Dios y El concepto calvinista de Dios (p.11)


Dios y El concepto calvinista de Dios (p.11)

Por Paulo Arieu

calvino

La conversión quita al cristiano del mundo; la santificación quita el mundo del cristiano (Leonard Ravnehill)

Introducción:

La apologética proporciona una tarea vital en el intento de aclarar el contenido del cristianismo y en defensa de su verdad. Eso no puede proporcionar la fe salvadora pero juega un papel vital en apoyo de los ingredientes necesarios de la fe salvadora. Martin Luther King Jr. lamentándose de las divisiones en el cuerpo de Cristo y la falta de acción social en sus dias, dijo una vez que:

“Sí, creo que la iglesia es el cuerpo de Cristo pero ¡ay! cómo lo hemos lastimado, cuántas cicatrices tiene, debido a nuestra negligencia social y por temor a ser no conformistas”[0].

Cuanta verdad que dijo este ministro baptista. Cuantas divisiones,cuantas contiendas en el cuerpo de Cristo que hay aún hoy en día.Cuanta falta de altruismo en los lideres cristianos. Lejos estamos de los dias en que los reformadores (y tambien Calvino) impulsaron la reforma social en sus naciones.

Y no hay mas que tan solo nombrarlo a Calvino, y las caras de fastidio dejarán ver la  intención de estos corazones de poder refutarle de algún modo y llamarle hereje.

Llamados a ser iglesia

En aquellos dias de la Reforma del s.XVI, Europa estaba transitando grandes cambios culturales, que amenazaban la estabilidad política, económica, social y religiosa que había dado coherencia al sistema por varios siglos.

El feudalismo medieval estaba mutando hacia el capitalismo, una nueva clase media urbana crecía rápidamente y amenazaba las estructuras tradicionales sociales y de poder.

El nacionalismo era una fuerza imparable a medida que cientos de principados y ciudades se liberaban de la autoridad del sacro imperio romano.

Estos cambios socio- políticos afectaban seriamente el campesinado dando pie a revueltas como la de los 1520. Los intentos por reformar el masivo aparato institucional de la iglesia, a nivel económico, burocrático y corrupto habían fracasado.

Es un aspecto claro y muy evidente, que  Jesús no “instituyó” ninguna “Iglesia”, ninguna “estructura eclesial” propiamente dicha; una doctrina, una liturgia, un gobierno… Jesús lo que hizo fue poner en marcha un movimiento, que a través de muchas circunstancias y vicisitudes históricas desembocaría en varias iglesias organizadas, y luego, mucho más tarde en una Iglesia centralizada.

Jesús empezó quizá actuando solo, pero pronto reunió un grupo de discípulos en torno a sí. Así lo había hecho también  Juan el Bautista, de quien se cree que el Sr. Jesús fue discípulo durante algún tiempo. Un grupo de hombres y de mujeres acompaña a Jesús a todas partes haciendo con él vida itinerante; pero también encontramos un grupo más amplio de personas que, viviendo en sus casas y siguiendo en sus tareas, son sin embargo discípulos de Jesús, le apoyan, lo reciben, le “siguen”. Son todos ellos los que formarían el “movimiento de Jesús”.

En el origen del discípulo y de la Iglesia está la conciencia de haber sido llamados. La voluntad y la decisión de uno son imprescindibles, pero son despertadas por la llamada de otro; por la llamada de Jesús y, en último término, por la llamada de Dios. Eso es lo que significa originariamente el término “Iglesia” (Ekklesia) “comunidad de llamados”.

Escasa preparación teológica en los cristianos

Sabemos por experiencia, que en el mundo de habla hispana, en la comunidad de los llamados por Cristo a la salvación. no es muy popular en nuestros dias, la intensa preparación teológica y la poca que existe no incluye mucha literatura en español sobre Calvino. Fácilmente nos damos cuenta que no son muchos los que han leído algo mas que la critica de este hombre. Aunque tampoco comparto algunos puntos de la crítica de los cristianos hacia los reformistas, considero que Calvino no fue un hereje sino un teólogo ortodoxo, pero si he comprobado que los cristianos reformistas comúnmente son un poco frios espiritualmente,mas que nada para el “gusto” de los cristianos hispanos, que suelen estar mas acostumbrados a las experiencias espirituales mas fuertes.

El portal Cristiano protestante español Protestante Digital, en el 2012, publicó una encuesta de los Estados Unidos donde decía que casi la mitad de los católicos desconoce la doctrina sobre la eucaristía. Un porcentaje parecido de los protestantes desconoce al reformador Martín Lutero. Son algunas de las conclusiones que proporciona un estudio realizado por el Foro Pew entre los fieles de distintas confesiones en Estados Unidos para conocer su conocimiento sobre su propia fe y las principales enseñanzas de otras religiones.[1]

Aunque es verdad que existe poca preparación teológica en general, en algunos paises hispanos como Costa Rica hay mas desarrollo del pensamiento teológico. Aunque vemos que los protestantes están mas enfocados en la Reforma protestante, que en otras áreas de importancia de la cristiandad. Pero porque sucede esto? Pues porque con la Reforma nacieron nuestras instituciones cristianas evangélicas. La iglesia de Jesús, la comunidad de los cristianos llamados por Dios a ser santos, nació en Pentecostés. Pero la Reforma Protestante produjo un cisma eclesiástico y una reforma en ese cisma a partir de alli.

Es obvio que analicemos que es lo que pasó. Además, la modernidad se vió impactada con la Reforma hasta que se instaló la posmodernidad y se dedicó a destruir todo lo bueno que la Reforma había logrado durante el transcurso de la modernidad. Y si bien este evento de la Reforma, revolucionó el cristianismo creo que nosotros somos cristianos cuyo origen viene desde Jesucristo mismo y el cristianismo de los primeros siglos, y sería realmente ridículo e ignorante despreciar los aportes de los primeros siglos de los grandes Padres de la iglesia. Aunque no está muy de moda estudiarlos, hay personas que si han estudiado profundamente la  filosofía cristiana.

También hay muchos que critican a los reformistas que siguen hoy en día defendiendo a capa y espada más a la Reforma, que la biblia misma. Pero no es verdad que los reformsitas defiendan en exclusividad el evento histórico de la Reforma, aunque haya quienes si hacen esto (pero hacer esto es un grueso error), ya que la reforma teológica debe revisarse a la luz de la Biblia. Aunque hay algunos cristianos que bien pueden recordar y tener en cuenta al pasaje bíblico donde Pablo dice “yo soy de Pablo, yo soy de Apolo, yo soy de Cristo, yo soy de Cefas”, etc.(I Cor. 1:12). En la actualidad creo que seria parecido a decir “yo soy de Lutero”, “yo soy de Calvino”, “yo soy de Zwinglio”, etc, etc.

Pero la verdad es que siempre existieron divisiones, aun dentro del catolicismo romano también las hay, aunque sea menos notable. Alli se llaman órdenes. Hay agustinianos, tomistas, marianos, dominicos y ….,etc,etc.

Pero nuestro origen como Iglesia de Dios, está en el cristianismo del primer siglo y obviamente las sagradas escrituras son la razón de nuestros  dogmas de fe. También algunas de las primeras tradiciones históricas son importantes para comprender la Reforma, con (san) Agustín como el pensador por excelencia en occidente. Pero es con la Reforma que aparecen las eclesias protestantes. Y obviamente somos fruto visible del trabajo evangelístico de estas eclesias protestantes y de sus renovaciones y avivamientos posteriores. Asi como los beneficios de la llamada reforma radical de los anabptistas.

El siervo de DIos

Teodoro de Beza en su Dedicatoria al Comentario de los primeros 20 capitulos del Libro de Ezequiel (último que Calvino produjo y concluyó en su lecho poco antes de morir). El comentario está dedicado al destacado Almirante Gaspar de Coligny,notable dirigente de los hugonotes franceses. Teodoro de Beza, fue colega y succesor de Calvino en el pastorado de Ginebra y un destacado teólogo y erudito especializado en el Nuevo testamento.  Asi se expresa Teodoro de Beza respecto de Juan Calvino, quien fuera su lider,maestro y pastor:

Aunque estoy seguro muy noble Señor mio, que tiene ud. Por costumbre aprovechar grandemente de los otros escritos de ese grande y realmente excelente siervo de Dios,Juan Calvino, y de que tambien disfrutara plenamente de este su “canto del cisne”; no obstante tampoco dudo   que le asaltaran los mismos sentimientos al leerlo, que los que me asaltaron a mi al escribir; es decir, que ante el nombre de semejante varon, ese profundo duelo que tan severamente sentimos a su muerte, brotara de Nuevo con el oneroso sentimiento de su perdida […]

Porque que cosa no logró ese hombre? Quien habrá de compararse con él en Asambleas, en Enseñanzas y en Escritos? Quien enseñó mas brevemente que él y,sin embargo con tanta solidez: mas feliz en la solucion de las dificultades,mas vehemente al reprender, masd dulce al consolar, mas correcto al refutar los errores?

… dos cosas pueden consolarnos.Una, que no nos veremos en ninguna forma menos asistidos por los mas recientes y hermosos ejemplos de sus dichos y hechos… La otra, que no ha existido otra persona dentro del ámbito de nuestra memoria, a quien se le haya permitido legar tantos y tan exactos monumentos de su doctrina…

Grandes elogios de quien lo asistió hasta el momento de partir a la eternidad prometida.

CALVINO SOBRE LA GRACIA DE DIOS PARA SUS ELEGIDOS, Y AGREGA QUE DIOS MUESTRA ALGO DE SU GRACIA A LOS REPROBOS, AUNQUE ELLOS NUNCA SERAN SALVOS

La doctrina de la reprobación es muy molesta para muchos cristianos de nuestros días que defienden su libre albredrío con mas ahínco que a la misma Gloria de Dios.  Calvino entendió que era verdad que Dios favorece a nadie más excepto a los elegidos con el Espíritu de la regeneración, y que por esto se distinguen de los réprobos, porque ellos son renovados a su imagen y reciben las arras del Espíritu en la esperanza de la herencia futura, y por el mismo Espíritu, el Evangelio está sellado en su corazón.   Pero no puedo admitir que esto es la razón por la que no debería conceder a los réprobos también alguna muestra de su gracia por la cual Dios no debería irradiar sus mentes con algunos destellos de su luz, ¿por qué él no debería darles un poco de la percepción de su bondad, y en cierto modo grabar su palabra en sus corazones?  De lo contrario, ¿A dónde estaría la fe temporal mencionada por Mar. 4:17? Existe, pues, un poco de conocimiento, incluso en los réprobos, que después se desvanece, ya sea porque no golpeó raíces lo suficientemente profundas, o porque se marchita, siendo ahogada.

Arquitecto de la Reforma

Calvino fue el arquitecto de la Reforma Protestante, algo mucho mas complejo que el ser un simple teólogo. Calvino fue parte e impulsor de esos vientos históricos que empujaron el mundo en una dirección distinta. La contribución de Calvino al mundo de su época fue tal, que se lo considera uno de los jugadores de la nueva era que percibió y exhibió bíblicamente las contribuciones dentro de la cristiandad y que valientemente se levantó en contra de ellas. Y es que la vuelta al cristianismo sencillo del N.T. fue por lo que Calvino abogó. Y  el cristianismo evangélico de nuestro tiempo aún puede obtener tesoros riquísimos de estas lecciones del Espiritu ….

Hay que reconocer que los humanos crecemos en medio de fuerzas y circunstancias históricas que de manera significativa contribuyen que nuestro desarrollo personal, intelectual y espiritual….Los cristianos no se fabrican, nacen por obra del Espiritu Santo.

Dios

En el comienzo de su “Institución”, J. Calvino afirma que prácticamente todo lo que el ser humano puede conocer consiste de dos cosas: el conocimiento de Dios y el conocimiento de sí mismo.[17]

El verdadero conocimiento propio, en el que descubrimos nuestra miseria e insuficiencia, también nos apercibe de la necesidad de buscar el conocimiento de Dios. Empero, puesto que en nuestra condición presente estamos harto inclinados a engañarnos a nosotros mismos, pretendiendo ser lo  que no somos y ocultando nuestras debilidades,[18] el mejor lugar donde la verdadera sabiduría debe comenzar es el conocimiento de Dios.

Calvino concuerda con Lutero en cuanto a la insuficiencia del mero conocimiento de la existencia de Dios, aunque cuando se refiere al conocimiento «propio» de Dios, el énfasis cae no tanto en la actitud de  Dios hacia nosotros, como en la actitud apropiada de nuestra parte para con Dios.

“Yo, pues, entiendo por conocimiento de Dios, no sólo saber que hay algún Dios, sino también comprender lo que acerca de El nos conviene saber, lo que es útil para su gloria, y en suma lo que es necesario”.[19]

Aunque sabemos que hay en toda persona una conciencia natural de la divinidad, de la que la idolatría misma es prueba. [20] , pero esta conciencia basta solamente para quitarnos toda excusa, porque no es más que una “semilla de religion” explica Justo L.Gonzalez, sembrada en nosotros por la misteriosa inspiración de Dios, una semilla que pocos cuidan y que nadie puede por sí mismo llevar a la fruición. [21]

En general, lo mismo es cierto del conocimiento de Dios mediante la creación y mediante el orden del universo, donde se manifiesta el poder de Dios. [22] Una vez más, esta huella divina en el mundo yen su orden basta para quitamos toda excusa,[23] pero no basta para producir el verdadero conocimiento de Dios, debido a la maldad en el corazón humano. [24] Luego no podemos conocer a Dios porque estamos de tal manera sujetos a nuestro pecado que tal conocimiento nos resulta imposible.Por este motivo es que el apostol Pablo diria que “el dios de este siglo cegó nuestro entendimiento” del Dios de los cielos.(Cf. 2 Cor:4;4)

Pero hay también otro factor que limita nuestro conocimiento de Dios: la inmensa distancia entre el creador y la criatura. Somos incapaces de conocer a Dios, no solamente porque somos pecadores, sino también porque somos criaturas finitas y Dios es infinito. Esto a su vez nos indica que no debemos tratar de conocer a Dios en su excelsa gloria, sino solamente tal y como se nos revela, principalmente mediante las Escrituras. Es preciso estar muy sobre aviso, para que ni nuestro entendimiento, ni nuestra lengua, pase más adelante de lo que la Palabra de Dios nos ha asignado.

Porque, ¿cómo podrá el entendimiento humano comprender, con su débil capacidad, la inmensa esencia de Dios, cuando aún no ha podido determinar con certeza cuál es el cuerpo del sol, aunque cada día se ve con los ojos? Asimismo, ¿cómo podrá penetrar por sí solo la esencia de Dios, puesto que no conoce la suya propia? Por tanto, dejemos a Dios el poder conocerse… Ahora bien, le dejaremos lo que le compete si le concebimos tal como El se nos manifiesta; y únicamente podremos enteramos de ello mediante su Palabra.[25]

La revelación de Dios no nos da a conocer la esencia divina, puesto que tal cosa no podríamos ni comprender ni resistir. En la revelación, Dios se “acomoda” a nuestra percepción limitada.[26] Tal es la función de las Escrituras, y ciertamente de toda la revelación, cuyos “antropoformismos”  se deben, no a la esencia misma de Dios ni a una imperfección en la revelación, sino a nuestra capacidad limitada, a la que Dios ha adaptado todo lo que nos comunica.[27]

Aunque en el sentido estricto la Palabra de Dios es la segunda Persona de Trinidad,[28] también se puede decir que las Escrituras son la Palabra de Dios,[29] porque son el testimonio de Dios para nosotros,[30] y  su contenido no es otro que Jesucristo.[31] Las Escrituras no derivan su  autoridad de la iglesia.[32]

Al contrario, la iglesia ha sido construida sobre  el fundamento de los profetas y los apóstoles, y ese fundamento se  encuentra ahora en las Escrituras.[33] Aunque hay bases razonables para  aceptar la autoridad de las Escrituras, tales bases no bastan para  probar que de hecho son la Palabra de Dios. Esto lo podemos saber  únicamente gracias al testimonio interno del Espíritu.[35] Por otra parte,  esto no quiere decir que las supuestas revelaciones del Espíritu Santo  deban preferirse al testimonio claro del texto escrito.[36] Cualquier espíritu supuestamente divino que no lleve a las Escrituras, y mediante ellas  a Cristo, ha de ser rechazado.

Y cuando el apostol Pablo dice que “la letra mata”, no se refiere al texto escrito de la Biblia, sino al entendimiento literal de  la ley, que no ve a Cristo en ella; de igual modo, la interpretación  espiritual de las Escrituras es la que encuentra a Cristo en ellas.

Como características del Nuevo Pacto, Pablo cita que  “no de la letra, sino del espíritu (Espíritu, LBLA), porque  la letra mata, mas el espíritu (Espíritu, LBLA) vivifica”. (II Cor. 3:6)

Hay que comprender que “La letra” es la ley de Moisés; “el espíritu” (Espíritu, LBLA; 3:18) es el  evangelio.

a). La expresión, “la letra mata, mas el espíritu vivifica” es un texto que  muchos tuercen diciendo que “la letra” es lo que la Biblia dice, y  que “el espíritu” es la interpretación  de cada persona de acuerdo a su propio  razonamiento subjetivo (su intuición, imaginación, opinión o sentimiento).

b). Pero es obvio que “la letra” es la ley de Moisés porque Pablo habla de “el  ministerio de muerte grabado con letras en piedras” (v. 7). Se refiere a  los diez mandamientos grabados en piedra.

Idolatría

Y para desilución de aquellos que no se sienten tan “roma-fóbicos”, Calvino cuestionó duramente la superstición del catolicismo medieval en su breve testimonio de conversión. Y es que el comprendió perfectamente que la Biblia claramente rechaza toda idolatría y “superstición papista”,  tales como el uso de las imágenes.[37]

Justo L.Gonzalez explica que

Aquí Calvino le aplica al uso  católico de las imágenes todo lo que el Antiguo Testamento dice contra  los ídolos de los paganos. Pretender representar a Dios o lo divino  mediante imágenes es reducir la gloria de Dios. Aunque es cierto que  Dios a veces empleó señales materiales -la nube o la columna de  fuego— tales señales eran pasajeras, y por su propio carácter pasajero  mostraban que Dios no puede representarse adecuadamente mediante  señales materiales. En cuanto a lo que dice San Gregario, que las  imágenes son los libros en que los ignorantes aprenden la fe cristiana,  hay que señalar que en el mejor de los casos todo lo que se puede  aprender mediante las imágenes resulta frívolo. La distinción tradicional  entre dulía y latría es cuestión de meras palabras y no libra a quienes  veneran las imágenes de la acusación de idolatría. Aunque Calvino  rechazaba el uso de imágenes porque lo consideraba contrario a las  Escrituras, no iba tan lejos como Zwinglio, quien concordaba con los anabaptistas en rechazar todo lo que no tuviese base escrituraria. Asi, mientras Calvino y muchos calvinistas posteriores continuaron usando buena parte de las prácticas tradicionales en el culto, otros calvinistas que habían recibido la influencia de Zwinglio redujeron la música en el culto a lo que se podía encontrar claramente expresado en las Escrituras, es decir, el cántico de Salmos. Debido a estas tendencias, la tradición reformada ha sido mucho menos fructífera que la luterana y la católica en su arte y en su música.[3]

La iglesia de Roma ha continuado aplicando el mismo enfoque hasta la actualidad. Esto puede verse particularmente en Centro y Sur América, donde los ídolos simplemente han sido reemplazados con estatuas de santos. Algunos de sus nombres y tradiciones hasta han sido combinados. Las iglesias católicas romanas en estos países a menudo se abren a los indios para la adoración de sus ídolos animistas.

La práctica de las fiestas religiosas

¿Cómo, entonces, recibimos nuestros días festivos (días santos) [holidays, en inglés], con sus costumbres y tradiciones, la Navidad, así como la Pascua, La Noche de Brujas, y el Mardi Gras? Cada uno de ellos nos ha llegado desde la antigua Babilonia, por medio de Roma, a través de la iglesia católica romana.

Fue por esta misma razón que en la Ginebra de Calvino uno podía ser multado o encarcelado por celebrar la Navidad. Fue a solicitud de la Asamblea de Westminster que el Parlamento inglés aprobó en 1664 un proyecto de ley prohibiendo la observancia de la Navidad, llamándola un día festivo pagano. En un apéndice a su “Directorio para el Culto Público a Dios”, los teólogos de Westminster dijeron: “En la Biblia no se ordena santificar ningún día bajo el evangelio, excepto el día del Señor, que es el sábado cristiano. Los días festivos, vulgarmente llamados ‘días santos’ [holy days], no teniendo autorización en la palabra de Dios, no deben continuar”. (Véase también, de James Bannerman, The Church of Christ, Vol. I, 406-420).

Cuando los puritanos llegaron a América, aprobaron leyes similares. Los primeros habitantes de Nueva Inglaterra trabajaron de firme todo el 25 de diciembre de 1620, en un calculado descuido de ese día. Como 40 años más tarde, la Corte General de Massachusetts decretó un castigo para los que observaran la festividad:

“… cualquiera que sea encontrado observando, mediante la abstinencia del trabajo, o celebrando, o de cualquier otra forma, guardando cualesquiera días como el Día de Navidad, deberá pagar cinco chelines por cada una de estas faltas”.

No fue sino hasta el siglo 19 que la Navidad tuvo alguna importancia religiosa en las iglesias protestantes. Todavía a finales de 1900, los servicios navideños no se celebraban en las iglesias presbiterianas del sur. La Asamblea General de 1899 declaró:

“En las Escrituras no hay justificación para la observancia de la Navidad o la Pascua como días festivos. Más bien, ocurre lo contrario (véase Gál. 4:9-11; Col. 2:16-21, y tal observancia es contraria a los principios de la fe reformada, conduce a un culto defectuoso, y no está en armonía con la sencillez del evangelio de Cristo Jesús”.

John Knox y sus colegas incluyeron la siguiente declaración en su Libro Primero de Disciplina (1560):

Afirmamos que “toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia”. En los cuales libros del Antiguo y Nuevo Testamentos afirmamos que todas las cosas necesarias para la instrucción de la iglesia nacional de Escocia están contenidas y suficientemente expresadas.

Por doctrina contraria, entendemos cualquier cosa que los hombres, por medio de leyes, concilios, o constituciones, hayan impuesto sobre las conciencias de los hombres, sin el expreso mandamiento de la palabra de Dios: tales como votos de castidad, abjurar del matrimonio, obligar a hombres y mujeres a llevar varias indumentarias como disfraz, la observancia supersticiosa de días de ayuno, diferenciar entre las carnes por razones de conciencia, oraciones por los muertos; y guardar los días festivos de ciertos santos ordenados por hombres, tales como todos los que han inventado los papistas, las festividades (como ellos las llaman) de los apóstoles, los mártires, las vírgenes, la Navidad, la circuncisión, la epifanía, la purificación, y otras festividades de Nuestra Señora. Las cuales cosas, a causa de que en las Escrituras de Dios ni han sido ordenadas ni autorizadas, juzgamos que deben ser por completo abolidas de este ámbito; afirmamos, además, que los obstinados sostenedores y maestros de tales abominaciones no deberían escapar el castigo del Magistrado Civil.

La santisima Trinidad

Gracias a Calvino, pude comprender como taparle la boca a los antitrinitarios. En su libro de la Institución encontre el porque se usa una palabra extrabiblica como Trinidad para explicar la doctrina de la Santisima Trinidad. Y es que las palabras se terminan en los vocabularios y hay que añadir entonces nuevos vocablos para el uso corriente.

¿Qué te aprovecha disputar altas cosas de la Trinidad, si careces de humildad, por donde desagradas a la Trinidad? Por cierto, las palabras subidas no hacen santo ni justo; mas la virtuosa vida hace al hombre amable a Dios. Más deseo sentir la contrición que saber definirla. Si supieses toda. 1a Biblia. a la letra y los dichos de todos los filósofos, ¿qué te aprovecharía todo sin caridad y gracia de Dios Vanidad de vanidades y todo vanidad (Eccl., l, 2), sino amar y servir solamente a Dios. Suma sabiduría es, por el desprecio del mundo, ir a los reinos celestiales.Asi se expresaba Tomas de Kempis, en su Imitación de Cristo.

El Dios que se revela en las escrituras es trino.[38] En este punto, Calvino no se aparta de la ortodoxia tradicional.[39] Sí reconoce que la terminología que se emplea en la doctrina de la Trinidad no se encuentra en las Escrituras. Pero sostiene que es necesario retenerla porque es el único modo de expresar claramente las enseñanzas de la Biblia frente a herejes tales como Serveto. Fue de hecho el episodio de Serveto -y otros episodios semejantes de menor impacto—lo que le llevó a Calvino a dedicarle su atención a esta doctrina. Mientras la primera edición de la Institución sencillamente mencionaba y afirmaba la Trinidad, cada edición posterior le fue dando más espacio, hasta que la última le dedica todo un extenso capítulo.[40]

En todo caso, la doctrina de la Trinidad de Calvino es completamente ortodoxa y tradicional, y se la menciona para mostrar que, aunque Calvino insiste en la autoridad única de las Escrituras, el interpretó las Escrituras a la luz de los primeros concilios ecuménicos. Lo mismo puede decirse sobre su uso de los antiguos escritores cristianos, a quienes cita frecuentemente y casi siempre favorablemente en su libro la Institucion.

El Bautismo de Infantes como doctrina apostólica 

Martín Lutero  no entendió que el pasaje del bautismo de Mat.28:19, excluyera a los infantes en la iniciación bautismal. En sus obras escribe: “¿Quién ha de ser bautizado? Todas las naciones, eso es, seres humanos, jóvenes y viejos… los pequeñines  deben ser bautizados cuando son presentados  para el bautismo por aquellos que tienen autoridad sobre ellos porque ellos no están excluidos en la frase ‘todas las naciones’ y porque el santo bautismo es el único medio para que estos pequeños alcancen la regeneración y el nuevo nacimiento.” (“Luther’s Small Cathecism”, Concordia, 1965). Cuando los anabaptistas discordaron con esta apreciación de Lutero, él apeló al argumento de “totius orbis constans confessio” o sea la confesión [y práctica] de toda la Iglesia, que no es nada más que otra forma de referirse a la tradición cristiana. ¡En pocas palabras, la entera cristiandad no puede haber estado equivocada desde el primer día en un dogma tan fundamental!

Y Juan Calvino, también afirmó la necesidad del bautismo de infantes. En sus “Institutos de la Religión Cristiana” Calvino dedica el entero capítulo 16 al “paedobaptismo” y defiende la antigua tradición en una forma de lo más enérgica. Concluye esta defensa de veintitantas páginas diciendo lo siguiente: “Sin duda  el designio de Satanás al asaltar el bautismo de infantes con todas sus fuerzas, es el ocultar el testamento de gracia divina y gradualmente hacer  desaparecer lo que la mismísima promesa presenta delante de nuestros ojos… por lo tanto a menos que maliciosamente queramos oscurecer la bondad inmerecida de Dios, presentemos nuestros hijos delante de Aquel que les ha asignado un lugar entre sus amigos y familia como miembros de la Iglesia” (“Institutes of the Christian Faith”, Eerdmans, 1983)

Pensaba en Juan Calvino, un hombre que marcó la vida de millones de personas. Se que no es un hombre que resulte agradable, muchos lo detestan, lo se. Me lo han dicho. Sin embargo, su obra fue eficaz, Dios lo usó, no solo en una época sino a través de las épocas, desde la Reforma del x.XVI para acá, ha sido fuente de inspiración y de reflexión para muchos grandes líderes cristianos.

Un famoso historiador de la Universidad de Oxford, Froude, fue un crítico del Calvinismo. Los escritos de Froude dejan ver que el no tenía ningún amor en particular por el Calvinismo, y de hecho, a menudo se le llama un crítico del Calvinismo. Estas son las conclusiones  imparciales de un gran erudito

Se puede decir que en gran medida Calvino edificó sobre el fundamento establecido por Lutero. Su visión más clara de los principios básicos de la Reforma le permitió  trabajar en forma más completa y aplicarlas de manera más amplia. Y también puede ser señalado, que Lutero hizo hincapié en la salvación por la fe y que su principio fundamental era más o menos subjetivo y antropológico, mientras que Calvino hizo hincapié en el principio de la soberanía de Dios, y desarrolló un principio que era más objetivo y teológica.El Luteranismo ha sido más la religión de un hombre que después de una búsqueda larga y dolorosa había encontrado la salvación y que se contentaba simplemente tomar el sol en la presencia de Dios, mientras que el Calvinismo, no se contenta con detenerse allí, presionó a preguntarse cómo y por qué Dios tuvo que salvar al hombre.

En otra momento Froude dijo:

‘Los calvinistas han sido llamados intolerantes. La intolerancia de un enemigo que está tratando de matarme me parece un estado de ánimo perdonable. . . Los católicos optaron por añadir a su fe un increíble artículo en el que tenían derecho a colgar y quemar a aquellos que difierían de ellos. Y en esta disputa los Calvinistas, Biblia en mano, hicieron un llamamiento al Dios de las batallas. Crecieron duros, feroces,  si se quiere decir, más fanáticos. Era muy natural que ellos fuesen asi.  Ellos vivían como hombres piadosos aptos para vivir en el sufrimiento y el dolor. Su carga creció más ligera ya que consideraban que Dios había determinado lo que deben soportar. Pero atrajo a sus filas a casi todos los hombres en el oeste de Europa que “odiaban la mentira.” Fueron aplastados, pero resucitaron. Eran destrozados y quebrantados pero ningún poder podría doblarlos o fundirlos. Ellos aborrecían como ningún cuerpo de hombres ha aborrecido toda mentira consciente, toda impureza, todo mal moral de todo tipo hasta que podrían reconocerlo. Todo lo que existe en este momento en Inglaterra y Escocia, el miedo consciente de hacer el mal es el remanente de las condenas que fueron marcados por los Calvinistas en los corazones de la gente.”

Las congregaciones luteranas, dice Froude,

“fueron la mitad emancipadas de la superstición, y se encogió de presionar la lucha al extremo, y las medias medidas significó falta de entusiasmo, conviccion, las cuales eran convicciones a medio, y la verdad con una aleación de falsedad. Las medidas a medias, sin embargo, no pudieron apagar las hogueras de Felipe de España o de elevar a los hombres en Francia o Escocia, que reuniría cresta a cresta a los príncipes de la casa de Lorena.

Creo que su perspectiva de Calvino es bastante clara.

Los Reformadores protestantes requerían una posición más definida y un líder severo, y ese líder fue Juan Calvino.  Para los tiempos duros son necesarios los hombres duros, cuyos intelectos puedan penetrar hasta las raíces donde la verdad y la mentira se separan. Y esto se puede decir de J. Calvino. Pienso que ningún ojo pudo haber detectado con mayor intensidad los puntos irracionales de la fe de la Iglesia de esa epoca, ni tampoco hubo un reformador en Europa, tan determinado a arrancar y destruir de raiz todo aquello que claramente se vio que era (y es) falso. Calvino estaba totalmente resuelto a reestablecer todo aquelllo que era cierto en su lugar, y hacer de la verdad, su regla de vida práctica.

Pienso que la crisis actual demanda hombres como Juan Calvino. Surgirán nuevamente hombres asi?  Pienso que Dios necesita hombres que estén dispuestos a sacrificar todo por la verdad completa del evangelio, sin mas interés humano alguno que el poder predicar el puro evangelio de Jesús; hombres despojados de toda religiosidad existente, no solo la del catolicismo-romano, sino tambien de la religiosidad del evangelicalismo de esta época (que abrazó sus propios intereses terrenales en lugar de la “cruz de Jesús”.).Espero en Dios que  aparezcan.

Conclución

La llamada de Jesús se presenta de diversas maneras en los evangelios, y es normal, pues el Espíritu Santo actualiza la “urgente llamada” de Dios de modos muy diversos, según el temperamento y las circunstancias de cada persona. A veces, son los mismos discípulos los que se acercan a Jesús, porque quieren seguirle (cf. Luc. 9:57). Pero hay otras veces, es Jesús quien llama directamente, con autoridad; (cf. Mar. 1:6;Mar 2:14). Es sorprendente. No eran los escribas quienes elegían a sus discípulos, sino a la inversa; eran los discípulos los que solían elegir a sus maestros. En el evangelio no sucede así; en muchos pasajes, es Jesús el que llama a sus discípulos, y lo hace sin rodeos, sin dar explicaciones, sin hacer bellas promesas. Llama directamente, con concisión.  (cf. Jn 1:39).  Existen también otras diferencias llamativas entre los discípulos de los escribas y los de Jesús; los discípulos de los escribas solían tener con sus maestros una relación temporal, mientras que los discípulos de Jesús tienen con él una relación permanente; los escribas no admitían mujeres discípulas, pero Jesús sí.

Y otras veces, por fin, la invitación a seguir a Jesús llega al discípulo por mediación de otro (cf. Jn 1:41ss). Y así se prolonga y se extiende la llamada de Jesús que constituye la Iglesia, atravesando el periodo de la Reforma y llegando hasta nuestros dias. Es que el ser humano es un ser llamado por Dios. Llegamos a ser nosotros mismos cristianos gracias a la llamada, la mirada, la palabra de otro. Y en la palabra y en la llamada que nos vienen de otro, vamos percibiendo que el misterio de Dios, totalmente otro y absolutamente íntimo, nos envuelve y nos funda.Palabras similares se hallaran mucho en en lexico de Juan Calvino. Eleccion, llamado, predestinación, reprobación, Dios, comunión intima con Cristo, soberania de Dios, no son ajenas a Calvino.

En la llamada de Jesús, los discípulos de Jesús han reconocido la llamada de su propio interior, la llamada del pueblo sufriente, la llamada de los tiempos difíciles y, en última instancia, la llamada del Dios grande y cercano que les invita a la fiesta y a la lucha por el reino.  Siempre es Dios el que llama, pero Dios llama siempre por mediaciones: a través del propio deseo y de las propias facultades, a través de la profecía y la compañía de una persona concreta, a través del grito y la necesidad de los sufrientes.

Los discípulos, que fueron movidos por la presencia y la promesa de Dios, se convirtieron en “pescadores de hombres”, es decir, en liberadores y sanadores de hombres y mujeres, en la esperanza del reino de Dios, en la lucha por el reino del Dios de los cielos. Ven sígueme. Todo está en juego, y todo merece la pena, pero no es posible saberlo sin seguirle. Asi es que sigamos a Calvino – un verdadero discípulo de Cristo pero también un hombre del medioveo tardío – por su recorrido histórico. Y recordemos que fue en el 1517, que  Martín Lutero compuso y distribuyó sus 95 tesis, las que urgían la eliminación de los abusos de la iglesia y la reforma de la Iglesia Católica. Además de clavar las 95 tesis en la iglesia Castillo de Wittenburg, Alemania, Lutero usó la nueva tecnología de la imprenta para reproducir y distribuir la tesis por toda Europa. Con la ayuda y protección del elector de Sajonia, Lutero logró resistir los intentos del papado por ser silenciado y juzgarlo.

Asi fue como comenzó la Reforma protestante que se esparció por toda Europa iniciando el comienzo de la desintegración de la cristiandad. Aunque esta no fue la intención de Lutero, la iglesia se dividió y no se reformó. La iglesia católica no supo responder rápidamente para prevenir esto. En 1560 se lanzó la asi denominada “contra-reforma” que recuperó la iniciativa en ciertas zonas, pero Europa quedó dividida en territories católicos y protestantes hasta el dia de hoy.

Dios le bendiga mucho.

Continúa…

———-

Notas:

[0] Cita de James Melvin Washington, ed. A Testament ai Hope:The Essentíal Writíng ai Martín Luther King, fr. [Un testamento de esperanza: escritos esenciales de Martin Luther King, Jr.],Harper & Row, Nueva York, NY, EE.UU., 1986, pp. 54.55. cit en Ravi Zacharias, Norman Geisler quien creo a Dios,pag. 233,ed. Vida

[1] EEUU: la mayoría de evangélicos ignora quién es Lutero y otras figuras de la Reforma, CBNews El Comercio EcoDiario © Protestante Digital 2012 http://www.protestantedigital.com/ES/Internacional/articulo/12076/Eeuu-la-mayoria-de-evangelicos-ignora-uien-es

[2] Calvin, Commentario, (Hebreos 6:5)

[3] Justo L Gonzalez – Historia del Pensamiento Cristiano, pag. 143

[17] Institución de la religion Cristiana, 1. 1. 1.
[18] CR,43-346.
[19] Institución de la religion Cristiana, 1. 2.1 (trad.Cipriano de Valera, 1597; edición de Rijswijk, 1967,1:5).
[20] Institución de la religion Cristiana, 1. 3. 1.
[21] Institución de la religion Cristiana, 1. 4.1; CR, 58:477; 89:58.
[22] Institución de la religion Cristiana, 1. 5. 1-3; CR, 54:204, 281; 62:297; 63:452.

[23] Institución de la religion Cristiana, 1.5.4.13.
[24] Ibid., 1.5.12,14; CR,71:346.
[25] Institución de la religion Cristiana, 1. 13. 21 (trad. Valera, 1 :85).
[26] CR, 54-387; 57:356. Nótese la semejanza entre esto y el «Dios escondido» de Lutero.
[27] Ibid., 56:567, 676, 694; 57:70.
[28] Institución de la religion Cristiana, 1. 13. 8.

[29] Institución de la religion Cristiana, 1. 7. 1; CR, 64:302.
[30] CR, 56:617 .
[31] Institución de la religion Cristiana, 4. 8. 5; CR, 37:825; 75:125 .
[32] Institución de la religion Cristiana, 1. 7. 1.
[33] 1 Ibid., 1. 7. 2.
[34] 1 bid., 1. 8.
[35] Ibid., 1. 7. 4-5; CR, 76:401.
[36] Inst., 1.9.
[37] [bid., 1. 10-12; CR, 54:157; 56-316; 88:577.

——–

Bibliografia consultada

Deja un comentario y a la mayor brevedad le responderé.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s