Lista de Herejias


Lista de Herejias

verdad

Aquí les paso una lista de las Grandes Herejías de la Historia del Cristianismo que son pocos conocidas pero que es bueno conocerlas para asi estar prevenidos porque muchas de ellas aun siguen latentes no solo en las Sectas cómo los Testigos de Jehová, los Mormones, los Adventistas del Séptimo Día, etc. sino también en muchas Iglesias Evangélicas y por lo tanto es bueno estar prevenidos (Oseas 4:6) y espero que les sea de gran ayuda y bendición este articulo.

Que es Herejía?

“De hecho, es el error nunca establecido en su deformidad desnuda, a no ser, que al ser éste detectado fuera expuesto. Pero es hábilmente engalanado en un vestido atractivo, para que por su forma externa, haga aparecer el error a los inexpertos (tan ridícula como la expresión puede parecer) más cierto que la verdad misma.” Ireneo, Contra las Herejías 1.2

La palabra “herejía” proviene del Griego hairesis que significa “elegir, escoger” o “facción”. Al principio, el término herejía no llevó el significado negativo que tiene ahora. Pero en la medida en que la iglesia primitiva crecía en su ámbito e influencia a través del área Mediterránea, varios maestros propusieron ideas controversiales acerca de Cristo, Dios, la salvación y otros temas bíblicos. Se hizo necesario que la iglesia determinara que era y que no era verdad de acuerdo a la Biblia. Por ejemplo, Arius de Alejandría (320 D.C.) enseñó que Jesús era un ser creado. ¿Era esto cierto? ¿Era importante? Otras herejías se levantaron: Los Docetistas enseñaron que Jesús no era humano; los Modalistas negaron la Trinidad; los Gnosticos negaron la encarnación de Cristo. Así, la iglesia fue forzada a tratar con estas herejías proclamando la ortodoxia. Al hacer esto, la condenación sobre estas herejías y herejes se hizo una realidad.

Desafortunadamente, algunos de aquellos que intentaron defender y establecer la verdad fueron asesinados por aquellos que no estaban de acuerdo con ellos. ¿Qué provocaría tales acciones hostiles contra aquellos que simplemente tenían “diferencias de opinión” en temas bíblicos? Tal vez la respuesta no sea conocida del todo pero trato de ofrecer esta explicación.

Cuando el Cristianismo surgió culturalmente, lo hizo en medio de un ambiente hostil. Tanto el Judaísmo como el Imperio Romano lucharon contra sus enseñanzas Cristianas y sus seguidores. Las persecuciones surgieron y los Cristianos fueron asesinados por la fe de ellos. En la Diáspora (dispersión), a finales del siglo primero, los Cristianos fueron dispersos a través del área Mediterránea debido a las persecuciones surgidas en Israel. El Imperio Romano con su teología de muchos dioses no era amistoso con el monoteísmo Cristiano. Por lo tanto, estos fueron perseguidos.

La Biblia enseña teológicamente la condenación de los falsos maestros y las falsas doctrinas.

  • “Mas si aun nosotros, o un ángel del cielo, os anunciare otro evangelio diferente del que les hemos anunciado, sea anatema. 9Como antes hemos dicho, también ahora lo repito: ‘Si alguno les predica diferente evangelio del que han recibido, sea anatema.’” (Gá 1:8-9 RV1960). Ver también: 1 Co 16:22; 2 Co 11:13-15; 1 Ti 1:18-20; Tit 3:10.

¿Por qué se enseña esto en la Biblia? La razón es simple. Los Cristianos son salvos por la fe en la obra de Jesús en la cruz; pero la fe en sí no es suficiente. La fe no es una sustancia que Usted puede colocar en un recipiente; la fe es la creencia en algo. La fe es tan buena sólo en la medida en quien esté colocada ésta. Si coloca su fe en un dios falso, Usted está perdido ya que un dios falso no puede salvar a nadie. Por esto Dios dice en Éxodo 20:3: “No tendrás dioses ajenos delante de mí.” La fe en sí no salva, pero lo que salva es la gracia de Dios, por medio de la fe en el Dios verdadero.

Lo que sigue, es una combinación de los contextos culturales y teológicos que resultaron en la búsqueda Cristiana de “acabar con” los herejes. La herejía tiene la habilidad de condenar ya que los herejes tienen la habilidad de confundir suficientemente el evangelio para no hacerlo poderoso. Por esta razón, sospecho que para muchos Cristianos antiguos, la herejía se convirtió en una de las más serias ofensas.

Versículos importantes pero no tan esenciales

Se hace necesario definir aquellas doctrinas que separa a los Cristianos de los no Cristianos. No tendría sentido perseguir a alguien por una doctrina que no es esencial para la fe.

En mi opinión, tales doctrinas no esenciales, incluirían el bautismo de los niños, las posiciones del rapto (pre o post), la adoración en Sábado o Domingo, el uso de instrumentos musicales en la iglesia, los dones carismáticos, los estilos de adoración, los códigos en el vestir, etc. Esta clase de temas no afectan la salvación de uno. Desafortunadamente, los desacuerdos que se levantan alrededor de estos temas resultan en fragmentación denominacional.

Las doctrinas esenciales de la fe incluirían quien es Dios, quien es Jesús, la salvación por gracia y la resurrección de Jesús. A partir de estos temas hemos derivados doctrinas conocidas como la Trinidad y la unión hipostática (las dos naturalezas de Jesús: Dios y hombre). La Biblia nos enseña que estas doctrinas con relación a Dios, a Cristo, la salvación y la resurrección son esenciales para la fe; por lo tanto, es de suma importancia que los Cristianos conozcan su fe y sepan cómo defenderla contra las doctrinas que comprometen las doctrinas esenciales.

La lista de herejías en esta sección representa serias agresiones contra el carácter de Dios, de Cristo y la salvación en sí misma. A través de los siglos, la iglesia, tal como está definida, ha reconocido cuál es la verdad con relación con las doctrinas esenciales de la fe.

Adopcionismo

El Adopcionismo es una herejía con relación a Cristo la cual apareció en el siglo II. Quienes la sostienen niegan la preexistencia de la Segunda Persona de la Trinidad, y por lo tanto, Su deidad. Los adopcionistas enseñaron que Jesús fue probado por Dios y después de pasar esta prueba y en Su bautismo, Dios le otorgó poderes y lo adoptó como el Hijo. Como recompensa por Sus logros y carácter perfecto de Jesús, fue resucitado de entre los muertos y adoptado en la Divinidad.

Surgió en un intento para entender las dos naturalezas de Jesús. Las Escrituras nos dicen que Jesús es tanto Dios como hombre: “porque en Él habita corporalmente toda la plenitud de la Deidad.” (Col 2:9). Esto es conocido como la doctrina de la Unión Hipostática donde en la sola persona de Cristo, hay dos naturalezas: Dios y hombre.

Theodotus de Bizancio fue el partidario principal de esta herejía. El Adopcionismo fue condenado por el Papa Víctor (190-198 D.C.).

Revivido en el Siglo 8º

El Adopcionismo fue revivido más tarde en el siglo VIII en España por Elipando, arzobispo de Toledo y Félix, obispo de Urgel. Fue una variante del primer error pero sostuvo que Cristo era el Hijo de Dios con relación a su naturaleza divina, pero como un hombre, él fue adoptado sólo como el primer nacido de Dios. En 798 el Papa León III sostuvo un concilio en Roma que condenó al Adopcionismo como una herejía.

Albigenses

Esta herejía se desarrolló en la edad media en el pueblo de Albi al Sur de Francia. Enseñaba que habían dos dioses: el dios bueno de la luz el cual se refería usualmente a Jesús en el Nuevo Testamento y el dios de la oscuridad y la maldad asociado usualmente con Satanás y al “Dios del Antiguo Testamento”. Toda cosa material era considerada maligna incluyendo el cuerpo el cual fue creado por Satanás negando así, la resurrección de éste. El alma, creada por el dios bueno, era prisionera en la carne maligna y la salvación era posible sólo a través de vivir una vida santa y hacer buenas obras. Al momento de la muerte si la persona había sido suficientemente espiritual, la salvación llegaba al creyente; pero si la persona no había lo suficientemente buena, se encarnaba en un animal o como otro ser humano.

Enseñaban también que Jesús era Dios pero que sólo apareció como hombre mientras estaba en la tierra. Según sus enseñanzas, la iglesia Católica de la época era corrupta por su exceso de poder y bienestar económico. El ascetismo y la humildad que los caracterizaba comparada a la gran riqueza de los clérigos le ayudaron a traer a muchos convertidos a este movimiento evangelístico.

Habían dos tipos de Albigenses: los Creyentes y los Perfectos. Los Creyentes eran Albigenses que no habían tomado el rito de iniciación de ser un Perfecto. Los Perfectos denunciaban toda posesión material: se abstenían de comer carne, leche, queso, huevos y de tener relaciones sexuales. Para llegar a ser Perfecto un creyente tenía que pasar a través del consolamentum, un rito de iniciación que involucraba la imposición de manos que supuestamente traía el bautismo del Espíritu Santo. El suicidio, practicado con no mucha frecuencia, era una forma de escapar de este cuerpo humano maligno.

En 1208, Pedro de Castelnau, un representante oficial del Papa, fue asesinado por Albigenses. Debido a su incremento en número se convirtieron en una amenaza y debido a que no se convertían al Cristianismo, el Papa Inocencio II ordenó que fueran eliminados. La persecución fue encarnizada y el movimiento fue detenido.

Apolinarianismo

El Apolinarianismo fue la herejía enseñada por Apolinario el Joven, obispo de Laodicea en Siria alrededor del año 361. Enseñó que el Logos de Dios, el cual se convirtió en la naturaleza divina de Cristo tomó el lugar de Su alma humana racional Su cuerpo fue una forma glorificada de la naturaleza humana. En otras palabras, aún cuando Jesús era un hombre, Él no tenía una mente humana, pero Su mente era exclusivamente divina. Apolinario enseñó que las dos naturalezas de Cristo no podían existir dentro de una persona. Su solución era menoscabar la naturaleza humana de Cristo.

El Apolinarismo fue condenado por el Concilio Segundo General en Constantinopla en 381. Esta herejía niega la verdadera y completa humanidad en la persona de Jesús, la cual a su vez, pone en peligro el valor de la redención ya que en ésta, Jesús es declarado tanto Dios y hombre como para llevar a cabo este acto. Él necesitaba ser Dios para ofrecer un sacrificio puro y santo de valor suficiente; y necesitaba ser un hombre para poder morir por los hombres.

Jesús es totalmente Dios y hombre. Esto se conoce como la Unión Hipostática.

  • “Al principio era la Palabra, y la Palabra estaba con Dios y la Palabra era Dios…y la Palabra se convirtió en carne y habitó entre nosotros…” (Juan 1:1, 14).
  • “porque en Él habita corporalmente toda la deidad.” (Col 2:9).

Arrianismo

El arrianismo se desarrolló alrededor del 320, en Alejandría, Egipto con relación a la persona de Cristo y es llamado así por Arrio de Alejandría, el cual, y debido a su enseñanza doctrinal fue mandado al exilio a Iliria en 325 después del primer concilio ecuménico en Nicea el cual condenó su enseñanza como herejía. Esta fue la herejía más grande dentro de la iglesia temprana que desarrolló un significativo seguimiento el cual, casi domina la iglesia.

Arrio enseñó que sólo Dios el Padre era eterno y demasiado puro e infinito para aparecer en la tierra. Por lo tanto, Dios produjo a Cristo el Hijo de la nada como la primera y la más grande creación. El Hijo a su vez creó el universo. Debido a la relación del Hijo con el Padre en cuanto se refiere a la naturaleza, el Hijo es adoptado por Dios. Aunque Cristo era una creación tenía una gran posición y autoridad, él estaba para ser adorado y aún para ser mirado como a Dios. Algunos arrianos sostenían aún que el Espíritu Santo era la primera y más grande creación del Hijo.

Con relación a la encarnación de Jesús, los arrianos aseguraban que la cualidad divina del Hijo, el Logos, tomó el lugar del aspecto humano y espiritual de Jesús; por lo tanto, negaban la encarnación total y completa de Dios el Hijo, la segunda persona de la Trinidad.

Al asegurar que Cristo el Hijo como cosa creada fuera adorado, los arrianos estaban llevando a cabo e invocando, idolatría.

Docetismo

El docetismo fue un error con muchas variaciones acerca de la naturaleza de Cristo. Generalmente, éste enseñaba que Jesús sólo parecía tener un cuerpo y que él no era realmente encarnado, (Del Griego “dokeo” = parecer) sino solo en apariencia. Este error se desarrolló fuera de la filosofía dualista la cual veía a la materia como intrínsicamente maligna, que Dios no podría estar asociado con la materia y de que Dios, siendo perfecto e infinito, no podría sufrir. Por lo tanto, Dios como la palabra, no podría haber venido en carne de acuerdo a Juan 1:1, 14: “En el principio era la Palabra, y la Palabra estaba con Dios y la Palabra era Dios…Y la Palabra se convirtió en carne y habitó entre nosotros…” Esta negación de la verdadera encarnación significaba que Jesús verdaderamente no sufrió en la cruz y de que Él no se levantó de los muertos.

El principio básico del Docetismo fue refutado por el Apóstol Juan en 1ª Juan 4:2-3: “Por esto conocen al Espíritu de Dios: todo espíritu que confiesa que Jesucristo ha venido en la carne es de Dios; 3y todo espíritu que no confiesa Jesús, no es de Dios; y éste es el espíritu del anticristo, del cual ustedes han escuchado que está viniendo, y ya está en el mundo.” También 2ª Juan 7: “Porque muchos engañadores han salido por el mundo, aquellos que no reconocen a Jesucristo como venido en la carne. Éste es el engañador y el anticristo.”

Ignacio de Antioquía (murió 98/117) e Ireneo (115-190) escribieron contra el error en el inicio del segundo siglo.

El Docetismo fue condenado en el Concilio de Calcedonia en 451.

Donatismo

Herejía enseñada por Donato, obispo de Casae Nigrae, la cual establecía que la efectividad de los sacramentos dependía del carácter moral del ministro. En otras palabras, si un ministro, involucrado en un serio pecado bautizaba a una persona, ese bautismo era considerado inválido.

El Donatismo se desarrolló como resultado de la persecución de los Cristianos ordenada por Diocleciano en 303 en la cual, todas las iglesia y escrituras sagradas de los Cristianos fueron destruidas. Otro edicto proclamado en 304 ordenaba la quema de incienso a los dioses ídolos del Imperio Romano a lo cual los Cristianos, se rehusaron. Muchos Cristianos entregaron los textos sagrados a sus perseguidores y aún más, traicionaron a otros Cristianos entregándolos a los Romanos. Estas personas fueron conocidas como “traditores”: Cristianos que traicionaban a otros Cristianos.

En la consagración del obispo Ceciliano de Cartago en 311, Félix, uno de los tres obispos de Aptunga, el cual consagró a Ceciliano, había dado copias de la Biblia a los perseguidores Romanos. Un grupo de cerca de 70 obispos formó un sínodo y declaró la consagración del obispo inválida. Un gran debate se levantó con relación a la validez de los sacramentos (el bautismo, la Cena del Señor, etc.) debido a que uno de ellos había pecado grandemente contra los otros Cristianos.

Después de la muerte de Ceciliano, Aelio Donato el Grande se convirtió en obispo de Cartago y es debido a su nombre que el movimiento es llamado. Los Donatistas estaban ganando “convertidos” a su causa y una división se estaba levantando en la iglesia Católica. Empezaron a rebautizar a sus “convertidos”, lo cual fue particularmente problemático para la iglesia y fue condenado en el Sínodo de Arles en 314 ya que básicamente y como se estableció, la autoridad en la iglesia Católica se había perdido.

El tema del Donatismo surgió en muchos concilios ecuménicos y finalmente fue sometido al Emperador Constantino en 316. En cada caso, la consagración del obispo Ceciliano fue defendida. Sin embargo, se inició la persecución y para el año 350 el movimiento había ganado muchos convertidos incluyendo un número incontable en la iglesia Ortodoxa en África. Pero fue la apologética llevada a cabo por Agustín que giró el nudo contra el movimiento Donatista el cual, para el siguiente siglo, había muerto.

El problema con el Donatismo no se trataba de si la persona era o no moralmente pura ya que la efectividad del bautismo o la administración de la Cena del Señor no se pierden si el carácter moral del ministro está cuestionado o si aún se demuestra que es culpable. Más bien, los sacramentos son poderosos por lo que éstos son: representaciones visibles de realidades espirituales. Dios es el que trabaja en éstos y a través de éstos y Él no se encuentra limitado por el estado moral de quien los administra.

Eutiquianismo

El Eutiquianismo fue una herejía del siglo 4º y 5º iniciada por un abad de un monasterio en Constantinopla llamado Eutiques (378-454), el cual enseñó que la humanidad de Cristo fue absorbida en su divinidad.

Fue condenado y depuesto del Monasterio en 448 y finalmente exiliado en el Concilio de Calcedonia en 451.

Gnosticismo

Las raíces del gnoscitismo se remontan poco antes del inicio de la Iglesia Cristiana. Aún, algunos investigadores establecen que evidencia de su existencia se remonta a la Cristiandad. Cualquiera que sea el caso, el error del gnosticismo había afectado la cultura y la iglesia del tiempo y posiblemente aún se ganó una mención en 1ª Juan 4.

La palabra “gnosticismo” viene de la palabra Griega “gnosis” la cual significa “conocimiento.” Existían muchos grupos que eran Gnósticos y no era posible describir fácilmente los matices de cada variante de las doctrinas Gnósticas. Sin embargo y generalmente hablando, el Gnosticismo enseñó que la salvación es lograda sólo a través del conocimiento especial (gnosis). Este conocimiento usualmente trataba con la relación individual hacia el Ser trascendente.

Una teología Gnóstica es detallada a continuación: El Dios desconocido era demasiado puro y perfecto para tener algo que hacer con el universo material el cual era considerado maligno. Por lo tanto, Dios generó divinidades menores, o “emanados”. Uno de estos emanados, la Sabiduría decidió conocer al Dios desconocido. Fuera de estos deseos terrenales el Demiurgo, un dios malvado fue formado y éste fue el dios malvado que creó el universo. Él, junto con los arcontes (o agentes del Demiurgo), mantenían a los mortales en cautiverio en la materia y trataban de impedir que las almas de los espíritus puros ascendieran de regreso a dios después de la muerte de los cuerpos físicos. Ya que la materia es maligna, de acuerdo a los Gnósticos, la liberación de la forma material era obtenible solo a través del conocimiento especial revelado por maestros Gnósticos únicos. Cristo era el redentor divino que descendió del reino espiritual para revelar el necesario conocimiento para esta redención. En conclusión, el Gnosticismo es dualista. Esto es, éste enseña que existe un dualismo en el universo: un bien y un mal, espíritu y materia, luz y oscuridad, etc.

Lo que conocemos acerca del Gnosticismo ha sido logrado a través de los escritos de Ireneo, Hipólito, Tertuliano, Orígenes y algunos manuscritos tardíos descubiertos en el siglo dieciocho tales como el “Códice Askew, Códice Bruce, los Códigos Gnósticos de Berlín y más recientemente, la colección Nag Hammadi.”1 Nag Hammadi es un pueblo en el Alto Egipto cerca de la antigua Chenoboshion donde 13 códices fueron descubiertos alrededor de 1945.

El peligro del gnosticismo es fácilmente evidente. Éste niega la encarnación de Dios en el Hijo. Al hacerlo, niega la verdadera eficacia de la expiación ya que, si Jesús no es Dios, Él no podría hacer expiación por toda la humanidad y nosotros estaríamos todavía perdidos en nuestros pecados.

Existe un debate sobre si esto es o no una herejía o simplemente un evento independiente. La evidencia parece apuntar a esto último; sin embargo, el clamor de los Gnósticos descansa en que Jesús es el gran maestro de ellos y esto requiere algo de atención. Es posible que 1ª Juan fuera escrita contra algunos de los errores que el Gnosticismo promueve.

Kénosis

“Kénosis” se deriva de la palabra Griega “kenoo” la que significa “vaciar”. Ésta se usa en Filipenses 2:7. Vale la pena registrar el texto de Filipenses 2:5-8:Tenga en ustedes esta actitud la cual estuvo también en Cristo Jesús, 6quien, aún cuando existía en la forma de Dios, no consideró el ser igual a Dios como algo a qué aferrarse, 7sino que se vació a Sí Mismo, tomando la forma de un siervo, y siendo hecho en la semejanza de los hombres. 8Y siendo encontrado en apariencia como la de un hombre, Él se humilló a Sí Mismo siendo obediente hasta el punto de morir, ¡y morir en una cruz!”

La teoría de la Kénosis establece que Jesús rindió algunos de Sus atributos divinos mientras Él era un hombre aquí en la tierra. Estos atributos fueron la omnisciencia, la omnipresencia y la omnipotencia. Cristo hizo esto voluntariamente para que Él pudiera funcionar como un hombre y así llevar a cabo la obra de la redención. Este punto de vista fue inicialmente introducido a finales de 1800 en Alemania por Gottfried Thomasius (1802-1875), un teólogo Luterano.

Filipenses 2:5-8 no enseña que Jesús rindió algunos de Sus atributos divinos ya que no menciona ninguno de éstos. En lugar de esto, está hablando de que Su humildad lo movió a él y de acuerdo a la voluntad del Padre, dejó Su estado majestuoso en el cielo y entró en la posición humilde de la naturaleza humana.

Sin embargo, existe un problema con el cual el ortodoxo debe lidiar y con el que la teoría de la Kénosis parece dirigirse más adecuadamente. Tome por ejemplo a Marcos 13:32, en el cual Jesús dice: “Pero de ese día u hora nadie sabe, ni aún los ángeles en el cielo, ni el Hijo, sino sólo el Padre.” Si Jesús supiera todas las cosas, como está implicado en Su naturaleza divina, entonces, ¿por qué Él no sabía el día o la hora de Su propio regreso? La respuesta es que Jesús cooperó con las limitantes humanas y voluntariamente no ejercitó Sus atributos de omnisciencia. Él todavía era divino pero se estaba moviendo y viviendo como un hombre completamente.

La teoría de la Kénosis es una doctrina peligrosa ya que si esto fuera verdadero significaría que Jesús no fue totalmente divino. Si Jesús no fue totalmente divino, entonces Su obra de expiación no sería suficiente para expiar los pecados del mundo.

La doctrina correcta es la Unión Hipostática, de que Jesús es completamente tanto Dios como hombre (Colosenses 2:9) y no rindió ninguno de Sus atributos divinos mientras caminó como hombre sobre esta tierra.

Modalismo

El Modalismo es probablemente la herejía teológica más común con relación a la naturaleza de Dios. Esta es una negación de la Trinidad, la cual establece que Dios es una sola persona, quien a través de la historia bíblica, se ha revelado a Sí Mismo en tres modalidades o formas. Por lo tanto, Dios es una sola persona el cual se manifestó a Sí Mismo en la forma del Padre en el Antiguo Testamento; en la encarnación, la forma fue la del Hijo; posterior a la ascensión de Jesús, la forma es la del Espíritu Santo. Estas modalidades o formas son consecutivas y nunca son simultáneas. En otras palabras, el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo nunca existen todos al mismo tiempo, sólo uno después de otro. El Modalismo niega las distinciones de las tres personas en la Trinidad aún cuando sostiene la divinidad de Cristo.

Grupos actuales que sostienen esta herejía son las Iglesias Pentecostales Unidas y Apostólicas Unidas. Estas niegan la Trinidad, enseñan que el nombre de Dios es Jesús y requieren del bautismo para salvación. Estas iglesias Modalistas con frecuencia acusan a los Trinitarios de enseñar tres dioses. Pero así no es la Trinidad. La correcta enseña de la Trinidad es un Dios es tres personas eternas coexistentes: el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo.

Monarquianismo

El Monarquianismo (de mono “uno” y arche “gobernar”) fue un herejía con relación a la naturaleza de Dios que se desarrolló en el siglo segundo D.C. Se levantó como un intento para sostener el Monoteísmo y refutar el Triteísmo; desafortunadamente, también contradice la doctrina ortodoxa de la Trinidad. El Monarquianismo enseña que hay un Dios en una persona: el Padre. La Trinidad enseña que hay un Dios en tres personas: el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo. La Trinidad es monoteísta, no politeísta como algunos de sus críticos aseguran. El Monarquianismo fue dividido en dos grupos principales: los monarquíanos dinámicos y los monarquíanos modales.

El Monarquianismo Dinámico enseña que Dios es el Padre y que Jesús es sólo un hombre, negando la subsistencia personal del Logos y que el Espíritu Santo es una fuerza o presencia de Dios el Padre. Los grupos actuales que caen dentro de esta categoría son los Testigos de Jehová, los Cristadelfianos y los Unitarios. Adicionalmente, algunos antiguos monarquíanos dinámicos fueron también conocidos como Adopcionistas, los cuales enseñaron que Jesús fue probado por Dios y después de pasar esta prueba y en Su bautismo, se le concedieron poderes sobrenaturales por Dios y fue adoptado como el Hijo. Maestros antiguos del Monarquianismo Dinámico fueron Teodocianos, Tanner en Bizancio alrededor de 190 D.C. y Pablo de Samosata un obispo de Antioquía en Siria, alrededor del 260 D.C.

El Monarquianismo Modal enseña que el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo son sólo modos de la única persona la cual es Dios. En otras palabras, el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo no son personas simultáneas y separadas, sino modos consecutivos de una sola persona. Praxeas, un sacerdote de Asia Menor, enseñó esto en Roma alrededor del 200 D.C. Grupos modernos en esta categoría general son los Pentecostales Unitarios conocidos como las Iglesias Pentecostales Unidas y Apostólicas Unidas. Sin embargo, los Modalistas sostienen actualmente que el nombre de Dios es Jesús. También requieren el bautismo para salvación “en el nombre de Jesús” no en “el nombre del Padre, y del Hijo y del Espíritu Santo”.

Monofisismo/Monofisitismo

El Monofisitismo está equivocado con relación a la naturaleza de Cristo que asegura que Jesús tenía sólo una naturaleza, no dos, como se enseña de manera correcta en la doctrina de la unión hipostática: Jesús es tanto Dios como hombre en una sola persona. En el Monofisitismo, había una sola naturaleza: la divina, no la humana. Algunas veces es relacionada al Eutiquianismo, por Eutiques (378-452), pero existen ligeras diferencias. El Monofisitismo se levantó como una reacción contra el Nestorianismo el cual enseñaba que Jesús tuvo dos personas diferentes en vez de una. Sus raíces pueden ser seguidas hasta el Apolinarianismo el cual enseñaba que la naturaleza divina de Cristo superó y reemplazó a la naturaleza humana.

El Monofisitismo fue limitado principalmente a la iglesia de Oriente y tuvo una pequeña influencia en la de Occidente. En 451, el Concilio de Calcedonia intentó establecer un terreno común entre el monofisitismo y el ortodoxo, pero no resultó y se levantaron divisiones en la iglesia del Oriente, la cual, eventualmente excomulgaba a los monofisitistas en el siglo 6º.

La negación de la naturaleza humana de Cristo es una negación de la encarnación verdadera de la Palabra como hombre. Sin una real encarnación entonces, no puede haber expiación de pecado para la humanidad ya que entonces no fue un hombre real el que murió por nuestros pecados.

Ésta fue condenada como herejía el Sexto Concilio Ecuménico en 680-681.

Nestorianismo

El Nestorianismo, también conocido como difisismo (del Griego “δύς, dys,” “dos”, y “φύσις, physis,” “naturaleza”), es una doctrina que considera a Cristo radicalmente separado en dos naturalezas: Una humana y una divina, completas ambas de modo tal que conforman dos entes independientes, dos personas unidas en Cristo, que es Dios y hombre al mismo tiempo, pero formado de dos personas (prosopōn) distintas.

Nestorio, inicialmente monje del convento de Eugregias, y luego obispo de Constantinopla (428-431) nació en Siria y murió en 451 d.C., y por quien esta herejía lleva su nombre. En resumen, Nestorio decía:

El hijo de María no es el Hijo de Dios.

En Cristo existen dos naturalezas como dos personas distintas: Entre las personas no existe una unión sustancial o hipostática (Secundum Hypostasin o Secundum Essentiam) sino meramente accidental o moral en una nueva persona. El hombre que hay en Cristo no es Dios, sino su portador (Ver Communicatio Idiomatum).

María sólo puede ser designada como la “Madre de Cristo” (Christotokos) y no como lo enseña la Iglesia Católica Romana, esto es, “Madre de Dios” (Theotokos), ya que la persona nacida de María no puede identificarse con la persona del Verbo Encarnado por Dios Padre.

En el 431 d.C., se convocó el Concilio de Éfeso para tratar el tema y declaró que Jesús era una persona en dos naturalezas distintas e inseparables: la divina y la humana.

El gran problema que presenta el Nestorianismo es que amenaza la expiación. Si Jesús es dos personas, ¿cuál de ellas murió en la cruz? Si fue la “persona humana” la que murió, la expiación no es de calidad divina y por lo tanto, insuficiente para limpiar nuestros pecados.

Patripasionismo

El Patripasionismo es una herejía teológica que trata con la Divinidad y la cual establece que el Padre se encarnó, nació, sufrió y murió en la cruz. De ahí la pasión (sufrimiento) del Padre (patri) en la cruz.

Sabemos que Jesús habló a la persona del Padre y que quien fue a la cruz fue Jesús. Si el padre y el hijo son la misma persona, ¿cómo es entonces posible para el padre y el hijo hablarse entre sí y tener voluntades separadas? Esto no es posible. Por lo tanto, la doctrina del Patripasionismo es incorrecta y herética.

Pelagianismo

Pelagianismo deriva su nombre de Pelagio quien vivió en el siglo 5º D.C. y fue un maestro en Roma aún cuando era Británico por nacimiento. Ésta es una herejía que trata con la naturaleza del hombre. Pelagio cuyo nombre de familia era Morgan, enseñó que las personas tenían la habilidad para cumplir los mandamientos de Dios ejercitando la libre voluntad humana aparte de la gracia de Dios; en otras palabras, la libre voluntad y el pensamiento racional de una persona es totalmente capaz de escoger a Dios y/o de hacer bien o mal sin la ayuda de la intervención Divina. El Pelagianismo enseña que la naturaleza del hombre es básicamente buena; por lo tanto, ésta niega el pecado original, la doctrina según la cual hemos heredado una naturaleza pecadora por parte de Adán. Él dijo que Adán sólo se hirió cuando cayó y que todos sus descendientes no fueron afectados por su pecado. Pelagio enseñó que una persona nace con las mismas habilidades morales y de pureza como era Adán cuando fue creado por Dios. Así, la gracia de Dios se convierte simplemente en una ayuda para que los individuos lleguen a Él.

El Pelagianismo falló en entender la naturaleza y la debilidad del hombre. Por naturaleza somos pecadores (Ef 2:3; Sal 51:5) ya que el pecado entró al mundo a través de Adán: Por lo tanto, así como el pecado entró al mundo a través de un hombre, y la muerte a través del pecado, y de esta forma la muerte a todos los hombres, por cuanto todos pecaron” (Ro 5:12, NVI). Aún más, Ro 3:10-12 dice: “Porque no hay justo, ni aún uno; 11No hay nadie que entienda, No hay nadie que busque a Dios; 12Todos se han alejado, juntos se han convertido en inútiles; No hay nadie que haga lo bueno, No hay ninguno.” Por lo tanto, no podemos hacer la voluntad de Dios (Ro 6:16; 7:14). Fuimos afectados por la caída de Adán, contrario a lo que Pelagio enseñó.

Fue condenado como una herejía

Pelagio ha sido condenado por muchos concilios a través de la historia de la iglesia, incluyendo los siguientes:

  • El Concilio de Cartago (412, 416 y 418)
  • El Concilio de Efeso (431)
  • El Concilio de Orange (529)
  • El Concilio de Trento (1546) de la Iglesia Católica Romana
  • Helvético 2º (1561-1566) 8-9. (Reforma Suizo-Alemana)
  • La Confesión de Augsburg (1530) Artículo 9, 18 (Luterano)
  • La Confesión Galicano (1559) Art. 10 (Reforma Francesa)
  • La Confesión Bélgica (1561) Art. 15 (Reforma Tierras Bajas, Francesa/Holandesa/Alemana)
  • Los Artículos Anglicanos (1571), 9. (Inglesa)
  • Cánones de Dort (1618-1619), 3/4.2 (Reforma Holandesa/Alemana/Francesa).

Ver también Semi-Pelagianismo.

Socinianismo

Una herejía con relación a la naturaleza de Dios. Esta herejía deriva de dos hermanos apellidados Sozini quienes vivieron en 1500 en Polonia. El Socinianismo niega la doctrina de la Trinidad declarando que esta niega la simplicidad de la unidad de Dios en tres personas. En vez de esto, Dios es una sola persona y el Espíritu Santo es sólo el poder que emana de Dios. Por lo tanto enfatiza la unidad de Dios, negando la existencia de la unión divina y humana en una sola persona como en Cristo. De esta forma, el Socinianismo niega tanto la encarnación y deidad de Cristo como Su preexistencia, enseñando que Jesús era sólo un hombre y que como un hombre divinizado debía ser adorado. Como Jesús no es divino por naturaleza, Su sacrificio no fue eficaz; o sea, no trascendió en la redención de las personas que creen en éste: sólo fue un ejemplo de auto sacrificio. Los seguidores del Socinianismo también rechazaron el bautismo de niños, el infierno y enseñaron la destrucción del malvado. La Biblia tenía autoridad pero era solamente entendible a través del racionalismo.

Este sistema de creencias está equivocado ya que niega la doctrina de la Trinidad y la deidad de Cristo.

Subordinacionismo

El Subordinacionismo es una herejía que se relaciona con la Trinidad. Establece que aún cuando el Hijo es divino, no es igual al Padre en ser, atributos y rango. En esencia el Subordinacionismo establece que el hijo es inferior al Padre. Fue rechazado en el Concilio de Nicea.

Existen diferentes clases de subordinación en las diferentes clases de herejías a través de la historia. Una de estas formas incluye el error de que el Espíritu Santo es en cualidad y esencia inferior al Padre. La forma Ariana dijo que Jesús fue creado y que debido a su naturaleza inferior, él fue subordinado al Padre sin la necesaria distinción entre el creador y la criatura.

Triteísmo

El Triteísmo es la enseñanza de que la Divinidad es realmente tres seres separados formando tres dioses separados. Este punto de vista equivocado y utilizado con frecuencia por los cultos reemplaza la doctrina de la Trinidad la cual establece que hay un solo Dios en tres personas: Padre, Hijo y Espíritu Santo. La doctrina de la Trinidad es por definición monoteísta; esto es, una doctrina que afirma que hay un solo Dios en todo el universo.

El Triteísmo ha tomado diferentes formas a través de los siglos. En la iglesia temprana los Cristianos fueron acusados de ser triteístas por aquellos que bien o no querían entender la doctrina de la Trinidad o no la podían entender. A finales del siglo 11, Roscelín, un monje Católico Romano de Compiègne en Francia, consideró las tres Personas Divinas como tres seres independientes y que también se podría decir que eran tres dioses. Sostuvo que Dios el Padre y Dios el Espíritu Santo se habría encarnado con Dios el Hijo.

En el día de hoy, los Mormones son triteístas; pero con un pequeño giro. El Mormonismo enseña que hay muchos dioses en el universo pero que ellos—los Mormones— sólo sirven y adoran a uno sólo. Para ellos, en la tierra, la divinidad son realmente tres dioses separados: el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo. El Padre era un hombre en otro mundo el cual trajo a una de sus esposas con él a esta planeta; ambos tienen cuerpos de carne y huesos. El hijo es un segundo dios el cual era literalmente el amado entre dios el padre y su esposa diosa y el espíritu santo es un tercer dios. El Mormonismo es en realidad politeísta con un énfasis triteístas y a su vez, el Triteísmo contradice la enseñanza de la Biblia con relación al monoteísmo.

  • “Ustedes son mis testigos, dice el Señor, y mi siervo que yo escogí, para que me conozcan y crean, y entiendan que yo mismo soy; antes de Mí no fue formado dios, ni lo será después de Mí.” (Isaías 43:10).
  • “Así dice el Señor Rey de Israel, y su Redentor, el Señor de los Ejércitos: ‘Yo soy el primero, y yo soy el postrero, y fuera de Mí no hay Dios.’” (Isaías 44:6).
  • “No teman, ni se amedrenten; ¿no te lo hice oír desde la antigüedad, y te lo dije? Luego ustedes son Mis testigos. No hay Dios sino Yo. No hay Fuerte; no conozco ninguno.” (Isaías 44:8).

Fuente:

Articulo tomado de la pagina www.miapic.com

Descargar en formato Word

5 comentarios en “Lista de Herejias

  1. Bendiciones pastores, por el comentario la verdad es que desconocemos algunos argumentos herejes, por eso es que actualmente en la fe cristiana hay muchas prácticas, y creen que están en lo correcto, se evidencia la falta de enseñanza en sus congregaciones.

    Me gusta

  2. Es increíble la ignorancia que tienen de la Palabra de Dios y como uds condenan a otras religiones y nos llaman sectas, por eso me fui de las iglesias evangélicas y son un adventista del Septimo Día agradecido por haber salido de Babilonia, uds condenan a los demás por las doctrinas o x no estar en su denominación.. Sigan así “CIEGOS GUIAS DE CIEGOS FARISEOS MODERNOS” no entran ni dejan entrar!!

    Me gusta

    • Nadie condena a Nadie por no estar en demominacion de nadie sino porque hay falsa ensenanza dentro de ellas pero aun como dijo el escritor que el mismo reconocio que dentro de alguanas iglesias cristiana exsisten herejias pero son los falsos maestros por hacer dinero y jesucristo mismo dijo que esto sucedera en mateo 24:11 Marcos 22,23

      Me gusta

Deja un comentario y a la mayor brevedad le responderé.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s