CONOCIENDO A LOS PURITANOS: JOHN FLAVELL


CONOCIENDO A LOS PURITANOS : JOHN FLAVELL

John Flavel (o Flavell) nació en 1628 en Bromsgrove, Worcestershire. Él era el hijo de Richard Flavel, un ministro que murió de la peste bubonica en 1665, mientras estuvo en la cárcel por no conformidad. John Flavel fue educado por su padre en los caminos de la religión, estudiaba duro como un plebeyo en el University College, Oxford. En 1650, fue ordenado por el presbiterio en Salisbury. Se instaló en Diptford, donde perfeccionó sus numerosos talentos.

Se casó con Joan Randall, una mujer de Dios, que murió al dar a luz a su primer hijo en 1655. El bebé murió también. Tras un año de luto, se casó con Elizabeth Flavel Stapell y fue bendecido nuevamente hasta el final, un matrimonio temeroso de Dios, así como los niños.

En 1656, Flavel aceptado un llamado a ser ministro en el próspero puerto de Dartmouth. Él obtuvo un ingreso económico menor allí, pero su trabajo era más rentable, y muchos se convirtieron. Uno de sus feligreses de Flavel escribió: “Yo podría decir mucho, aunque no lo suficiente de la excelencia de su predicación, de su materia oportuna, adecuada y espiritual, de sus planteamientos simples de la Escritura, y su método de hablar, sus deducciones genuinas y naturales , sus argumentos convincentes, sus demostraciones claras y poderosas, sus aplicaciones buscando el corazón, y sus soportes cómodos los que afectaron la conciencia. En pocas palabras, esa persona debe tener una cabeza muy suave, o un corazón muy duro, o ambos, que podía sentarse bajo su ministerio y no ser afectado “(Erasmus Middleton, biografía Evangélica, 4:50-51).

Flavel fue expulsado desde el púlpito en 1662 por no conformidad, pero él siguió reuniéndose en secreto con sus feligreses en conventículos. De vez en cuando, iba a predicar para ellos en el bosque, especialmente en los días de ayuno y humillación. Una vez incluso se disfrazó de mujer a caballo con el fin de llegar a un lugar de encuentro secreto donde predicó y administra el bautismo. En otra ocasión, cuando eran perseguidos por las autoridades, se lanzó con su caballo al mar y logró escapar de la detención, nadando a través de una zona rocosa para llegar a Slapton Sands.

En 1665, cuando la Ley de las Cinco Millas entró en vigor, Flavel se trasladó a Slapton, que estaba más allá del límite de cinco millas de perturbación legal. Allí atendía a muchas personas en su congregación. A veces, él iba a predicar en secreto en el bosque a un mayor número de personas, a veces hasta la medianoche. Una vez, los soldados se apresuraron y dispersaban la congregación. Varios de los fugitivos fueron detenidos y multados, pero el resto vino con Flavel a otra zona boscosa, donde continuó su sermón.

Flavel predicó desde otros púlpitos, como Salstone Rock, una isla en el estuario de Salcombe que está sumergida en de las olas grandes. En ese refugio, la congregación “persistia en el montaje devoto hasta que la marea los llevaba a sus barcos”.

En 1672, el rey Carlos II emitió la Declaración de Indulgencia, dando a los inconformistas la libertad de culto. Flavel volvió a Dartmouth, licenciado como congregacionalista. Cuando la indulgencia fue cancelado el año siguiente, Flavel una vez más recurrió a predicar secretamente en casas particulares, barrios aislados, o los bosques remotos. La segunda esposa de Flavel murió durante este tiempo y se casó con Ann Downe, hija de un ministro. Ellos fueron felizmente casados durante once años, y tuvieron dos hijos.

En la década de 1680 y principios de finales de 1670s, Flavel continuó su ministerio sobre todo por escrito. Publico nueve libros, al menos en este período. En el verano de 1682, se vio obligado a buscar refugio en Londres, donde se unió a la congregación de su amigo, William Jenkyn, conocida hoy por su comentario sobre Judas. En 1684, los soldados interrumpieron un servicio de oración que Flavel estaba llevando a cabo con Jenkyn. Flavel escapó por poco de la detención. Durante su estancia en Londres, la tercera esposa Flavel murió. Se casó con Dorothy, una hija viuda de George Jefferies, ministro de Kingsbridge, ella le sobrevivió.

En 1685, regresó a Flavel Dartmouth, donde se limitó su ministerio a su casa. Él predicaba todos los domingos y en las noches de entre semana muchas personas se agolpaban en su casa. Ese mismo año fue quemado en efigie por una multitud, pero él siguió adelante, orando por su amada Dartmouth, “O que no exista una familia sin oración en esta ciudad!” En 1687, el rey Jaime II emitió otra indulgencia para inconformistas que permitieron a Flavel a predicar en público una vez más. Esta libertad se amplió más tarde con la llegada de Guillermo de Orange y la Revolución Gloriosa de 1688.

La congregación de Flavel construyó una gran iglesia a su regreso al púlpito. Sus últimos cuatro años de predicación pública, que comenzó con sus sermones en Apocalipsis 3:20: “He aquí yo estoy a la puerta y llamo”, fueron grandemente bendecidos. Sin embargo, estaba envejeciendo rápidamente. Hablando en nombre de sí mismo y sus colegas, él escribió: “Durante mucho tiempo hemos soportado la carga y el calor del día,. Somos soldados veteranos casi agotados” Durante su visita a Exeter a predicar el 6 de junio de 1691, Flavel sufrió un derrame cerebral y murió esa misma tarde a la edad de sesenta y tres. Sus últimas palabras fueron: “Sé que voy a estar bien.”

Flavel era humilde, piadoso, y educado. Pasó mucho tiempo en el estudio y la oración. Uno de sus hijos escribió: “Siempre estaba lleno y abundante en la oración, parecía exceder constantemente a sí mismo, y rara vez hacia uso de las mismas expresiones dos veces.” Él estaba muy versado en la disciplina de la iglesia, el bautismo infantil, y un número de idiomas orientales .

La predicación de Flavel fue bendecida por el Espíritu. Robert Murray M’Cheyne habla de un inmigrante americano, Luke Short, quien recordó escuchando a Flavel predicar en Inglaterra cuando tenía quince años de edad. El texto era: “Si alguno no ama al Señor Jesucristo, sea anatema maranatha.” Ochenta y cinco años después de haber oído a Flavel predicar sobre el horror de morir bajo la maldición de Dios, el Espíritu de Dios efectivamente lo convirtió a la edad de cien mientras meditaba en ese sermón!

El poder de Flavel como predicador salió de su profunda experiencia espiritual. Pasó muchas horas en la meditación y el auto-examen. Como Middleton escribe: “Él [Flavel] alcanzo una aseguranza bien fundada, las comodidades encantadoras de las cuales eran muchas veces se derramo en su alma, lo que lo convirtió en un predicador poderoso y exitoso, como quien habló desde su corazón a los de otros. Predicaba lo que sentía, y lo que él había manejado todo lo que había visto y probado de la palabra de vida y también lo que sentia” (ibid., p. 58).

Las reimpresiones modernas

Las Obras de John Flavel (BTT;. 6 vols, 3.600 páginas, 1968). Obras completas Flavel se imprimieron cinco veces en el siglo XVIII, tres veces en el siglo XIX, y varias veces en el siglo XX. Repetidas ediciones de sus escritos (también en ediciones de bolsillo individuales) dan testimonio de su sonido instrucción doctrinal y aplicación espiritual. Han sido utilizadas por el Espíritu para influir en muchas personas, incluyendo teólogos notables como Jonathan Edwards y George Whitefield y los escoceses líderes evangélicos como Robert Murray M’Cheyne y Bonar Andrew. Archibald Alexander, el primer profesor en Princeton Seminary, leyó a Flavel cuando era un adolescente. Más tarde escribió: “Yo deno a John Flavel ciertamente más que a cualquier otro autor inspirado.” Edward Bickersteth escribió: “Hay pocos escritores de una manera más experimental, en carácter afectuoso, práctica, popular y edificante como Flavel” (cf. Iain Murray , “John Flavel”, Estandarte de la Verdad, no. 60 [de septiembre
1968]: 3-5).

Jesús está tocando a la puerta del corazón (GM, 400 páginas, 1978). Originalmente titulado Deber de Inglaterra bajo la actual Liberty Gospel (1689), este libro contiene once sermones en Apocalipsis 3:20. En él se explica la oferta de Dios de Cristo a los pecadores, el corazón natural que se resiste a esa oferta, y la paciencia de Cristo en la persistencia con la oferta.

La Fuente de la Vida (GM, 556 páginas, 1977). Este libro, subtitulado Una pantalla de Cristo en su gloria esencial y mediadora, contiene cuarenta y dos sermones sobre las riquezas de Cristo y las oficinas de los estados.

Mantener el corazón (SDG, 170 páginas, 1998). En esta obra, titulada originalmente un santo hecho, Flavel examina cómo mantener el corazón y por qué este es el gran llamado de cada creyente. Él sugiere seis maneras de mantener el corazón delante de Dios: (1) conversar con tu corazón, (2) permitir que los males de su corazón humilde que, (3) orar por gracia, (4) resolver para caminar con más cuidado con Dios, ( 5) ser celoso de la santidad y temerosos del pecado, y (6) ser conscientes de la omnisciencia de Dios.

El misterio de la Providencia (BTT, 221 páginas, 1963). Publicado por primera vez en 1678 como conducta Divina o el misterio de la Providencia inaugurado, este libro reimpreso con frecuencia se basa en el Salmo 57:2: “Yo clamaré a Dios Altísimo, Dios para que cumpliere todas las cosas para mí”. Explica la siguiente doctrina : “Es el deber de los santos, especialmente en tiempos de los estrechos, para reflexionar sobre las actuaciones de la Providencia para ellos en todos los estados y en todas las etapas de sus vidas” (p. 20).

Profesores Verdaderos y dolientes: dos obras de John Flavel (Rhwym, 176 páginas, 1996). Este pequeño libro contiene dos obras: la piedra de toque de la sinceridad y un token para dolientes.

———–

Traducido por: Caesar Arevalo, del libro: “Meet the Puritans,” por Beeke y Pederson | http://caesararevalo.blogspot.com/2013/01/conociendo-los-puritanos-15-john-flavell.html

 

Deja un comentario y a la mayor brevedad le responderé.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s