Dios y El concepto calvinista de Dios (P.6)


Dios y El concepto calvinista de Dios (P.6)

Por Paulo Arieu

  • “De éstos también profetizó Enoc, séptimo desde Adán, diciendo: He aquí, vino el Señor con sus santas decenas de millares,  para hacer juicio contra todos, y dejar convictos a todos los impíos de todas sus obras impías que han hecho impíamente, y de todas las cosas duras que los pecadores impíos han hablado contra él.  Estos son murmuradores, querellosos, que andan según sus propios deseos, cuya boca habla cosas infladas, adulando a las personas para sacar provecho.” (Jud. 1:14-16 RV1960)
  • ‘Así que les digo esto y les insisto en el Señor: no vivan más con pensamientos frívolos como los paganos. A causa de la ignorancia que los domina y por la dureza de su corazón, éstos tienen oscurecido el entendimiento y están alejados de la vida que proviene de Dios’.(Ef. 4:17-18)
  • “No os conforméis a este siglo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta” (Ro. 12:2)
  • “Trae, cuando vengas, el capote que dejé en Troas en casa de Carpo, y los libros, mayormente los pergaminos.”( 2 Tim 4:13)
  • Por lo demás, hermanos, os rogamos y exhortamos en el Señor Jesús, que de la manera que aprendisteis de nosotros cómo os conviene conduciros y agradar a Dios, así abundéis más y más.( 1 Tes 4:1)
John CalvinJohn Calvin (Photo credit: jimforest)

Introducción

Porque citar la biblia al empezar una monografia sobre un teólogo? Pues porque Calvino creía “que la Sagrada Escritura contiene la relación de los eventos y acciones revelatorias que Dios ha querido manifestar al hombre. Esto quiere decir que la Escritura ha llegado a nosotros como resultado del deseo de Dios de enseñarnos su plan redentor y sus propósitos respecto al hombre. Por medio de su lectura y de su estudio podemos entender aquello que Dios considera necesario para nuestro conocimiento y redención. Estudiar la Escritura no nos hace conocer todo con respecto a Dios, pero sí nos permite entender lo que Él es.”[5]

La Biblia bien nos dice que aquellos que aquellos que rechazan a Dios, penosamente están adorando a la criatura en lugar del Creador (Ro.1:25). “Profesando ser sabios, se hicieron necios, y cambiaron la gloria del Dios incorruptible en semejanza de imagen de hombre corruptible, de aves, de cuadrúpedos y de reptiles “(Ro. 1:22, 23). Esto no menos describe la adoración a las criaturas de los paganos de la antigüedad  que la adoración de las criaturas actuales.  Tales tontos idólatras naturalmente rechazan la justicia (Ro. 1:32) por la injusticia (Ro. 1:26-31). El siglo XX, probablemente sin igual por siglos anteriores en su violencia, marcó un resurgimiento de la injusticia humanista primitiva con una venganza. Sólo consideremos las injusticias radicales del nazismo y el comunismo, los cuales fueron influenciados por corrientes paganas filosóficas como el darwinismo. Aun asi, el cristiano del siglo XX, es llamado a usar el don del intelecto en toda la Sagrada Escritura, Dios lo ha hecho un ser pensante, con capacidad creativa e inteligencia.  EDGAR MORIN, en L´esprit du temps dijo que

Las sociedades modernas son policulturales. Centros culturales de naturalezas distintas están en actividad: la (o las) religión, el Estado Nación, la tradición de las humanidades afrontan o conjugan sus morales, sus mitos, sus modelos en el seno de la escuela y fuera de ella [8]

La influencia del policulturalismo ha traido un resurgir del hambre de Dios, del deseo de alcanzar la divinidad,para conocerle o para serle,como en el caso de muchos anticristos modernos. Fue Calvino quien dijo que: “Está esculpido en el alma de cada hombre un sentimiento de la Divinidad, el cual de ningún modo se puede destruir: y que naturalmente está arraigada en todos esta convicción: que hay un Dios”. Para Calvino queda claro que todos los hombres de todas las culturas desarrollaron alguna idea de Dios, aunque en muchos casos la hayan confundido con alguna imagen, alguna figura o alguna fuerza. [2]

Cuando C. S. Lewis pronunció sus conferencias radiales que después se convertirían en el libro Mere Christianity (Cristianismo básico), la segunda Guerra Mundial estaba en su apogeo. Muchos países han experimentado guerras, para nosotros tan desoladoras como aquella. Frente a estos desastres humanos algunos pudieran pensar, como los interlocutores de Lewis, que la teología es un accesorio y un lujo del cual se puede dispensar. En lo recio de la batalla, Lewis no pensaba así, ni tampoco nosotros lo hacemos. Estamos en buena compañía—la del Señor Jesús y sus apóstoles, y la de los grandes maestros de la historia de la Iglesia cristiana—todos los que pensamos de la misma forma.[28]

El retorno literal de Cristo es una promesa literal, de cumplimiento literal. El volverá un dia a juzgar todas las cosas y a aquellos que andan según sus propios deseos y no según la voluntad de Dios.Que ni siquiera procuran comprenderla, como exhorta Judas, hermano de Jesús. Pero mientras tanto retorna Cristo, seguimos estudiando la historia, y sus personajes históricos con sus creencias. Algunas ortodoxas, otras no tanto. Teniendo en cuenta lo expresado por el autor de la epístola a los hebreos, seguimos investigando la vida de Juan Calvino, del que podemos decir muchas cosas a su favor, entre ellas que fue un pastor teólogo o pastor maestro, que nos habló la Palabra de Dios, como fiel exegeta que fue. Hay aspectos de su caracter que quizás no compartimos, pero hay muchas otras que si. Y vemos que su influencia mundial es el resultado de su creencia en Jesucristo.

El hombre en su afán de conocimiento ha tratado de sujetar todas las cosas al dominio de su capacidad intelectual. Él cree que por medio de sus sofisticados instrumentos puede sujetar todo lo que existe a su investigación, incluso la realidad de Dios. La ciencia puede aislar un producto y repetir una operación tantas veces como lo considere conveniente para conocer su funcionamiento y sentar alguna teoría que permita su uso, para esto cuenta con laboratorios, microscopios, telescopios, etc., que le ayudan a observar su objeto de estudio; pero cuando hacemos teología ninguno de estos instrumentos tiene valor porque Dios no es un objeto al que podamos sujetar a nuestras pruebas y observaciones. Dios es el ser por excelencia y sólo podemos relacionarnos con Él cuando lo hacemos en calidad de una relación personal, de otra manera no queda esperanza. Una teología que no reconoce esta verdad le resta la gloria a Dios puesto que lo considera un mero objeto de conocimiento entre otros.[0]

T. H. Parker dice sobre Calvino, ‘nuestra historia es de un hombre de orden y paz, que fue nacido en un mundo lleno de conflicto’. Sigue diciendo ‘un conservativo por naturaleza, por crianza, y por convicción, sus ideas fueron las más revolucionarias en toda Europa. El orden, con tendencia a la aristocracia, la cual el valoraba (orden), y a la cual dedico la mayor parte de su vida, a establecer, vino a ser una de la plataformas para la democracia en las generaciones sucesivas. Su teología era fundamentalmente chapada a la antigua que parecía una novedad’.[37]

Aun Roger Olson quien es un gran crítico  del Calvinismo tiene algo bueno que decir sobre el reformador, ‘la reputación de Calvino se debe a su pasión personal y liderazgo y su gran mente sistemática como se expresa en su magnum  opus ‘Institución de la religión Cristiana’. Este libro fue inmediatamente reconocido por su amigos como enemigos de la reforma protestante como el producto de una mente genial destinada a ser uno de los líderes y luceros  del movimiento’. [38]

La Doctrina de Lutero y Calvino: Diferencias y Semejanzas

La obra teológica por excelencia de Juan Calvino es la Institución de la Religión Cristiana también conocida como Institutos de la Religión Cristiana. Esta diferencia se debe en parte, a que el mismo Calvino usó nombres distintos para diferentes ediciones. A la edición de 1536 la tituló Christianae religionis institutio, pero desde 1539 el título fue cambiado por Institutio christianae religionis. Esta obra de Calvino se fue desarrollando paulatinamente. La edición de 1536 constaba de 6 capítulos, la de 1539 tenía 17, la de 1543 tenía 21, la de 1559 tenía 80. Hubo otras ediciones pero no tuvieron cambios. La explicación de este colosal desarrollo es interesante: en la primera edición él trató de explicar al Rey de Francia, Francisco I, cuál era la fe de aquellos “Hugonotes” a los que él perseguía; cuando la publicación llegó a manos de los teólogos católicos, estos trataron de contestar y refutar a Calvino punto por punto. A consecuencia de esto Calvino escribió nuevos capítulos para contestarles. En las siguientes ediciones condiciones parecidas se repitieron, a lo cual se agregó el gran interés de Calvino porque su libro sirviera de guía a estudiantes y lectores de las Sagradas Escrituras. La edición de 1559 está dividida en cuatro partes (libros), que siguen un orden Trinitario. La primera parte nos habla de Dios como Creador, la segunda de Dios como Redentor, la tercera de la obra del Espíritu Santo y, la cuarta, de las instituciones humanas y su relación con la obra de Dios.[4]

Fue después de la muerte de Lutero,  que Calvino ejerció una gran influencia sobre los hombres de aquel notable  período. Irradió gran influencia sobre Francia, Italia, Alemania, Holanda, Inglaterra y Escocia. Se organizaron dos mil ciento cincuenta  congregaciones reformadas que recibían sus predicadores de parte de él.

En términos de nuestras accciones (incluyendo nuestros pensamientos, actitudes, motivos y deseos), sin embargo, hubo un cambio radical. En donde Adán y Eva un tiempo sirvieron a Dios en el Edén, una vez que entró el pecado al mundo “todos los pensamientos e intenciones del corazón fueron de continuo mal.”(Gen. 6:5). Ya no es el caso que el hombre es capaz de no pecar (posse non peccare), como fue antes de la caída. Ahora, su dirección entera es cambiada; se ha invertido y pervertido, asi que ahora para el hombre es imposible no pecar (non posse no peccare), esta depravación, esta pecaminosidad, el cual se extiende a la totalidad de la persona, es rebelión ante la cara del conocimiento de Dios. Es un pecado pactal, ante el rostro y en el contexto del claro, distinto, y conocimiento personal de Dios.”[36]

Por este motivo, es probable que sea cierto que cada época influye en los resultados de la investigación a la hora de formular preguntas. El pecado distorsiona en diversos grados la objetividad de nuestros maestros bíblicos, negándonos asi el que sean considerados infallibles en sus deducciones. Pero uno debe decir, también, que los estudiosos de décadas anteriores “han hecho grandes esfuerzos” para escuchar cuidadosamente “lo que realmente dijo Calvino” dentro del horizonte de la Reforma, inicialmente en Francia y Ginebra. Esto ha tenido como resultado una mayor comprensión del hecho de que la Reforma de la Iglesia no debe medirse solamente por la figura de Lutero, como se hacía antes, sobre todo en Alemania.[1]

Al estudiar a ciertos líderes eclesiásticos que tuvieron influencia en el mundo cristiano especialmente en la esfera evangélica, vemos como hay muchos cristianos que en el día de hoy ignoran el pasado. Es mas, vemos que hay un fuerte rechazo por la tradición, ya que nos sentimos sofisticados y más inteligentes que los del ayer. Esto no solo se mira en la moralidad humana; para nuestros padres existía lo que se llama bien y mal, hoy todo mundo se contradice en sus premisas y conclusiones cuando discuten algún tema moral o político y religioso,  todo mundo parte caminos diciendo los dos teníamos la razón. Esto se llama postmodernismo, nadie está equivocado todos tiene  la razón, asi que no juzguemos para que no seamos juzgados es el grito de muchos.  Y es por este mismo motive que las vidas de los reformadores son importantes para nosotros si queremos sobreponernos a un mundo que se ha catalogado como postcristiano. Muchos estudiosos están reconociendo que el cristianismo está pasando de moda, y ahora la gente común no sabe nada de símbolos cristianos ni de un lenguaje cristiano. El cristianismo ya no tiene influencia sobre la sociedad. El mismo país de Francia que nos daría la gran vida de Juan Calvino hace unos años se proclamó como secular. Esta realidad que nos toca vivir, se está metiendo en las iglesias  cristianas evangélicas. Desde hace rato ya ha estado sucediendo en las iglesias Anglosajonas, pero ahora se da en las iglesias hispanas, donde ya están sintiendo esta influencia filosófica relativista,  por lo tanto ‘nadie puede reclamar tener la Verdad Absoluta’,ni decir que Cristo es la Verdad Absoluta (Jn. 14:6). Pero es aquí donde los reformadores cristianos brillan en medio de la oscuridad. Porque ellos se ciñeron a la Palabra de Dios, la cual  tiene afirmaciones de la Mente Divina, no son las opiniones de seres mortales e inconstantes en sus mentes cambiantes.

La Doctrina de Lutero y Calvino: Diferencias y Semejanzas
Dogma
Lutero
Calvino
Salvación
El hombre salva su alma sólo   por la fe, no por el pago de indulgencias ni por la buenas obras
El hombre está predestinado   por ley divina a condenarse o salvar su alma y nada puede hacer ni su   fe ni sus obras para cambiar ese designio
La   Biblia
La lectura de la Biblia debe ser personal y puede ser interpretada; no   tiene que acudirse a la misa o a un sacerdote para conocer la palabra de   Dios. Por eso debe ser traducida a las lenguas vernáculas
La lectura de la Biblia deber ser personal sin intermediarios. Puede   interpretarse, y debe  predicar la   palabra de Dios. También debe ser traducida.
Sacerdocio
Todos los cristianos pueden practicar el sacerdocio. Ataca directamente la   jerarquía eclesiástica, y principalmente la autoridad del Papa. No creen en   ningún tipo de intermediario entre el hombre y Dios, por lo que tampoco creen   en la Virgen ni en los santos
Los pastores que guían el culto son iguales a cualquier calvinista, no   tienen el rango de ministros de Dios que tienen en el catolicismo. No tienen   intermediarios, ni la Virgen ni los santos. El fiel habla directamente con   Dios. Están contra la jerarquía eclesiástica
Sacramentos
De los 7 sacramentos, sólo admite tres: bautismo, penitencia y   comunión. Con el bautismo se entra a la iglesia luterana, la penitencia   es directa con Dios y la comunión que consiste en una simple conmemoración de   la Ultima Cena.
Se admiten sólo dos sacramentos: el bautismo como signo de entrada   a su iglesia y la Cena, nombre que da a la Comunión, donde se recibe a Cristo   de forma sustancial o espiritual.
Imágenes
Rechazan todo tipo de imágenes religiosas
Rechazan todo tipo de imágenes religiosas

Los reformadores nunca pretendieron “fundar” otra Iglesia. Su seriedad teológica les impedía ser sectarios. Ellos amaban a la “única”, “sola”, “una” iglesia del Señor Jesucristo. Siempre confesaron esa sola Iglesia. Su propósito y su anhelo fue solamente la reforma de dicha única iglesia. Si las presiones que se ejercieron sobre los reformadores los colocaron fuera del ámbito eclesiástico tradicional oficial, no fue por causa de sí mismos, sino de quienes los “expulsaron”. No obstante, Calvino y Lutero buscaron la unificación no solo de todos los grupos reformados, sino aun la unidad de la Iglesia universal. Se afirma que Calvino dijo haber estado dispuesto a “atravesar diez mares” si con ello hubiera podido lograr la unidad de la iglesia. En esto se muestra una característica muy propia de la herencia reformada. Es una combinación de firmes convicciones en la defensa de la verdad y caridad cristianas abierta al diálogo con los que piensan de manera distinta, con el propósito de buscar la profunda unidad que liga a todos los creyentes en un mismo Cuerpo.[31]

Quien fue Juan Calvino?

Juan Calvino 1509-1564. En los últimos tiempos hay muchos que han tratado de re-investigar a Calvino nuevamente, tratando de entender su pensamiento, realizando conferencias, haciendo estudios formales, indagando en sus  escritos.  Su influencia es vista en la política y su relación con la iglesia, según Max Weber en el capitalismo. Eberhard Busch le llama  ‘calvinólogos’, a los hombres expertos en los escritos del reformador. Sin embargo no solo han existido los simpatizantes sino también los enemigos de esta figura controversial de la reforma. Unos le llaman el papa de Ginebra, los diccionarios seculares lo critican mucho por su doctrina de la predestinación, ignorando que Calvino no fue el que la ocasionó entre los reformadores, muchos menos en la historia de la iglesia. Lutero y Zwingli también hablaban de esta doctrina todo el tiempo.

También hay otros que han levantado calumnias de su persona, han tratado de inventar cosas de él, dicen que nunca dejo de ser católico,  otros dicen que fue el principal acusador de Serveto el hereje español. Otros que aman sus escritos, con mayor celo dicen que nunca estuvo involucrado en el proceso legal de Serveto, asi reclamando inocencia para  el exegeta de la reforma. Por esto mismo tratemos de permitir que los calvinólogos e historiadores profesionales, nos guíen en nuestro estudio sobre su persona. Sin embargo no podemos caer en la trampa de pensar que eran infalibles, y canonizarlos evangélicamente, especialmente  a los reformadores. Otra de las cosas que no podemos hacer es sacar a los reformadores de su contexto y encajarlos al siglo 21, ellos vivieron en el siglo XVI donde todo Europa estaba al borde del caos, y de diversas reformas, tanto sociales, científicas, y religiosas. Es conocido que muchos de ellos usaban un lenguaje obsceno para debatir con sus enemigos, pero tenemos que entender,  que en este tiempo era común el debate caliente. Eberhard Busch dice ‘lo que es verdad en la mayoría de las interpretaciones es que todas hablan más generalmente del llamado calvinismo que de Calvino como tal o, como señalo Stanford Reid en 1991, hablan frecuentemente de Calvino, sin tomarse la molestia de observar que dijo él  realmente’.[11]

Calvino, también es citado como el Teólogo Sistemático de la Reforma Protestante o el exegeta. Si podemos estudiar más la vida de esos grandes líderes religiosos que nos han influenciado hasta el día de hoy, aprenderemos de sus errores y sus fortalezas, podremos apreciar los cambios que trajeron al ámbito religioso, de  la misma manera podemos evitar sus grandes errores y pecados que ellos cometieron, consiguientemente podemos imitarlos en esos dones que Dios les concedió para hacer cambios en una sociedad refundida en el hoyo de la ignorancia. Usted y yo tenemos la responsabilidad de no fomentar la ignorancia, difundiendo la luz de Jesucristo en su evangelio, disipando las tinieblas y estableciendo la luz de la Palabra de Dios.

Ya vimos en otros articulos, que Calvino nació en la ciudad de Noyon,  Francia, el 10 julio de 1509. Fue nieto de artesanos e  hijo de un servidor de los intereses eclesiásticos en Noyon. Existen datos acerca del carácter autoritario de su padre y de la personalidad devota  y retraída de su madre, a quien perdió muy pronto.[10] Su padre siendo secretario del obispo y procurador del capítulo de la catedral, hizo uso de tales conexiones procurándole a su hijo Juan dos beneficios eclesiásticos con los cuales pagar sus estudios.[12]  El  joven Calvino fue a estudiar leyes a París donde encontró el humanismo, asi también la reacción conservadora de su tiempo y  la discusión teológica y bíblica  que estaba en su apogeo en el siglo XVI. A causa de las discusiones teológicas que se habían levantado en Alemania por medio de Lutero, Calvino llegó a conocer los escritos de Wyclif, Huss, y Lutero. En la ‘Institución de la Religión Cristiana’ es bien notorio que San Agustín era uno de sus favoritos, como compartí en el articulo anterior a este.

Sin  embargo el mismo dice en una ocasión ‘estaba obstinadamente atado a las supersticiones del papado’. Aquí encontramos al gran reformador tratando de investigar y encontrarse asimismo con la verdad.

Entre 1523 y 1527 Calvino estudió en el famoso Colegio Montaigu, en la sección exclusiva de la clase acomodada, antes de estudiar leyes en Orleans y en Bourges. Probablemente aquí estudió lógica, metafísica, ética, retórica y ciencias, todo lo cual se  enseñaba dentro de los moldes del pensamiento aristotélico con profesores inspirados por autoridades como Occam  y Tomás de Aquino.  Después de su graduación retornó a la ciudad de Noyon, donde estuvo asociado con grupos reformadores. Sobre este periodo de su vida no conocemos mucho. Lo que sabemos fue que algunos escritos personales fueron confiscados por la policía cuando registraron sus pertenencias en 1533. El rector de la Universidad de París, Nicholas Cop, había predicado un sermón promoviendo la reforma, el cual había sido visto como algo inflamatorio por la Universidad y las autoridades de la ciudad. Una copia de este sermón se halla con la letra de Calvino. Muchos se han preguntado, si él fue el verdadero autor del sermón?[13] Algunos registros sostienen que Calvino ya  predicaba en 1529, en aldeas y en un granero cerca del río.[14]

En la famosa ‘guerra de los carteles’ culminada el 18 octubre de 1534, los protestantes franceses publicaron carteles en contra de la misa católica y la adoración de los santos, declararon que eran blasfemos y que el Papa, sus cardenales, obispos, sacerdotes, y monjes, eran hipócritas y siervo del anticristo. El rey Francisco I se enfureció a causa de esta intrepidez, y preparó una procesión que marchó por las calles de París, con el propósito de limpiar la ciudad de esta mancha. En una comida de celebración pública el rey se puso de pie y declaró que no dudaría en decapitar a  alguno de sus propios hijos si los encontrara culpables de estas nuevas malditas herejías  y que los ofrecería como sacrificio para la justicia divina.[15]

La mano de Dios  salvó a Calvino de ser arrestado,  se fue de la nación que lo había visto nacer, eventualmente llegó a la ciudad de Basilea Suiza, el cual estaba experimentando reformas por todos lados, siendo uno de los bastiones del protestantismo. Lutero estaba resonando por todos lados en los países Europeos, y  la literatura protestante se promovía, los incultos estaban saliendo de la ignorancia porque la Biblia estaba siendo traducida a la lengua común.

En 1536 se dio a conocer la inteligencia y el espíritu sistemático de Calvino en la primera edición de la Institución que fue publicada en Basilea, esta fue enviada directamente al rey Francisco I donde se exoneraba a los mártires protestantes y se le acusaba de asesino. Pocos sabían que él había sido su autor a causa que estaba viviendo bajo el nombre falso de Martinus Lucanius.  El libro fue un éxito inmediato y puso a Calvino a la cabeza de los reformadores más influyentes. Después que regresó por un tiempo a París, solamente a vender las tierras de su familia, juntamente con su hermano Antonio, y su hermana María salieron  para  Estrasburgo. Aquí él quería establecerse y vivir en paz. Pero el camino a Estrasburgo se encontraba bloqueado a causa de los principios de una guerra entre Francisco I y el emperador Carlos V, por lo tanto tenía  que pasar por Ginebra, donde se encontraba un reformador que había causado controversia en Francia en 1523. Un hombre lleno de pasión y fuego por la reforma protestante, un disputador por la causa, y como alguien ha dicho ‘un hombre que mejor dividía antes de persuadir, pero que estuvo dispuesto a menguar para que Calvino reinara, reconociendo su falta de organización le dio el bastón a Calvino de la iglesia en Ginebra’,  la historia lo ha  vindicado como un hombre celoso y apasionado por la Palabra de Dios. Su nombre era Guillermo Farel.

Cuando Calvino llegó a Ginebra a Farel le avisaron que el autor de la Institución se encontraba en la ciudad procuró buscarlo hasta que lo encontró.  Cuando Farel habló con él le dio muchas razones porque Ginebra lo necesitaba, cuando vio que no lo podía persuadir al joven Calvino, dijo con una voz autoritaria

‘Dios maldiga tu descanso, y la tranquilidad que buscas para estudiar, si ante una necesidad tan grande te retiras, y te niegas a prestar socorro y ayuda’.[26]

El efecto que causaron estas palabras en Calvino el mismo nos cuenta diciendo ’esas palabras me espantaron y quebrantaron, y desistí del viaje que había emprendido’.Phillip Schaff dice  sobre Farel ‘el pionero del protestantismo en el occidente de Suiza fue Guillermo Farel. Fue un evangelista itinerante siempre en movimiento, incesante en labores, un hombre lleno de fe y fuego, como Lutero valeroso y sin temor y mucho más radical que él pero sin su genialidad.  El es llamado el Elías de la reformación francesa, ‘el azote de los sacerdotes’.[27]

En Ginebra Calvino quiso tener una iglesia pura y sin la mancha de la inmoralidad que plagó a la iglesia católica. El quería que la ciudad se convirtiera en una especie de modelo para el reinado de Cristo por todo el mundo.[33] Sin embargo esto le trajo problemas con los burgueses, los ricos de la ciudad que querían practicar un cristianismo nominal sin compromiso con la Iglesia en sus reglas y disciplinas. Los pecadores impenitentes  tenían que ser expulsados de la iglesia porque no querían guardar los mandamientos del Señor. A causa de esto en 1538 fue expulsado de la ciudad por la influencia de los burgueses y así partió a Estrasburgo donde pastoreó una iglesia de refugiados franceses donde pasó estudiando y viviendo tranquilamente, estos años fueron formativos en su ideología de la administración civil y eclesiástica.[34]

Durante este tiempo el famoso Cardenal católico  Sadoleto, aprovechando que Farel y Calvino habían sido expulsados de Ginebra escribió una carta a los Ginebrenses tratando de traerlos una vez más al seno romano. Calvino había abrazado con afecto paternal a  la Iglesia  Ginebrense y la amaba aunque estaba en Estrasburgo, así que respondió a las formulaciones católicas que iban en la carta así defendiendo Ginebra,   y doctrina protestante. Con un espíritu cristiano le dice ‘que el Señor le permita y le conceda, Sadoleto, que usted y sus partidarios puedan a la larga, percibir el solo y verdadero lazo de la unidad de la Iglesia, que es Cristo nuestro Señor, quien  nos ha reconciliado con el Padre y nos reunirá a todos de la presente dispersión en la congregación fraterna de su cuerpo, y así, a través de su propia Palabra y Espíritu, podamos todo crecer juntos en un solo corazón y una sola alma’.[32]

Carlos Spurgeon,el principe de los predicadores bautistas, en un sermón predicado la mañana del Domingo 15 de Noviembre, 1857, basado en 1 Tes. 5:6 dice en su primer punto ‘Comenzamos, entonces, en primer lugar, esforzándonos por señalar el mal que el apóstol intenta describir bajo el tema  durmamos. El apóstol habla de “los demás” que duermen. Si revisan el original, encontrarán que la palabra que es traducida como “los demás” tiene un significado más enfático. Puede ser traducida (y Horne la traduce así) “el desecho,” “Por tanto, no durmamos como el desecho,” la gentuza, los espíritus innobles, los que no tienen una mente que se eleve sobre los problemas de la tierra “por tanto, no durmamos como los demás,” la innoble multitud ruin que no está viva al elevado llamado celestial de un cristiano’[35]

En septiembre de 1541 las autoridades de la ciudad de Ginebra le pidieron a Calvino que regresara para seguir pastoreando  y moviendo la causa protestante. ‘Desde un punto educacional los principales acontecimientos en la vida de Calvino entre 1541 y 1558 fueron las ordenanzas eclesiásticas’.[37] Su influencia se hizo sentir, como pastor, reformador, expositor bíblico, teólogo y educador. La ciudad de Ginebra necesitaba un hombre dotado con el conocimiento bíblico como Calvino ya que las autoridades romanas querían volverla con manipulaciones y persuasiones de  mentes brillantes de su tradición católica, la ciudad necesitaba un gigante que pudiera refutar y dialogar con los teólogos católicos.

Muchos han pensado que Calvino gobernaba absolutamente en Ginebra y que él era un legislador y ponía en la hoguera [38] a sus opositores cuando el quería; sin embargo ‘Calvino no era ni juez de Ginebra ni siquiera un ciudadano no tenía posición civil. Pero actuando como una especie de abogado fiscalizador de la persecución religiosa redacto los artículos de acusación contra Serveto’. [39]  Allister McGrath dice ‘la atracción creciente de Calvino con muchas secciones del protestantismo no correspondía a su autoridad institucional después de todo era simplemente un pastor de Ginebra una ciudad pequeña conforme a los estándares de su tiempo.’[40]

Calvino no tenía una excelente relación con las autoridades o el ‘Pequeño Consejo’ como se le llama, puesto que ellos querían vivir en libertinaje y así participar de la Santa Cena del Señor. Aparentemente él no tenía ninguna autoridad sobre las autoridades civiles simplemente el era un líder religioso que gobernaba la Iglesia de Dios, esto se echa de ver cuando los 25 miembros del ‘Pequeño Consejo’ restituyo a Berthelier a la Cena del Señor, a este hombre lo habían encontrado culpable de estar borracho una noche y haber perseguido a un predicador hasta su casa. Su falta de autoridad civil y su amor por la gloria y la santidad de Dios y la seriedad que se deben de tomar en las cuestiones eclesiásticas se puede ver en lo que he dicho y en las investigaciones serias de dicha biografía.

Juan Calvino fue un hombre multifacético que dedicó su vida a servir a Dios. Se le recuerda como un elocuente y profundo predicador, se le aprecia como exégeta e intérprete de las Sagradas Escrituras, se le respeta como organizador y estadista, pero seguramente se le concede un lugar preponderante como teólogo. Algunos comentaristas lo consideran entre los cuatro más grandes teólogos en la historia del pensamiento cristiano. Él mismo no se cuidó de ser considerado uno de los grandes, su verdadera preocupación era crear un verdadero cuerpo de doctrina que fuese una sólida base para enseñar y confirmar la fe cristiana. Su obra teológica, por la cual le reconocemos lleva el nombre de Institución de la Religión Cristiana o Institutos de la Religión Cristiana. El no era un mero teólogo profesional sino un hombre profundamente religioso que poseía una gran capacidad para el pensamiento metódico y ordenado. El no llama a su libro Summa Theologiae sino que prefiere Summa Pietatis. El secreto de su energía mental está en su piedad: el producto de ello es su teología, que no es otra cosa que la descripción de la misma.[6]

Su influencia se deja ver hasta el día de hoy, pero porque? Porque el primero fue influenciado por la Palabra de Dios. Su teología es extraída del Libro de libros, aunque contiene errores como todo hombre falible, su mente se mira que estaba saturada de la historia eclesiástica, la Biblia, y otras ciencias. El exegeta  de la reforma cuyos comentarios todavía se consultan hasta el día de hoy, está todavía en el siglo XXI causando controversia y calumnias, acusaciones y señalamientos, en su mayor parte a causa de una doctrina que no fue él, quien la originó, la doctrina de la predestinación.

Calvino, triunfante sobre sus enemigos, sintió que la muerte se le aproximaba. Pero siguió  esforzándose de todas las maneras posibles con energía juvenil. Cuando se vio a punto de ir a su reposo, redactó su testamento, diciendo: “Doy testimonio de que vivo y me propongo  morir en esta fe que Dios me ha dado por medio de Su Evangelio, y que no dependo de nada más para la salvación que la libre elección que El ha hecho de mi. De todo corazón abrazo Su misericordia, por medio de la cual todos mis pecados quedan cubiertos, por causa de Cristo, y por  causa de Su muerte y padecimientos. Según la medida de la gracia que me ha sido dada, he enseñado esta Palabra pura y sencilla, mediante  sermones, acciones y exposiciones de esta Escritura. En todas mis batallas con los enemigos de la verdad no he empleado sofismas, sino que he luchado la buena batalla de manera frontal y directa.”

El 27 de mayo de 1564 fue el día de su liberación y de su bendito viaje al hogar. Tenía entonces cincuenta   y cinco años. Que un hombre que había adquirido  tal reputación y autoridad tuviera sólo un salario de cien coronas y   que rehusara aceptar más, y que después de vivir cincuenta y cinco   años con la mayor frugalidad dejara sólo trescientas coronas a sus   herederos, incluyendo el valor de su biblioteca, que se vendió a gran  precio, es algo tan heroico que uno debe haber perdido todos los  sentimientos para no sentir admiración. Cuando Calvino abandonó  Estrasburgo para volverse a Ginebra, ellos quisieron darle los  privilegios de ciudadano libre de su ciudad y el salario de un   prebendado, que le había sido asignado; él aceptó lo primero, pero  rehusó rotundamente lo segundo. Llevó a uno de sus hermanos a Ginebra consigo, pero jamás se esforzó por que se le diera a él un puesto  honorífico, corno cualquiera que poseyera su posición habría hecho.   Desde luego, se cuidó de la honra de la familia de su hermano,  consiguiéndole la libertad de una mujer adúltera, y consiguiendo  licencia para que pudiera volverse a casar; pero incluso sus enemigos  cuentan que le hizo aprender el oficio de encuadernador de libros, en  lo que trabajó luego toda su vida.[3]

Conclusiones de lo que es la teología para Juan Calvino.[30]

Una concepción correcta de qué es la teología nos permite reconocer el lugar central que tiene para el cristiano y la iglesia. La teología es indispensable, por ejemplo, para la catequesis, la educación cristiana, la evangelización, las misiones, el ministerio pastoral, la apologética, la espiritualidad, la exégesis y la ética. Todos los cristianos deben tener formación teológica, y la iglesia evangélica latinoamericana necesita de personas pensantes comprometidas con el estudio disciplinado y reflexiva de la teología.

Por muchos lados uno oye/escucha/lee que no hay que dar mucho conocimiento. Todos dicen que “el lector ordinario no quiere Teología; denle pura religión práctica”. Pero debemos rehusarnos a aceptar el consejo de ellos. No creo que el lector ordinario pueda ser tan tonto. Teología significa “la ciencia de Dios”, y creo que cualquier hombre que quiera pensar algo sobre Dios le gustaría tener las más claras y precisas ideas que sobre Él estén disponibles. Ustedes no son niños: ¿por qué deberían ser tratados como niños? [29]

Asi que un estudio consciente de los puntos expuestos nos permite sacar algunas conclusiones muy valiosas de lo que es la teología para Juan Calvino.

1. La teología demanda un conocimiento vital de la Escritura

Todo teólogo debe ser un hombre piadoso que se dedique al estudio de la Escritura y vea la mano de Dios en todos los acontecimientos en la vida del hombre. Esto quiere decir también que se debe leer la Escritura teniendo en mente la necesidad del hombre y los deberes de éste para con Dios. En Calvino no hay espacio para una teología ociosa que se haga preguntas tales como ¿cuántos ángeles caben en la cabeza de un alfiler? ¿O cuántas coronas habrá de tener un cristiano cuando esté en el reino de los cielos?

2. La teología demanda un conocimiento de los oficios de Cristo como Profeta, Sacerdote y Rey

Para Calvino la revelación de Dios tiene su más alta significación en la vida y obra de nuestro Señor Jesucristo. Jesucristo es la realidad sine qua non de todo el plan de Dios, es lo que le da sentido a la posibilidad de conocer a Dios y al contenido de la Escritura. Sin Cristo la revelación está vacía, Él es la respuesta a todas nuestras interrogantes acerca de Dios, Él es la sustancia de todos los dichos proféticos y Él es el cumplimiento del plan de Dios. Por esto la teología deberá ser Cristocéntrica. Calvino es tan consistente en este punto que para él no hay manera de tratar un sólo tema de la teología sin que podamos ver a Jesucristo presente. Un ejemplo de ello es la Teología de la Predestinación. Para Calvino sólo podemos hablar de la predestinación cuando estamos en condiciones de dar gracias a Dios porque nos ha rescatado de nuestra antigua manera de vivir y así entender que Él nos había predestinado desde antes de la fundación del mundo. En cierta manera se puede afirmar que la predestinación es la doctrina de la obra de Dios en el creyente.

Pasemos ahora a considerar las tres funciones de Cristo:

A. La función profética de Cristo

Cristo es la palabra de Dios al mundo. Él ha venido a decirnos la palabra final de Dios. Esta misma palabra fue dada por los profetas en otros tiempos para que sirvieran como un preámbulo a la Palabra por excelencia que es el Señor Jesucristo. Como profeta Él nos dice qué es lo que Dios quiere y espera de nosotros y qué debemos hacer para agradarle y servirle.

B. La función sacerdotal de Cristo

Los sacerdotes en el Antiguo Testamento tipificaron por medio de sus ritos y ceremonias la vida, obra y resultados de la existencia humana de nuestro Señor Jesucristo. Él es la realidad que corresponde a todas esas ceremonias que eran tan sólo pequeñas sombras de la grandeza del Señor. Su muerte en la cruz y su resurrección abren el reino de los cielos a los que creen en Él, los cuales no necesitan de repetir este tipo de ceremonias porque Él ha realizado el sacrificio perfecto de una vez y para siempre y ahora vive para nuestro bien.

C. La función de Cristo como Rey

El Señor Jesucristo ha recibido un nombre que es sobre todo nombre para que delante de Él se doble toda rodilla de los que están arriba en el cielo y abajo en la tierra. Este título le ha dado el señorío y nosotros le reconocemos como tal “En el nombre de nuestro Señor Jesucristo, jefe y cabeza de la Iglesia . . .”.

3. La teología debe estar centrada en Dios

Cuantas veces estemos reflexionando teológicamente debemos preguntarnos qué es lo que Dios ha hecho y está haciendo por nosotros en el mundo, v gr si nos refiriéramos al proceso de la salvación, Calvino vería que Dios preparó al hombre desde el seno de su madre y le llevó por los caminos necesarios para que pudiera conocerle, finalmente cuando fue el momento propio, Dios abrió su corazón por medio del Espíritu Santo para que él tuviera fe y creyese. Otros teólogos dirían que el hombre regenerado era un ser insatisfecho consigo mismo que inició un peregrinaje en busca de algo que pudiera satisfacer su corazón pero no lo encontró en ningún lado hasta que escuchó o leyó algún pasaje que le hablara de la fe en Dios y en Jesucristo. Que una vez que escuchó este mensaje decidió aceptarlo y creer en Él. En el primer caso Dios es el centro, en el segundo el hombre ocupa el lugar central. Esto implica dos maneras de escribir la teología cristiana: una de ellas que es la forma usada por Calvino, pone énfasis en la obra de Dios como autor y consumador de la fe; la otra, piensa que la fe es una decisión humana.

Conclución

Es largo y dificil hablar de Calvino sin verse influenciado por su autoridad, por su dogmática y por sus convicciones. Ante una sociedad como la actual carente de autoridad, el calvinismo estricto asoma como el salvavidas  para esta civilización que hace aguas y amenza con hunidrse no solo teológicamente, sino moralmente, éticamente, económicamente, con millones de nuevos pobres que no tienen oportunidad de dejar de serlo.Todos nos sentimos tentados ante la autoridad dogmática que tienen los teólogos calvinistas. Ratzinger, teólogo católico (ex papa católico), escribe en uno de sus libros que

Es posible encontrar un camino a través de la selva de las hipótesis exegéticas, a condición de que no nos conformemos con penetrar en ella por un punto cualquiera armados de machete. En ese caso nos veríamos envueltos en una lucha ininterrumpida con las diferentes teorías y terminaríamos quedando prisioneros de sus contradicciones. Lo que procede ante todo es echar una especie de mirada general desde arriba; si la mirada abarca un área más vasta, es posible distinguir también las diversas direcciones. Hay que seguir, por tanto, el camino recorrido por la elección de estos problemas.[9]

Y aunque autoridad y verdad están intimamente relacionados, no necesariamente es lo mismo que autoritarismos ni son sinónimos verdad  y autoridad.Lo que cada generación de teólogos debe preguntarse no es tanto si el calvinismo es verdad o no, sino que es verdad y por donde esta cruza y luchar por hallarla o mantenerla.  Es en la cosmovisión calvinista, que vemos que Dios está en el centro de todo. “Porque de él, por él y para él son a todas las cosas. A Él sea la gloria por los siglos de los siglos. Amén” (Ro. 11:36). Por ello nuestro fin principal es glorificar a Dios y gozar de Él para siempre (Catecismo Menor de Westminster, Preg. 1).Esto se conoce como Soberania de Dios y se dice que Dios es soberano en todo.

El Señor Dios es reconocido como Creador del Universo. Él es el principio,origen y fuente de la vida y la existencia. A Él le pertenecemos, de El dependemos. “En Él vivimos, nos movemos y somos” (Hch. 17.28). También es Él el sustentador supremo de todo. Es el Dios de la providencia quien sostiene, preserva y gobierna a todas sus criaturas. Como tal es Señor del mundo y de la historia. Todo lo dirige para su gloria. Es, además, nuestro Redentor, quien en Jesucristo nos ha dado vida. El Padre nos eligió desde la eternidad; el Hijo pagó nuestro rescate en la cruz y el Espíritu Santo nos comunica esa redención transformándonos de gloria a gloria en la imagen del Señor. En el centro de nuestra confesión está el hecho de que hemos sido salvados por la sola gracia de Dios. [6]

Calvino murió el 17  de Mayo de 1564. Su sucesor en la academia fue Teodoro Beza, esta academia sirvió de cielo para muchos predicadores evangélicos europeos, especialmente Francia y Suiza. Muchas noches sufrió de insomnio, cuando ya no podía caminar lo llevaban en una silla a la iglesia.  El 6 febrero de 1564 dio su último sermón, el 2 abril fue la última vez que asistió a la iglesia recibiendo el sacramento de las manos de Beza. Su espíritu opuesto al de Martín Lutero se mira en su testamento. El testamento de Lutero decía ‘soy muy bien conocido en el cielo y en la tierra y en el infierno, esto lo escribió el notario de Dios y el testigo de su evangelio, Dr. Martin Lutero’. El de Calvino según la traducción del francés expresa ‘ humildad y gratitud a Dios reconociendo su intimidad, poniendo toda su confianza en la elección Soberana y Gracia de Dios, y los grandes méritos de Cristo, pone toda controversia a un lado y mira hacia el futuro donde habrá una gran unidad y paz en el cielo’. [41]

De las escrituras aprendemos que debemos recorder los pastores que han sido fieles a Dios con respeto y aprecio. Dice el autor de la epístola a los hebreos que

  •  Acordaos de vuestros pastores, que os hablaron la palabra de Dios; considerad cuál haya sido el resultado de su conducta, e imitad su fe. Jesucristo es el mismo ayer, y hoy, y por los siglos.”(Heb. 13:7-8)

Dios lo bendiga mucho.

Continua…

Notas

[0] http://www.iglesiareformada.com/Reynoso_Calvino.html

[1] Leopoldo Cervantes-Ortiz. Editor.  Juan Calvino. Su Vida y  obra, a 500 años de su nacimiento. P.12,ed. Clie

[2] http://cimientoestable.org/files/Calvino_el_Teologo_Sistematico.pdf

[3] http://www.seminarioabierto.com/iglesia30.htm

[4] CALVINO, EL TEÓLOGO SISTEMÁTICO: INTRODUCCIÓN A SU PENSAMIENTO Por Ángel Reynoso Macías  Tomado del Libro: Calvino Vivo Editorial El Faro México, D.F. 1987, cit en http://cimientoestable.org/files/Calvino_el_Teologo_Sistematico.pdf

[5] Ibid

[6] Ibid

[7] Leopoldo Cervantes-Ortiz. Editor.  Juan Calvino. Su Vida y  obra, a 500 años de su nacimiento. P.36

[8] EL TIEMPO DE LAS TRIBUS. EL MERCADEO Y EL TRIBALISMO POSMODERNO PREFACIO A LA PRESENTE EDICIÓN,siglo XXl editores, argentina, s.a. TUCUMÁN 1621. 7 N. C1050AAG, BUENOS AIRES. ARGENTINA cultura Libre edición al cuidado de ricardo valdés r. portada de ivonne murillo primera edición en español, 2004 © siglo XXI editores, s. a de c. v. isbn 968-23-2529-3 primera edición en francés, 2000 © la table ronde, parís título original: le temps des tribus © michel maffesoli, 1988  http://www.um.es/tic/LIBROS%20FCI-II/Maffesoli%20Michel%20-%20El%20Tiempo%20De%20Las%20Tribus.pdf

[9] Joseph Ratzinger ,  La Iglesia Una comunidad siempre en camino , http://img88.xooimage.com/files/8/0/7/joseph-ratzinger-…-iglesia-37eaca3.pdf

[10] Leopoldo Cervantes-Ortiz. Editor.  Juan Calvino. Su Vida y  obra, a 500 años de su nacimiento. P. 67.cit en http://pastormariokansas.com/2012/10/29/quien-fue-juan-calvino/

[11] Leopoldo Cervantes-Ortiz.Editor.  Juan Calvino. Su Vida y  obra, a 500 años de su nacimiento. P. 12 cit en http://pastormariokansas.com/2012/10/29/quien-fue-juan-calvino/

[12] González, J. L. (2003). Vol. 2: Historia del cristianismo: Tomo 2 (71). Miami, FL: Editorial Unilit. cit en  http://pastormariokansas.com/2012/10/29/quien-fue-juan-calvino/

[13] Christianity’s Dangerous Idea. Alister Mcgrath. Harper One. 2007. P.89.cit en http://pastormariokansas.com/2012/10/29/quien-fue-juan-calvino/

[14] Los Generales de Dios. Volumen 2.  Roberts Liardon. P. 204.cit en http://pastormariokansas.com/2012/10/29/quien-fue-juan-calvino/

[15]Los Generales de Dios. Volumen 2.  Roberts Liardon.  P.210.cit en http://pastormariokansas.com/2012/10/29/quien-fue-juan-calvino/

[26] González, J. L. (2003). Vol. 2: Historia del cristianismo: Tomo 2 (76). Miami, FL: Editorial Unilit. cit en http://pastormariokansas.com/2012/10/29/quien-fue-juan-calvino/

[28] http://www.seteca.edu/programasenlinea//articles/Kairos34-Alfaro.pdf

[29] http://www.seteca.edu/programasenlinea//articles/Kairos34-Alfaro.pdf

[30] http://www.iglesiareformada.com/Reynoso_Calvino.html

[31] Leopoldo Cervantes-Ortiz.Editor.  Juan Calvino. Su Vida y  obra, a 500 años de su nacimiento. P. 32 cit en http://pastormariokansas.com/2012/10/29/quien-fue-juan-calvino/

[32] Citado en ‘Juan Calvino – Profeta Contemporáneo. P.42. cit en http://pastormariokansas.com/2012/10/29/quien-fue-juan-calvino/

[33]  La Espiritualidad Puritana y Reformada. P. Joel Beeke. P.49. cit en http://pastormariokansas.com/2012/10/29/quien-fue-juan-calvino/

[34] Cross, F. L., & Livingstone, E. A. (2005). The Oxford dictionary of the Christian Church (3rd ed. rev.). Oxford; New York: Oxford University Press. P.269 cit en http://pastormariokansas.com/2012/10/29/quien-fue-juan-calvino/

[35] Spurgeon, C. H., & Román, A. (2008). Sermones de Carlos H. Spurgeon. Bellingham, WA: Logos Research Systems, Inc.

[36]  Oliphint, K S en su libro “Covenantal Apologetics” pag. 44 cit en http://pastormariokansas.com/2012/10/29/quien-fue-juan-calvino/

[37] Citado en, ‘Christianity’.  Hans Kung. P.573 cit en http://pastormariokansas.com/2012/10/29/quien-fue-juan-calvino/

[38] Reconozco que Phillip Schaff hace notar  la intolerancia de los reformadores protestantes en Ginebra hacia otros grupos reformadores también como los Anabaptistas. Pero mucho se ha exagerado sobre la vida de Calvino. Aunque nadie se debería a meter a defenderlo, es una cruda realidad que la intolerancia es notable aun en los protestantes de toda la Europa de su tiempo. Este tiempo fue una época de debates y muertes.cit en http://pastormariokansas.com/2012/10/29/quien-fue-juan-calvino/ Y también fue caracteristico de muchos puritanos el haber sido intolerantes.

[39] Esperanza Plata Garcia en  Leopoldo Cervantes-Ortiz.Editor.  Juan Calvino. Su Vida y  obra, a 500 años de su nacimiento. P.335 cit en http://pastormariokansas.com/2012/10/29/quien-fue-juan-calvino/

[40] Christianity’s Dangerous Idea. Alister Mcgrath. Harper One. 2007. P.96 cit en http://pastormariokansas.com/2012/10/29/quien-fue-juan-calvino/

[41] Esperanza Plata Garcia en  Leopoldo Cervantes-Ortiz. Editor.  Juan Calvino. Su Vida y  obra, a 500 años de su nacimiento. P.338 cit en http://pastormariokansas.com/2012/10/29/quien-fue-juan-calvino/

[42] Schaff, P., & Schaff, D. S. (1910). History of the Christian church. New York: Charles Scribner’s Sons. Volumen 8. cit en http://pastormariokansas.com/2012/10/29/quien-fue-juan-calvino/

————

Fotografia

Deja un comentario y a la mayor brevedad le responderé.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s