Raquel Que Llora Por Sus Hijos – La Masacre en Connecticut


Raquel Que Llora Por Sus Hijos – La Masacre en Connecticut

15 diciembre 2012

clip_image001 Así ha dicho Jehová: Voz fue oída en Ramá, llanto y lloro amargo; Raquel que lamenta por sus hijos, y no quiso ser consolada acerca de sus hijos, porque perecieron. [Jeremías 31:15].

Ha vuelto a suceder. Este tiempo de tragedia llegó a Connecticut, donde un hombre armado entró en dos aulas en la Escuela Primaria Sandy Hook en Newtown y abrió fuego, matando al menos a veinte niños y seis adultos, antes dirigir sus armas de muerte sobre sí mismo. Las jóvenes víctimas, aún no se han identificado oficialmente, con edades comprendidas entre cinco y diez años. El asesino fue un joven, se informó que de veinte años. Según informes de prensa, asesinó a su madre, una maestra en Sandy Hook, en su casa antes de la masacre en la escuela.

Al parecer, el matricidio precedió al asesinato en masa. Algunos de los niños estaban en jardín de niños, ni siquiera capaces de atar sus propios zapatos. La palabra jardín de niños del alemán, significa, un jardín para los niños. En la Escuela Primaria Sandy Hook no había jardín hoy. Era un lugar de asesinato, caos, y mal manifiesto.

La naturaleza calculada y premeditada de este delito, junto con el horror de por lo menos veinte niños asesinados, hace a las noticias casi inefables e insoportables. El dolor de los padres y seres queridos en Newtown está más allá de las palabras. Sin embargo, incluso frente a tal tragedia, los cristianos deben hablar. Vamos a tener que hablar en público sobre este mal, y vamos a tener que hablar en privado acerca de este crimen horrible. ¿Cómo deben los cristianos pensar y orar en las consecuencias de un crimen tan colosal?

Afirmamos la Pecaminosidad del Pecado, y la Plena Realidad de la Maldad Humana

En primer lugar, hay que reconocer que esta tragedia es tan mala, horrible y fea como parece. El cristianismo no niega la realidad y el poder del mal, sino que lo llama por sus necesarios nombres – asesinato, masacre, homicidio, masacre. Cuanto más nos fijamos en esta tragedia, más parecerá incomprensible y grotesca que la imaginación humana pueda tomar.

¿Qué más podemos decir sobre el asesinato de los niños y sus profesores?¿Cómo podemos entender la maldad de matar a niños pequeños, uno por uno, obligándoles a ver a sus pequeños amigos morir y darse cuenta de que iban a ser el siguiente? ¿Cómo podemos soportar esto?

Resistiendo nuestro instinto hacia un mecanismo de defensa, no podemos aceptar las afirmaciones inevitables que este joven asesino debe entenderse como una mera enfermedad. Sus actos atroces serán descartados y minimizados por algunos como el resultado de la causalidad psiquiátrica o psicológica, o mitigada por factores culturales, económicos, políticos o emocionales. Sus crímenes eran enfermos más allá de las palabras, y él estaba desequilibrado, sin duda, pero él sacó un frío, calculado y premeditado crimen monstruoso en su diseño y realización.

Los cristianos saben que este es el resultado del pecado y de los terribles efectos de la caída. Cada respuesta para este mal debe afirmar la realidad y el poder del pecado. La pecaminosidad del pecado nunca se revela más claramente que cuando miramos al corazón de un crimen como este y ver el odio hacia Dios que precede al odio asesino derramado en sus pequeñas víctimas.

El siglo XX nos obligó a ver los hornos de los campos de exterminio nazis, los campos de exterminio de Camboya, la inhumanidad de los gulags soviéticos, y el fracaso del mundo para detener estas atrocidades antes de que ocurrieran. No podemos hablar de nuestro tiempo sin hacer referencia a Adolf Hitler y Josef Stalin, Pol Pot y Charles Manson, Idi Amin y Ted Bundy. Más recientemente, vemos el mal en los rostros impasibles de Osama bin Laden y Anders Behring Brevik. Ahora vamos a añadir un nuevo nombre para el pase de lista de asesinos en masa. Esta no será la última.

El profeta Jeremías conocía la maldad y el engaño del corazón humano pecador y la pregunta correcta – ¿quién lo conocerá?

Más allá de esto, el cristiano debe afirmar la gracia de la restricción moral, sabiendo que la verdadera pregunta no es por qué algunas personas aisladas cometen tales crímenes, sino ¿por qué estas masacres no son más comunes? Debemos estar agradecidos por la restricción de la ley, que operan en la conciencia humana. Un crimen sirve para advertirnos de que poner una desviación en la ley inevitablemente producirá una desviación en la conciencia. Debemos estar agradecidos por la gracia de Dios restrictiva que limita la maldad humana y, entender bien, nos mantiene a todos de matarnos unos a otros.

Los cristianos llaman a lo malo lo que es, nunca niegan su horror y poder, y permanecen siempre agradecidos de que el mal no tendrá su pleno dominio, o la última palabra.

Afirmamos la Cruz de Cristo Como el único Remedio Adecuado Para la Maldad

Hay una y sólo una de las razones de que el mal no tiene la última palabra, y que es el hecho de que el mal, el pecado, la muerte y el diablo fue derrotado en la cruz de nuestro Señor Jesucristo. Allí fueron derrotados definitiva, integral, y públicamente.

En la cruz, Cristo llevó nuestros pecados, muriendo en nuestro lugar, ofreciéndose a sí mismo libremente como el sacrificio perfecto por el pecado. El diablo se deleitaba en la agonía y muerte de Cristo en la cruz, dándose cuenta demasiado tarde de que la expiación sustitutiva de Cristo escribe la propia derrota y la destrucción total del diablo.

La victoria de Cristo sobre el pecado, el mal y la muerte fue declarada por el Padre resucitando a Jesús de entre los muertos. La resurrección de Cristo es el fundamento de nuestra esperanza y la certeza de la victoria final y total de Cristo sobre todos los poderes, principados, y perpetradores.

Una tragedia como esta no se puede responder con un emoción cristiana superficial y sentimental, ni con despidos simplistas de la enormidad y la transitoriedad de este delito. Esta tragedia exige un pensamiento cristiano más centrado en el Evangelio para una sustancia de teología bíblica, y el consuelo que sólo la riqueza plena de convicción cristiana puede ofrecer.

Ante tanto horror, nos impulsa una y otra vez a la cruz y resurrección de Cristo, sabiendo que la fuerza reconciliadora de Dios en Cristo es la única respuesta adecuada a tal poder depravado y diabólico.

Reconocemos la Necesidad de la Justicia, Sabiendo Que la Justicia Perfecta Espera el Día del Señor

Charles Manson se encuentra en una prisión de California, incluso ahora – décadas después de que sus crímenes sangrientos fueron cometidos. Ted Bundy fue ejecutado por el Estado de la Florida por múltiples asesinatos, pero se escapó de la condena y castigo para los demás es sospechoso de haberlos cometido. Anders Behring Brevik disparararon y mataron a decenas de jóvenes en Noruega, pero fueron condenados a menos de treinta años de prisión. Adolf Hitler se suicidó, robando a los tribunales humanos de su justicia, y Vladimir Lenin murió de causas naturales.

El joven asesino en Connecticut se quitó la vida después de asesinar a casi una treintena de personas, la mayoría de ellos niños. Nunca se enfrentará a un tribunal humano, nunca tendrá que enfrentarse a un fiscal humano, nunca se encontrara condenado por sus crímenes, y nunca conocerá la justicia de una frase humana.

Pero, aun cuando a la sociedad humana se le robo la satisfacción de esa justicia, nunca sería suficiente. Aunque ejecutado por sus crímenes, él podría morir una sola vez. Aunque condenado a decenas de cadenas perpetuas en la cárcel, él podría perder una sola vida humana.

La justicia humana es necesaria, pero es lamentablemente incompleta. Ningún tribunal humano puede dictar una sentencia adecuada para tal crimen, y ningún juez humano puede devolver la vida a aquellos que fueron asesinados.

Crímenes como éstos nos recuerdan que sólo anhelamos la satisfacción total que vendrá sólo en el Día del Señor, cuando todo ser humano será juzgado por el único Juez que gobernará con justicia perfecta. Ese día, la única salida será refugiarse en Cristo, para aquellos que lo conocieron y le confesaron como Salvador y Señor. En ese día, los que están en Cristo conocerán la promesa de que la justicia y la restauración completa significa que cada ojo será enjugado y las lágrimas ya nuca serán más.

Lloramos Con los Que Lloran

Por el momento, así como nosotros anhelamos por el Día del Señor, lloramos con los que lloran. Nos sentamos con ellos y oramos por ellos y reconocemos que su pérdida es verdaderamente indescriptible y que sus lágrimas son indeciblemente verdad. Oramos y esperamos para dar paso a la gracia y la esperanza del evangelio. Hacemos nuestro mejor esfuerzo para hablar palabras de verdad, amor, gracia y consuelo.

¿Qué pasa con el destino eterno de estos dulces niños? No hay ningún texto específico de la Escritura que nos da una respuesta clara y directa. Hay que afirmar con la Biblia que somos concebidos en pecado y, como hijos e hijas de Adán, enfrentaremos a la condenación eterna a menos que nos encontremos en Cristo. Así que muchas de estas pequeñas víctimas murieron antes de llegar a un conocimiento real de su propia pecaminosidad y su necesidad de Cristo. Ellos, como los que mueren en la infancia y los que sufren incapacitación mental grave, en realidad nunca tienen la oportunidad de conocer sus necesidades como pecadores y la provisión de Cristo como Salvador.

Se encuentran en una posición categóricamente diferente a la de la persona de conciencia adulta que nunca responde con fe al mensaje del Evangelio. En el libro de Deuteronomio, Dios le dice a los adultos que entre los hijos de Israel que, debido a su pecado y rebelión, no entrarían en la tierra prometida. Pero el Señor le dijo esto: “Y vuestros niños, de los cuales dijisteis que servirían de botín, y vuestros hijos que no saben hoy lo bueno ni lo malo, ellos entrarán allá, y a ellos la daré, y ellos la heredarán.” [Deuteronomio 1:39]

Muchos, si no todos, de los niños que murieron en Newtown eran tan jóvenes que entonces serían incluidos entre aquellos que, como los pequeños israelitas, “no tienen conocimiento del bien y el mal.” Dios es soberano, y no estaba sorprendido de que estos pequeños muriesen tan pronto. Hay un precedente bíblico para creer que el Señor hizo una provisión en la expiación obrada por Cristo, y que están a salvo con Jesús.

Raquel que Llora por Sus Hijos

La referencia del profeta Jeremías a Raquel y sus hijos perdidos es desgarradora. “Así ha dicho Jehová: Voz fue oída en Ramá, llanto y lloro amargo; Raquel que lamenta por sus hijos, y no quiso ser consolada acerca de sus hijos, porque perecieron.” Al igual que Raquel, muchos padres, abuelos y seres queridos lloran desconsoladamente hasta ahora, no quisieron ser consolados acerca de sus hijos, porque ya no existen.

Esta tragedia se agrava en la fuerza emocional por el hecho de que viene tan cerca de la Navidad, pero no olvidemos nunca que hubo un asesinato de niños en masa en la historia de la Navidad también. El decreto asesino del rey Herodes para que todos los bebés varones menores de dos años de edad, fuesen asesinados incito a Mateo citar este versículo de Jeremías. Rachel otra vez estaba llorando por sus hijos.

Pero no es allí donde Jeremías o Mateo nos deja. Por la misericordia de Dios, hay esperanza y la promesa de la restauración plena en Cristo.

El Señor continuó hablando por boca de Jeremías:

  • Así ha dicho Jehová: Reprime del llanto tu voz, y de las lágrimas tus ojos; porque salario hay para tu trabajo, dice Jehová, y volverán de la tierra del enemigo. Esperanza hay también para tu porvenir, dice Jehová, y los hijos volverán a su propia tierra.” [Jeremías 31:16-17]

Dios, no el asesino, tiene la última palabra. Para los que están en Cristo, está la promesa de la restauración completa. Incluso ante tal horror no mitigado por ejemplo, hay esperanza. “Esperanza hay también para tu porvenir, dice Jehová, y los hijos volverán a su propia tierra.”

por Albert Mohler

————–

Copiado de aca

URL: http://evangelio.wordpress.com/2012/12/15/raquel-que-llora-por-sus-hijos-la-masacre-en-connecticut/

4 comentarios en “Raquel Que Llora Por Sus Hijos – La Masacre en Connecticut

  1. ¿Cómo se explica un hecho como la tragedia en “Sandy Hook”?
    15 Diciembre 2012

    Duelo. Foto: AFP.

    Cada vez que ocurre una tragedia como la de este viernes en la escuela de primaria Sandy Hook, en Newtown, Connecticut, se reabre el debate sobre el acceso a las armas en Estados Unidos.

    En un caso como el de este tiroteo, además, en el que la mayor parte de las víctimas eran niños, los argumentos de unos y otros se tornan más viscerales.

    Si bien estas tragedias tienen raíces tan profundas como complejas, la violencia crece por la facilidad del acceso a las armas, que varía de uno a otro estado, aseguran los activistas que abogan por un mayor control en tal sentido.

    Como explica el editor para Norteamérica de la BBC Mark Mardell, los estadounidenses creen que tienen el derecho a poseer armas, no solo para el deporte o la caza, sino para la autodefensa. Este derecho está consagrado en su documento político más venerado, la Constitución.

    Las armas son parte de la vida cotidiana. Es por eso que algunos insisten en que aún se debe permitir que la gente porte armas que han sido diseñadas con el único propósito de matar a mucha gente y rápidamente.

    También es por eso que, después de estos tiroteos anteriores, surge la inevitable pregunta: ¿Cambiará algo esta tragedia? La respuesta, dice Mardell, es “por lo general no, pero esta vez, quizás, solo quizás, pueda ser diferente”.

    El presidente Barack Obama, al parecer secándose las lágrimas de sus ojos, dijo: “Hemos sufrido demasiadas tragedias así en los últimos años” y agregó que “vamos a tener que tomar medidas significativas para evitarlas”.

    Pero vale recordar que después del tiroteo de 2011 en Tucson, Arizona, en el que 13 personas resultaron heridas -entre ellas la congresista Gabrielle Giffords- y seis murieron, también dijo algo similar. Luego no pasó nada.

    Aunque desde entonces hubo elecciones, resalta Mardell, y Obama ahora muestra signos de presionar con los temas en los que realmente cree con mayor vigor y confianza.

    “Asumir el control de armas sería audaz, y muy difícil. Habrá que ver si su emotivo discurso se traduce en acciones”, agrega Mardell.

    ¿ÚNICA CAUSA?

    ¿Es justo señalar a las armas como las únicas responsables de estos sucesos que se producen con tanta frecuencia en Estados Unidos?

    “Es difícil establecer una causa única para un caso particular”, le dice Allen McConnell, profesor de Psicología Social en la Universidad de Miami, Ohio.

    “Según los múltiples estudios realizados en este campo, son varios los factores que aumentan la probabilidad de que alguien cometa un acto así”, añade.

    “Lo que hay que ver es en qué medida esos elementos confluyen en una situación determinada, como en este caso el tiroteo de Connecticut”.

    McConnell se refiere así a factores sociales pero también a elementos del dominio de la psicopatología, situaciones que pueden hacer que una persona normal se sienta frustrada o que adopte algún tipo de conducta agresiva.

    En este punto, se añade a la discusión el análisis sobre el sistema de salud mental estadounidense, que para algunos recibe poca atención e insuficientes recursos por parte del estado.

    Ahí es donde comienza el debate entre quienes creen que se debe implantar un mayor control sobre el acceso a las armas y quienes consideran que la reflexión debe ser más profunda y enfocarse en por qué este tipo de matanzas colectivas se dan más en Estados Unidos que en otros países.

    ¿GLORIFICACIÓN DE LA VIOLENCIA?

    “No puedes matar a alguien con un arma si no la tienes disponible, pero seguramente no es solo la disponibilidad de las armas, sino una cultura que modela el uso de esas armas como solución a los problemas, lo que fomenta que sucedan estas masacres”, opina Allen McConnell.

    “Es una suerte de mentalidad de Rambo, o del videojuego Call of Duty, como forma de resolver los conflictos”.

    El individualismo, la falta de oportunidades y la fascinación por las armas se unen para conformar un caldo de cultivo en el que pueden aparecer figuras como la del autor del tiroteo de la escuela Sandy Hook.

    PAPEL DE LOS MEDIOS

    Sin ignorar la teoría de quienes creen que los autores de estas matanzas se inspiran en eventos similares ocurridos con anterioridad, según lo cual los medios jugarían un importante rol a la hora de presentar la información sobre estos sucesos.

    “En un sentido, tener esa información y noticias nos ayuda como sociedad para entender mejor los desafíos a los que nos enfrentamos”, responde McConnell.

    “Lo que me llama la atención es que mucha gente que tiene esos planes, quiere dejar una huella o utilizar su acto como una plataforma para expresar un punto de vista, una idea extremista o su frustración personal”, agrega.

    NO SOLO OCURRE EN ESTADOS UNIDOS

    En un país de más de 300 millones de habitantes, es arriesgado generalizar y concluir que estas matanzas son síntoma de una sociedad enferma.

    “Nuestra cultura tiene elementos, ya sea la segunda enmienda o los medios o las películas o los videojuegos que glorifican la violencia como solución, que seguro hacen que estos eventos sean mas probables en este país”, reconoce Allen McConnell, pero no cree que se pueda afirmar que se trate de una cultura enferma.

    Además, el experto recuerda que en este país la información fluye de forma masiva y estos casos reciben más publicidad, por lo que se multiplican sus efectos.

    “Esto puede ocurrir en cualquier lugar, pero probablemente hay una serie de aspectos y modelos de la cultura estadounidense que hacen que sea más fácil que pase aquí, pero no sé si es una característica de nuestra sociedad o un reflejo de las diferencias y la historia de este país”, concluye.

    (Con información de BBC Mundo)
    http://www.cubadebate.cu/noticias/2012/12/15/como-se-explica-un-hecho-como-la-tragedia-en-sandy-hooks/

    Me gusta

    • ¿Cambiará algo la tragedia de Connecticut?
      15 Diciembre 2012

      Barack Obama. Foto: AP.El presidente de EE.UU, Barack Obama, ha reiterado este sábado la necesidad de que la ciudadanía se una y tome “acción significativa” para evitar más tragedias como la de la masacre de este viernes en Connecticut, que ha dejado 27 muertos, 20 de ellos niños.

      Durante su acostumbrado discurso de los sábados, Obama ha repetido sus declaraciones de este viernes tras la tragedia en la escuela primaria Sandy Hook en Newtown, un pequeño poblado en uno de los condados más ricos de Estados Unidos.

      “La mayoría de los que murieron eran apenas unos niños con toda su vida por delante. Y cada padre en Estados Unidos tiene el corazón dolorido. Entre los caídos también hubo maestros, hombres y mujeres que dedicaron sus vidas a ayudar a nuestros niños a realizar sus sueños”, señaló el mandatario, padre de dos hijas.
      “Nuestros corazones están rotos”

      “Nuestros corazones están rotos hoy. Estamos de duelo por las familias de quienes murieron, y mantenemos en nuestras oraciones a los padres de los que sobrevivieron porque, aunque son afortunados de tener a sus hijos en casa, saben que ellos han perdido la inocencia demasiado pronto”, señaló.

      Al igual que el viernes, Obama ha lamentado que el país ha atravesado “demasiadas de estas tragedias en los últimos años”, y ha enumerado los tiroteos en la escuela de Newton, un centro comercial en Oregon el pasado martes, un templo en Wisconsin, una sala de cine en Colorado, y “un sinnúmero” de calles en ciudades como Chicago (Illinois) y Filadelfia (Pensilvania).

      “Cualquiera de esos vecindarios podría ser el nuestro. Así es que necesitamos unirnos y tomar acción significativa para prevenir más tragedias como esta. Sin importar (las divisiones) políticas”, ha manifestado.

      Obama ha dicho que junto a su esposa Michelle, hará lo que todo padre ante semejante tragedia: abrazar más fuerte a los hijos “y recordarles cuánto los amamos”.

      Las familias que perdieron a sus hijos en Connecticut no podrán hacerlo y “nos necesitan porque, aunque nada puede ocupar el espacio de un hijo o ser querido muerto, todos podemos tender una mano a quienes la necesitan, para recordarles que estamos con ellos, que oramos por ellos y que el amor que sintieron por aquellos que perdieron perdura no solo en sus memorias sino en su comunidad y su país”, ha puntualizado.
      Debate sobre las armas

      El mandatario no ha hecho mención alguna, ni en el discurso de este viernes ni en el de esta mañana, sobre esfuerzos para que el Congreso apruebe leyes para controlar más la venta y el acceso a las armas de fuego, como reclaman muchos grupos progresistas.

      Los activistas a favor del control de armas recuerdan que Obama habló de la necesidad de una “conversación nacional” sobre las armas de fuego, tras el tiroteo en Tucson (Arizona) en enero de 2011, que dejó seis muertos y varios heridos, entre ellos la entonces congresista demócrata Gabrielle Giffords.

      Mientras, las autoridades de Newtown han convocado una rueda de prensa a las 13.00 GMT para identificar de manera oficial al autor del tiroteo, identificado por los medios nacionales como Adam Lanza, de 20 años, y que se suicidó tras abrir fuego contra niños y maestros.

      El tiroteo, ocurrido en un pequeño y tranquilo poblado de 27.000 personas, a 96 kilómetros al noreste de la ciudad de Nueva York, es la tragedia más grande en un recinto educativo en EE.UU. desde la masacre de Virginia Tech en 2007, donde murieron 33 personas, incluyendo el autor del tiroteo. La masacre en la secundaria de Columbia (Colorado), en 1999, dejó 13 muertos.

      La Casa Blanca ha dicho que, a raíz de la tragedia, Obama ha cancelado un viaje a Portland (Maine) el próximo martes, pero no ha precisado cuándo tiene previsto viajar a Newtown.

      (Con información de rtve.es)
      http://www.cubadebate.cu/noticias/2012/12/15/cambiara-algo-la-tragedia-de-connecticut/

      Me gusta

Deja un comentario y a la mayor brevedad le responderé.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s