Consumado es parte 4 – Cambio geopolítico – religioso


Consumado es parte 4 – Cambio geopolitico – religioso

Autor:Paulo Arieu

Introducción

  • “… no me avergüenzo del evangelio, porque es poder de Dios para salvación a todo aquel que cree; al judío primeramente, y también al griego.”(Ro. 1:16)

Al momento de la muerte de Cristo, y con el transcurrir de los primeros años, se fue produciendo un cambio geopolítico religioso. Israel dejaría de ser el epicentro de la religión de Dios y Occidente se transformaría en el motor de las misiones cristianas y en el epicentro principal de la cristiandad,con base en Grecia y en Roma,principalmente. Los cristianos que en Hechos 6 se llaman “griegos”, aunque eran en realidad judíos, eran sin embargo judíos que sentían cierta simpatía hacia algunos elementos de la cultura griega. Puesto que fue contra estos cristianos que primero se desató la persecución en Jerusalén, fueron ellos los que primero se esparcieron por otras ciudades, y fue por tanto a ellos que se debió la llegada del mensaje cristiano a esos lugares.

Daniel R.Sanchez, en su libro Evangelizaciòn en la iglesia primitiva, señala que

una convergencia de factores (o caminos) contribuyeron hacia la expansiòn sorprendente del evangelio en el siglo I. El afirma que «la pax romana permitió que los cristianos (ej.Pablo) se trasladaran en forma segura y ràpida (por medio del sistema de caminos del imperio)  a fin de comunicar el evangelio.La cultura griega, con un idioma que se usaba ampliamente, con sistemas de pensamiento muy respetados y aùn con las contribuciones de los filòsofos griegos contribuyeron a una preparaciòn para el evangelio sobre la cual los cristianos pudieron construir a fin de evangelizar a la gente. Ademàs de esto, estaba la religiòn judìa con su ènfasis monoteìsta, sus valores èticos, la adoraciòn en la sinagoga, la lectura de las escrituras y el celo por ganar adeptos.Todo ello preparò el camino para la expansiòn ràpida del evangelio en Jerusalen, en Judea,en Samaria y hasta lo ùltimo de la tierra.[1]

Universalidad del evangelio

Si leemos bien la biblia, veremos que los gentiles, a menudo, son objeto de una descripción positiva en el Evangelio.Eran los farisesos quienes los detestaban,no Dios.Esto es un punto importante para entender porque Dios cambio el foco misionologico de Israel a los gentiles.

Pronto la nueva fe comenzó a extenderse más allá de los límites del judaísmo. Por la obra de Felipe se convirtieron Simón el mago y el eunuco etíope. Hechos no nos dice claramente si alguna de estas personas era gentil, y por tanto cualquier conjetura en ese sentido resulta aventurada. Pero ya en el capítulo diez aparece el episodio de Pedro y Cornelio, en el que Pedro, tras recibir una visión que le ordena hacerlo, bautiza al gentil Cornelio y a “muchos que se habían reunido” con él. Cuando Pedro regresó a Jerusalén, la iglesia de esa ciudad le pidió una explicación de lo sucedido, y Pedro les contó acerca de su visión y de cómo Cornelio y los suyos habían recibido el Espíritu Santo. Ante esta explicación, los de Jerusalén “glorificaron a Dios, diciendo: ¡De manera que también a los gentiles ha dado Dios arrepentimiento para vida!” (Hch. 11:18).

A renglón seguido, el libro de Hechos nos cuenta cómo sucedió algo parecido en Antioquía, pues algunos cristianos procedentes de Chipre y de Cirene empezaron a predicarles a los gentiles. Al oír acerca de esto, la iglesia de Jerusalén envió a Bernabé para que viera lo que estaba teniendo lugar. Y Bernabé, cuando “vio la gracia de Dios, se regocijó” (Hch. 11:23).

Luego, lo que todo esto nos da a entender es que, aunque la primera expansión del cristianismo tuvo lugar a través de los cristianos de tendencia helenizante que tuvieron que huir de Jerusalén, la iglesia en la Ciudad Santa le dio su aprobación a la misión entre los gentiles. Naturalmente, esto no resolvió todos los problemas, pues siempre quedaba la cuestión de hasta qué punto los gentiles conversos al cristianismo debían supeditarse a la Ley de Israel.

Tras algunas vacilaciones la iglesia de Jerusalén aceptó a sus hermanos en Cristo sin “imponeros ninguna carga más que estas cosas necesarias: que os abstengáis de lo sacrificado a los ídolos, de sangre, de ahogado y de fornicación” (Hch. 15:28–29).

Pero, como sabemos por las epístolas de Pablo, esto no resolvió todo el problema, pues por algún tiempo siguió habiendo quienes insistían en que para ser cristiano había que circuncidarse y cumplir toda la Ley.

Para la teología del judaísmo, prevaleciente en el primer siglo, los pueblos de la tierra son extraños, alejados de Dios y no son tomados en cuenta para nada. Están condenados a un futuro sin Dios y sin sus bendiciones. Las etnias o naciones, bajo esa óptica, son impuras, incluyendo sus mujeres, sus hijos, sus casas, sus tierras. Sin embargo, de estas mismas etnias, dice Pablo, Dios genera coherederos y beneficiarios por fe de la promesa, miembros del mismo cuerpo y copartícipes de las bendiciones designadas para los escogidos de Dios. Y esto de acuerdo a las “insondables riquezas de Cristo” (3:8) y conforme al “plan del misterio escondido desde los siglos en Dios, el creador de todas las cosas” (3:9).[0]

Antecedentes durante el ministerio de Jesús.

La universalidad del evangelio y su extensión a todas las naciones es también un tema muy  importante en Lucas.  Padilla, sostiene que la clave para entender su misionología es que «todo el mundo verá la salvación del Señor»[3], como expresó según Lucas, Juan el bautista. (cf. Luc. 3:6-8 DHH). Este hecho vemos que fue cumplido por la misión de Jesús y de la iglesia. El propósito de la misión de Jesús era universal, pero su ejecución fue incompleta: Jesús no predicó a muchos gentiles, aunque este aspecto de la misión se prefigura enfáticamente en todo el Evangelio.

El Reino anunciado por Jesús surge o principia en la Galilea de los gentiles—las etnias (Is. 9:1). Era una región subdesarrollada, con gente que padecía la injusticia del sistema romano en convenio con los gobernantes judíos. La concentración ministerial de Jesús fue entre los humildes y marginados, lo cual no significa en manera alguna que no tenía un mensaje o un interés por los grandes de la tierra, pero estos también debían aprender lo que
significa ser parte del Reino de Dios.  Galilea era una sociedad mixta, orientada hacia el comercio. Tenía sus debilidades sociales y una teología nada fiel a los patriarcas del Génesis. La gente mantenía una distancia enérgica de la jerarquía político-religiosa de Jerusalén. En tiempos de Jesús, el desprecio hacia Galilea queda descrito en las palabras de Natanael, “¿Puede venir algo bueno de Nazaret?” (Jn. 1:4-6) y en la respuesta de los fariseos a Nicodemo: “Escudriña y ve que de Galilea nunca se ha levantado profeta” (Jn. 7:52).  [5]

Para Marcos, “el hecho de que Jesús viniese de Galilea y no de Jerusalén parece estar cargado de un profundo sentido teológico. Ve en Jesús al eterno Hijo de Dios que se hizo “un nadie” para levantar a la humanidad de la nada y de hacer posible una nueva creación… “.[6] Simeón profetizó que Jesús iba a tomar el papel del Siervo del Señor como una luz a las naciones (“La cual has preparado en presencia de todos los pueblos”, Lc. 2:31 RV 1960).

La genealogía que aparece en Lucas, y que es distinta de la del evangelio de Mateo, muestra la herencia común de Jesús con toda la humanidad, ya que inicia el árbol genealógico no desde Abraham sino desde Dios mismo, el padre de todo ser humano (Luc. 3:23ss). En el sermón de Nazaret, Jesús señaló el hecho de que en los días de Elías y Eliseo se sanaron dos gentiles. Lo que Cristo les comunicó, “fue que Dios no era solamente el Dios de Israel sino también, y de la misma manera, el Dios de los gentiles”, explica Padilla.[2]

Jesús mismo sanó también a algunos gentiles: el siervo del centurión y el hijo de una mujer gentil (Luc. 7:1–16). Lucas es el único de los sinópticos que registra que el leproso que le dió las gracias a Jesús era samaritano (Luc. 17:11ss.).Aunque Mateo, registra la expresión de Jesús, cuando Él dijo que había sido enviado a las ovejas del Pueblo de Israel (“….No soy enviado sino a las ovejas perdidas de la casa de Israel.”,Mat.15:24b RV 1960). Pero aun asi, Él tuvo misericordia de los no judíos también.

La misión a los samaritanos, sugiere una ruptura fundamental con las actitudes judías tradicionales. Finalmente, Lucas ubica el envío de los setenta (o setenta y dos) junto a las maldiciones para las ciudades impenitentes. Probablemente este envío prefigura la misión a los gentiles y su proximidad con el relato de las maldiciones parece implicar que, si las ciudades no se arrepienten, el evangelio se predicará a los gentiles, representados por Tiro y Sidón (Luc. 10:1–23). Pablo y Bernabé se hacen eco luego de esto en Hch. 13:46 cuando les dicen a los judíos en Antioquía de Pisidia: «nos volvemos a los gentiles» (Hch. 13:46 RV).

Crucifixión

  • Era la preparación de la pascua, y como la hora sexta. Entonces dijo a los judíos: !!He aquí vuestro Rey! Pero ellos gritaron: !!Fuera, fuera, crucifícale! Pilato les dijo: ¿A vuestro Rey he de crucificar? Respondieron los principales sacerdotes: No tenemos más rey que César.” (Jn.19:14-15 RV 1960)

Que ironía! Los romanos confiesan a Jesús (sarcásticamente), como rey y los judíos al Cesar como rey.  Aunque los romanos no tenían rey en esa época. Tibero Cesar Augusto, también conocido como Tiberio Claudio Nerón era el Cesar en aquella época. Los evangelios mencionan que durante el reinado de Tiberio Jesús de Nazaret fue ejecutado por órdenes del gobernador de Judea, Poncio Pilatos. En la Biblia, el nombre de Tiberio se menciona únicamente en una ocasión en el evangelio según san Lucas, en una parte en la que mencionan el ascenso de Juan el Bautista al servicio público, aunque se cita en numerosas ocasiones el nombre de César, aunque no se hace referencia explícita a Tiberio.[8]

Dice Lucas, que

  • ” En el año decimoquinto del imperio de Tiberio César, siendo gobernador de Judea Poncio Pilato, y Herodes tetrarca de Galilea, y su hermano Felipe tetrarca de Iturea y de la provincia de Traconite, y Lisanias tetrarca de Abilinia” (Luc.3:1 RV 1960)

“Tengo sed”, que fue  escuchado por un soldado romano cercano, quien le ofreció prontamente “vinagre” (Luc.19:28-29 RV 1960)

Juan, que fue testigo visual, cita que vio cuando otro soldado romano le clavó una lanza. Este soldado, se le conoce con el nombre de Longinos, y según una tradición se habría convertido al cristianismo.

  • ” Pero uno de los soldados le abrió el costado con una lanza, y al instante salió sangre y agua.Y el que lo vio da testimonio, y su testimonio es verdadero; y él sabe que dice verdad, para que vosotros también creáis.Porque estas cosas sucedieron para que se cumpliese la Escritura: No será quebrado hueso suyo.Y también otra Escritura dice: Mirarán al que traspasaron.” (Jn. 19:34-37 RV 1960)

Mateo cita que un delincuente a su lado en la cruz, le confiesa irónicamente como rey

  • “A otros salvó, a sí mismo no se puede salvar; si es el Rey de Israel, descienda ahora de la cruz, y creeremos en él.” (Mat. 27:42 RV 1960)

Pilatos y un soldado romano,opinando sobre el cuerpo de Cristo

  • “Entonces Pilato mandó que se le diese el cuerpo” (Mat.58b RV 1960)

Los soldados romanos lacraron el sepulcro para que nadie lo violase, ni quitase el cuerpo muerto.

  • “Entonces ellos fueron y aseguraron el sepulcro, sellando la piedra y poniendo la guardia” (Mat. 27:66 RV 1960)

Magdalena, discípula y primer testigo de la resurrección. “Su nombre hace referencia a su lugar de procedencia: Magdala, localidad situada en la costa occidental de lago de Tiberíades.”[9] Magdalena no es un apellido, sino un toponímico. Se trata de una María de Magdala, ciudad situada al norte de Tiberíades. Magdala, la ciudad natal de María, estaba a tres millas de Capernaúm.[10] Su nombre esta pronunciado en arameo o en griego, en la biblia,segun cita la enciclopedia catolica [11] En los origenes filiatorios de esta discipula, vemos un mensaje profético a las naciones.  [12] Incluso hay leyendas posteriores que la ubican en Efeso (probablemente) o en Francia [13]

  • ” Fue entonces María Magdalena para dar a los discípulos las nuevas de que había visto al Señor, y que él le había dicho estas cosas.” (Jn.20:18 RV 1960)

Evangelización primaria de los apóstoles a los gentiles

Quiero que recordemos lo que cita Michael Green, que:

Nadie podía ser un «hijo de Abraham» en su sentido más pleno a menos que hubiese nacido judío. La Mishná dice que el prosélito debía orar así en la sinagoga: «Oh Dios de vuestros padres»; él no era, ni nunca podría serlo, un igual con los judíos.[14]

Obviamente, en Hechos la misión a los gentiles es más prominente. En el día de Pentecostés (Hch. 2:8–11) están presentes muchos pueblos no judíos, y de ellos surgen tres mil personas que llegan a ser miembros del pueblo de Dios (Hch. 2:41). La inclusión de los gentiles en las filas de la iglesia crece con la conversión de Cornelio y su familia, y el subsecuente regocijo (Hch. 10:1–11, 18).

La misión a los gentiles había llegado a un punto muy importante cuando Pablo arribó a Roma y, aunque allí culmina su obra, la misión prosigue (“Sabed, pues, que a los gentiles es enviada esta salvación de Dios; y ellos oirán”,Hch. 28:28). En parte se ha cumplido la aplicación universal del evangelio: judíos y gentiles, en el centro del mundo civilizado, están viendo la salvación de Dios.

Todas las distinciones de clase fueron radicalmente eliminadas dentro del cristianismo. Esto fue lo que dio al incipiente cristianismo

un pujante comienzo en suelo romano. Después de todo, por mucha admiración que sintiera hacia la ética y la religión judías, resultaba muy duro para un ciudadano de Roma rebajarse a sí mismo haciéndose ciudadano de segunda clase de una despreciada y cautiva nación oriental. Pero tal requisito no era necesario para ingresar en el cristianismo pues en éste todos eran hermanos y nada significaban las distinciones de raza, sexo, educación y riqueza.Además, al tiempo que retenía todos los atractivos de la fe judía, el cristianismo eliminaba dos grandes piedras de tropiezo propias del judaísmo, que aparecían como tales ante el mundo greco-romano: la circunción y las reglamentaciones sobre alimentos. [15]

Sería Pablo, es quien explicaría que

“la realización del misterio de Dios en que los gentiles son coherederos, co-miembros y también copartícipes de la promesa en Cristo Jesús por medio del Evangelio. La expresión griega panta ta ethne, como la encontramos en la Septuaginta, designa todos los pueblos de la tierra, que se diferencian entre sí por su linaje, lengua, costumbres y territorio.” [4]

En su primer sermón, Pablo dijo: “Porque así nos ha mandado el Señor, diciendo, ‘Te he puesto para luz de los gentiles, a fin de que seas para salvación hasta lo último de la tierra’ ” (Hch. 13:47; cp.Luc. 2:32 con referencia a Jesús).

Así que, los oficios y ministerios de Jesús se extienden a sus discípulos, quienes, en conjunto, constituyen el Cuerpo de Cristo, la presencia de Jesucristo en el mundo. Nosotros también, como discípulos de Cristo, llegamos a ser profetas, sacerdotes, reyes, sanadores, libertadores y sabios. [7]

Los judios antiguos,tenian un celo tremendo por realizar proselitismo, pero su celo no era por amor de Dios sino porque ellos estaban convencidos de su exclusividad como nacion[16]

Pablo, exhortaría a los Gálatas,para que no se expongan a la acción de los judaizantes

  • “Ya no hay judío ni gentil, esclavo ni libre, hombre ni mujer, porque todos ustedes son uno en Cristo Jesús.  Y ahora que pertenecen a Cristo, son verdaderos hijos de Abraham. Son sus herederos, y la promesa de Dios a Abraham les pertenece a ustedes.” (Gal.3;28 RV 1960)

Otros textos bíblicos para reflexionar:

  • “…He aquí mi siervo, a quien he escogido; Mi Amado, en quien se agrada mi alma; Pondré mi Espíritu sobre él, y a los gentiles anunciará juicio.  No contenderá, ni voceará, ni nadie oirá en las calles su voz.  La caña cascada no quebrará, y el pábilo que humea no apagará, hasta que saque a victoria el juicio. Y en su nombre esperarán los gentiles. “(Mat. 12:18 RV 1960)
  • …Jerusalén será hollada por los gentiles, hasta que los tiempos de los gentiles se cumplan. (Luc. 21:24 RV 1960)
  • “…Entonces, oídas estas cosas, callaron, y glorificaron a Dios, diciendo: ¡De manera que también a los gentiles ha dado Dios arrepentimiento para vida!.” (Hch. 11:18)
  • …Simón ha contado cómo Dios visitó por primera vez a los gentiles, para tomar de ellos pueblo para su nombre. Y con esto concuerdan las palabras de los profetas, como está escrito: Después de esto volveré y reedificaré el tabernáculo de David, que está caído; y repararé sus ruinas, y lo volveré a levantar, para que el resto de los hombres busque al Señor, y todos los gentiles, sobre los cuales es invocado mi nombre. (Hch. 15:14-17 RV 1960)
  • …Porque no quiero, hermanos, que ignoréis este misterio, para que no seáis arrogantes en cuanto a vosotros mismos: que ha acontecido a Israel endurecimiento en parte, hasta que haya entrado la plenitud de los gentiles; y luego todo Israel será salvo, como está escrito: Vendrá de Sión el Libertador, que apartará de Jacob la impiedad.  Y este será mi pacto con ellos, cuando yo quite sus pecados. Así que en cuanto al evangelio, son enemigos por causa de vosotros; pero en cuanto a la elección, son amados por causa de los padres. Porque irrevocables son los dones y el llamamiento de Dios. (Ro. 11:25-29 RV 1960)
  • …Pues os digo, que Cristo Jesús vino a ser siervo de la circuncisión para mostrar la verdad de Dios, para confirmar las promesas hechas a los padres, y para que los gentiles glorifiquen a Dios por su misericordia, como está escrito: Por tanto, yo te confesaré entre los gentiles, y cantaré a tu nombre. Y otra vez dice: Alegraos, gentiles, con su pueblo. Y otra vez: Alabad al Señor todos los gentiles, y magnificadle todos los pueblos. Y otra vez dice Isaías: Estará la raíz de Isaí, y el que se levantará a regir los gentiles; Los gentiles esperarán en él. Y el Dios de esperanza os llene de todo gozo y paz en el creer, para que abundéis en esperanza por el poder del Espíritu Santo. (Ro. 15:8-13 RV 1960)
  • …Sabéis que cuando erais gentiles, se os extraviaba llevándoos, como se os llevaba, a los ídolos mudos. (1 Cor. 12:2 RV 1960)
  • …para que en Cristo Jesús la bendición de Abraham alcanzase a los gentiles, a fin de que por la fe recibiésemos la promesa del Espíritu. (Gál. 3:14 RV 1960)
  • “…Entonces me fue dada una caña semejante a una vara de medir, y se me dijo: Levántate, y mide el templo de Dios, y el altar, y a los que adoran en él. Pero el patio que está fuera del templo déjalo aparte, y no lo midas, porque ha sido entregado a los gentiles; y ellos hollarán la ciudad santa cuarenta y dos meses. Y daré a mis dos testigos que profeticen por mil doscientos sesenta días, vestidos de cilicio.” (Ap. 11:1-3 RV 1960)

La gran comisión del nuevo pacto

  • enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado; y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo. Amén.” (Mat. 28:20 RV 1960)

La Gran Comisión termina con un tema yahvista: El Cristo resucitado será el Dios con nosotros todos los días, hasta el fin del mundo. El mismo evangelio comenzó con el anuncio del Emanuel que había de nacer (Mat. 1:23) y termina con la misma promesa para la iglesia en su misión a través de todos los siglos. En Apocalipsis, este tema yahvista también va a ser clave: “el que es y que era y que ha de venir” (Ap 1:4,8) (equivalente griego del “Yo soy”) acompaña a su iglesia en todo tiempo y prueba. Al fin, él será Dios con ellos” (Ap. 21:3) y hará nuevas todas las cosas (21.5).

Este brevísimo intento de una “cristología de la misión integral”, aunque muy incompleto, tiene el propósito de sugerir pautas para una comprensión más bíblica de Cristo y el evangelio a la luz de todo lo que significa Jesucristo.

Nos permite ver (a) que en Cristo se concentran y cumplen todos los hilos del pensamiento bíblico, y (b) que una adecuada cristología implica necesariamente una misionología y una evangelización sorprendentemente más amplia e integral de lo que muchas veces se practica.

Conclución

El “consumado es”, terrible grito de dolor de Cristo, razgó en dos el velo del templo de Jerusalen[17]. Su muerte, traería como consecuencia un importante cambio geopolítico. Todo esto lo sabemos por la Biblia. La práctica misionera aceptable en el Nuevo Testamento es aquella sigue el modelo de Jesús y se orienta al logro del plan histórico de Dios en Cristo—el reinado de Dios. Es la misma Biblia, la que nos explica que Cristo selló el nuevo pacto del favor de Dios, con su muerte en la cruz. De allí el terrible grito de dolor del Señor.

  • “Y tomando la copa, y habiendo dado gracias, les dio, diciendo: Bebed de ella todos; porque esto es mi sangre del nuevo pacto, que por muchos es derramada para remisión de los pecados” (Mat. 26:27-28 RVR 1960)
  • “El cual asimismo nos hizo ministros competentes de un nuevo pacto, no de la  letra, sino del espíritu; porque la letra mata, mas el espíritu vivifica.” (II Cor. 3:6 RVR 1960)
  • “Y si el ministerio de muerte grabado con letras en piedras fue con gloria, tanto que los hijos de Israel no pudieron fijar la vista en el rostro de Moisés a causa de la gloria de su rostro, la cual había de perecer, ¿cómo no será más bien con gloria el ministerio del espíritu? Porque si el ministerio de condenación fue con gloria, mucho más abundará en gloria el ministerio de justificación. (II Cor.3:7-9 RVR 1960)
  • “En él también vosotros, habiendo oído la palabra de verdad, el evangelio de vuestra salvación, y habiendo creído en él, fuisteis sellados con el Espíritu Santo de la promesa” (Ef. 1:13 RVR 1960)
  • “Y no contristéis al Espíritu Santo de Dios, con el cual fuisteis sellados para el día de la redención.” (Ef. 4:30 RVR 1960)

Sin duda, debemos reconocer, como dijo  Martin Luther, que

La Palabra de Dios es una luz que alumbra en lugar oscuro.

Y como diría Pablo,

“No me avergüenzo del evangelio, porque es poder de Dios…”

No tomar en cuenta el cambio de pacto produce una cosmovision erronea y una predicacion legalista. Que es el legalismo?

El legalismo es un sistema de creencias humanas, rígidas y ritualistas, basadas en mentiras, que pretende tomar el lugar de la Palabra de Dios (Pastor B.Stamateas,argentino)

Recordemos algo que decía Karl Barth, y es que al fin y al cabo, toda la fe evangélica se reduce a dos palabras: Gracia como clave a la teología y gratitud como base y motivación de la ética. Dios le bendiga y un fuerte abrazo. Recordemos que el Evangelio que el Cristo resucitado encomendó a sus discípulos se dirige al ser humano en todas las estructuras culturales, sociales y económicas en que éste se encuentre. Dios nos convida a allegarnos a nuestros prójimos, no como individuos aislados, sino personas que forman parte de un complejo de interrelaciones sociales. Sean catolicos, protestantes, ortodoxos,judíos o musulmanes. San Pablo sobre todo señala el sacrificio vIcario de Cristo como corazón vivo del evangelio; Lutero,Calvino y muchos otros evangélicos han insistido, también, en la muerte expiatorio de Cristo y la justificación por gracia y fe como lo más esencial del mensaje evangélico.Shalom.

———-

Fuentes consultadas

[0] Libro electronico MISIÓN GLOBAL http://anaheimspanish.net/biblioteca/MISIONOLOGIA/269%20MISION%20GLOBAL.pdf

[1] Daniel Raul Sanchez, Ebbie C. Smith, Curtis E. Watke, Como sembrar iglesias en el siglo XXI, 1era.Ediciòn 2001, pag. 14, Casa Bautista de Publicaciones

[2] C. Rene Padilla, “Bases biblicas de la misión – Perspectivas latinoamericanas” pag. 260,Editor NUEVA CREACION Buenos Aires ‐ Grand Rapids y William B. Eerdmans

[3] Ibid

[4] Un 80% de las citas del Antiguo Testamento que encontramos en el Nuevo Testamento provienen de la Versión de los Setenta (conocida como LXX). Véase Gonzalo Báez-Camargo, Breve historia del canon bíblico (México, DF Sociedades Bíblicas Unidas, 1983), 15–52. cit en Libro electronico MISIÓN GLOBAL http://anaheimspanish.net/biblioteca/MISIONOLOGIA/269%20MISION%20GLOBAL.pdf

[5] [6] [7]  Libro electronico MISIÓN GLOBAL http://anaheimspanish.net/biblioteca/MISIONOLOGIA/269%20MISION%20GLOBAL.pdf

[8] http://es.wikipedia.org/wiki/Tiberio

[9][10]  https://elteologillo.wordpress.com/2013/02/15/jesus-y-maria-magdalena-hasta-que-la-muerte-los-separe-parte-1/

[11] http://www.newadvent.org/cathen/09523a.htm

[12] Magdala era una ciudad industrializada donde se empezaba a comercializar el pescado seco y tenía mucha influencia griega. Pertenecía a la parte de Galilea. En Palestina había dos partes, la de Galilea, que era la más abierta porque tenía influencias griegas, había más movimiento de gente que pasaba de otros lugares. Luego estaba la región de Judea que era mucho más cerrada, que era la parte del templo, de Jerusalén, de los sacerdotes, de los escribas, de la ley, era la parte conservadora donde la mujer no podía salir de casa, era prácticamente un instrumento del hombre, no podía estudiar, no podía leer la Biblia. Las mujeres de Galilea eran más abiertas. María pertenecía a Galilea y a esta ciudad de Magdala y los evangelios han querido que quedase claro de donde era, dándole un protagonismo que normalmente no se daba a las mujeres. Pensemos que las mujeres en el tiempo de Jesús no podían ser ni testigos creíbles en un juicio, no tenían credibilidad ninguna.[url = http://www.monografias.com/trabajos53/maria-magdalena/maria-magdalena2.shtml]

[13] Según la tradición ortodoxa, María Magdalena se retiró a Éfeso con la Virgen María y el apóstol San Juan, y murió allí. En 886 sus reliquias fueron trasladadas a Constantinopla, donde se conservan en la actualidad. Gregorio de Tours (De miraculis, I, xxx) corrobora la tradición de que se retiró a Éfeso, y no menciona ninguna relación con Francia. Más adelante, sin embargo, surgió en el mundo católico una tradición diferente, según la cual María Magdalena (identificada aquí con María de Betania), su hermano Lázaro y Maximino, uno de los setenta y dos apóstoles, así como algunos compañeros, viajaron en barca por el Mar Mediterráneo huyendo de las persecuciones en Tierra Santa y desembarcaron finalmente en el lugar llamado Sainte Marie-de-Mer, cerca de Arlés. Posteriormente, María Magdalena viajó hasta Marsella, desde donde emprendió, supuestamente, la evangelización de Provenza, para después retirarse a una cueva -La Sainte-Baume- en las cercanías de Marsella, donde habría llevado una vida de penitencia durante 30 años. Según esta leyenda, cuando llegó la hora de su muerte fue llevada por los ángeles a Aix-en-Provence, al oratorio de San Maximino, donde recibió el viático. Su cuerpo fue sepultado en un oratorio construido por San Maximino en Villa Lata, conocido desde entonces como St. Maximin. [url=http://www.monografias.com/trabajos53/maria-magdalena/maria-magdalena2.shtml]

[14] M. Bikkurim 1.4, cit. Libro electrónico Michael Green, “La Evangelización en La Iglesia Primitiva”,pag. 28,ed. NUEVA CREACION BUENOS AIRES – GRAND RAPIDS WILLIAM B. EERDMANS PUBLISHING COMPANY © 1997 Nueva Creación Filial de Wm. B. Eerdmans Publishing Ca. 255 Jefferson Ave S.E., Grand Rapids, Michigan 49503, EE.UU. Nueva Creación, José Mármol 1734 (1602) Florida, Buenos Aires, Argentina. Título original: Evangelism in the Early Church

[15] Libro electrónico Michael Green, “La Evangelización en La Iglesia Primitiva”,pag. 30,ed. NUEVA CREACION, op,. cit.

[16] Lo que Mateo  registra con las palabras «recorréis mar y tierra para hacer un prosélito»(Mat.23:15), no es una exageración. Existía todo un conjunto de literatura misionera, tal como los Oráculos Sibilinos (propaganda judía con disfraz pagano), cuyo propósito era ganar gentiles para la fe judía. Para el mejor tipo de judío éste era el resultado natural de su fe; estaba tan convencido de la superioridad de su religión que deseaba compartirla. Muchos rabinos alentaban tal inquietud misionera. Hillel exhortaba: «Sé discípulo de Aarón, sigue la paz, ama a la humanidad y condúcela hacia la Ley». Y el rabino Eleazar llegó a afirmar: «Dios esparció a los israelitas entre las naciones con el solo objeto de que los prosélitos se volviesen numerosos entre ellos». Por supuesto que esta actitud se enfrió consideraablemente; cuando comenzó seriamente la persecución de los judíos. Las cosas fueron distintas luego de la caída de Jerusalén y del posterior aplastamiento de la gran rebelión que estalló bajo Adriano. Pero en lo que respecta a la mayor parte del primer siglo de nuestra era no hay duda de que el proselitismo avanzó rápidamente.60 Demasiado rápidamente para los funcionarios romanos que, aun reconociendo la posición legal de los judíos, no veían con buenos ojos su proselitismo. Una y otra vez leemos acerca de las expulsiones de que fueron objeto en Roma bajo sucesivos emperadores debido a que su número aumentaba en demasía. ¿Qué los impulsaba a este esfuerzo misionero? Por paradójico que pudiese parecer, era su exclusivismo. Cuanto más seriamente se creía que Israel era lo que más le importaba a Dios (y desde el tiempo de Antíoco Epífanes tal convicción ciertamente aumentó), mientras que. las naciones seguía siendo, como agudamente lo expresa el escritor de 2 Esdras, «como un escupitajo», tanto más estaba uno obligado a tratar del sacar del fuego algún tizón. Tenemos entonces una reacción en cadena.  cit en Libro electrónico Michael Green, “La Evangelización en La Iglesia Primitiva”,pag. 31,ed. NUEVA CREACION, op,. cit.

[17]

  • “para entrar en el Lugar Santísimo por la sangre de Jesucristo, por el camino nuevo y vivo que él nos abrió a través del velo, esto es, de su carne, y teniendo un gran sacerdote sobre la casa de Dios, acerquémonos con corazón sincero, en plena certidumbre de fe, purificados los corazones de mala conciencia, y lavados los cuerpos con agua pura. Mantengamos firme, sin fluctuar, la profesión de nuestra esperanza, porque fiel es el que prometió. Y considerémonos unos a otros para estimularnos al amor y a las buenas obras; no dejando de congregarnos, como algunos tienen por costumbre, sino exhortándonos; y tanto más, cuanto veis que aquel día se acerca.” (Heb. 10:19)
  • Acerquémonos, pues, confiadamente al trono de la gracia, para alcanzar misericordia y hallar gracia para el oportuno socorro. (Heb. 4:16 RVR 1960)
  • “Aquel primer pacto entre Dios y su pueblo contenía ciertas normas para la organización del culto, y también un santuario terrenal. El santuario estaba formado por dos salas. En la primera, conocida como Lugar Santo, se encontraban el candelabro de siete brazos y la mesa sobre la que estaban los panes llamados de la proposición. Luego, separada por una cortina, se encontraba la segunda sala o Lugar Santísimo, donde estaban el altar de oro del incienso y el arca del pacto, totalmente recubierta de oro puro. En esta arca se guardaba una urna de oro que contenía un poco de maná, y también la vara de Aarón que había reverdecido, y las tablas de piedra sobre las que fue escrito el primer pacto. Por encima del arca, como protegiendo su cubierta (llamada el propiciatorio), dos gloriosos querubines, uno frente al otro, extendían sus alas sobre ella. Pero respecto de estas cosas no vamos a detenernos ahora en los detalles. Con todo así dispuesto, los sacerdotes entraban continuamente en el Lugar Santo para cumplir con los oficios propios del culto; pero en la sala de más adentro, en el Lugar Santísimo, únicamente podía entrar, una sola vez al año, el sumo sacerdote. En tan especial ocasión, llevaba como ofrenda a Dios sangre de sacrificio, y la rociaba sobre el propiciatorio en expiación por sus propios pecados y por los pecados cometidos involuntariamente por el pueblo. De este modo, el Espíritu Santo daba a entender que, en tanto la primera sala del santuario permaneciera en pie, aún no estaba abierto el camino al Lugar Santísimo, o sea a la presencia de Dios. Esto es hoy día un símbolo para nosotros, según el cual las ofrendas y sacrificios presentados como parte del antiguo culto no alcanzaban a limpiar la conciencia de quienes los ofrecían, porque solo consistían en ciertos ritos relativos a la comida, la bebida y las abluciones diarias, y a determinadas disposiciones sobre el tratamiento de la carne antes de comerla. Todo eso eran prácticas que debían mantenerse vigentes hasta el momento de la llegada de un nuevo orden de cosas. Pero ahora Cristo ya ha venido, y lo ha hecho como sumo sacerdote de los bienes prometidos. Porque él entró en el santuario celestial, más amplio y perfecto, que no fue hecho por manos humanas ni pertenece a este mundo, y llevó sangre al Lugar Santísimo, una sola vez y para siempre; pero no sangre de machos cabríos o de becerros, sino su propia sangre, con la que aseguró nuestra eterna redención. Y si bajo el antiguo orden de cosas podía santificarse y purificar a los que estaban impuros a causa del pecado, rociándolos con sangre de toros y machos cabríos, y con cenizas de becerra, con mucha mayor eficacia la sangre de Cristo limpiará vuestras conciencias de las obras que llevan a la muerte. Él, sin mancha alguna de pecado, se ofreció a sí mismo a Dios mediante la acción del Espíritu eterno, para que vosotros podáis servir ahora al Dios vivo. De este modo, Cristo es mediador de un nuevo pacto, a fin de que, habiendo obtenido con su muerte el perdón de los pecados cometidos durante el tiempo del pacto anterior, los llamados por Dios reciban la promesa de la herencia eterna. Para que un testamento entre en vigor, es menester que el testador haya muerto. Sólo después de su muerte tiene vigencia el testamento; pero mientras el testador vive, ningún heredero recibe los bienes legados. Por lo cual ni siquiera el primer pacto se instituyó sin mediar sangre de sacrificio. Moisés, tras comunicarle al pueblo los mandamientos de la ley de Dios, tomó sangre de becerros y machos cabríos, y después de mezclarla con agua la roció con ramas de hisopo y lana escarlata sobre el libro de la ley y sobre todo el pueblo, diciendo: Esta es la sangre del pacto que Dios hace con vosotros, y que os ordena que guardéis. De igual forma, roció con sangre el santuario y todos y cada uno de los utensilios dedicados al culto. Se puede decir que bajo aquella ley casi todo podía purificarse con sangre, y que si no se derramaba sangre, no podía haber perdón de pecados. Por eso, Moisés tuvo que purificar con sangre el santuario terrenal, que con las cosas que contenía simbolizaba las celestiales; pero las propias cosas celestiales requerían mejores sacrificios. Cristo no entró en el santuario terrenal, hecho por manos humanas como símbolo del verdadero, sino que entró en el mismo cielo para presentarse delante de Dios a favor nuestro. Y tampoco entró como un sumo sacerdote terrenal, que cada año ha de ofrecer la sangre de un animal en el Lugar Santísimo. Si le hubiera sido necesario ofrecerse muchas veces, también muchas veces habría tenido que morir desde que el mundo es mundo; pero no fue así, sino que en estos tiempos del fin se presentó para entregarse a sí mismo en sacrificio, una vez por todas, para quitar de en medio el pecado. Y así como para todos está establecido que muramos una vez y comparezcamos después ante el juicio de Dios, así también Cristo fue ofrecido una sola vez en sacrificio para quitar los pecados de muchos. Y cuando él, en su momento, aparezca por segunda vez, no será ya para quitar el pecado, sino para traer salvación a los que le esperan.” (Heb.9 Castillian)

[18] documento electronico, B.Stamateas, 10 TEOLOGÍAS LEGALISTAS, 2007 – RED APOSTÓLICA PRESENCIA, PASTORES BERNARDO Y ALEJANDRA STAMATEAS, MINISTERIO PRESENCIA DE DIOS.
SE PERMITE SU REPRODUCCIÓN Y USO SIEMPRE QUE SE MENCIONE EL AUTOR Y LA FUENTE:WWW.PRESENCIADEDIOS.COM

——–

Fuentes:

Deja un comentario y a la mayor brevedad le responderé.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s