Juan 8:1-11 La Mujer Adúltera


Juan 8:1-11 La Mujer Adúltera

por Gary Delashmutt

Xenos Christian Fellowship
Columbus, Ohio, EE.UU.

Introducción

La semana pasada, estudiamos uno de las declaraciones más dramáticas que Jesús haya hecho. Hoy, estudiaremos uno de los encuentros privados más dramáticos. También contiene unos de las frases dicha por Jesús más famosa (vs.7b). Pero antes de apreciar este encuentro o entender esta aseveración, debemos entender el contexto…

La Trampa (vs 1-6a)

Leer vs.1-5. Esto suena como una pregunta honesta para ayudar a que la justicia se cumpla, pero nótese vs.6a. Ellos no estaban interesados en justicia– ellos sólo estaban interesados en atrapar a Jesús! ¿Qué tipo de trampa?

NOTA: El AT ponía al adulterio como un crimen capital (Lev.20:10). Esto es horripilante para el lector moderno, cuando en nuestra sociedad no merece castigo. Aunque no estamos bajo la ley civil del AT, es defendible–especialmente cuando se compara con los otros códigos de leyes antiguas de otras culturas del Medio Oriente. La ley Mosaíca era muy estricta en crímenes contra las personas, contra relaciones entre personas, y en contra de la unidad de la familia. Las leyes de las otras culturas eran muy estrictas en crímenes contra la propiedad (cortaban las manos). Esta diferencia nos marca la diferencia en el sistema de valores (cosas versus personas).

De todas maneras, los líderes religiosos tenían la esperanza de parar a Jesús en los cuernos de un dilema:

Si Él estaba de acuerdo con la ley del AT y pedía la ejecución de ella, lo podían acusar de sedición delante de los Romanos, debido a que desde los 30 D.C. los Romanos habían abolido los derechos de los Judíos a la pena capital

Si Él decía que ella no debía ser apedreada, lo podían acusar de enseñanzas falsas y desacreditarlo con la gente, debido a lo que la ley del AT mandaba. En general la gente común prefiere duros castigos para la gente que se comprueba que es criminal.

Ellos pensaron que realmente lo tenían! Pero Jesús tenía toda la escena bajo control…

La Palabra de Jesús para los Acusadores (vs 6b-9a)

Leer el vs. 6b. ¿Por qué Jesús está haciendo tiempo? No, É fue desafiado muchas veces de esta manera y nunca lo tomaron por sorpresa. Y aquí claramente Él olió algo podrido– no solamente que ellos la estaban usando para pillar a Jesús—sino algo inclusive más inmoral. ¿No hueles algo podrido?

No es de sorprenderse, la ley civil Judía tenía condiciones sumamente estrictas bajo las cuales este crimen era castigable con ejecución.

Requería que fueran atrapados en el acto (Num.5:13). El Rabino Samuel dijo, “en el caso de adúlteros, ellos (los testigos) tienen que haberlos visto en la postura de adúlteros.” Otro escolar de las leyes del Talmud dice, “no es suficiente por parte de los testigos haberlos visto (a la pareja) en una “situación comprometedora”, por ejemplo, saliendo de un cuarto donde ellos estaban solos, o incluso recostándose en la misma cama. Los movimientos físicos de la pareja eran tales que no era posible explicarlos por otro lado, y los testigos tendrían que haber visto exactamente los mismos signos a exactamente el mismo momento, en la presencia de ambos, de tal manera que las deposiciones serán idénticas en todo.” Pareciera que estaban bien hasta aquí.

Pero la misma ley decía que ambas partes debían ser producidas y procesadas (Deut.22:22). La última vez que chequeé, se necesitaban dos personas para cometer adulterio! Si ellos pillaron a la mujer “en el acto mismo”, entonces dónde está el hombre? ¡Es obvio que estamos frente a una conspiración! Toda la historia pudo ser fabricada, pero la explicación más posible es que estos hombres usaron a la mujer para desacreditar a Jesús. Ellos probablemente enviaron un “agente encubierto” para solicitar los servicios de ella (tal vez fue uno de ellos), y después cuando se da la señal convenida previamente ellos entran, lo dejan ir y a ella la arrastran hasta donde está Jesús. Esto los hace a ellos accesorios o cómplices del crimen y por los tanto adúlteros ellos mismos! (Este es un punto importante para entender la respuesta de Jesús en vs 7b.)

¿Qué escribió Jesús en la arena? Nadie lo sabe con seguridad porque no está escrito. Cualquier cosa que haya escrito (o por lo menos la empezada) no los hizo retirarse debido a lo que ellos dicen en vs.7a. A lo mejor sencillamente escribió el sexto mandamiento. Lo que importa no es lo que escribió en el piso sino lo que les dijo. (leer vs 7b).

Casi todo el mundo conoce este versículo, pero la mayoría lo mal interpreta. Normalmente lo aplican como para prohibir hacer juicios morales (REFUTAR:Jn.7:24), o como un apoyo para abolir la pena capital (RAZONAMIENTO: solo las personas sin pecado tienen esta autoridad).

Este no es el momento de discutir la pena capital, pero cualquiera sea tu punto de vista, no debieras usar este versículo para apoyarte. ¿Por qué? >> Porque Jesús no podría haber dado a entender eso sin contradecir directamente la ley del AT (el cual autoriza personas con pecado a llevarlo a cabo) y estaría entregandose en las manos de sus enemigos. Ellos con seguridad no lo entendieron de esta manera, si lo hubiesen hecho hubieran saltado de alegría, en vez de irse.

Lo que Jesús quiere decir es “Cualquiera de entre ustedes que no tenga culpa en este caso específico que sea el que inicie la ejecución.” Él discernió la conspiración, y les dio a entender que si ellos iniciaban su ejecución, estarían también iniciando su propia prosecución y condenación!
Leer vs 8 (tal vez El escribió Ex.23:1; Deut. 19:16-19) y vs 9a. Los más viejos se dieron cuenta inmediatamente e hicieron lo único inteligente que podían hacer en todo este incidente- ¡salir fuera de ahí! Y con ellos se fue la acusación en contra de ella bajo la ley judía…

La Palabra de Jesús para la Mujer (vs 9b-11)

Leer vs 9b. Ahora ella se quedó mirando a Jesús con la multitud aún observando. Uno cree que ha tenido malos días! Pero ella fue burlada delante de un grupo, humillada públicamente, en peligro de perder su vida. De pronto sus acusadores fueron despachados. Ella acaba de presenciar la penetradora inquisición de Jesús en los pecados de sus acusadores y la condenación de sus acciones (por lo cual ella fue aliviada) pero ¿cómo va Él a tratar con ella ahora? Como ocurre tan a menudo, la manera que Jesús responde es diferente de la que ella probablemente esperaba… leer vs. 10,11.
Vs 11b es una enunciado muy importante. De hecho, es una destilación del mensaje distintivo del NT. No es una exageración decir que el resto del NT es una elaboración de este enunciado. Habla de dos temas centrales en nuestra relación con Dios.

La base de nuestro perdón

Jesús no dice “No peques más, y entonces yo no te condenaré.” Esta es la manera en que la LEY/RELIGION respondería a esta pregunta(EJEMPLOS). En todo caso, la LEY del AT no acepta esta formula; dice” Absolutamente no pecar, y yo no te condenaré.” De acuerdo a la LEY del AT, la primera vez que nosotros rompemos un mandamiento no hacemos merecedores de la condenación de Dios (Stgo. 2:10).

En cambio, Jesús/GRACIA dice “Yo no te condeno– ahora vete y no peques más.” Él no está diciendo meramente que no la va a procesar (no puede). Tampoco le está diciendo que ella no es responsable de sus acciones (“vete y no peques más”). Tampoco le está diciendo que acepta una excusa (puesto que ella no le pidió disculpas, ni perdón, ni nada). Él le está perdonando lo que ella le hizo a lo demás, y a Dios. En otras palabras, Él está decretando una declaración de perdón divino (como en Marcos 2), a pesar de que ella es culpable!! ¿Cómo puede Él hacer esto sin burlarse completamente de la justicia de Dios? Él puede hacer esto por dos razones:

Porque Él está dispuesto a pagar por sus pecados en su propia carne (leer IJn.2:1,2). Es por esto que es “justo”– debido a que la multa será pagada (Rom.3:26).

Debido a que Él está dispuesto a pagar la multa o la pena, Dios Padre le dio la autoridad para perdonar a todos aquellos que creen en Él (leer Jn. 5:22-24). Evidentemente, Jesús vio una actitud de fe en Él en esta mujer (“Señor” en vs.7).

En un verdadero sentido, esta mujer es una ilustración de todos nosotros. Hemos pecado, hemos sido pillados por la justicia de Dios, nos merecemos la muerte– pero Jesús está dispuesto y puede librarnos completamente de la condenación de Dios. Y este es el camino como todos nosotros debemos adquirir el perdón: no tratando de pagarlo nosotros mismos (imposible), tampoco negando la responsabilidad– sino que viniendo a Jesús y pidiéndole por el perdón total de nuestros pecados, lo que Él nos ofrece. Cuando hacemos esto, estamos completamente y permanentemente aceptados por Dios (Rom.8:1). ¿Has hecho esto?

Este mensaje es escandaloso para algunos, porque ellos dicen llevará a un libertinaje. Esta puede ser la razón de que este pasaje haya sido sacado de Juan por muchos copiadores.

Nótese que no está claro si este pasaje pertenece o no aqui. Muchos de los primeros manuscritos lo omiten, y existe confusión a cerca de donde insertarlo. Pero es auténtico. Muchos de los primeros manuscritos y papiros lo tienen, los primeros padres de la iglesia lo citan como escritura, y es del estilo de Juan. ¿Porqué fue sacado por algunos de los copiadores? Probablemente porque algunos de los padres de la iglesia se alejaron del mensaje radical de la Gracia rápidamente. Por ejemplo, “Los pastores de Hermas”, escritos de principios del segundo siglo, mantenían que los cristianos que cometían graves pecados podían ser perdonados una vez– después de confesión pública y penitencia. Lo increíble es que fue bien criticado por sus contemporáneos– por ser demasiado relajado!! Tertulio lo llamaba el “Pastor de los adúlteros”… Es fácil ver porqué gente legalista–especialmente hombres– no les gusta este pasaje!

Este versículo habla también de la motivación por una vida cambiada.

Nótese la última frase: “…anda y no peques más”. Dios quiere que nosotros nos liberemos del pecado; Él quiere que nosotros dejemos nuestra vida de pecado. ¿Te puedes imaginar a Jesús diciendo “anda y peca un poco más” o ” anda y peca todo lo que quieras”?

Pero nótese el orden: “Tampoco yo te condeno. Anda y no peques más.” Primero Dios nos asegura de su perdón; luego Él nos llama a cooperar con Él en la medida en que Él nos va liberando de nuestra vida de pecado. ¿Porqué este orden es tan importante? Debido a la manera en que Dios nos motiva a vivir para Él.

LA RELIGION DICE: “Cambia o te voy a condenar”. El temor y la amenaza de la condenación de Dios está siempre potencialmente colgando sobre nuestras cabezas y así nos mantiene en “línea”. Esto no promueve un cambio profundo y duradero. La gente que vive bajo esto tiende a tener un tipo de santidad superficial y de orgullo.

LA GRACIA DICE: “Te he perdonado y aceptado. Ahora responde a mi amor dejándome cambiar tu vida.” La gratitud de amor es el motivador más poderoso en el universo. No cambiamos para ser aceptados, sino que porque hemos sido aceptados. Verdadera justicia es amor practicado hacia Dios y los demás. Nada motiva este tipo de vida más que el perdón recibido. Y por esto la gracia, bien comprendida y apropiada, produce una justicia superior en el estilo de vida del que la recibe.

Y por esto, mientras nosotros enseñamos ética bíblica sin compromiso, nosotros enfatizamos la gracia de Dios. Creemos lo que dice Pablo que un enfoque en la ley solamente incrementará nuestros problemas de pecado (Rom.5:20; 7:8; ICor.15:56), pero una mente puesta en el amor de Dios y su aceptación nos motivará a seguirlo y soltar el Espíritu Santo gradualmente para transformar nuestras vidas (Rom.8:4 al final)

Un comentario en “Juan 8:1-11 La Mujer Adúltera

Deja un comentario y a la mayor brevedad le responderé.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s