LA RESURRECCION DE CRISTO parte 6


LA RESURRECCION DE CRISTO parte 6
Autor: Paulo Arieu
resur
La ascensión

(Textos paralelos: Mar. 16.19-20)

  • “Y los sacó fuera hasta Betania, y alzando sus manos, los bendijo.Y aconteció que bendiciéndolos, se separó de ellos, y fue llevado arriba al cielo. Ellos, después de haberle adorado, volvieron a Jerusalén con gran gozo;y estaban siempre en el templo, alabando y bendiciendo a Dios. Amén.(Luc. 24:-50 53 RV 1960)
Beneficios de vivir bajo la gracia (el favor de Dios):
  • “NO POR OBRAS, PARA QUE NADIE SE GLORIE.” (Ef. 2:7-9)
a) Dios confiere en forma gratuita la vida eterna al pecador que cree (Ro. 6:23).
b) Le da por contada una perfecta justicia (Ro. 3:21-22; 4:4-5)
c) Concede una perfecta posición en Cristo Jesús (Ef. 1:6)
Los resultados son:
a) La salvación de todos los que creen (Hch. 16:31)
b) El juicio sobre el mundo incrédulo y la iglesia apóstata (Mat. 25:31-46;2 Tes. 1:7-10; I Pe. 4:17-18; Ap. 3:15-16)
Puesto que en Marcos y Mateo apenas hay descripción alguna de las apariciones de Jesús y sólo en Lucas y sobre todo en Juan se encuentran relatos de un Jesús resucitado con un cuerpo craso, que come y bebe, ello significa que hacia el año 95 había cristianos que no creían en la resurrección de Jesús y hubo que inventarse tales historias (Lucas y Juan).

Pero si tales historias hubieran sido inventadas a propósito jamás se habría urdido semejantes narraciones ya “que sería como meterse un gol en la propia portería”. ¿Por qué? Porque como los que las inventan son judíos habrían acudido a copiar o urdir alguna historia en torno a Daniel 12, donde se dice que los “justos brillarán como estrellas en el cielo” tras su resurrección; jamás habrían pensado en presentar a un Jesús comiendo y bebiendo después de resucitar. Ahora bien, no encontramos nada de eso. No hay historias de Jesús brillando como un astro.

En el siglo I jamás unos judíos habrían utilizado a mujeres como testigos de la resurrección, porque se consideraba que su testimonio no tenía validez jurídica. Así ocurre en 1 Cor 15 Pablo no nombra a ninguna mujer, solo hombres como gentes a los que se les ha concedido una aparición precisamente para dar mayor fuerza a su testimonio. Por ello el caso de los evangelistas, a pesar del texto paulino, o sobre todo el de Juan, con su extraña aparición a María Magdalena, debieron de basarse en hechos muy reales como para atreverse a presentar a mujeres como testigos del acto fundante de la fe cristiana

Otro argumento:

En Pablo, Hebreos, el Apocalipsis, Ignacio de Antioquía, Justino Mártir o Ireneo se utiliza la resurrección de Jesús como prueba de que siendo Jesús el “primogénito entre muchos hermanos” su resurrección es prenda de la posterior de sus seguidores. Sin embargo, en los cuatro evangelistas no encontramos nada parecido sin la siguiente afirmación “Jesús ha resucitado. Luego Jesús era en verdad el mesías”. Esta “anomalía” de las narraciones evangélicas es otra indicación de que están relatando tradiciones muy primitivas que contaban la historia de otro modo, sin sostener a la vez la resurrección de los fieles.

Por tanto, el historiador debe preguntarse que hay detrás de los relatos de las apariciones y la forma que tienen las narraciones evangélicas que las transmiten? Solo pueden explicarse porque ocurrieron dos cosas:

a) Se encontró una tumba vacía y se sabía que esa era la tumba de Jesús

b) Hubo auténticas apariciones de Jesús.

Respecto a a): Era muy fácil para los primeros cristianos primitivos saber dónde había sido enterrado Jesús. Era muy fácil también controlar la tumba. En efecto en Judea no se enterraba el cadáver, sino que se dejaba sobre una mesa delante de los nichos propiamente tales de las tumbas. Pasado el tiempo cuando la carne se había corrompido y desaparecido, se colocaban los huesos en un osario, y éste, a su vez, en un lóculus o nicho.

Concluciones
El período que transcurrió entre la resurrección y la ascensión duró cuarenta días. Durante este tiempo, el Señor se les apareció unas diez veces a los suyos. Nadie, fuera del círculo de sus seguidores, vio al Maestro resucitado. Sus apariciones constituyen la más contundente prueba de que resucitó realmente de entre los muertos. Podemos ver la trascendencia de la creencia en la resurreccion de Cristo. Pablo lo dijo claramente: muere un cuerpo carnal y resucita un cuerpo espiritual (1 Cor. 15).

Tanto la creencia de que la resurrección de Jesús y la de sus seguidores transformaría el cuerpo de los resucitados y que la creencia de que el Mesías tenía que morir y resucitar, eran insólita en el judaísmo. Veremos como la idea de la resurrección es utilizada en relación con el bautismo, la santidad y varios otros aspectos de la vida cristiana, aspectos que el judaísmo no tenía en mente. La resurrección pasó de ser un elemento de la doctrina a ser un punto importante y nuclear de la nueva fe. No hay dudas de que algo sumamente importante debió de pasar para que esto sucediera.

Finalmente, a pesar de ciertas tradiciones divergentes los primeros cristianos son sorprendentemente unánimes en la convicción de la resurrección de Jesús, la futura de los fieles, como se producirá y qué función desempeñará. El historiador debe deducir de aquí que algo muy concreto debió de ocurrir en los inicios para que treinta o cuarenta años después –tiempo de los evangelistas— se note esta uniformidad “que ha conformado y coloreado todo el cristianismo primitivo. De ello se deduce que aunque los evangelios fueron escritos años más tarde, en estos escritoss se rememoran tradiciones orales muy tempranas.

Y ahora viene la conclusión final: el historiador debe pensar que hubo realmente una tumba vacía y que hubo avistamientos de alguien que fue identificado como Jesús. “¿Cómo en cuanto historiador puedo explicar estos dos hechos? La explicación más fácil es que estas cosas sucedieron –tumba vacía y apariciones— porque Jesús resucitó realmente y fue visto realmente”. Por tanto “la resurrección de Jesús proporciona una explicación suficiente para esos dos hechos”.

La resurrección de Jesús reivindica su humillación voluntaria, y nos sirve de paradigma.

Dios lo bendiga

———-

Fuentes:

Deja un comentario y a la mayor brevedad le responderé.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s