, pues la fuente de tu seguridad eres tú, no el Señor.

d) Procurarás no confrontarte con aquellos que lo necesitan, porque si no tienes seguridad de que eres aceptado por Dios, te vuelves esclavo de la opinión de los demás.

En Jeremias 18:1-12, vemos como el pueblo siendo el barro y Dios el alfarero, aun se rehusaba ser moldeado por el.  Hay mucho pueblo de Dios que no quiere oir la voz del Señor, y están acostumbrados a hacer lo que mejor les parece a sus ojos.
Pero cuidado,porque es muy posible que Dios obre de algún modo y que no deje que estas cosas pasen por alto.

Dios le bendiga mucho.Cristo le ama!!!

A lo largo de una serie de artículos, procuraré iré desarrollando una exposición sobre este planteamiento teológico y filosófico.Espero sus comentarios, criticas constructivas y aportes reflexivos.

Continúa….

—————

Notas y fuentes bibliograficos

[0] http://www.gotquestions.org/Espanol/Calvinismo-Arminianismo.html

imagen

4 comentarios en “El Libre albedrío (P.1)

Deja un comentario y a la mayor brevedad le responderé.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s