Una mujer, despedazada por un león durante el acto sexual


Una mujer, despedazada por un león durante el acto sexual

Autor: Paulo Arieu

  • Seguid la paz con todos, y la santidad, sin la cual nadie verá al Señor.(Heb 12:14)

 

Una noticia digna de las mejores películas de Tarzan, salvo que esta vez no apareció Tarzán para salvar la victima.Ni Tarzán, ni Supermán, ni Batman y Robin, ni Capitán América.  No apareció ningún super héroe para defender a esta pareja de “chorlitos” que fuera de tiempo y lugar, estaban haciendo ni mas ni menos que lo que muchos occidentales comentan cuando les pedimos razones de lo que hacen: Ellos estaban haciendo “lo que sentían”. Acaso esa no es la respuesta que nos dan los que defienden el sexo prematrimonial, o aquellos que se llaman cristianos gays y lesbianas y no mortifican la carne con sus pasiones?

Este tabloide ruso, publica la noticia de que “Una mujer fue atacada por un león mientras hacía el amor con su novio en la selva africana, informa la web My Zimbabwe. Dos jóvenes africanos se reunieron en su lugar favorito de la selva en el norte de Zimbabue para disfrutar de unos momentos románticos, pero no pensaron en el peligro que corrían. Sharai Mawera, trabajadora del mercado local, y su novio, un pescador que no ha sido identificado, estaban practicando el sexo cuando un león los atacó.  El amante de Sharai huyó desnudo en un intento de dar la alarma mientras el felino despedazaba a su víctima. La policía encontró los restos mutilados de la mujer unas horas después del accidente. Sharai Mawera murió en el lugar del ataque a consecuencia de las heridas.  Los guardias emprendieron la caza al león después de la tragedia. Ese mismo ejemplar podría haber matado a otro hombre de la localidad que desapareció el fin de semana. Su cadáver mutilado fue encontrado en la orilla del río Zambeze unos días después.” [0]

Reflexión

Dice la Biblia que

  • Me volví y vi debajo del sol, que ni es de los ligeros la carrera, ni la guerra de los fuertes, ni aun de los sabios el pan, ni de los prudentes las riquezas, ni de los elocuentes el favor; sino que tiempo y ocasión acontecen a todos” (Ecl.9:11)

Hay un tiempo para amar y otro tiempo para dejar de amar, diria eclesiastes. Yo me pregunto al leer esta noticia, que tenian que estar haciendo en ese lugar. El Señor nos enseña que en su eterno amor y poder, Él ya preparó los caminos y tiempos en los cuales se cumplirá todo aquello para lo cual fuimos creados. Muchas veces tenemos la incertidumbre del futuro y los rumores actuales alimentan el temor, sin embargo alimentar esto no es para nada provechoso en nuestras vidas, es preciso entender que nuestro Dios Ya hizo todo y que en su tiempo las oportunidades y las bendiciones serán manifestadas para toda persona que ha aceptado su llamado como hijo y siervo del Señor.

Este es uno de los motivos por el cual la gente no desea casarse,sino que viven como los animales, apareándose donde se les da la gana.Sin casarse, sin planificar con ternura para el futuro,sin consultar a Dios sobre Sus planes para con nosotros.  Es necesario reflexionar sobre esto y agradecer a Dios de todo corazón, por cada día de vida y por las grandes cosas que empiezan a manifestarse en nuestras vidas y las tremendas bendiciones que ya están delante de cada uno de nosotros; los hijos santos de Dios

El leon, bien puede ser tipificado como un simbolo de la carne. O matás la carne o la carne te mata a vos.No hay otra opción.

  • Porque si viviereis conforme á la carne, moriréis; mas si por el espíritu mortificáis las obras de la carne, viviréis” (Ro. 8:13)

Escribe el puritano J.Owen, que

En es te texto el apóstol Pablo confronta a sus lectores con dos caminos de vida posibles: El primero es “si viviereis conforme a la carne moriréis”. La otra alternativa es “si por el espíritu mortificáis las obras de la carne, viviréis”. Pablo usa este “si” para indicar la conexión entre la mortificación de las obras de la carne y la vida. Esto es como decir a un hombre enfermo: “Si tomas la medicina, pronto te sentirás mejor”. Al hombre enfermo se le está prometiendo un mejoramiento en su salud, a condición de que siga las indicaciones que se le dan. En una manera semejante el “si” de nuestro texto nos dice que Dios ha señalado “la mortificación de las obras de la carne” como el medio infalible para alcanzar “la viga”. Existe una relación inquebrantable entre la verdadera mortificación del pecado y la vida eterna. “Si… mortificáis las obras de la carne, viviréis”. Aquí está entonces el motivo para obedecer el deber que Pablo prescribe.

Aunque todo te pueda ser lícito, no todo te edifica. Y recuerda que además, bien nos dice el Eclesiastés, que todo tiene su tiempo en la vida.

  • “Todo tiene su momento oportuno; hay un tiempo para todo lo que se hace bajo el cielo: Un tiempo para nacer, y un tiempo para morir; un tiempo para plantar, y un tiempo para cosechar; un tiempo para matar, y un tiempo para sanar; un tiempo para destruir, y un tiempo para construir; un tiempo para llorar, y un tiempo para reír; un tiempo para estar de luto, y un tiempo para saltar de gusto; un tiempo para esparcir piedras, y un tiempo para recogerlas; un tiempo para abrazarse, y un tiempo para despedirse; un tiempo para intentar, y un tiempo para desistir; un tiempo para guardar, y un tiempo para desechar; un tiempo para rasgar, y un tiempo para coser; un tiempo para callar, y un tiempo para hablar; un tiempo para amar, y un tiempo para odiar; un tiempo para la guerra, y un tiempo para la paz. ¿Qué provecho saca quien trabaja, de tanto afanarse? He visto la tarea que Dios ha impuesto al género humano para abrumarlo con ella. Dios hizo todo hermoso en su momento, y puso en la mente humana el sentido del tiempo, aun cuando el hombre no alcanza a comprender la obra que Dios realiza de principio a fin.  Yo sé que nada hay mejor para el hombre que alegrarse y hacer el bien mientras viva; y sé también que es un don de Dios que el hombre coma o beba, y disfrute de todos sus afanes.  Sé además que todo lo que Dios ha hecho permanece para siempre; que no hay nada que añadirle ni quitarle; y que Dios lo hizo así para que se le tema. Lo que ahora existe, ya existía; y lo que ha de existir, existe ya. Dios hace que la historia se repita. He visto algo más en esta vida: maldad donde se dictan las sentencias, y maldad donde se imparte la justicia. Pensé entonces: «Al justo y al malvado los juzgará Dios, pues hay un tiempo para toda obra y un lugar para toda acción.» Pensé también con respecto a los hombres: «Dios los está  poniendo a prueba, para que ellos mismos se den cuenta de que son como los animales.  Los hombres terminan igual que los animales; el destino de ambos es el mismo, pues unos y otros mueren por igual, y el aliento de vida es el mismo para todos, así que el hombre no es superior a los animales. Realmente, todo es absurdo, y todo va hacia el mismo lugar. »Todo surgió del polvo, y al polvo todo volverá.»¿Quién sabe si el espíritu del hombre se remonta a las alturas, y el de los animales desciende a las profundidades de la tierra?» He visto, pues, que nada hay mejor para el hombre que disfrutar de su trabajo, ya que eso le ha tocado. Pues, ¿quién lo traerá para que vea lo que sucederá después de él? ” (Ecl. 3)
  • “Luego me fijé en tanta opresión que hay en esta vida. Vi llorar a los oprimidos, y no había quien los consolara; el poder estaba del lado de sus opresores, y no había quien los consolara. Y consideré más felices a los que ya han muerto que a los que aún viven, aunque en mejor situación están los que aún no han nacido, los que no han visto aún la maldad que se comete en esta vida.Vi además que tanto el afán como el éxito en la vida despiertan envidias. Y también esto es absurdo; ¡es correr tras el viento!El necio se cruza de brazos, y acaba muriéndose de hambre. Más vale poco con tranquilidad que mucho con fatiga … ¡corriendo tras el viento!  Me fijé entonces en otro absurdo en esta vida: vi a un hombre solitario, sin hijos ni hermanos, y que nunca dejaba de afanarse; ¡jamás le parecían demasiadas sus riquezas! «¿Para quién trabajo tanto, y me abstengo de las cosas buenas?», se preguntó. ¡También esto es absurdo, y una penosa tarea!  Más valen dos que uno, porque obtienen más fruto de su esfuerzo. Si caen, el uno levanta al otro. ¡Ay del que cae y no tiene quien lo levante!  Si dos se acuestan juntos, entrarán en calor; uno solo ¿cómo va a calentarse?  Uno solo puede ser vencido, pero dos pueden resistir. ¡La cuerda de tres hilos no se rompe fácilmente!  Más vale joven pobre pero sabio que rey viejo pero necio, que ya no sabe recibir consejos. Aunque de la cárcel haya ascendido al trono, o haya nacido pobre en ese reino, en esta vida he visto que la gente apoya al joven que sucede al rey.  Y aunque es incontable la gente que sigue a los reyes, muchos de los que vienen después tampoco quedan contentos con el sucesor. Y también esto es absurdo; ¡es alcanzar el viento! “ (Ecl. 4)

Recordemos que Pablo dijo que debiamos perfeccionar la santidad en el temor de Dios

  •  Así que, amados, puesto que tenemos tales promesas, limpiémonos de toda contaminación de carne y de espíritu, perfeccionando la santidad en el temor de Dios.(2 Cor. 7:1)

También debemos ser irreprensibles en SANTIDAD para ser arrebatados y librados de la ira que viene

  • para que sean afirmados vuestros corazones, irreprensibles en santidad delante de Dios nuestro Padre, en la venida de nuestro Señor Jesucristo con todos sus santos.(1 Tes. 3:13)

El diccionario define SANTIDAD como SEPARACIÓN

SANTIDAD, SANTIFICACION, SANTO, SANTAMENTE son expresiones similares.

A. Nombres

1) jagiasmos(ἁγιασμός, οῦ, ὁ , G38) , «santificación», significa

(a) separación para Dios (1 Cor. 1:30; 2 Tes. 2:13; 1 Pe. 1:2);
(b) el estado que de ello resulta, la conducta apropiada por parte de aquellos así separados (1 Ro. 6:19, 22; 1 Tes 4:3,4,7; 1 Tim 2:1,5; Heb. 12:14).

Así, la santificación es el estado predeterminado por Dios para los creyentes, al que en gracia Él los llama, y en el que comienzan y persisten en su curso cristiano. Por ello reciben el nombre de «santos» (jagioi).

«La santificación es aquella relación con Dios en la que entran los hombres por la fe en Cristo (Hch. 26:18; 1 Cor. 6:11), y para la cual el único título que tienen es la muerte de Cristo (Ef. 5:25,26; Col. 1:22; Heb. 10:10,29; 13:12).

La santificación también se utiliza en el NT de la separación del creyente de las cosas malas y de los malos caminos. Esta santificación es la voluntad de Dios para el creyente (1 Tes 4.3), y su propósito al llamarlo mediante el evangelio (v. 7); tiene que ser aprendida de Dios (v. 4), conforme Él la enseña mediante su Palabra (Jn. 17:17,19; cf. Sal. 17:4; 119:9), y el creyente tiene que buscarla seria y constantemente (1 Ti. 2.15; Heb 12.14).

En razón de que el carácter santo, jagiosune (1 Tes. 3:13), no es vicario, esto es, no puede ser transferido o impartido, es una posesión individual, edificada, poco a poco, como resultado de la obediencia a la Palabra de Dios y de seguir el ejemplo de Cristo (Mat. 11:29; Jn. 13:15; Ef. 4:20; Fil. 2:5), en el poder del Espíritu Santo (Ro. 8:13; Ef. 3:16).

«El Espíritu Santo es el agente en la santificación (Ro. 15:16; 2 Tes 2.13; 1 Pe. 1:2; cf. 1 Cor. 6:11. La santificación del Espíritu es asociada con la elección de Dios; es un acto divino que precede a la aceptación del evangelio por parte del individuo» (de Noteson Thessalonians, por Hogg y Vine, pp. 115, 271).

2) jagiosune (ἁγιωσύνη, G42) , denota la manifestación de la cualidad de la santidad en la conducta personal.

Se utiliza:
(a) en Ro 1:4, de la absoluta santidad de Cristo en los días de su carne, lo que le distinguió de entre todos los meros seres humanos; esto, que se indica con la frase «el Espíritu de santidad», y en vindicación de ello, su resurrección de entre los muertos, lo señaló como (fue «declarado») el Hijo de Dios;
(b) los creyentes deben andar «perfeccionando la santidad en el temor de Dios» (2 Cor. 7:1), esto es, llevando la santidad a su fin predestinado, mediante la cual
(c) puedan ser encontrados «irreprensibles en santidad» en la parusía de Cristo (1 Tes. 3:13) en cada pasaje lo que está bajo consideración es el carácter, perfecto en el caso del Señor Jesús, y creciendo hacia la perfección en el caso del cristiano.

Aquí se declara que el ejercer el amor es el medio que utiliza Dios para desarrollar la semejanza a Cristo en sus hijos. La frase puede parafrasearse de la siguiente manera:

«Que el Señor os capacite más y más para pasar vuestras vidas en los intereses de otros, a fin de que Él pueda así estableceros ahora en el carácter cristiano, para que podáis ser vindicados de toda acusación que pueda ser presentada contra vosotros en el tribunal de Cristo; cf. 1 Jn. 4:16,17» (de NotesonThessalonians, por Hogg y Vine, pp. 108, 115).

3) jagiotes(ἁγιότης, 41), denota la cualidad abstracta de la santidad.

Se utiliza:
(a) de Dios (Heb 12:10);
(b) de su manifestación en la conducta del apóstol Pablo y de sus colaboradores (2 Cor. 1:12; en los mss. más comúnmente aceptados, en lugar de japlotes, que aparece en tr, y asimismo en algunos modernos textos críticos; es la lectura seguida por rvr: «sencillez»; vm sigue en cambio la lectura de Westcott y Hort, la palabra que nos ocupa, y traduce «con santidad y sinceridad»;

4) josiotes (ὁσιότης, 3742),, debe distinguirse del término anterior; josiotes denota aquella cualidad de la santidad que se manifiesta en aquellos que dan igual consideración a la gracia y a la verdad; involucra una recta relación con Dios; se utiliza en Luc 1.75 y Ef. 4:24, y en ambos pasajes va asociado con la rectitud.

5)  jagios (ἅγιος, 40),  se derivan de la misma raíz que jagnos (que se encuentra en jazo, venerar), fundamentalmente significa separado (entre los griegos, dedicado a los dioses), y por ello, en la Escritura, en su sentido moral y espiritual, separado del pecado y por lo tanto consagrado a Dios, sagrado.

(a) Es predicado de Dios (como el absolutamente Santo, en su pureza, majestad y gloria): del Padre (p.ej., Luc. 1:49; Jn. 17:11; 1 Pe. 1:15,16; Ap. 4:8; 6:10); del Hijo (p.ej., Luc. 1:35; Hch 3:14; 4:27,30; 1 Jn. 2:20); del Espíritu (p.ej., Mat. 1:18 y frecuentemente en todos los evangelios, Hechos, Romanos, 1 y 2 Corintios, Efesios, 1 Tesalonicenses; también en 2 Ti 1.14; Tit 3.5; 1 P 1.12; 2 P 1.21; Jud 20).
(b) Se utiliza de personas y cosas (véase más abajo) en tanto que estén dedicadas a Dios.

Ciertamente, la cualidad, como atributo de Dios, es frecuentemente presentada de una manera que involucra demandas divinas sobre la conducta de los creyentes. Estos reciben el nombre de jagioi, santos, esto es, «santificados».
Se emplea como nombre en singular en Fil. 4:21, donde se utiliza pas, «todos», con Él. En plural, se utiliza de creyentes, designa a todos los tales, y no se aplica a personas ya muertas que se hubieran caracterizado por actos excepcionales de santidad.  Vér 2 Tes. 1:10, donde a «sus santos» también se les describe como «todos los que creyeron», esto es, todo el número de los redimidos. Así, esta santidad no es un logro, sino un estado al que Dios en gracia llama a los hombres; pero los creyentes son llamados a santificarse (en consecuencia a su llamamiento, 2 Ti 1:9), purificándose de toda contaminación, abandonando el pecado, viviendo una vida santa (1 Pe. 1:15; 2 Pe. 3:11), y experimentando comunión con Dios en su santidad.

Así, a los santos se les señala de manera figurada como «un templo santo» (1 Cor. 3:17, una iglesia local; Ef 2.21, la iglesia en su totalidad, cf. 5.27); un «sacerdocio santo» (1 Pe. 2.5); una «nación santa» (2.9).

«Es evidente que jagiosy sus palabras relacionadas … expresan algo más y más elevado que jieros, sagrado, externamente asociado con Dios … algo más que semnos, digno, honorable; algo más que jagnos, puro, limpio de contaminación. Jagioses … más amplio … Característicamente es piedad» (G. B. Stevens, en Hastings’Bible Dictionary).

El adjetivo se utiliza también de la parte exterior del tabernáculo (Heb 9.2: «Lugar Santo»); del santuario interior (9.3: «Lugar Santísimo» o, literalmente: «Santo de los Santos», F. Lacueva, Nuevo Testamento Interlineal, loc. cit.; 9.24: «santuario»); v. 25, plural, de la presencia de Dios en el cielo, donde no hay dos compartimientos como en el tabernáculo, siendo todo Él «Lugar Santísimo»; 9.8, 12 (plural neutro); 10.19: «Lugar Santísimo» (neutro plural),  de la ciudad de Jerusalén (Ap 11.2); de su templo (Hch 6.13); de la fe (Jud. 20); del saludo de los santos (1 Cor. 16:20); de ángeles (p.ej., Mar. 8.38); de apóstoles y profetas (Ef 3.5); de la futura Jerusalén celestial (Ap 21.2, 10; 22.19).

6) josios (ὅσιος, 3741),, significa religiosamente recto, santo, en oposición a lo torcido o contaminado. Está comúnmente asociado con la rectitud. Se utiliza «de Dios (Ap 15.4; 16.5); y del cuerpo del Señor Jesús (Hch 2.27; 13.15, en citas del Sal. 16:10,LXX; Heb. 7:26); y de ciertas promesas hechas a David, que podrían cumplirse solo en la resurrección del Señor Jesús (Hch 13.34). En 1 Ti 2.8 y Tit 1.8 se utiliza del carácter de cristianos. En la LXX,  josioses frecuentemente traducción de la palabra hebrea, jasid, que varía en significado entre «santo» y «misericordioso»; cf. Sal 16.10 con 145.17» (de NotesonThessalonians, por Hogg y Vine, p. 64).

7) jieroprepes (ἱεροπρεπής, 2412) , apropiado al carácter sagrado, reverente (jieros, sagrado, prepes, ser apropiado). Se traduce: «un porte santo» en Tit 2.3 (rv; rvr: «reverente»)

8) josios (ὅσιος, 3741), «santamente», esto es, limpio de mala conducta, y observante de la voluntad de Dios. Se jagiazo (ἀγιάζω, 37), hacer santo (de jaagios, santo). Significa poner aparte para Dios, santificar, hacer una persona o cosa lo opuesto a koinos, común.

«Se utiliza:
(a) del oro adornando el templo y de la ofrenda puesta sobre el altar (Mat. 23:17, 19);
(b) de comida (1 Ti 4.5);
(c) del cónyuge incrédulo de una persona creyente (1 Co 7.14);
(d) la purificación ceremonial de los isr’litas (Heb 9.13);
(e) del nombre del Padre (Lc 11.2);
(f) de la consagración del Hijo por parte del Padre (Jn 10.36);
(g) del Señor Jesús dedicándose a sí mismo a la redención de su pueblo (Jn 17.19); (
(h) al hecho de poner aparte al creyente para Dios (Hch 20.32; cf. Ro 15.16);

(i) del efecto sobre el creyente de la muerte de Cristo (Heb 10.10, dicho de Dios, y 2.11; 13.12, dicho del Señor Jesús);
(j) de la separación del creyente del mundo en su conducta, por el Padre por medio de la Palabra (Jn 17:17,19);
(k) del creyente que se aparta de aquellas cosas que deshonran a Dios y su evangelio (2 Ti. 2:21);

(1) del reconocimiento del señorío de Cristo (1 Pe. 3:15). En Ap. 22.11: «el que es santo, santifíquese todavía», el aoristo o tiempo puntual expresa lo terminante y consumado del acto divino.

«Por cuanto cada creyente es santificado en Cristo Jesús (1 Co 1.2, cf. Heb 10.10), una designación frecuente en el N.T. para todos los creyentes es «santos», jagioi, esto es, «santificados». Así la santidad, o santificación, no es un logro, sino el estado al que Dios, en su gracia, llama a los pecadores, y en el que comienzan su curso como cristianos (Col. 3:12; Heb. 3.1)» (de NotesonThessalonians, por Hogg y Vine, pp. 113-114).

¿Cuál es el significado de “la carne”?

Esta es la misma expresión usada frecuentemente para referirse a “la naturaleza pecaminosa” (ver Rom. 8:3,4, 5,8,12 y 13) Pablo está enfatizando la diferencia entre el Espíritu y la naturaleza pecaminosa. El cuerpo es el instrumento que el pecado usa para expresarse a si mismo expresarse a sí mismo. Entonces, Pablo usa la expresión “la carne” para expresar la naturaleza corrupta y la depravación del hombre.

¿Cuál es el significado de “mortificar” (hacer morir o amortiguad)?

Este es un lenguaje figurado. Imagine que se mata a un animal. Matar un animal significa quitar su fuerza, poder y vida para que ya no pueda actuar y hacer lo que quiere. Esta es la figura que está en mente aquí. La naturaleza pecaminosa (o el pecado que todavía mora en nosotros) es comparada con una persona, el “viejo hombre” con sus recursos habilidades, sabiduría, maquinaciones, fuerza, etc. Pablo dice que esto es lo que debemos matar: Esto es lo que debe ser muerto (mortificado), es decir su fuerza, poder y vida deberían ser quitados por el Espíritu

Conclución

La pregunta clave es : ¿ Podrán entrar al reino de Dios “salvados” sin SANTIDAD ?

Kariba es una población de unos 20.000 habitantes donde los ataques de leones no son frecuentes, pero la pareja había cruzado el límite entre la civilización y la vida salvaje.[1] Recuerda que el león es simbolo de la  carne, del pecado y de satanás,quien anda como león rugiente buscando a quien devorar. Y el único que puede derrotar a la carne, al pecado y al demonio, es Jesus, el león de la tribu de Judá. No obedezcas a la carne, ni al pecado ni a los demonios. Sirve y adora a Jesús, en la hermosura de Su santidad.No cruces el limite que Dios ha puesto en su revelación.No lo hagas, no seas necio. Dios no te puede librar de tu propia negligencia. Recuerda que “la paga del pecado es muerte”. No te alejes de lo revelado por Dios en su Palabra respecto a la ley moral.No obedezcas al pecado.No seas un pecador. Teme al Señor tu Dios.

Dios le bendiga y un fuerte abrazo.

————

Fuentes:

[0] http://actualidad.rt.com/sociedad/view/88392-mujer-leon-sexo-asesinato

[1] http://www.que.es/ultimas-noticias/curiosas/201303071025-leon-come-pareja-mientras-tenian-cont.html

 

Bibliografía consultada

5 comentarios en “Una mujer, despedazada por un león durante el acto sexual

      • Lo dije referente al título, pues la mujer por naturaleza cae en la bajeza por el sexo, más que el hombre, aunque mil aleguen, es cierto. Además en muchas cosas más.,

        Mira tú, observa en un casino, quiénes son las que juegan más, superando el doble?.. la mujer

        quiénes fuman superando el doble? las mujeres..

        quiénes beben más licor? averigua y serán ..las mujeres.,

        por último y lo que más lideran en porcentaje, muuucho más., en mi país al menos, quiénes lideran entre las casadas, la infidelidad?.. . las mujeres..
        nombro las casadas porque el resto es a partir de los 15 años lo cual es penoso..

        😯

        Me gusta

        • AHHU,no conocia esas estadisticas.Siempre pense que eran los hombres los mas depravados y faciles de seducir. Pero todo esto que pasa con la mujer,no es fruto de la liberacion femenina?

          Me gusta

        • Barbitas:
          Pero todo esto que pasa con la mujer,no es fruto de la liberacion femenina?

          Al contrario, es el triunfo del esclavista perverso, que consigue introducir en la mente de su siervo la mentalidad de esclavo.

          La mentalidad de esclavo es aquella que te lleva a hacer de buen grado la voluntad de tu señor, por eso Pablo nos dice que ahora tenemos la mente de Cristo: el Siervo del Señor que antepuso la Voluntad de Dios a la propia.

          De este modo vemos que la mentalidad de esclavo solo es mala dependiendo del señor al que se sirve.

          Y las mujeres de hoy en día sirven al patriarcado.

          Por ejemplo, las feministas de los años 60-70 querían liberar a las mujeres de la categoría de mero objeto sexual, pero hoy en día, lo que anhelan la mayoría de las chicas es ser un simple objeto.

          Los ídolos de las niñas no son abogadas, empresarias o escritoras.
          Ellas admiran a mujeres que son famosas simplemente por haberse acostado con alguien, o a señoras que tienen buenas curvas, o a modelos, etc…

          El hombre no tiene que rebajarlas a la categoría de ‘cosa’, ellas mismas se cosifican.
          Lo cual es una tragedia…

          :\

          Me gusta

Deja un comentario y a la mayor brevedad le responderé.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s