Tiene alma el ser humano? Retratos del aura: Un fotógrafo capta los colores del alma de sus modelos


Retratos del aura: Un fotógrafo capta los colores del alma de sus modelos

Autor:Paulo Arieu

En estos tiempos  de tanto materialismo, creer que el ser humano pueda tener alma, para millones de personas en el mundo entero es locura o como tomarle el pelo burlonamente.Pero un fotógrafo, con una máquina rara parece haber podido captar lo que algunos mentalistas de décadas anteriores llamaban “el aura”.La biblia es clara al afirmar que el ser humano no esta formado solo de materia, sino también de parte espiritual.

El fotógrafo neozelandés Carlo Van de Roer no se limita a retratar a las personas en sus instantáneas, sino que también es capaz de capturar el aura de sus modelos. Para hacerlo utiliza una cámara especial, desarrollada por un científico estadounidense, que es capaz de captar el aura de la persona fotografiada. El singular aparato cuenta con unos sensores que miden los campos electromagnéticos emitidos por el objeto del retrato.

“Este proyecto comenzó cuando estaba haciendo retratos polaroid en Nueva York”, explicó Van de Roer. “Me interesaba la idea de que una cámara pudiera ofrecer una visión del carácter de la persona fotografiada o de mi relación con ella, especialmente si se trataba del retrato de alguien que conocía”, agregó el fotógrafo.

En un libro titulado ‘The Portrait Machine Project’ (‘El proyecto de la máquina de retratos’), Van de Roer explica que cada color del aura tiene un significado.

De acuerdo con el libro, el azul representa emociones fuertes, y el verde, crecimiento y abundancia. Mientras el amarillo reflejaría optimismo y juventud, el naranja indicaría que el sujeto es una persona amable y vital. Si el aura es de color rojo la persona fotografiada es dinámica y creativa, pero también nerviosa.

Conclucion:

Si el ser humano fuera sólo materia, es lógico pensar que su actuación se viera sometida a leyes físicas y químicas, de modo que su comportamiento no pudiera escaparse y rebasar las leyes de la naturaleza y del instinto: Pero nos encontramos con personas como Maximiliano Kolbe (sacerdote católico polaco, prisionero de los nazis) que estando en un campo de concentración y siendo testigo de cómo un compañero suyo padre de familia numerosa era condenado a muerte, se ofreció para sustituirlo en la atroz pena: dio su vida por su compañero de cautiverio y animó a sus compañeros que estaban siendo ejecutados como él a cantar y dar gracias a Dios, mientras agonizaban.

Si tenemos un instinto que nos impulsa a conservar la vida, y hay hombres que por razones de amor sobrehumano van contra él, esto nos prueba que el hombre es capaz de actuaciones por encima de la naturaleza material y animal: Es decir que en el hombre existe algo que lo eleva por encima de la naturaleza. Y todo hombre es capaz de actuaciones más o menos heroicas que lo ennoblecen. Así pues, en el hombre existe un algo por encima de la mera naturaleza material y animal. A ese algo le llamamos alma.

Esto es para establecer que en el hombre existe un elemento que no es materia. Los cristianos creemos que este elemento llamado “alma”,o también en algunas ocaciones espíritu, es inmortal.No lo olvide.La Biblia también lo dice así.

Si no existiese otra vida, los hombres no tendrían el suficiente aliciente para ser virtuosos, y el malvado podría reírse de la justicia de Dios y oprimir sin reparo al desvalido repitiendo las palabras que en el libro de la Sabiduría se ponen en sus labios: “Corta y triste es nuestra vida, y no hay remedio cuando llega el fin, ni se sabe de nadie que haya escapado del Ades. Por acaso hemos venido a la existencia, y después de esta vida seremos como si no hubiéramos sido…Venid, pues, y gocemos de lo presente, démonos prisa a disfrutar de todo en nuestra juventud…Oprimamos al justo desvalido, no perdonemos a la viuda ni respetemos las canas del anciano provecto…Pongamos garlitos al justo que nos fastidia y se opone a nuestro modo de obrar…” (Sabiduría, 2:1-12)(*)

Estos son los pensamientos de los malvados y tendrían razón si el hombre no fuera inmortal en su parte mejor, en el alma. Como nos responde la misma Sabiduría: “Estos son sus pensamientos, pero se equivocan, porque los ciega la maldad. Y desconocen los misteriosos juicios de Dios, y ni esperan que los justos tengan su recompensa, ni estiman el glorioso premio de las almas puras. Porque Dios hizo al hombre para la inmortalidad…” (Sabiduría, 2:21-23). (*)

Dios lo bendiga

—————

(*) Libro de Sabiduria, es un libro deuterocanónico del Antiguo Testamento.

Deja un comentario y a la mayor brevedad le responderé.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s