Dios y El concepto calvinista de Dios (p.9)


Dios y El concepto calvinista de Dios (p.9)

Por: Paulo Arieu

“…un alma temerosa de Dios no se imagina un tal Dios, sino que pone sus ojos solamente en Aquél que es único y verdadero Dios; después, no se lo figura cual se le antoja, sino que se contenta con tenerlo como Él se le ha manifestado, y con grandísima diligencia se guarda de salir temerariamente de la voluntad de Dios, vagando de un lado para otro.   – Juan Calvino [5]

Introducción

manos1_H012639_L

Calvino era un cristiano que estaba totalmente impregnado de un celo santo por Dios y su palabra y una piadosa obsesión respecto de la soberania de Dios y el resultado final del avance del evangelio.  Sin duda hay que  entenderlo en el context de su epoca, donde los liberals por un lado y por el otro las persecuciones del catolicismo romano con sus guerras religiosas ponian en jaque el futuro del cristianismo protestante inicial de aquellos dias. Pero, aunque parezca algo extraño, “Calvino no fue el reformador glacial y mecánico encerrado en si mismo y sin brillo, si se nos permite hablar de esta manera que los estereotipos de las tradiciones historiograficos, teológicas muestran llenos de complacencia.”[0]

Sus escritos pastorales no nos lo muestran como insensible ni determinista como le  parece a algunos.  Pero no hay dudas que la obra del reformador francés Juan Calvino ha sido una de las más polémicas y controversiales tanto en el siglo XVI como en los siglos posteriores. Y toda su teología ha sido objeto de múltiples acusaciones (algunas de ellas con justa causa y otras no tanto). Entre las acusaciones que se han hecho a la doctrina de Calvino se encuentra la propuesta por el economista y sociólogo alemán Max Weber que plantea la teología de Calvino como el fundamento principal para el surgimiento del capitalismo de los siglos XVII y XVIII en Europa, en especial en aquellas ciudades en las que hubo presencia del puritanismo inglés (abiertamente declarado como calvinista).

Debates apasionados

En medio del debate han salido apasionados apologistas de Calvino pero también han salido apasionados detractores de él. La característica principal en dichos personajes ha sido el subjetivismo partidista que de lado y lado pretenden defender sus posiciones, así entonces, los calvinistas en su afán por defender la “pureza” de su doctrina han ignorado muchas fallas en Calvino, pero a la vez los anti-calvinistas en su deseo por desvirtuar las raíces históricas y doctrinales del calvinismo han hecho del reformador francés un “engendro” cuya obra fue la base principal para el “espíritu del capitalismo”.

Y si hay algo también a su favor que hay que aclarar, es que el “calvinismo no es Calvino ni Calvino es calvinismo” [1] y que no debe ser confundida la doctrina calvinista con el pensamiento original del reformador, aunque la misma tenga su origen en él.

Loraine Boettner explica bien el porque del fanatismo de los calvinistas

“Se les ha llamado intolerantes a los calvinistas. Pero intolerancia para con un enemigo que busca matarle me parece ser una actitud excusable…. Los católicos decidieron añadir a su ya increíble credo un nuevo artículo, es decir, que tenían el derecho de ahorcar y quemar a todos los que no estuvieran de acuerdo con ellos; y en esta lucha los calvinistas, con… la Biblia en mano, apelaron al Dios de las batallas. Se hicieron cada vez más severos, fieros—o quizá pudiera decirse—más fanáticos. Y era muy natural que así fuese. Ellos meditaban mucho, como hombres piadosos por lo general están inclinados a hacer en tiempo de sufrimiento y dolor, en el poder providencial del que todo lo dispone. De ese modo su carga se hizo más liviana al considerar que Dios había determinado que la soportaran. Pero, a pesar de todo, atrajeron a sus filas a casi todo hombre de Europa occidental que ‘aborrecía la mentira’. Aunque derribados, lograron ponerse nuevamente en pie. Aunque fraccionados, ninguna fuerza logró subyugarlos. Detestaron, más que cualquier otro grupo de hombres que jamás haya existido, toda mentira, toda impureza, todo mal moral hasta donde pudieron reconocerlo como tal. Todo temor a hacer el mal que exista en Inglaterra y Escocia en este momento, es vestigio de las convicciones grabadas en el corazón de las gentes por los calvinistas. Y aunque éstos no lograron destruir el romanismo, que aún perdura y puede que perdure por mucho tiempo, no obstante, lograron arrancarle sus colmillos; le forzaron a abandonar ese principio detestable por el cual se arrogaban el derecho de asesinar a aquellos que disentían de él. Además, puede decirse que por haber avergonzado al romanismo hasta que abandonara su corrupción práctica, los calvinistas hicieron posible que el romanismo reviviera”

La influencia que tuvo la obra de Calvino sobre otros pueblos, fue amplia, a tal punto que Robert Kundsen lo ha considerado una fuerza cultural se expresa diciendo que “Calvino fue un patrón de los derechos humanos modernos (y) en su pensamiento anticipó la moderna forma de gobierno republicano” [2]. En medio de esa fuerte influencia que ejerció se puede notar la expansión tan potente que tuvo el calvinismo en la gran mayoría de las ciudades europeas, en las que realmente fue de gran influencia sobre la política,(en especial en las formas de gobierno), las cuestiones intelectuales, la moral, la economía, etc. es en medio de esa fuerte influencia que ejerce el calvinismo en la mayoría de aspectos de la sociedad europea que se da su llegada a Inglaterra, donde se formara la teología puritana (pietismo ingles) que tendrá suficiente fuerza para impactar la sociedad inglesa, pero además seria de especial importancia para el calvinismo, pues allí se dieron importantes modificaciones a la teología de Calvino, en especial por su discípulo directo Theodoro de Beza, además por parte de William Perkins, Thomas Hooker, entre otros. Los escritos de estos personajes serían el calvinismo de Inglaterra,

Cuando se realiza un acercamiento a la teología de Calvino de manera parcial, la misma puede prestarse para confusiones y malas interpretaciones, pues él demasiado radical en algunas afirmaciones que hace, y si se le entiende de forma parcial, puede decirse con toda vehemencia que él es un clasista y atroz formulador de una doctrina inhumana, por ejemplo leer su teología de la providencia puede resultar aterrador al observar que atribuye hasta las calamidades a la voluntad de Dios, incluso el hecho de que un neonato no tenga comida resulta siendo acto de Dios y ciertamente esto es desgarrador, pero si se busca en el resto de su doctrina, puede encontrarse que siempre está haciendo una constante invitación a que los diáconos de la iglesia (y la iglesia en general) sean servidores de su prójimo que esta en necesidad, así que para él no es grato que haya diferencias, tan solo hace una interpretación de las escrituras y es lo que encuentra en ellas [3] , pero también fórmula que Dios quiere que los creyentes serán siervos suyos pero también de la humanidad entera. Así que interpretar a Calvino por partes es lo que puede llevar a una confusión en su doctrina y eso fue precisamente lo que pasó con el puritanismo y sus principales representantes, pues hicieron de la doctrina de la predestinación y de la providencia el eje principal de su teología, ignorando otras que si son centrales, es tal y como lo expresa C. H. Irwin:

La predestinación ocupa un espacio relativamente pequeño en la enseñanza de Calvino. El asunto es tratado en cuatro de los ochenta capítulos de que consta la institución, y su posición es secundaria, no prominente. Viene al fin del tercer libro, y después de la enseñanza acerca de la obra del Espíritu Santo, de la fe, del arrepentimiento, la vida cristiana, la justificación y la oración, que comprende su admirable explicación de la oración dominical [4]

Los recuerdos del pasado

Calvino fue un hombre atormentado y agitado constantemente por el recuerdo del pasado desgraciado del que Dios le había liberado con su conversión al Señor, pero etapa  a la que no dejaba de referirse en forma agresiva cuando se esforzaba por dar a conocer la voluntad divina a los hombres de su tiempo, cuando se presentaba a los incrédulos y malvados engullidos por un abismo sin fondo, olvidados  del propio Dios, buscando a Dios en desamparo y con disgusto en la duda y el fingimiento y no en la seguridad.  Fue sin lugar a dudas, un hombre vehemente y colmado de violencia de fuerza y de seguridad y imantado por un odio poderoso hacia todo lo que creia que apartaba de alejar al mundo humano de su único fin, el amor y la glorificación de un Dios todopoderoso.

Y antes de el ser la “boca de Dios”, era un creyente que navegaba en medio de una tormenta de deseos contradictorios , su ser no lograba reconocer el camino a seguir para encontrar a Dios, pero despues de la conversión cuando dirigía Ginebra en tiempo de la Reforma de la Iglesia exteriorizó sus perplejidades en dirección a un mundo al que siempre quería amar y corregir y pugar de un mar tenaz y ofensivo el que siempre estaba dispuesto a reaparecer. Después de duras luchas interiores Dios hizo de este hombre un gran gladiador de Dios y su espada que bien usaba era la palabra biográfica. Si bien durante toda su vida el pecado siguió asediando a este hombre de fe, incitándolo a salirse del camino, pero Dios siempre lo guardó y libro de la tentación mas cruel.

Calvino escribió que

“…Más bien, el conocimiento que de Él tenemos nos debe primeramente instruir en su temor y reverencia, y después nos debe enseñar y encaminar a obtener de Él todos los bienes, y darle las gracias por ellos. Porque ¿cómo podremos pensar en Dios sin que al mismo tiempo pensemos que, pues somos hechura de sus manos, por derecho natural y de creación estamos sometidos a su imperio; que le debemos nuestra vida, que todo cuanto emprendemos o hacemos lo debemos referir a Él? Puesto que esto es así, siguese como cosa cierta que nuestra vida está miserablemente corrompida, si no la ordenamos a su servicio, puesto que su voluntad debe servirnos de regla y ley de vida” – Juan Calvino

El entendía servir a Dios mediante sus predicaciones en las que utilizaba parrafos de los textos escritos por el apostol Pablo; el entendia que su retórica era una enseñanza del amor de Dios quien exigía la amenaza y la exhortación como partes de su voluntad.  Servir a Dios también consistia en el enseñar acerca de los juicios de Dios y era también proferir la maldición divina y expresar de alguna manera la ira de Dios hacia el pecado de la humanidad.

Sin dudas, Calvino fué todo un profeta.El genio y el profeta, parecen ir de la mano en la vida de este reformador.

Conclución

spurgeon

En la historia de Calvino hubo por tanto varias historias pero el comienzo de esta larga busqueda de identidad, hubo un Calvino que hay que considerar insatisfecho, desgraciado, perdido y solitario que no encontraba a Dios y que al no encontrarse a si mismo erraba por un mundo imaginario que a la larga, debió revelarsele como infinitamente triste, y quizás insoportable e inhabitable.

Debemos comprender que al igual que Lutero que no fue perfecto, tampoco Calvino lo fue.Por este motive, cuando ud. lea acerca de alguien que ataca al calvinismo como si fuera un deporte hacerlo, usted tiene que saber , que si bien puede tratarse de mero desconocimiento, es altamente probable que se trate de verdaderos enemigos de la verdad, es decir, personas que sienten aversión por verdades fundamentales de la fe cristiana a la que ellos engloban dentro del calvinismo. Son personas que aun siguen atadas a las falsas doctrinas que fueron establecidas en el concilio romanista de Trento.

Créanme que si esto solo se tratara de la oposición a un ismo, este comentario no tendría razón de ser, aquí el problema no es ni Calvino ni el calvinismo, sino el repudio encubierto a todo un conjunto de verdades que Roma también repudia. Roma repudia el que se enseñe, que el hombre a causa de la caída, esta absolutamente incapacitado para buscar a Dios, y estas personas también sienten el mismo repudio hacia quienes enseñan esta verdad. Roma repudia el que se enseñe que aquellos a quienes Dios ha adoptado como hijos no pueden perderse jamás, y estas personas que tanto aborrecen al calvinismo, siente ese mismo repudio hacia quienes enseñan esa misma verdad.

Por ultimo quisiera decir que si alguien podría traer pruebas irrefutables de que Juan Calvino y Martin Lutero fueron dos falsos maestros, aun asi las doctrinas de la gracia estarían en la palabra Eterna de Dios para hacer rechinar los dientes de quienes las aborrecen.

Me gusta mucho algo que dijo Spurgeon, uno de los mas famosos calvinistas de la historia, ya que pienso que Calvino pensaria igual.

Cuenta todo lo que Dios ha hecho para contigo, pero no digas nada de lo que tu haces para Dios. No promuevas aplauzos, promueve su gloria.

DIos le bendiga mucho

Continúa…

—————-

Notas:

[0] Juan Calvino – Su vida y su obra a 500 años de su nacimiento, Leopoldo Cervante-Ortiz  (editor), Pag 64-66,Editorial Clie

[1] BOETTNER. Loraine. La predestinación. Grand Rapids (EE.UU.): Subcomisión de literatura cristiana. 1968. Pagina 5 cit en http://recursosteologicos.org/Documents/monografia_calvinismo.htm Nota nº 1

[2] REID. Stanford. John Calvin – his influence in the western world -. Grand Rapids (Michigan): by the Zondervan corporation. 1982. Pagina 13,cit en http://recursosteologicos.org/Documents/monografia_calvinismo.htm Nota nº 14

[3] El autor de este trabajo monografico, expresa que el no es calvinista, por tanto no está defendiendo a Juan Calvino, ni mucho menos está de acuerdo con mucho de lo que él cree ni con su hermenéutica en el mayor de los casos,  pero es necesario entenderlo desde su contexto referencial y desde ahí hablar, cit en http://recursosteologicos.org/Documents/monografia_calvinismo.htm Nota nº23

[4] IRWIN. C.H. Juan Calvino – su vida y su obra -. México D.F. (México): Casa Unida de Publicaciones. 1947. Pagina 125, cit en http://recursosteologicos.org/Documents/monografia_calvinismo.htm Nota nº 24

[5] http://www.iglesiareformada.com/Calvino_Institucion_Libro_1_Capitulo_2.html

Bibliografia consultada

Imagen

Deja un comentario y a la mayor brevedad le responderé.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s