Los métodos de sanidad del Señor para con los enfermos


Los métodos de sanidad del Señor para con los enfermos

Autor:Paulo Arieu

jesus_y_enfermo

Jesús usó diversos métodos para dar sanidad divina durante los dias de su ministerio terrenal. Entre los metodos que Jesus utilizo están: Usar la fe de la persona enferma o la  fe de los que se encontraban alrededor, tocar a la persona enferma, orar por el enfermo, perdonar los pecados del enfermo, ordenar a la enfermedad salir afuera y utilizar los medios físicos. En muchas ocaciones la fe del individuo enfermo fue un factor muy importante en la sanidad. Hablandole a la mujer que tenia una hemorragia, el Señor le dijo: Tu fe ha hecho salva; ve en paz y queda libre de tu azote (Mar.5:34;Mat.9:29).

Muchas veces la fe de otras personas fue un factor importante para que se efectuaran milagros.Jesus le dijo al padre del niño que estaba enfermo que la sanidad era posible si la gente tenia fe.Jesus le dijo:“Si puedes creer,al que cree todo le es posible”.El hombre le respondió, creo, ayúdame en mi incredulidad (Mar. 9:23-24)

Los metodos de sanidad del Señor eran para nuestro punto de vista actual algo cotroversial.Escupir,tocar,ordenar,mandar a lavar y otros,no nos son muy afines para nosotros los occidentales,acostumbrados a los tratamientos médicos de alta complejidad en los hospitales. Pero,ademas,nos podemos tambien preguntar como era el ambiente social de la epoca del Señor Jesús? El pastor Bernardo Stamateas explica que

El 90% del ambiente de Jesús eran pobres, analfabetos, solo el 3% sabía leer, en la época de Jesús no había restaurantes, no había baños privados, tenían que ir al baño todos juntos a un lugar, los cadáveres los tiraban en la calle, no había hospitales, el noventa por ciento eran pobres, no sabían leer ni escribir, no había agua, no había iluminación, uno de cada cuatro era esclavo. Sabés cual era el promedio de vida en la época de Jesús, la gente se moría a los 40 años,ese era aproximadamente el promedio de vida.[19]

Y en Mar. 8:22-26 vemos a un ciego siendo sanado paulatinamente por el Señor. Evidentemente en esta porción biblica hay una gran diferencia en el sanar de Jesús, porque aqui deliberadamente lo hizo paulatinamente. En primera instancia obsérvese que el ciego (no de nacimiento), por que al inicio de su sanidad relación la apariencia de los arboles con los hombres, como haciendo uso de su memoria y no como algo nuevo, como seria para un ciego de nacimiento. No se sabe la causa de su ceguera, haya sido por negligencia o falta de higiene, lo que si, es que era incrédulo), ya que, este es llevado por segundas personas -que seguramente eran familiares o amigos del ciego, ya que deseaban fuera sanado.

Pero es la fe de estos la que está activa, mas no necesariamente la fe del ciego. Y si comparamos con otros pasajes donde Jesús sana otros ciegos encontramos lo siguiente: (Mar. 10:46-52, Luc. 18:35-43) tenemos al ciego Bartimeo, que usa su fe muy activamente, clamando a Jesús, dejando su única pertenencia por ir a Jesús, e interactúa directamente con el maestro, y despues de ser sanado, el mismo Jesús declara “Mar 10:52 Y Jesús le dijo: Vete, tu fe te ha salvado. Y en seguida recobró la vista, y seguía a Jesús en el camino.”

En Jn. 9:1 -12 leía el pasaje del ciego de nacimiento que nadie le llevó ni el fue, sino que Jesús obró en misericordia untando lodo en sus ojos, pero he aqui el Maestro le indica “Ve” a lavarte al estanque de Siloe, y nuevamente observamos la fe activa del ciego ya que ni titubeó, solo fue, y asi sanó. Después es cuestionado por quienes le conocian y el antes ciego solo declaraba “aquel hombre que se llama JESUS… me sanó” implicando que no le conocia antes de su sanidad.

Volvamos al ciego de Betsaida. Jesús, separa al ciego de la aldea, porque lo haría?, Creo no fue sino para que no fuera influenciado por la fe de sus -digamos- amigos, y que obrara su propia fe. Enseguida; Jesús escupe en sus ojos le impuso sus manos (la palabra griega empleada para ojos es “omma” que significa: vista), pero el ciego aun no ve claramente, es asi que Jesús le hace que este ejercite su fe, preguntandole, es decir poniendo a prueba ya no la fe de sus amigos sino la propia.

Continúa, pero ahora Jesús impone sus manos en sus ojos (es aqui donde se usa otro vocablo griego para ojos: “ofdsalmos” que significa: ojos.) Aqui es donde se confirma la forma diferente de la primera con la segunda ves que Jesús lo toca, siendo elemento para argumentar que el Maestro lo hacia intencionalmente. Por último, una ves que el ciego acciona su fe (así como un pozo de agua antes de iniciar su trabajo, es necesario que sea purgado inyectandosele agua donde habra de brotar) y es sanado completamente (mejor que vista 20/20), pues la palabra griega empleada “japas” indica que este pudo ver absolutamente todo .

En conclusión, Jesús nuevamente es digno de ser alabado por su grande misericordia, porque aún se toma el tiempo con aquello que somos faltos de una fe activa. Tomemos este ejemplo, y siempre clamemos confiando en Su poder infinito.

  • “Acerquémonos, pues, confiadamente al trono de la gracia, para alcanzar misericordia y hallar gracia para el oportuno socorro.” (Heb 4:16)
  • “Mas el justo vivirá por fe ” (Heb 10:38a)

Jesús obró con misericordia tremenda en este joven ciego. Dice Lucas de Jesús, que “cuando tuvo doce años, subieron a Jerusalén conforme a la costumbre de la fiesta.”(Jn.2:42 RV 1960). Y este jovencito ciego tenía entre 13 y 14 años,por la expresión de sus padres: “Pregúntenselo a él, pues ya es mayor de edad y puede contestar por sí mismo.”(Jn. 9:21b TLA). A los 13 años se era mayor de edad (Bar miztva). Que significado tiene esta palabra (BAR MITZVA)?

Estas palabras significan, sujeto a los preceptos” e implica que una persona que alcanza esta edad ya no es considerada por la ley judía como un menor, sino como un adulto. Si se le acuerdan nuevos privilegios y derechos religiosos, es porque asume la entera responsabilidad por la observancia de todos los preceptos y mandamientos.[53]

Toda una vida por delante, pero sin mas futuro que el estar tirado al costado de algún camino principal esperando que alguien pase y le arroje una moneda. Hasta su familia parecía haberse desentendido de él. Y eso que eran  conocidos en la comunidad israeli, por algún conocido de los líderes del templo,ya que mandaron a llamar a sus padres para que den testimonio de su sanidad de su hijo en el dia de reposo. Y Jesús lo vió, y tuvo compasión de El.

La fuerza sanadora de Jesús

Philip Yancey comenta que

el primer milagro de Jesús, sin embargo, fue de tierna misericordia. No les pasó inadvertida la lección a los discípulos que estuvieron con Él en la boda esa noche en Caná;especialmente a los recién reclutados de entre los seguidores del Bautista. El milagro de la transformación del agua en vino, que se dio una sola vez, ocurrió fuera de todo centro de atención, en una aldea retirada, acerca de cuya ubicación los arqueólogos ni siquiera coinciden. Al poco tiempo, sin embargo, Jesús comenzó a usar poderes milagrosos a la luz pública, ante multitudes entusiastas. Como sucede en la actualidad, los milagros de sanidad física eran los que más atención producían, y Juan 9 nos narra uno de esos milagros en Jerusalén, la capital y corazón de la oposición a Jesús. [25]

Luego cita que Juan dedica todo un capítulo a ese relato, dibujando un retrato clásico de lo que sucede cuando Jesús perturba el orden prevaleciente. El relato comienza por donde suelen empezar muchos enfermos,con la pregunta acerca de la causa.

¿Por qué yo? ¿Qué está tratando de decirme Dios? En la época de Jesús la gente pensaba que la tragedia golpeaba a quienes se lo merecían. I “No hay muerte sin pecado, y no hay sufrimiento sin iniquidad”, enseñaban los fariseos, quienes veían la mano del castigo en los desastres naturales, en los defectos de nacimiento, y en situaciones permanentes como ceguera y parálisis. Aquí es donde entra el punto de “haber nacido ciego”. Formados en buena tradición judía, los discípulos de Jesús debatían qué podía explicar semejante defecto de nacimiento. ¿Había el hombre de alguna forma pecado in utero? O estaba sufriendo las consecuencias del pecado de sus padres; perspectiva más fácil de imaginar pero obviamente injusta. [26]

¿Cuándo descubrió Jesús su capacidad de curar? ¿Fue su fe en la misericordia de Dios lo que le empujó a intentar aliviar el sufrimiento de los enfermos o, por el contrario, fue el descubrimiento de su poder curador lo  que le condujo a anunciar la cercanía de Dios y su venida salvadora? Quizas nunca podamos responder a este tipo de preguntas. Pertenecen al mundo secreto de Jesús. Algunos investigadores se atreven a sugerir que la primera curación realizada por Jesús fue la de la suegra de Simón (Mar. 1:29-31) o la del leproso (Mar. 1:40-45). No es posible afirmar nada con seguridad.

Lo cierto es que Jesús contagia salud y vida. Las gentes de Galilea lo sienten como alguien que cura porque está habitado por el Espíritu y la  fuerza sanadora de Dios. Aunque, al parecer, Jesús utiliza en alguna ocasión técnicas populares, como la saliva, lo importante no es el procedimiento que pueda emplear en algún caso, sino él mismo: la fuerza curadora que irradia su persona. La gente no acude a él en busca de remedios o recetas, sino para encontrarse con él. Lo decisivo es el encuentro con el curador. La terapia que Jesús pone en marcha es su propia persona: su amor apasionado a la vida, su acogida entrañable a cada enfermo o enferma, su fuerza para regenerar a la persona desde sus raíces, su capacidad de contagiar su fe en la bondad de Dios. Su poder para despertar energías desconocidas en el ser humano creaba las condiciones que hacían  posible la recuperación de la salud.

En la raíz de esta fuerza curadora e inspirando toda su actuación está siempre su amor compasivo. Jesús sufre al ver la enorme distancia que hay entre el sufrimiento de estos hombres, mujeres y niños hundidos en la enfermedad, y la vida que Dios quiere para sus hijos e hijas. Los evangelios, tan sobrios siempre para hablar de los sentimientos de Jesús, utilizan constantemente el verbo splanjnizomai para decir que cura a los enfermos porque se «compadece » de ellos: literalmente, «se le conmueven las entrañas» (Mar. 1:41; 9:22; Mat. 9,36;14,14; Mat. 15:32; 20:34; Luc. 7:13).

Lo que le mueve es su amor a los que sufren, y su voluntad de que experimenten ya en su propia carne la misericordia de Dios que los libere del mal. Para Jesús, curar es su forma de amar. Cuando se acerca a ellos para despertar su confianza en Dios, liberarlos del mal y devolverlos a la convivencia, Jesús les está mostrando, antes de nada, que son dignos de ser amados.

Por eso cura siempre de manera gratuita. No busca nada para sí mismo, ni siquiera que los enfermos se agreguen a su grupo de seguidores. La curación que suscita la llegada del reino de Dios es gratuita, y así. Algunos investigadores se atreven a sugerir que la primera curación realizada por Jesús fue la de la suegra de Simón (Mar. 1:29-31) o la del leproso (Mar. 1:40-45). Pero no es posible afirmar nada con seguridad.

La tendrán que regalar también sus discípulos. Mateo lo indica de manera explícita al hablar de las instrucciones de Jesús a los Doce: “Curad enfermos, resucitad muertos, purificad leprosos, expulsad demonios. Gratis lo recibisteis; dadlo gratis” (Mat. 10:8). Este carácter gratuito resultaba sorprendente y atractivo. Todo el mundo podía acercarse a Jesús sin preocuparse de los gastos. Los enfermos curados por él tienen poco que ver con la rica clientela que acudía a los dioses sanadores.

Jesús tiene su estilo propio de curar. Lo hace con la fuerza de su palabra y los gestos de sus manos. Jesús habla con el enfermo y le manifiesta su voluntad de que quede curado. Es uno de sus rasgos característicos. No pronuncia fórmulas secretas ni habla entre dientes, como los magos. Su palabra es clara. Todos la pueden escuchar y entender. Al mismo tiempo, Jesús «toca» a los enfermos. Las fuentes cristianas lo repiten una y otra vez, matizando su gesto con expresiones diversas. A veces Jesús «agarra» al enfermo para transmitirle su fuerza y arrancarlo de la enfermedad. Otras veces «impone sus manos» sobre él en un gesto de bendición para envolverlo con la bondad amorosa de Dios. En otras ocasiones «extiende su mano y lo toca», para expresarle su cercanía, acogida y compasión. Así actúa sobre todo con los leprosos, excluidos de la convivencia.

Jesús «agarra» (krátein) a la suegra de Simón (Mar. 1:30), a la hija de Jairo (Mar. 5:41) o al joven epiléptico (Mar. 9:27). «Impone sus manos» (epitíthenai) sobre la mujer encorvada (Luc. 13:13), sobre el ciego de Betsaida (Mar. 8:23) o sobre cada uno de los numerosos enfermos que le traen en Cafamaúm a la puesta del sol (Luc. 4:40). «Extiende la mano y toca» (háptein) al leproso en Mar. 1:41. Aunque estos relatos no describen las curaciones de Jesús tal y como acontecieron exactamente, la repetición de ciertos detalles nos sugiere cómo era recordado por los primeros cristianos.

Las manos de Jesús bendicen a los que se sienten malditos, tocan a los leprosos que nadie toca, comunican fuerza a los hundidos en la impotencia, transmiten confianza a los que se ven abandonados por Dios, acarician a los excluidos. Era su estilo de curar. Jesús no aportaba solo una mejora física. Su acción sanadora va más  allá de la eliminación de un problema orgánico. La curación del organismo queda englobada dentro de una sanación más integral de la persona. Jesús reconstruye al enfermo desde su raíz: suscita su confianza en Dios, lo arranca del aislamiento y la desesperanza, lo libera del pecado, lo devuelve al seno del pueblo de Dios y le abre un futuro de vida más digno y saludable. ¿Cómo lo hace?

En los templos y lugares de curación se cobraban los servicios y se exigían costosas ofrendas para el dios sanador. Por otra parte, los médicos cobraban fuertes sumas por sus servicios. Plinio el Viejo, nacido el año 23 y muerto el 79 en la erupción del Vesubio, nos informa de que no había en su tiempo una profesión «más lucrativa» que la medicina.

Jesús «agarra» (krátein) a la suegra de Simón (Mar. 1:30), a la hija de Jairo (Mar. 5:41) o al joven epiléptico (Mar. 9:27). «Impone sus manos» (epitíthenai) sobre la mujer encorvada (Luc. 13:13), sobre el ciego de Betsaida (Mar. 8:23) o sobre cada uno de los numerosos enfermos que le traen en Cafamaúm a la puesta del sol (Luc. 4:40).

«Extiende la mano y toca» (háptein) al leproso en Mar. 1:41. Aunque estos relatos no describen las curaciones de Jesús tal y como acontecieron exactamente, la repetición de ciertos detalles nos sugiere cómo era recordado por los primeros cristianos.  Dios, lo arranca del aislamiento y la desesperanza, lo libera del pecado, lo devuelve al seno del pueblo de Dios y le abre un futuro de vida más digno y saludable. ¿Cómo lo hace?

Jesús comienza por reavivar la fe de los enfermos. De diversas maneras se esfuerza para que confíen en la bondad salvadora de Dios, que parece haberles retirado su bendición. Las fuentes cristianas lo recogen como algo esencial de su acción curadora: «No temas, solo ten fe»; «todo es posible para el que cree»; «hijo mío, tus pecados te son perdonados» (Mar. 5:36; 9:23; 2:5).

Los relatos sugieren que, en algún momento, Jesús y el enfermo se funden en una misma fe: el enfermo no se siente ya solo y abandonado; acompañado y sostenido por Jesús, se abre confiadamente al Dios de los pobres y los perdidos. Cuando falta esta confianza, la acción curadora de Jesús queda frustrada, como al parecer sucedió en su aldea de Nazaret, donde apenas pudo curar a nadie, pues les faltaba fe. Marcos lo dice sin tapujos: «No pudo hacer allí ningún milagro. Tan solo curó a unos pocos enfermos, imponiéndoles las manos. Yestaba sorprendido por su falta de fe» (Mar. 6:5-6).

Cuando, por el contrario, en el enfermo se despierta la confianza y se produce la curación, Jesús la atribuye abiertamente a su fe: «Hija mía, tu fe te ha salvado; vete en paz y queda curada de tu enfermedad» (Mar. 5:34 Cf. también Mar. 10:52)

La fe pertenece, pues, al proceso mismo de la curación. Jesús no cura para despertar la fe, sino que pide fe para que sea posible la curación. Esta fe no es fácil. El enfermo se siente llamado a esperar algo que parece superar los límites de lo posible. Al creer, cruza una barrera y se abandona al poder salvador de Dios. No es fácil. Se entiende el grito paradójico del padre de un enfermo, que grita su fe, pero reconoce su incredulidad: «Creo, pero ayúdame en mi poca fe»(Mar. 9:24).

Jesús no pide fe en su poder misterioso o en sus conocimientos ocultos, sino en la bondad de Dios, que se acerca a salvar del mal, despertando incluso posibilidades desconocidas que no están de ordinario a disposición del ser humano. Y lo hace no recurriendo a la hipnosis o la magia, sino ayudando a los enfermos a acoger a Dios en el interior de su experiencia dolorosa. Jesús trabaja el «corazón» del enfermo para que confíe en Dios, liberándose de esos sentimientos oscuros de culpabilidad y de abandono por parte de Dios, que crea la enfermedad. Jesús lo cura poniendo en su vida el perdón, la paz y la bendición de Dios.

Según Mar. 2:5, Jesús declara explícitamente al paralítico de Cafarnaún: «Hijo mío, tus pecados te son perdonados». Algunos autores consideran que se trata de una añadidura posterior a un relato que originalmente solo hablaba de una curación. En cualquier caso, la declaración de perdón expresa bien el modo de curar propio de Jesús. Al enfermo se le abre así la posibilidad de vivir con un corazón nuevo y reconciliado con Dios.

Al mismo tiempo, Jesús lo reconcilia con la sociedad. Enfermedad y marginación van tan estrechamente enlazadas que la curación no es efectiva hasta que los enfermos no se ven integrados en la sociedad. Por eso Jesús elimina las barreras que los mantienen excluidos de la comunidad. La sociedad no ha de temerlos, sino acogerlos. Las fuentes cristianas describen de diversas maneras la voluntad de Jesús de incorporar de nuevo a los enfermos a la convivencia: «Levántate, toma tu camilla y vete a tu casa»; «vete, muéstrate al sacerdote y haz por tu purificación la ofrenda que prescribió Moisés, para que les sirva de testimonio»; «vete a tu casa con los tuyos y cuéntales lo que el Señor ha hecho contigo» (Mar. 2:11; 1:44; 5:19). Tal vez María de Magdala no tenía familia y Jesús, después de expulsar de ella «siete demonios» (Luc. 8:2), la acogió en su grupo de discípulos.

Es especialmente significativa su actuación con los leprosos, excluidos de la comunidad por su condición de impuros. Propiamente no le piden a Jesús que los cure, sino que los «limpie» y tenga con ellos esa «compasión» que no encuentran en la sociedad. Mientras recorría Galilea se le acercó un leproso suplicándole: «Si quieres, puedes limpiarme» (Mar. 1:40). En otra ocasión, a la salida de un pueblo, salieron a su encuentro diez leprosos, que le gritaban: «Jesús, Maestro, ten compasión de nosotros» (Luc. 17:14). Este relato parece un desarrollo posterior.

Jesús reacciona con un gesto: extiende su mano y los toca. Aquellos hombres y mujeres son miembros de Israel, el pueblo de Dios, tal como lo entiende Jesús. Al tocarlos, Jesús los libera de la exclusión. Su gesto es intencionado. No está pensando solo en la curación del enfermo; está haciendo una llamada a toda la sociedad. Está llegando el reino de Dios. Hay que construir la vida de otra manera: los impuros pueden ser tocados; los excluidos han de ser acogidos.

Los  enfermos no han de ser mirados con miedo, sino con compasión. Como los mira Dios. Según Mar. 2:5, Jesús declara explícitamente al paralítico de Cafarnaún: «Hijo mío, tus pecados te son perdonados». Algunos autores consideran que se trata de una añadidura posterior a un relato que originalmente solo hablaba de una curación. En cualquier caso, la declaración de perdón expresa bien el modo de curar propio de Jesús.

Según Mar. 2:5, Jesús declara explícitamente al paralítico de Cafarnaún: «Hijo mío, tus pecados te son perdonados». Algunos autores consideran que se trata de una añadidura posterior a un relato que originalmente solo hablaba de una curación. En cualquier caso, la declaración de perdón expresa bien el modo de curar propio de Jesús. (Mar. 2:11; 1:44; 5:19).

Tal vez María de Magdala no tenía familia y Jesús, después de expulsar de ella «siete demonios» (Luc. 8:2), la acogió en su grupo de discípulos.  Mientras recorría Galilea se le acercó un leproso suplicándole: «Si quieres, puedes limpiarme » (Mar. 1:40). En otra ocasión, a la salida de un pueblo, salieron a su encuentro diez leprosos, que le gritaban: «Jesús, Maestro, ten compasión de nosotros» (Luc. 17:14).

Los Milagros son “Señales” – Los milagros que hacía Cristo eran “señales”.Esto significa que no eran un fin en sí, sino que demostraban algo mayor. Cristo sanaba a la gente que le seguía para que se cumplieran las escrituras acerca de él. Milagros acompañaba la predicación del Evangelio como señal de veracidad. Las señales físicas que hacía Cristo y sus discípulos acreditan verdades espirituales. En seguida unas razones por qué sanaba…

  • Acreditar a Cristo
  • Demostrar poder espiritual
  • Mostrar salvación para los Gentiles
  • Promover la fe
  • Revelar su gloria para que creyeran
  • Demostrar su señorío
  • Mostrar compasión

Los Milagros Acreditan al Mesías – Una de las razones principales para los milagros es la acreditación de Jesús como el Mesías prometido en el AT.

  • Me refiero a Jesús de Nazaret: cómo lo ungió Dios con el Espíritu Santo y con poder, y cómo anduvo haciendo el bien y sanando a todos los que estaban oprimidos por el diablo, porque Dios estaba con él. (Hch 10:38)

¿Cuáles milagros iban a acreditar al Mesías según el profeta Isaías?

  • Se abrirán entonces los ojos de los ciegos y se destaparán los oídos de los sordos;6 saltará el cojo como un ciervo, y gritará de alegría la lengua del mudo… (Is. 35:5-6)

¿Qué es lo que acreditaba a Cristo, según los apóstoles?

  • …fue un hombre acreditado por Dios ante ustedes con milagros, señales y prodigios, los cuales realizó Dios entre ustedes por medio de él, …(Hch 2:22)

¿Qué vieron los mensajeros de Juan que hubo credibilidad en Jesús?

  • …Juan el Bautista nos ha enviado a preguntarte: ‘¿Eres tú el que ha de venir, o debemos esperar a otro?’ 21En ese mismo momento Jesús sanó a muchos que tenían enfermedades, dolencias y espíritus malignos, y les dio la vista a muchos ciegos. 22Entonces les respondió a los enviados: –Vayan y cuéntenle a Juan lo que han visto y oído: … (Lc 7:20-22)

Sanidad para los Gentiles– Cristo afirmaba que fue enviado solo a las “ovejas perdidas de Israel” (Mat 15:24). Pero existen excepciones importantes que demuestran como empiezan a ser incluidos los Gentiles en las promesas del AT. Veamos tres sanidades…

Note esta tabla con respecto a los milagros para los gentiles

Persona Insistencia Comentario de Cristo
La mujer cananea (Mt 15:27) – (Mt 15:28)-
10 leprosos (El Samaritano) (Lc 17:15-16) – (Lc 17:18) –
El centurión (Lc 7:8) – (Lc 7:9) –
  • Mat 8:17 Esto sucedió para que se cumpliera lo dicho por el profeta Isaías: «Él cargó con nuestras enfermedades y soportó nuestros dolores.»
  • Mar 1:34 Jesús sanó a muchos que padecían de diversas enfermedades. También expulsó a muchos demonios, pero no los dejaba hablar porque sabían quién era él.
  • Hch 2:22 »Pueblo de Israel, escuchen esto: Jesús de Nazaret fue un hombre acreditado por Dios ante ustedes con milagros, señales y prodigios, los cuales realizó Dios entre ustedes por medio de él, como bien lo saben.
  • Hch 10:38 Me refiero a Jesús de Nazaret: cómo lo ungió Dios con el Espíritu Santo y con poder, y cómo anduvo haciendo el bien y sanando a todos los que estaban oprimidos por el diablo, porque Dios estaba con él.

Sanidad Física y Espiritual – Jn 11

Las sanidades que hacía Cristo se ven en dos niveles: físico y espiritual. La profecía de sanidad en Isaías 53:4-5 es aplicada de manera física en Mt 8:16-17, pero de manera espiritual en 1Pe 2:24. Tres ejemplos claros del énfasis espiritual en sanidades físicas son…

Note las sanidades físicas y espirituales profetizadas en Is 53:4-5

Sanidad Física

Sanidad Espiritual

“…con una sola palabra expulsó a los espíritus, y sanó a todos los enfermos. Esto sucedió para que se cumpliera lo dicho por el profeta Isaías: “Él tomó sobre sí nuestras enfermedades…” (Mt 8:16-17) “…en su cuerpo, llevó al madero nuestros pecados, para que muramos al pecado y vivamos para la justicia. Por sus heridas ustedes han sido sanados.” (1Pe 2:24)

El Paralítico y el Perdón de Pecados – Cristo demostró esta relación cuando declaró a un paralítico, “Amigo, tus pecados quedan perdonados.” (Lc 5:20), con la explicación:

  • “¿Qué es más fácil decir: ‘Tus pecados quedan perdonados”, o “Levántate y anda”?” Pues para que sepan que el Hijo del hombre tiene autoridad en la tierra para perdonar pecados –se dirigió entonces al paralítico–: A ti te digo, levántate, toma tu camilla y vete a tu casa. (Lc 5:24)

La Muerte de Lázaro y la Vida Espiritual – Cristo tardó en llegar con su amigo, Lázaro,“para la gloria de Dios” (Jn 11:4,40). Aunque la sanidad no sea siempre la voluntad de Dios, la gloria de Dios siempre la será. Dios utiliza las sanidades como un medio para despertar la fe: “…me alegro de no haber estado allí, para que crean…” (Jn 11:15,42). El resultado fue un gran avivamiento de fe entre la gente (Jn 11:45,48). Cristo les habla de algo mucho mayor que lo físico – la vida eterna. Así entendemos que la finalidad de este milagro no fue física, sino espiritual…

  • –les dijo Jesús. –Yo soy la resurrección y la vida. El que cree en mí vivirá, aunque muera; 26y todo el que vive y cree en mí no morirá jamás… (Jn 11:25-26)

El Ciego y la Ceguera Espiritual– El mundo terrenal busca razones humanos por las sanidades, y así la pregunta de los discípulos a Cristo,

  • “–Rabí, para que este hombre haya nacido ciego, ¿quién pecó, él o sus padres? “ La respuesta, una vez más, indica que ni la sanidad física ni la enfermedad física es la finalidad de Dios: –Ni él pecó, ni sus padres –respondió Jesús–, sino que esto sucedió para que la obra de Dios se hiciera evidente en su vida. (Jn 9:3).
  • Entonces Cristo enseña acerca de una ceguera mayor que la física, y una vista mayor que ver con ojos humanos: “–Yo he venido a este mundo para juzgarlo, para que los ciegos vean, y los que ven se queden ciegos. (Jn 9:39) Y a los fariseos afirma, “…como afirman que ven, su pecado permanece.” (Jn 9:41).
  • Jn 11:25-26 Entonces Jesús le dijo: —Yo soy la resurrección y la vida. El que cree en mí vivirá, aunque muera;26 y todo el que vive y cree en mí no morirá jamás. ¿Crees esto? Jn 12:40 «Les ha cegado los ojos y endurecido el corazón, para que no vean con los ojos, ni entiendan con el corazón ni se conviertan; y yo los sane.» Hch4:12 De hecho, en ningún otro hay salvación, porque no hay bajo el cielo otro nombre dado a los hombres mediante el cual podamos ser salvos.

Milagros de Gloria – Jn 2

La Gloria de Cristo y la Respuesta de Fe

Los primeros dos milagros que hizo Cristo eran específicamente para “revelar su gloria” (Jn 2:11). El hombre es incrédulo, y necesita señales: –Ustedes nunca van a creer si no ven señales y prodigios –le dijo Jesús. (Jn 4:48). …Jesús no les creía porque los conocía a todos; 25 …pues él conocía el interior del ser humano.(Jn 2:24-25). Lo que hacía Cristo en lo físico al sanar a los enfermos acreditaba su obra espiritual (Jn 10:25).

La Conversión del agua en Vino ( Jn 2:1-11 ) – La conversión de agua en vino en la boda de Caná fue la primera señal que hizo Cristo. Con los primeros milagros se produjeron los primeros creyentes. Cristo revelaba su gloria a través de milagros para que creyera la gente en él: Así reveló su gloria, y sus discípulos creyeron en él.(Jn 2:11)

La Sanidad del Hijo de un Funcionario – El segundo milagro sucede en el capítulo 4, que es la sanidad del hijo de una familia importante de Capernaúm. Con la simple declaración,”Tu hijo vive”, el hombre creyó y halló sano a su hijo (Jn 4:53). Este milagro provocó fe en toda la familia: …creyó él con toda su familia. 54Ésta fue la segunda señal que hizo Jesús después que volvió de Judea a Galilea. (Jn 4:53-54)

¿Cuál fue la finalidad de los dos primeros milagros? (Jn. 2:11;4:53)

  • “Conforme a tu Fe”

La gente que se acercaba a Cristo para pedirle ayuda física, y Cristo nunca negó nada; miraba la fe de la gente y hacía lo que ellos pedían. La fe es esncial para ver los milagros de poder.Miremos dos ejemplos…

Se Seca la Higuera– Con unas palabras Cristo hizo secar la higuera. Al asombro de sus discípulos les extiende esta invitación a creer: Si ustedes creen, recibirán todo lo que pidan en oración. (Mat 21:22)

Cura a muchacho epiléptico– Fallaron los discípulos cuando intentaron echar fuera al espíritu maligno (Mc 9:18), provocando así el desagrado de Cristo: ¡Ah, generación incrédula! (Mar 9:19). A solas con sus discípulos, Cristo explicó: …sólo puede ser expulsada a fuerza de oración. (Mar 9:29)

  • Mar 5:34 —¡Hija, tu fe te ha sanado! —le dijo Jesús—. Vete en paz y queda sana de tu aflicción. Jn 2:11 Ésta, la primera de sus señales, la hizo Jesús en Caná de Galilea. Así reveló su gloria, y sus discípulos creyeron en él.
  • Jn 2:22-23 Así, pues, cuando se levantó de entre los muertos, sus discípulos se acordaron de lo que había dicho, y creyeron en la Escritura y en las palabras de Jesús. Mientras estaba en Jerusalén, durante la fiesta de la Pascua, muchos creyeron en su nombre al ver las señales que hacía.

Milagros de Compasión – Mar 5

La Compasión de Dios y la Cosecha Espiritual

“Más Obreros” – Grande compasión motivaba a Cristo a hacer los milagros, y demuestra el amor personal de Dios. Pero al ver las multitudes con necesidades, Cristo veía una “cosecha”espiritual y no solo necesidades físicas. Les instruye a sus discípulos orar por más obreros a “la cosecha” (Mat 9:36-38), y los enviaba con autoridad para sanar.

Al ver a las multitudes, tuvo compasión de ellas, porque estaban agobiadas y desamparadas, como ovejas sin pastor. (Mat 9:36)

“Vete a tu casa” – Marcos 5 registra la liberación de un endemoniado y revela la relación entre la compasión de Cristo y la predicación del Evangelio. Al quedar libre el endemoniado quiso seguirle a Cristo, pero no se lo permitió Cristo. Más bien, lo mandó a predicar:

  • “ –Vete a tu casa, a los de tu familia, y diles todo lo que el Señor ha hecho por ti y cómo te ha tenido compasión.” (Mar. 5:19-20)

Enseñanzas Espirituales en Actos de Compasión

Cristo expresa compasión por los cinco mil y por los cuatro mil que no tienen que comer (Mat 14:14; 15:32). En medio de estos relatos vemos claras lecciones espirituales. Veamos tres de ellas:

  • Denles ustedes de comer” Los discípulos le sugierieron a Cristo despedir a la gente para que se vayan a comer. Cristo, sin embargo, los comisiona con una solución inesperada: “Denles ustedes mismos de comer.” (Mat 14:16). Como señal de su poder para comisionar, los doce discípulos recogen doce canastas llenas de comida sobrante (Mat 14:20)
  • “Hombres de poca fe” Jesús recriminó a sus discípulos cuando expresaron preocupación por la comida: –Hombres de poca fe… ¿Todavía no entienden? ¿No recuerdan los… cinco mil, …ni los… cuatro mil…? (Mt 16:8-10)
  • Comida Perecedera/Eterna También recrimina a las multitudes por su perspectiva terrenal ”…les aseguro que ustedes me buscan, no porque han visto señales sino porque comieron pan hasta llenarse. 27Trabajen, pero no por la comida que es perecedera, sino por la que permanece para vida eterna… (Jn 6:26-27)

Note este dialogo entre Cristo y el leproso (Mar. 1:40-41)

  • …Si quieres, puedes limpiarme. …Sí quiero. ¡Queda limpio!

Todos se llenaron de temor y alababan a Dios. –Ha surgido entre nosotros un gran profeta –decían–. Dios ha venido en ayuda de su pueblo. (Luc 7:16)

  • Mat 9:36-37 Al ver a las multitudes, tuvo compasión de ellas, porque estaban agobiadas y desamparadas, como ovejas sin pastor.37 «La cosecha es abundante, pero son pocos los obreros —les dijo a sus discípulos—
  • Mar 1:40-41 Un hombre que tenía lepra se le acercó, y de rodillas le suplicó: —Si quieres, puedes limpiarme. Movido a compasión, Jesús extendió la mano y tocó al hombre, diciéndole:—Sí quiero. ¡Queda limpio!

Conclución:

Cuando el centurión buscó a Jesús para pedirle sanidad para su criado, Jesús le dijo:”De cierto os digo, que ni aun en Israel he hallado tanta fe”. Y el criado fue sanado en aquella misma hora” (Mat.8:10,13;Mar. 2:5)
El metodo mas comun de sanidad que Jesús utilizó fue hablar y tocar a la persona enferma con su mano. En ocaciones, Jesús utilizó ambos metodos combinados. El utilizó solo palabras en la resurrección de su amigo Lázaro (Jn.11:43) y en la sanidad de los 10 leprosos (Luc.17:14). Otros milagros se hacian muchas veces a la distancia como en el caso del hijo del hombre noble (Jn.4:50), y en el estanque en Betesda (Jn.5:8).

El tocar el enfermo fue importante. En el monte Getsemaní Jesús usó el toque como un medio de sanidad (Luc.22:51).Muchos recibieron sanidad según tocaban a Jesús o sus vestiduras:La mujer con la hemorragia (Mar. 5:27,29),y en otras ocaciones durante su ministerio (Mar.6:56).

En tres ocaciones diferentes Jesus utilizó saliva,o saliva con lodo,como medio para dar sanidad divina: Con el hombre sordo y afectado del habla (Mar. 7:33) y con personas que estaban ciegads (Mar.8:23;Jn.9:6-7). Aparentemente Jesús usó aceite, por cuanto envió a sus discípulos, ellos “echaron fuera muchos demonios,y ungieron con aceite a muchos que estaban enfermos, y el Señor los sanaba (Mar. 6:13). La compasión de Jesús es notada cuando sanó a los enfermos. La sanidad del hijo de la Viuda de Nain (Luc.7:13-14). Situaciones semejantes están en Mat. 14:14;Mar. 1:40-42;Mat. 20:30-34).

Creo que aca hay que ser pragmático totalmente con el ministerio de milagros y sanidades de Jesús.Daba resultados extraordinarios.Multitudes hallaban alivio para su sufrimiento y dolor. en una epoca donde hbia pocas esperanzas de llegar a viejo.  Habia sandadores en esa epoca, y tambien santuarios de dioses paganos, pero pocos podian darse el lujo de ir. La medicina griega recién empezaba a obtener algunos resultados, pero los pobres no podían hacerse atender. Pocos y muy caros eran los médicos en aquella época (al igual que ahora en los paises capitalistas).

Los pobres, hallaban alivio a males de todo tipo.  Hacia fines de el año pasado (dic. 2012), durante una reunión acerca de las misiones, pude ver fotos de enfermos en Africa, con sus mandíbulas deformadas por la enfermedad. Y pude ver como los médicos misioneros mostraban los resultados luego de haberlos operado y reconstruido con cirugía sus maxilares. Como los misioneros llevan ayuda médica (y también espiritual) a países sumergidos totalmente en la hechiceria, en el ocultismo,la magia,y esclavos del islam. Y como por misericordia de Dios, muchos son atendidos gratis,sin pagar un peso.

Que mas podemos decir de Jesús, aunque algunos sientan asco por sus métodos poco estériles para nuestro gusto.Pero debemos gozarnos en Dios por sus milagros y sanidades y liberaciones del poder de las tinieblas, donde la superstición y la ignorancia se juntan, esclavizando al hombre.

Es fácil notar que el Evangelio, incluso fundidas sus cuatro redacciones, no persigue la finalidad de ofrecernos una biografía completa de Nuestro Señor Jesucristo. Bastaría para estar seguros de esto con subrayar este hecho: hay diez años, primero, y luego otros dieciocho de la vida del Señor que no son para nosotros más que una página en blanco en la que no hay nada escrito. Y para convencernos de este carácter inacabado y fragmentario, el más completo y documentado de todos los evangelistas, san Lucas, nos revela su intención y su designio: No escribe para contárnoslo todo: «Sino para que podamos “reconocer la solidez de las enseñanzas recibidas”» (Luc 1:4).

El apsotol Juan nos confía que esa fue también su intención. Hay muchas cosas que no se han dicho: si hubiéramos querido decirlo todo, el mundo no hubiera podido contener tantos libros, pero, añade él, «Estas cosas han sido escritas para que vosotros creáis que Jesús es el Cristo, el Hijo de Dios, y para que creyendo tengáis vida en su nombre» (Jn 20:31).

El Evangelio lleva en sí, y voluntariamente, un carácter inacabado.No esta todo lo que Jesús ha hecho.Solo algunas cuantas cosas para que creamos en El. Lejos de asombrarnos por ello, bendigamos a Dios por todo lo que se ha dicho, y glorifiquemos su  Santo nombre.

Dios le bendiga

Bibliografia consuiltada

22 comentarios en “Los métodos de sanidad del Señor para con los enfermos

    • Signfica que, al escupir Jesus repudia el mal que es la oscuridad en los ojos del ciego, cuando la saliva hace contacto con la piel de los ojos, entra la luz divina, eliminado el mal y el ciego queda sanado.

      Me gusta

  1. LE HE CLAMADO DE MIL MANERAS A MI PADRE CELESTIAL QUE POR FAVOR SANE MI CUERPO FISICO SE ME DIAGNSTICO DIABETES HIPERTENSION Y NEUROPATIA DIABETICA HE SEGUIRDO AL DETALLE LAS RECOMENDACIONES MEDICAS APLICANDOME INSULINA TOMANDO MEDICAMENTOS DESDE E FONDO DE MI CORAZON SE QUE JESUS ES MI SANADOR ORO BUSCO A MI PADRE LEO SU PALABRA Y NADA OCURRE CONMIGO LO EXTRANO ES QUE APESAR DE SENTIR UN DOLOR TERRIBLE EN MI CUERPO DIOS ME PERMITE SALIR A TRABAJAR REALIZAR MIS LABORES DIARIAS MI APARIENCIA FISICA NO SE NOTA QUE ESTE ENFERMA,ME PREGUNTO SERA QUE NO ES LA VOLUNTAD DE DIOS DE QUE MI CUERPO SEA SANO’?????? QUE DEBO DE HACER AVCECES ME LLENO DE MIEDO Y ANGUSTIA AYUDENME POR FAVOR.

    Me gusta

    • Al Apóstol Pablo le paso lo mismo que a ud, y en la vida de cada persona Dios tiene un Propósito diferente. Pero lo que si se puede asegurar que Jesucristo mismo dijo TODO LO QUE PIDIERES AL PADRE EN MI NOMBRE CREYENDO LO RECIBIREIS.. es necesario examinar como realmente esta la fe.

      Me gusta

  2. hola a todos hermanos mio. tengo ulceras en mi pies no soy deavetico es una yaga por medio de una vena que se revento. tengo muchos años sufriendo tengo familia creo en Dios todo poderoso LE PIDO A EL QUE ME AYUDE EN MI AFLICCION ME DUELE EL CORAZON DE TANTO SUFRIR ASISTO EN UNA IGLESIA D SANA DOCTRINA PERO ESTOI TRISTE POR MI CAUSA KIERO SER FELIS COMO ANTES TENGO MUCHAS DOCTRINA ME CONGREGABA I POR MEDIO D MI CAUSA NO FUI MAS ALA IGLESIA LE FALLE A DIOS i A LOS HERMANOS DE LA IGLESIA ME ESTOI CON GREGANDO NUEVAMENTE XQ ASI EL LO KIERE PERO TENGO MIEDO DE FALLAR OTRA VEZ A DIOS X MI CAUSA

    Me gusta

    • Para Eddiberto creo que puede conseguir la sanacion a su enfermedad pero dirigiéndose en forma correcta al Padre de los cielos, debiendo tener inmensa fe en leal evangelio de Jesús El Cristo siempre recordando que es el único camino, la verdad y la vida para llegar al Dios del universo, por eso hay que amarlo en espíritu y en verdad con lo cual Jesús cambio el metodo de adoración creado por el famoso tabernáculo de David. Bien, segun la Biblia Jesús hizo curaciones utilizando las llamadas leyes superiores, a diferencia de las leyes inferiores que son las establecidas por el hombre para subsistir en esta tierra como por ejempl la medicina, etc. el conocimiento y practica de las leyes superiores o de la creación mental realizada por Dios de todo el universo, los planetas, la naturaleza, o fauna, etc., le fueron dadas por el Padre en virtud de haber triunfado sobre todos los vicios materiales y obtenido el Cristo encarnado en su cuerpo, esto es que tenemos una doble armadura por un lado el cuerpo material: la carne y la sangre que no heredaran el reino de los cielos y se queda en la tierra para su sustento orgánico (polvo eres y en polvo te convertirás), y el cuerpo angelico el cual esta hecho de materia y forma como hijos de Dios, el cual es el que responde ante el padre, pertenece al mundo del espíritu, sale de nuestro cuerpo material cuando este no puede sustentar la vida, al tercer dia, como dijo Jesús y no l entendieron: este templo lo derriban y lo levanto al tercer dia, como sucedió una vez crucificado y llevado a la tumba al tercer dia surgió vestido del cuerpo angelico de luz en gloriamy esta sentado a la diestra de nuestro Padre celestial que nos ama como sus verdaderos hijos por eso la vida no es vida ni la muerte es muerte, ya que Dios es de vivos no de muertos. Recordemos a una persona que acompañaba a Jesús y le dijo, Maestro no sigo con Ud., porque tengo que ir a unos funerales de un familiar, y Jesús le dijo: sigue conmigo deja que los muertos entierren a sus sus muertos, lo que indica que quien no busca el camino del evangelio de Jesús y lo practica esta prácticamente muerto de allí que hay que nacer de nuevo. Observemos que había una costumbre en los judios cuando Jesús predicaba de que cuando se le moría el esposo a una judía del hermano mayor y soltero del difunto debía levantarle la prole a la viuda convirtiéndola en su mujer. De allí que una persona le pregunto a Jesús, si cuando una mujer muriere habiendo tenido varios esposos, en el cielo de quien seria esposa. Jesus le dijo: “de ninguno porque en el cielo somos ángeles” como tales tienen su cerebro, se comunican y se desplazan en el mundo de la no materia segun su ascenso ante el Padre, que nunca tendrá un pensamiento de destruirnos por ser el bien el único que lo atesora y lo derrama. Jesus dijo: Uds.siendo pecadores si su hijo le pide un pan no le darán una piedra y si le pide un pescado no le darán una serpiente y mi Padre es mejor. Eddiberto Dios creo las leyes para regir todo lo material cual construyo con su pensamiento y su verbo con asistencia de la espíritu santa por eso nosotros somos un pensamiento de Dios, asi como el originario. Creador de todo, asi también tiene leyes para el desarrollo del cuerpo amgelico que es el que asciende a El, cumpliendo como dijo Jesús con tres requisitos: 1. Hacer la voluntad del, padre (cumpliendo sus mandamientos, 2. Conocerse a uno mismo (alejar los vicios mundanos el egoísmo, la envidia, el amor al dinero, etc.) y 3. Tener la fe en Dios del tamaño de un grano de mostaza: asi conocerás la verdad que te hara libre y te maravillaras del poder amoroso del Padre. Esto indica que no te postraras ante ninguna imagen creada por el hombre ni convertirás a Jesús en Dios porque el es nuestro hermano y nunca ha querido suplantarlo, y hasta la hora de su muerte, sendo ya predicho por Isaías fue como un cordero a morir en la cruz para demostrar la existencia de un solo Dios y exclamo : Padre en tus manos entrego mi espíritu, ni Jesús es Dios para que lo idolatren como tal ni su madre perfecta María es la madre de Dios, porque es absurdo que María esposa de José engendrar y diera nacimiento al Dios del universo y este posteriormente hiciere todo el universo tanto lo visible como lo invisible. María es pues hija de Dios y también nuestra hermana por lo que no puede agradarle que le de endilguen ser la progenitora original del Padre Dios. Siguiendo este camino observemos que Jesús El Cristo verdaderamente curo a ciegos de nacimiento utilizando las leyes superiores que obtuvo de Dios, al primer ciego que lo aguardaba en el camino lo recibió diciendo pocos de corazón buenos como el, reconoció a Jesús como enviado de Dios, recibió una untura que le coloco Jesús en sus ojos y le dijo esta palabra mágica : tus pecados te son perdonados y el ciego vio. Ahora si este ciego es bueno de corazón pocos como el, porque nació castigado si en esta vida no había pecado ? Entonces porque fue perdonado para que obtuviera la vista ? Sencillamente porque Dios es eterno nuestro espíritu creado por el es inmortal. Lo que muere es la sangre y la carne no el cuerpo espiritual o angelico, entonces ese cuerpo angelico entrando pecador en el cuerpo físico del ciego al momento de su nacimiento ya tenía pendiente pecados que se subsanan al cargar con dicha seguirá y al ser perdonado por la voluntad del padre, es por lo que se curo. Por ello siendo el Padre eterno bueno y justo mas que nosotros, concluyo que las enfermedades son karmas para la expiación del pecado cometido, esto es, toda causa tiene su efecto y viceversa. entonces Eddilberto si tienes fe en el evangelio de Dios pregonado por su dilecto hijo Jesús El Cristo humildemente para tu curación has esta ceremonia: haz un pacto de sal con Dios: compra un sirio blanco le haces un redondel de sal y lo enciendes y lo ofrendas a San Miguel, Jesús El Cristo, a todos los demás arcangeles, ángeles, querubines serafines y medicos del trono de Dios, para que te intervengan y te sanen. Debes hincarte de rodillas y con toda humildad le pides perdón a Dios por todos los pecados cometidos en esta vida y en tus vidas anteriores a esta. Rezas un padre nuestro. Y cuando tengas tiempo lee los salmos 16, 31, 45 y 91.

      Me gusta

  3. me duele mi herida lloro dentro d mi. no es facil son muchos años q tengo esta yaga. medi una oportunidad para regresar ala iglesia le veo las piernas a la gente i deseo mui dentro de mi ser asi como ellos tengo hijos pequeños 3 2años 4años y 5meses soi pobre pero umilde de corazon cuando yo llego ala casa les veo sus caritas felices pero me pongo triste xq ellos no saven lo q tengo i me inpide trabajar como yo kiero x esta llaga m botaron de mi trabajo dios dam fuerzas señor ten con pacion d mi i de mis hijos…mis hijos con fia en mi i yo en ty señor …

    Me gusta

    • es necesario revisar nuestro interior y arrepentirnos de corazón…. 2cronicas 7.14.. si se humillaren… si buscaren mi rostro… y se arrepintieren…. YO OIRE DESDE LOS CIELOS, PERDONARE SU PECADO Y SANARE SU TIERRA…. jesus ya pago en la cruz el precio de tu sanidad debes quitar de tu ser toda duda, y reclamo a Dios y orar con convicción.

      Me gusta

  4. Hola!! Dios les bendiga. Que hermoso contenido de éste hombre. A mi me diagnosticaron un tumor mioma-fibroma dentro de mi útero y en una campaña sentí que se redujo uno de los dos tumores que tenia hasta que desapareció. Le sigo orando al señor para que haga la obra completa y me termine de sanar. La emana pasada lo ví en sueño pareció que lo vi y sentí mas real que nunca, el se me acercó y yo sentí que era Jesus de Nazareth, me tomó de mi mano fuerte y me dió un abrazo y luego lo volvió a hacer. A él sea toda la gloria por los siglos, en el nombre de Jesus amén.

    Me gusta

Deja un comentario y a la mayor brevedad le responderé.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s