Opus Dei cap. 9


Opus Dei cap. 9

Autor: Paulo Arieu

Introducción

En este post hablaremos del Vaticano, pues el “OPUS DEI” está relacionado con la mafia de la “Santa Sede”.  También veremos la intricada red de espionaje del Vaticano. También citaré acerca de la pelicula de cine  “El Codigo de Vinci”, que se relaciona con el tema del OPUS DEI. Y compartiré acerca del mayordomo del Papa, Paolo Gabriele, con sus escándalos con los documentos de la Santa Sede.

EL VATICANO

Bandera

Escudo

Información general

Área total: 0.438 kilómetros 2
Nombre completo: Ciudad Estado de Vaticano
Tipo de estado: Estado sacerdotal monárquico
Capital: Ciudad de Vaticano
Presidente: El Papa
Nota: La Ciudad de Vaticano es el asiento físico de la Santa Sede, que es el Gobierno Central de la Iglesia Católica Romana

Ciudad del Vaticano

Vista de la Plaza de San Pedro desde la Basílica.

El Vaticano, oficialmente Estado de la Ciudad del Vaticano (en italiano: Stato della Città del Vaticano, pronunciado [ˈsta(ː)to delːa tʃiˈtːa del vatiˈka(ː)no]; en latín: Status Civitatis Vaticanæ), es una ciudad-estado cuyo territorio consta de un enclave dentro de la ciudad de Roma, en la península Itálica. Es uno de los seis microestados europeos y tiene una extensión de 0,439 km² (44 hectáreas) y una población de aproximadamente 900 habitantes,1 por lo que resulta un híbrido de ciudad elevada al rango de Estado independiente, siendo además el país más pequeño del mundo, y el único que tiene por lengua oficial el latín. Es tan pequeño que sólo la Basílica de San Pedro es un 7% de su superficie; la basílica y la Plaza de San Pedro ocupan un 20% del territorio, lo que lo convierte en el territorio independiente más urbanizado del mundo. La Ciudad del Vaticano comenzó su existencia en 1929 tras la firma de los Pactos de Letrán celebrados entre la Santa Sede y el entonces Reino de Italia, que en 1870 había conquistado los Estados Pontificios.

La Ciudad del Vaticano alberga la Santa Sede, máxima institución de la Iglesia católica. Aunque los dos nombres, «Ciudad del Vaticano» y «Santa Sede» se utilizan a menudo como si fueran equivalentes, el primero se refiere a la Ciudad y a su territorio, mientras que el segundo se refiere a la institución que dirige la Iglesia y que tiene personalidad jurídica propia (como sujeto de Derecho internacional). En rigor, es la Santa Sede, y no el Estado del Vaticano, la que mantiene relaciones diplomáticas con los demás países del mundo. Por otro lado, el Vaticano es quien da el soporte temporal y soberano (sustrato territorial) para la actividad de la Santa Sede.

La máxima autoridad del Vaticano y Jefe de Estado del mismo es el Sumo Pontífice, por lo que puede considerarse la única teocracia de Europa, aún cuando el Papa delega las funciones de gobierno en el Secretario de Estado.

Su nombre viene del Monte Vaticano (probablemente del latín “Vaticinĭum”: predicción; pues antiguamente la colina era la sede de un oráculo etrusco o tal vez del nombre de un poblado del mismo origen; Vaticum).

En italiano la denominación completa es Stato della Città del Vaticano. En latín, idioma oficial de la Santa Sede, se traduce como Status Civitatis Vaticanæ.

Organigrama General del Estado de la Ciudad del Vaticano

Historia

  • 756, se inicia la historia de los Estados Pontificios.
  • 1798, el ejército francés toma prisionero al papa Pío VI.
  • 1860, el ejército del rey de Italia Víctor Manuel II conquistó los Estados Pontificios, dejando a la Santa Sede solamente en posesión de Roma y su región costera, durante el papado de Pío IX.
  • 1870, Víctor Manuel tomó Roma en gran parte gracias a la Guerra franco-prusiana y la proclamó nueva capital de su reino.
  • 1917, Benedicto XV propone un plan de paz para la Primera Guerra Mundial que es totalmente ignorado por la comunidad internacional.
  • 1929, Los Pactos de Letrán son firmados por Pietro Gasparri, en representación de la Santa Sede, y Benito Mussolini, primer ministro del Reino de Italia con poderes dictatoriales, el 11 de febrero durante el pontificado de Pío XI. Con estos acuerdos se dio por terminada la disputa con Italia que existía desde 1870. Se crea el Vaticano con 44 hectáreas, se le reconoce su soberanía, el concordato garantizó además la total independencia del Papa. El primer Gobernador fue el eminente numismático Camillo Serafini.
  • 1937, Pío XI publica la encíclica Mit Brennender Sorge donde hace una fuerte crítica al nacionalsocialismo considerándolo incompatible con la fe católica.
  • 1939, estalló la Segunda Guerra Mundial; el Vaticano se declara neutral.2
  • 1962, Juan XXIII inaugura el Concilio Vaticano II.
  • 1965, Pablo VI clausura el Concilio Vaticano II.
  • 1981, Juan Pablo II sufre un atentado en la Plaza de San Pedro del Vaticano.
  • 2001, Juan Pablo II promulga la Ley Fundamental del Estado de la Ciudad del Vaticano, actualmente en vigor (11 de febrero).
  • 2005, muere Juan Pablo II y es elegido Benedicto XVI (Joseph Ratzinger) como papa.

Gobierno y política

Estación de ferrocarril de la Ciudad del Vaticano

La esencia del estado de la Ciudad del Vaticano se fundamenta en su unión con la Santa Sede, de manera que el Papa es a la vez Cabeza Suprema de la organización católica romana y Jefe de Estado del Estado de la Ciudad del Vaticano. En consonancia con esta doctrina, el Vaticano es el único territorio europeo que explícitamente defiende su carácter de teocracia. Formalmente el Vaticano se autodefine como una monarquía absoluta cuyo monarca, el Sumo Pontífice, tiene plenos poderes legislativo, ejecutivo y judicial.

Es también una teocracia electiva, en la que la elección del Papa corresponde al Sacro Colegio Cardenalicio (cuyos miembros son designados por los anteriores pontífices), reunido en Cónclave, según las actuales disposiciones de la Constitución Apostólica Universi Dominici gregis, promulgada por Juan Pablo II el 22 de febrero de 1996 y modificada por Benedicto XVI en junio de 2007. Sólo el colegio cardenalicio tiene derecho a voto, quedando por tanto excluidos de la elección del jefe de Estado el resto de ciudadanos vaticanos.

El elegido se convierte en papa en cuanto manifiesta su aceptación, siempre que fuera ya obispo, de lo contrario, debe ser ordenado inmediatamente. En cualquiera de ambos casos, el papa recién elegido adquiere, desde el mismo momento de su aceptación (y ordenación en su caso), la plena y suprema potestad en la Iglesia Católica, así como la jefatura de Estado de la Ciudad del Vaticano.

Los órganos de gobierno de la Ciudad del Vaticano no forman parte de la Curia Romana (Cfr. Art.1 de la Constitución Apostólica Pastor Bonus), sino que tiene un ordenamiento jurídico específico. El segundo al mando del gobierno del Vaticano, después del Papa, es el Secretario de Estado aunque no corresponden a la formación real de Estado, labor que actualmente cumple el cardenal Tarcisio Bertone.

La Ley Fundamental de la Ciudad del Vaticano constituye la norma constitucional más importante. Según ésta, el Papa “tiene la plenitud de los poderes ejecutivo, legislativo y judicial”. Únicamente se prevé la distinción de funciones, pues el papa no las ejerce de forma directa en la mayoría de los casos (de hecho, la potestad judicial nunca la ejerce personalmente), sino que se constituyen diversos órganos vicarios que administran los distintos departamentos de la administración vaticana. No existe sistema judicial alguno que rija, dejando a Italia las diferentes tareas de enjuiciamiento criminal.

El Papa administra el Estado mediante la Pontificia Comisión para el Estado de la Ciudad del Vaticano, salvo en los casos que entienda reservarse a sí mismo o a otras instancias. Equivale al poder legislativo y está compuesta por cardenales nombrados por el Papa para un quinquenio. El Papa delega el poder ejecutivo en el Presidente de la Comisión, coadyuvado por el Secretario General y el Vice-Secretario General.

El Presidente de la Comisión tiene también facultad legislativa: puede emitir ordenanzas, y en casos de urgente necesidad puede adoptar disposiciones con carácter de ley, siempre que la Comisión las confirme en los 3 meses siguientes. Asume también la representación diplomática del Estado excepto ante los Estados extranjeros, función que es reservada al Papa. Actualmente el Presidente de la Pontificia Comisión para el Estado de la Ciudad del Vaticano y de la Gobernación del Estado de la Ciudad del Vaticano es el Arzobispo Giovanni Lajolo.

El cargo de Gobernador de la Ciudad del Vaticano (Governatore dello Stato della Città del Vaticano en italiano) fue, en una época, unipersonal y ejercido por el marqués y conocido numismático Camillo Serafini, desde 1929, año de la fundación del Estado, hasta la muerte de éste en 1952. Ulteriormente, no fue designado sucesor de Serafini y el cargo propiamente tal tampoco fue mencionado en la Ley Fundamental del Estado, emitida por el Papa Juan Pablo II el 26 de noviembre de 2000, y que entró en vigor el 22 de febrero de 2001. El Presidente de la Pontificia Comisión para el Estado de la Ciudad del Vaticano ha ejercido desde 1952 las funciones que antes eran atribuidas al Gobernador y desde 2001, también recibe el título de Presidente de la Gobernación del Estado de la Ciudad del Vaticano.

Antena de Radio Vaticano.

El idioma oficial es el latín, aunque el idioma más hablado es el italiano. La moneda, según un acuerdo suscrito con la Unión Europea (UE), es el euro.

Con el establecimiento de relaciones diplomáticas con la República de Botsuana (2008), son ya 177 estados de todo el mundo los que mantienen reconocimiento bilateral con la Santa Sede, reconociendo la existencia del microestado. Entre los países que no tienen relaciones diplomáticas con la Santa Sede se encuentran China, Corea del Norte, Vietnam y Arabia Saudita.

Seguridad

Miembros de la Guardia Suiza en su tradicional uniforme

Vaticano tiene una policía bien organizada y servicios de guardia:

  • Guardias Civiles Papales
  • Guardias Suizas
  • Palatine Guardias
  • Guardias Nobles
  • Cuerpo de Bomberos
  • Vigilanza (Guardias Civiles Papales)

La Vigilanza es la fuerza de policía del Vaticano. Sus deberes, en parte, se superponen con los de las Guardias suizas. Aunque la Vigilanza también realiza investigaciones criminales, los casos más serios, como las investigaciones de asesinato, son manejados por las autoridades italianas. El jefe de la Vigilanza reporta directamente a la oficina del Secretario General del Papa..

La Guardia Suiza es el cuerpo militar encargado de la seguridad de la Ciudad del Vaticano. Está compuesta por unos 100 soldados (todos varones): cuatro oficiales, 23 mandos intermedios, 70 alabarderos, 2 tamborileros y un capellán. Se les entrena en procedimientos y manejo de armas modernas (como el fusil suizo Sig 550), aunque también se enseña a manejar la espada y la alabarda.

La Guardia Suiza tiene su cuartel frente al Palacio Apostólico Pontificio. Según el Tratado de Letrán, se ha establecido que la Policía italiana custodie, junto con la Guardia Suiza y los Servicios Vaticanos de Seguridad, la Plaza de San Pedro.
Servicio Vaticano de la Policía Italiana.

La defensa de la Ciudad del Vaticano es proporcionada por Italia.

La Comisión Pontificia para el Estado de la Ciudad del Vaticano disolvió el Cuerpo de la Gendarmería – fundado el 14 de julio de 1816 por el Pío VII – mediante la Ley 67, del 15 de diciembre de 1970, que seguía a la carta del papa Pablo VI, firmada el 14 de septiembre de 1970, por la que quedaban abolidos todos los Cuerpos Militares del Estado de la Ciudad del Vaticano, a excepción de la Guardia Suiza Pontificia. De este modo, se constituyó en el Gobierno del Estado de la Ciudad del Vaticano una Oficina Central de Vigilancia, a la que se atribuyeron, además de las competencias generales de vigilancia y de procurar el cumplimiento de las leyes, reglamentos y ordenanzas de las autoridades del Estado, las funciones de policía de seguridad del Estado y de vigilancia de las personas y cosas que en él se encontraran, de policía judicial y de policía de circulación estradal.

La Ley n° 178 del 25 de marzo de 1991, que modificaba parcialmente la Ley institucional LXVIII del 15 de diciembre de 1970, cambió nuevamente la denominación de la Oficina en “Cuerpo de Vigilancia del Estado de la Ciudad del Vaticano”. El 2 de enero del 2002, con la Ley n° 384, la Comisión Pontificia para el Estado de la Ciudad del Vaticano sustituyó nuevamente el nombre por el de “Cuerpo de la Gendarmería del Estado de la Ciudad del Vaticano”.

Finalmente, el 16 de julio del 2002, el Papa Juan Pablo II, con la Ley n.383 sobre el Gobierno del Estado de la Ciudad del Vaticano, instituyó, entre otras, la Dirección de los Servicios de Seguridad y Protección Civil, de la que dependen el Cuerpo de la Gendarmería y el Cuerpo de Bomberos, estableciendo que el Cuerpo de la Gendarmería: proveyera al mantenimiento de la seguridad y del orden público, y realizara las funciones institucionales de policía, comprendidas las de frontera, policía judicial y tributaria, para la seguridad de los lugares y de las personas, el mantenimento del orden público y la prevención y represión de reatos.

Criptex señalado en el libro El Codigo da Vinci, como protector de un secreto terrible.

Actualmente la plantilla efectiva del Cuerpo de la Gendarmería está compuesta por 130 oficiales.

a) Guardia Svizzera (Guardias Suizas)

Las Guardias son responsables de la tutela de la persona sagrada del Papa y de la protección de los Palacios Apostólicos. Los privilegios religiosos de las Guardias son muy amplios. En todas las procesiones públicas, las Guardias Suizas toman su lugar inmediatamente detrás de la Guardia Noble. Ellos son quienes protegen los Palacios Apostólicos. Cuando el Papa ocupa el sedia gestatoria, es rodeado por seis miembros de las Guardias suizas, quienes llevan las grandes espadas conocidas como “doble-dado”.

Las Guardias poseen una fuerza de exactamente 100 hombres (incluyendo los seis oficiales). Este cuerpo posee su propia capilla, la de SS Martino Sebastiano, construida por Pío V, en 1568.

b) Guardia d’Onore (Guardia Palatine)

La Guardia Palatine, tal como existe hoy, se remonta a la época de Pío IX. En el Reglamento del 14 de diciembre de 1850, él decretó que los dos cuerpos de milicia, el civici scelti y el capotori, fueran unidos en un solo cuerpo bajo el nuevo nombre de Guardia Palatina d’Onore. Antes de 1870 los servicios de este regimiento no estaban limitados al palacio. Los deberes de vigilancia en la ciudad y las operaciones militares en guerras estaban también entre sus obligaciones. La Guardia Palatine realiza varias tareas en el servicio papal.

c) Guardia Nobile (Guardia noble)

Este, el cuerpo más distinguido del servicio militar Papal, fue inicialmente formado por el cuerpo de cavalleggieri (caballería ligera). Pío VII constituyó un nuevo cuerpo de guardaespaldas con el resto de los cavalleggieri y los viejos caballeros Delle lancie spezzate. Un Decreto del 11 de mayo de 1801, ordenó la institución de la Guardia Noble.

La Guardia Noble hace su aparición en público sólo cuando el Papa participa en una función pública; cuando el Papa se retira, es seguido por la Guardia Noble. Durante una vacante en la Santa Sede, el cuerpo cumple funciones en el servicio del Colegio de Cardenales.

d) Guardie dei Fuoco [Cuerpo de bomberos]
El cuerpo de bomberos del Vaticano, que está organizado según los métodos más modernos, es empleado también para otros deberes, ya que es poco probable que ellos sean necesitados en su función principal.

El Vaticano y el espionaje

La última cena (1495-1498), de Leonardo da Vinci (1452-1519).

El código Da Vinci

Recuerdo haber ido a ver esta pelicula en Santo Domingo (R.D), junto a mi esposa. El código Da Vinci es una novela de misterio escrita por Dan Brown y publicada por primera vez por Random House en 2003. Esta película, se ha convertido en un best seller mundial, con más de 80 millones de ejemplares vendidos y traducido a 44 idiomas.

El Opus Dei recibió atención mundial tras la publicación del best seller de ficción, escrito por Dan Brown titulado “El código Da Vinci. Después de calificar al Opus Dei como una “secta católica” en “página de hechos” de su novela, Brown crea un relato en el cual se presenta a las personas de la organización como unos devotos fanáticos, utilizados por estafadores para fines siniestros. Brown dice que su retrato del Opus Dei se basa en entrevistas con miembros y ex-miembros, y en los libros que se han escrito acerca de Opus Dei.

Al combinar los géneros de suspenso detectivesco y esoterismo Nueva Era, con una teoría de conspiración relativa al Santo Grial y al papel de María Magdalena en el cristianismo, la novela espoleó el difundido interés (sobre todo en los Estados Unidos de América) por ciertas teorías de complotes «urdidos en la sombra por poderes ocultos», un fenómeno definido por Brown como el «auge conspiranoico».

El código Da Vinci es una novela que utiliza el mismo personaje principal que la anterior novela del mismo autor, Ángeles y demonios (2000), que no alcanzó el éxito editorial de ésta (otras dos novelas anteriores del mismo autor tampoco lograron mayor repercusión).

En el libro, el Opus Dei estaría presuntamente involucrado en una conspiración para encubrir la verdadera historia de Jesucristo, quien se habría casado con María Magdalena y habría tenido descendientes que llegaron a Francia, en concreto la dinastía merovingia. La teoría expuesta literariamente por Brown implica que el cristianismo habría vivido conscientemente dentro de una mentira fraguada por la Iglesia Católica durante los últimos dos mil años.

Esto ha despertado gran cantidad de críticas en los medios académicos por contener errores históricos, geográficos, religiosos y culturales y por realizar afirmaciones sobre hechos presuntamente históricos sin aportar pruebas. Estas críticas han llevado incluso a la redacción de por lo menos diez libros que pretenden refutar sus argumentos.

Sin embargo, la parte más polémica de la novela (la supuesta descendencia de Jesucristo y María Magdalena) no es ni mucho menos una invención de Brown, sino que se basa en el libro Holy Blood, Holy Grail (‘Santa Sangre, Santo Grial’), traducido al español como El enigma sagrado, escrito por Michael Baigent, Richard Leigh y Henry Lincoln, por el cual se entablaron algunos juicios contra Brown por un presunto plagio a los referidos escritores. Sin embargo, Brown ganó todas las demandas.

El citado libro ha recibido multitud de críticas sobre este particular y sus constantes imprecisiones e inexactitudes históricas y teológicas e incluso geográficas.

Mientras el portavoz del Opus Dei, Marc Carrogio, hizo “una declaración de paz” hacia las personas detrás del El código Da Vinci, algunos eruditos cristianos ofendidos indican que

“la tergiversación de creencias cristianas en El código Da Vinci es tan agresivo y continuo que la única conclusión es que es un resultado de una ignorancia deliberada o una malicia determinada”. [0]

Museos Vaticanos

El Vaticano es un nido de cuervos y de espías

La detención del mayordomo del Papa ha dejado al descubierto una guerra de poder en el Vaticano. El cardenal Bertone ha enviado al exilio a algunos de sus colaboradores más queridos. Benedicto XVI trata de obtener una tregua, pero la lucha es encarnizada [1]

El Vaticano se ha convirtedio en un punto muy interesante para los espías de Europa Oriental, debido a su cooperación cercana con la Agencia Central de Inteligencia (CIA) hacia finales de los años 70, y los años 80. La Agencia Central de Inteligencia proporcionó al Papa la información secreta de la Casa Blanca y le dio el acceso al satélite y a la información de escuchas disimuladas. Vernon Walters, General y ex Director Adjunto de la Agencia Central de Inteligencia, visitó al Papa siete veces entre 1981 y 1988.

Por el apoyo del Papa hacia Solidaridad y los lazos con la Agencia Central de Inteligencia, prácticamente cada agencia de inteligencia del Pacto de Varsovia estuvo interesada en el Vaticano, e intentó chantajear a sacerdotes, o comprar sus servicios en Polonia, Hungría, Bulgaria, Checoslovaquia, Lituania y otros países para espiar en el Vaticano. El coronel Estermann, comandante de guardia asesinado, era un espía de Stasi, quien trabajó para Alemania Oriental durante dos años. Los búlgaros han sido implicados en un complot para matar al Papa. Las oficinas de las Líneas Aéreas de Europa Oriental en Roma, las agencias de viajes, y, desde luego, las embajadas, fueron excelentes puestos de escuchas. Se dice que la línea aérea personal funcionaba como contacto para los espías.

Academia Pontifica de Ciencia.

¿Pero en cuánto al Vaticano? ¿El Vaticano tiene una red de espías propia?

En su libro ‘Los Periódicos del Vaticano’ , Nino Lo Bello declara que el Vaticano tiene la red de espías más eficiente y extendida del mundo entero. En estos momentos, el Vaticano se ha transformado en un nido de cuervos y espias, al mejor estilo de una de las películas de James Bond, el agente 007, pero en una versión mas fundamentalista  católica, la del Opus Dei.

En esta historia llena de traición, malas artes, soldados del Altísimo que luchan por el poder con armas del demonio, un mayordomo ladrón, un Papa enfermo y un banco que usa el nombre de Dios en vano, algunos periodistas opinan que tal vez el único hombre bueno sea “el padre George”.

George Gänswein es alemán, tiene 57 años, 1.80 de estatura, cuerpo de atleta, pelo rubio, ojos claros. Desde hace nueve años es el secretario personal de Joseph Ratzinger y, desde hace algunos meses, su único antídoto contra el aire envenenado del Vaticano. Un día no muy lejano, a su número de fax —al alcance de muy pocos— llegó una carta muy comprometedora dirigida al Papa. Después de que Benedicto XVI la leyese, monseñor Gänswein decidió guardarla en su pequeña oficina situada dentro del apartamento papal. No convenía que aquella misiva anduviese danzando por un Vaticano convertido en campo de batalla. Por eso, cuando el padre George la vio publicada en un libro junto a decenas de documentos secretos, supo enseguida que el traidor, el cuervo, el topo, tenía que ser alguien muy cercano. Alguien de la familia. Así se les llama intramuros. La familia pontificia. La familia del Papa. Los habitantes del Apartamento —así, con A mayúscula, lo escriben en el Vaticano—en el que Joseph Ratzinger, más casero que su antecesor, el muy viajero Karol Wojtila, pasa la mayor parte del día. Además del padre George y del otro secretario, el sacerdote maltés Alfred Xuereb, “la familia del Papa” está compuesta por cuatro laicas consagradas —Carmela, Loredana, Cristina y Rosella—, una monja que le ayuda en los trabajos de estudio y escritura, sor Birgit Wansing, y un asistente de cámara, Paolo Gabriele, su fiel Paoletto, el primero que desde hace seis años le da los buenos días, lo ayuda a vestirse y a celebrar la misa, lo acompaña en todas las audiencias públicas y privadas, le sirve el café del desayuno, el vino de la comida y la infusión de la tarde, lo acompaña en sus paseos por el jardín de la azotea y, al caer la noche, le ayuda a desvestirse para irse a la cama. [2]

El  Vaticano constantemente desmiente todo rumor de espionaje relacionado con “La santa Sede”.  Esta red de espionaje que cita Nino Lo Bello, es usualmente conocida como Sodalitium Pianum. Pero no sé si esto es correcto. Sodalitium Pianum existe y ha sido formado en 1909 por el Papa Pío XII, y ha sido establecida para supervisar y reportar a la Oficina Santa cualquier desviación de lo ortodoxo. Ellos no estaban implicados en el espionaje regular, estaban simplemente ocupados en silenciar a los teólogos menos ortodoxos, prohibiendo publicaciones y alejándolos de las posiciones de enseñanza (santa inquisición católica). Sin embargo, es posible que ellos, en secreto, también hayan sido implicados en actividades de espionaje regulares.

Otra organización que llamó el interés de muchos, fue Russicum. Russicum, el Colegio Pontifical Ruso, fue fundado en 1927 para enseñar a los Católicos rusos en la diáspora y a los sacerdotes que iban a trabajar a Rusia. Algunos dicen que Russicum era, de hecho, un centro de entrenamiento para los sacerdotes que iban a ser enviados a Rusia para espiar. El periodista ruso, Andrey Soldatov, hizo una investigación y escribió un artículo para el periódico ruso ‘ Version ‘.

Edificio del gobierno vaticano

LA INTELIGENCIA DEL VATICANO Y RUSIA

Hay sólo un país en el mundo que niega tener su propio servicio de Inteligencia: el Vaticano. Todos los altos funcionarios católicos, incluyendo al Papa, niegan tener incluso la más mínima sospecha hacia el espionaje o las conexiones del Trono Santo con la Inteligencia internacional. Sin embargo, en el transcurso de varios siglos, los rastros de operaciones secretas del Vaticano emergieron en un país u otro. Durante el mandato del actual Papa, Juan Pablo II, un número récord de escándalos de espionaje ha sido notado. Los contactos del Vaticano, junto con la Agencia Central de Inteligencia (CIA), llevaron a cabo una extensa operación conjunta en 1982, apoyando en secreto a la Solidaridad polaca, y hacia el final de los años ‘80 esto se había ampliado hacia un intercambio casi diario de información que incluía hasta imágenes satelitales.

La información descubierta en los archivos de países socialistas sobre “topos” en el Vaticano, significó más que un escándalo en los comienzos de los años ‘90. En 1995 el clero Católico fue acusado de espionaje y dos sacerdotes católicos fueron expulsados de Ucrania. Recientemente se produjo la misteriosa muerte del Jefe de la Guardia Papal, Estermann, quien resultó ser a un agente del Stassi. En definitiva, la impresión que se creó es que desde hace 20 años el Vaticano se convirtió en una especie de centro del espionaje mundial. Al comenzar esta investigación, la dirigí en primera instancia a Lubyanka. ¿Quien debería además saber algo sobre esto, si no nuestro propio servicio de contraespionaje?

Los seguidores de Aramis

“Ahora, qué están haciendo los Católicos con la llamada colección de información de Inteligencia?”, me reveló un oficial del Servicio de Seguridad Federal (FSB). “Ellos estuvieron implicados en esto desde las vísperas de las elecciones, en diciembre, y no tuvieron miedo de dirigir a su gente durante la última guerra en Grozny”. [3]

Su colega de Departamento agregó: “recuerde, el derrumbamiento de la Unión no comenzó en la región báltica, sino más bien en Ucrania occidental. El Vaticano participó en la creación de la Organización Nacional Ucraniana UNA-UNSO. Por lo mismo que sus guerreros lucharon, es que ahora luchan contra nosotros en Chechenia”.

Pignoteca Vaticana.

Sobre el Servicio para la Inteligencia Externa (SVR), ellos se pronunciaron con más decisión. El Director del Servicio de Prensa de SVR, Boris Labusov, comentó: Según nuestra información, no hay ninguna estructura especial en el Vaticano implicada en actividades de Inteligencia. De otra forma, nosotros sabríamos sobre ello. Sin embargo, el Trono Santo conduce la colección de información que es de interés para el Gobierno Papal. Esto incluye la ayuda de fuentes confidenciales.

Detrás de esto, las actividades continúan fortaleciendo la posición del Catolicismo. En general, me parece que las actividades de Inteligencia del Vaticano están por sobre el nivel de la Inteligencia rusa en el siglo XIX. Entonces, si usted recuerda, había un sistema de Inteligencia muy eficaz en Rusia, aunque el sistema de servicios especiales aun no había sido construido.

Sobre el mismo tema, el pensamiento de que el Trono Santo está involucrado en el espionaje no es nada nuevo. No es un secreto, que repetidas veces las autoridades de varios países expulsaron sacerdotes Católicos por espionaje. Después de la guerra, se produjo en Europa una ola de arrestos de altos funcionarios Católicos: durante 1948 en Hungría, Mindstsent Cardinal fue detenido por actividades de inteligencia; durante 1951, en Rumania, lo mismo sucedió con el Obispo Shubert.

Durante 1952 en Bulgaria, el Obispo Bossilkov inclusive fue condenado a muerte. Sin embargo, es imposible decir con certeza por qué el Vaticano dirige esta colección de inteligencia en este país u otro. Claramente, el Trono Santo, que se diferencia de otros gobiernos que están obligados a dar una rendición pública de sus actividades en forma periódica, puede permitirse pensar estratégicamente. El Vaticano tiene 2000 años de experiencia demostrando que gente paciente trabaja allí, gente inteligente que construye proyectos durante siglos. Y quién sabe qué es lo que ellos ven para Rusia en el 2050, qué política misteriosa calcula el Vaticano.

Sin embargo, si el Papa tiene semejantes actividades de inteligencia, debe ser por algo. Dejen que el Vaticano niegue completamente su existencia, siempre habrá algún tipo de evidencia. Inclusive los Estados Unidos reconocieron la existencia de la organización secreta llamada Agencia Nacional de Seguridad –NSA- (cuyo nombre es traducido con ingenio como No Such Agency –“Ninguna Tal Agencia”- ). Y los primeros rastros que descubrí estaban en las memorias del agente de la KGB, Oleg Tumanov.

En dichas memorias él describió detalladamente como, a mediados de los años ‘80, por la interceptación del Contraespionaje soviético “de un microfilm con las instrucciones del NTS y el servicio secreto del Vaticano”, un trabajador de Radio Liberty declaró como testigo en cuanto a la Inteligencia Papal para la KGB. Él habló con gran detalle sobre esto, y sobre el departamento secreto del supuesto Seminario Ruso Católico en Roma (teniendo en mente al “Colegio de Russicum”), donde, según sus datos, figuras religiosas han sido preparadas para actividades destructivas en el territorio de la URSS.

Tumba de San Pedro en la Basílica vaticana.

“Russicum” Misterioso

Este establecimiento secreto, que ahora ocupa un edificio del siglo XVIII sobre la Vía Carlino Cattaneo, en Roma, ha sido fundado según una disposición de Papa Pío XVI el 15 de agosto de 1929.

“Los caballeros que estudian en esta extraña institución académica saben que ellos podrían ser enviados al extranjero para realizar tareas peligrosas. En grandes auditorios los reclutas aprenden tanto como les es posible sobre la URSS o República Democrática Alemana (RDA), Polonia, Checoslovaquia, Rumania, y Bulgaria. Los participantes no sólo aprenden a hablar el lenguaje, incluidos los dialectos de los países en los que se especializan, sino que también estudian de manera intensiva la historia, la economía, y los problemas políticos de estos países.El Vaticano apenas está interesado en la información militar, y poca atención es prestada a este aspecto” – escribió el reconocido publicista italiano Nino Lo Bello en 1982. [4]

espionaje

Esto es una característica que rápidamente podría compararse con cualquier tipo de servicio especial para la Agencia Central de Inteligencia.

La información de que los agentes son preparados por el “Russicum” para la infiltración en la URSS fue confirmada en 1999 por la Asociación de Ateos y Agnósticos italiana (UAAR). Esta misma información fue revelada por el Schmidt-Eenbaum en el libro “Los Servicios de Inteligencia de Norteamérica, Europa y Japón”. Schmidt-Eenbaum es un reconocido experto alemán en el campo de los servicios especiales, y el autor de libros sobre las actividades de espías en Alemania Occidental.

Sin embargo hay evidencias de que “Russicum” no se limita sólo a la preparación de sus propios agentes. En el colegio Papal, participan hasta sacerdotes rusos ortodoxos. En el Patriarcado de Moscú nos ha sido revelado que actualmente no hay estudiantes oficiales de la Iglesia rusa Ortodoxa, sin embargo no fue así en un pasado reciente. Inclusive ahora hay proyectos para enviar a varias personas a estudiar a Roma.

Además de esto, “Russicum” tiene un acercamiento diferente a tales estudiantes. Resulta que el colegio tiene una excelente base de datos que contiene expedientes sobre los patriarcas de la Iglesia Rusa Ortodoxa. A principios de los ‘90, los sacerdotes que se sabe han sido enviados para estudiar en “Russicum”, describieron que sus colegas sabían muy bien donde ellos habían nacido, donde habían sido ordenados, y en que parroquia servía el estudiante recién llegado.

La Basílica de San Pedro.

“Departamento de Conspiración” del Vaticano

No es ningún secreto que una red de espionaje no puede permanecer oculta sin, digamos, un residente asignado para entrar en contacto con agentes. Recordemos que un agente encubierto en el Vaticano hizo un informe sobre el “Monasterio Modesto en Milán” caracterizándolo como “un centro de complicidad para reuniones entre agentes en la URSS y sus tratantes del Vaticano”, Oleg Tumanov dio la clave central de todo.

Por mucho tiempo fuimos incapaces de encontrar evidencia sobre este secreto “Monasterio Modesto”. Finalmente su rastro fue descubierto en las memorias del disidente soviético Yuri Glazov, quien emigró al oeste en 1972.

Habiendo escapado de la Unión Soviética, Yuri Glazov apareció en Italia, donde, según parece, visitó todos los “establecimientos especiales” del Vaticano. Finalmente, Glazov terminó en dicho monasterio. Es verdad que este “monasterio” resultó ser una escuela Católica para “cristianos rusos” en los suburbios de el estado de Milá Seriate. Aquí se estableció el contacto entre Glazov y la Agencia Central de Inteligencia. El por qué esta escuela Católica se transformó en el “Modesto Monasterio”. se vuelve claro en las memorias de Glazov, en el testimonio de Tumanov. Resulta que su fundador era el Sacerdote Católico Petro Modesto, quien vino a la URSS por primera vez en los años `[5]

Si puedo ser franco, yo no tenía ninguna esperanza de descubrir los rastros recientes de Petro Modesto. Después de todo, según mis cálculos, él no debe tener menos de 75 años. Entonces de repente tropecé con un informe que afirmaba que Modesto no sólo estaba vivo, sino que también demostró un sorprendente interés en la república Yakut. En los dos últimos dos años visitó esta república tres veces.

Vista en 360 grados, desde el domo de la Basílica de San Pedro, que permite apreciar buena parte de la Ciudad del Vaticano, con la Plaza de San Pedro (al centro) y la ciudad de Roma (al fondo).

Ayuda no-desinteresada

No hay que pensar que los agentes del Vaticano que llegan a países extranjeros se ocultan detrás de un nombre ficticio o lo hacen brincando desde un paracaídas. Esto es demasiado difícil. Es más eficaz usar la caridad para estos objetivos. Por ejemplo, el misterioso jesuita Erbini, quien era responsable de la política del Vaticano en Rusia en los años ‘20, intentó, aunque sin éxito, realizar un reparto notable durante una hambruna en Povolzhya. “Les daremos la ayuda si ustedes nos permiten predicar”.

Esta hábil maniobra podría reforzar bastante la influencia del catolicismo en situaciones en las que los sacerdotes Ortodoxos eran ejecutados como conejos. Intencionadamente mencioné a Erbini, porque él prácticamente fundó el antes mencionado “Colegio Russicum”, y fue su primer director.

Los métodos de Erbini son corrientes y aplicables. Por ejemplo, durante siete años en Rusia ha existido la organización social “La Caridad Central”. Como nos ha sido revelado, esta organización, en su corazón mismo, ha sido totalmente creada y controlada por los esfuerzos del Vaticano. Según parece, la “Caridad Central”, en general, tiene una importancia estratégica para el Trono Santo. Observe como se vuelve claro en discusiones con sus trabajadores, que el coordinador del proyecto sobre el lado papal no es otro que el arzobispo Kondrusevich, administrador apostólico de la liturgia latina de la Iglesia Católica en la región europea de Rusia.

Sin embargo, quien más nos interesa a nosotros es un representante diferente del Vaticano que dirige la “Caridad Central”, el Secretario del Consejo de Administradores, el italiano Stefano Kaprio. Este joven sacerdote, quien nació en 1960, ha tenido una carrera sorprendentemente acertada. Habiendo sido ordenado en octubre de 1989, fue enviado enseguida a Moscú para ocupar la importante posición de Capellán de la Embajada Italiana.

En noviembre de 1991, Kaprio participó en la fundación del Colegio Teológico “Sv. Fomy Akvinskogo” en Moscú. Y en 1993, la Administración Apostólica lo pidió para trabajar en la “Caridad Central”. Además de esto, Kaprio sirve en dos Parroquias Católicas, en las provincias rusas de Nóvgorod Nizhnii y Vladimir.

Según parece que la clave de su brillante carrera fue formada en el establecimiento en el que Kaprio recibió su educación. Hasta su llegada a Rusia, Stefano Kaprio pasó varios años en el colegio “Russikum”, donde parece que recuerdan bien a este estudiante hasta estos días. (Esto fue observado en la entrevista con el director del colegio, Richard Temus .)

Espionaje en La Meca

Finalmente, las búsquedas del espionaje Papal terminaron en un resultado inesperado. Parece que en los años ‘80 el Vaticano se convirtió en La Meca verdadera para los espías de todos los países; una verdadera capital del espionaje mundial. Hasta el Papa Juan Pablo II ha sido implicado en esto. A propósito, ¿a qué altura él llevó la cooperación entre Vaticano y la Agencia Central de Inteligencia?

Es verdadero que por más de 50 años la inteligencia americana fue el aliado principal del Trono Santo. Sus actividades conjuntas comenzaron durante la Segunda Guerra Mundial, cuando los americanos financiaron la creación del servicio secreto Católico Pro Deo. En 1945, el futuro presidente de Italia, Julio Adreotti, se convirtió en el Secretario del Director de este servicio, Andrés Morliona.

A propósito, en 1992, él confirmó los lazos cercanos entre el Vaticano y la Agencia Central de Inteligencia.

La evidencia de las modernas operaciones entre el Vaticano y la Inteligencia americana han sido vistas en los acontecimientos húngaros de 1956, durante la asunción de Pinochet en Chile, y en diferentes “puntos calientes”. Sin embargo, la mayor atención fue recibida por una operación convenida por Reagan y Juan Pablo II, el 7 de agosto de 1982, cuando ellos acordaron apoyar el movimiento Solidaridad en Polonia.

A mediados de los años ‘80, el Vaticano y los americanos cambiaron información de inteligencia casi diariamente. Desde 1981 hasta 1988, el Director de la Agencia Central de Inteligencia, Vernon Walters, se encontró en privado 7 veces con Juan Pablo II.

La lista de los intereses de la Agencia Central de Inteligencia y el Vaticano incluyó la situación en Polonia, Letonia, América Central y China, el terrorismo, las armas nucleares soviéticas, y el progreso tecnológico soviético.

Por consiguiente , en los años ‘80 el Vaticano se ha transformado en un centro impostor para la conducta de operaciones secretas contra los países del Bloque Oriental. Esto ha sido bien entendido en los países socialistas. Según intrusiones de espías en el Vaticano, el Trono Santo puede ser un líder en esta área.

En 1990 el contraespionaje italiano recibió la información de que, no sólo los servicios búlgaros especiales y la KGB se manejaban contra el Trono Santo, sino también el “Stasi” de Alemania Oriental y la Inteligencia checoslovaca. Los italianos instalaron intervenciones y supervisaron las conversaciones del Prelado Católico Cardenal Agostino Kazaroli, quien de 1979 a 1991 ocupó el puesto de Ministro de Asuntos Exteriores para el Vaticano.

En mayo de 1998, un informe circuló por los servicios de prensa. Este declaraba que el comandante de la Guardia suiza del Vaticano, el Coronel Aloic Estermann, quien fue asesinado en circunstancias extrañas, era un informante para el Stasi – el servicio de inteligencia de RDA. El diario alemán Berliner Kurier divulgó que Estermann ofreció sus servicios al Stasi en 1979. Después de su desempeño en el servicio del Vaticano, él con regularidad retransmitió la información secreta al servicio de Alemania Oriental.

En los archivos de Mitrokhin (un especialista de la KGB quien escapó a Inglaterra con un paquete de documentos de secreto máximo) que fueron publicados en 1999, se nombra a un agente de la KGB, Miloslavskii, quien fue enviado al “Russicum” entre 1973 y 1975.

Además de esto, durante varios años, la KGB investigó a un alto representante del Vaticano, el Obispo Bukovski, quien estuvo cerca del Cardenal Kazarol. Hasta hace poco, Jorge Bukovski realizó las tareas de Nuncio Papal en Rusia. Bastante recientemente él ha sido trasladado a Roma. El Nuncio Papal en Rusia nos dijo que esto, de ninguna manera, está conectado con el escándalo de espionaje, simplemente ya había llegado el momento de retirarse para Bukovski. Sin embargo, una señora anónima del Nuncioate recordó que, después de la salida de Bukovski, el personal entero de la embajada de Vaticano fue reemplazado.

Entrevista con el rector de Russicum

Pudimos hablar con el Rector de “Russicum”, Richard Temus, en Roma.
Q: ¿Cómo se ocupa Russicum ahora?
A: Recibimos a estudiantes de los países de Europa Central y Occidental. Sólo sacerdotes, o los que se preparan para ser ordenados. Después del Segundo Vaticano, comenzaron a venir estudiantes Ortodoxos. Ahora mismo tenemos estudiantes Ortodoxos de Grecia, Armenia, Polonia y hasta de los Estados Unidos.
Q: ¿Qué estudian ellos en Russicum?
A: Russicum no es un establecimiento académico. Es sólo una casa donde los estudiantes viven y se mejoran espiritualmente. Ellos estudian en otros sitios, como por ejemplo, en el famoso Instituto Papal Occidental.
Q: ¿Stefano Kaprio estudió aquí?
A: Stefano Kaprio sólo vivió aquí y se preparó para ser ordenado. Él estudió en el Instituto Papal Occidental.
Q: ¿Cómo se relaciona Ud con las acusaciones de que Russicum es una base para la preparación de agentes enviados a los países de Europa Oriental?
A: Tales rumores y acusaciones han circulado alrededor nuestro, pero hace mucho que esas preguntas han dejado de ser noticia para mí. Vea, durante el tiempo de Stalin nuestra gente simplemente no entendió lo que estudiamos. Puedo declarar oficialmente que nunca hemos tenido ningún tipo de “actividad de agente”.
Q: ¿Cómo piensa Ud que aparecieron estos rumores, y por qué?
A: Pienso que cuando Russicum se estableció hace 70 años, el Papa Pío XI declaró que el colegio existiría para preparar a la gente que debería llevar la fe a la URSS, cuando la fe se destruyera totalmente allí. Entonces había sacerdotes asesinados, y pensamos que el cristianismo estaba muriendo en Rusia. Las personas que se estaban preparando en Russicum debían estar capacitadas para los peores tipos de informes e información que venía de Rusia. Por suerte, esto no ocurrió. Para las autoridades en la URSS, muy probablemente esto parecía una interferencia en sus asuntos internos …

Mapa de la Ciudad del Vaticano.

Lavado de cerebro al Papa?

Los sucesores de Escrivá, -que murió en 1975 solo como un perro como era de esperar, ya que los lameculos que lo rodeaban en vida se enzarzaron en una frenética carrera para ocupar su sitio cuando aún su cadáver no se había enfriado-, se encargaron de continuar la “obra” y de no perder la influencia que tenían dentro de la Iglesia, sino al contrario, de ampliarla.

En 1978, pocos días antes del primer Cónclave después de la muerte del papa Pablo VI, (en el se eligió al papa Juan Pablo I, quien murió sospechosamente sólo treinta y tres días después) el futuro papa Juan Pablo II visitó la sede de Villa Tevere y rezó en la tumba de Escrivá. En 1982, y a pesar de la oposición del principal consejero de Pablo VI, cardenal Giovani Benelli, Juan Pablo II elevó al Opus Dei a la posición de única prelatura personal, lo que significa que no rinde cuentas a nadie ni está bajo la supervisión directa de la Iglesia, es decir, dentro de la Iglesia pero por libre. Casualmente el cardenal que se oponía a esto, Benelli, falleció repentinamente un mes antes de un “infarto”.

Tras la muerte del sucesor del fundador, el obispo Álvaro del Portillo, en 1994, Juan Pablo II volvió a la prelatura y se arrodilló ante el féretro durante el funeral del prelado general. Esta ruptura del protocolo -el Papa sólo se arrodilla ante los restos mortales de un cardenal- fue contemplada por muchos como un signo de fidelidad a la organización que no regateó esfuerzos para elevarlo al trono papal.

También es sabido que el libro que supuestamente escribió Juan Pablo II “Cruzando el umbral de la esperanza” no lo escibió él, sino destacados miembros de la cúpula del Opus Dei.

Vatileaks y el escándalo del mayordomo del Papa (Paolo Gabriele)
El secretario de Estado del Vaticano Tarcisio Bertone, cuando concluyó el cónclave que eligió al Papa Benedicto XVI en 2005. / ALESSANDRO BIANCHI (REUTERS).

¿Cuervos en el Vaticano? ¿Maledicencia y cuentas pendientes solventadas en los medios de comunicación? Peccata minuta frente al historial de escándalos del Estado pontificio, un territorio de apenas medio kilómetro cuadrado donde las luchas de poder y la ambición sin límites han creado un microclima insano durante siglos. No hay que retrotraerse a los tiempos de los Borgia (convertidos con fama de envenenadores en chivos expiatorios de toda la depravación del Renacimiento italiano), para encontrar episodios sombríos en este supuesto centro de la espiritualidad cristiana.

Paolo Gabriele, mientras tanto, sigue llegando cada día a las seis de la mañana al Apartamento para despertar al Papa. Es un privilegiado. Todos los trabajadores del Vaticano lo son. No ganan un gran sueldo, pero forman parte de la plantilla de una empresa con 20 siglos de antigüedad, que difícilmente irá a la quiebra, con prestigio social en la ciudad de Roma y una serie de ventajas —vivienda dentro de las 40 hectáreas del Vaticano, gasolina muy barata— que en la mayoría de los casos heredan sus hijos. La tormenta que esos días —finales de 2011— azota a la Iglesia amainará.

Como siempre por los siglos de los siglos. Hay una anécdota muy representativa. Hace unos años, un periodista español le preguntó a un cardenal por un conflicto en el seno de la Iglesia. El purpurado, muy serio, inició así su respuesta:

“Ya tuvimos ese problema en el siglo XIII…”.[6]

La Banca del Vaticano está siendo sometida a una investigación por supuesta violación de normas antiblanqueo. La respuesta, aun con otras palabras, sigue siendo la misma, incluso la más común durante los días posteriores a la detención de Paoletto:

“Ya tuvimos problemas parecidos, e incluso mayores, y siempre salimos adelante. Tal vez lo que ahora cambie es la velocidad y la magnitud en la difusión de la noticia. Eso, y no su gravedad, es lo que agranda el problema”.[7]

Un problema, una guerra de poder, puramente italiana. Tanto los apellidos que ilustran esta historia de intrigas y golpes bajos como las armas elegidas para el duelo tienen denominación de origen. “Un típico juego italiano”, lo califican algunos medios de información. Hay, además, una razón de peso para que sea así.

La silla de Pedro lleva siendo ocupada por un extranjero desde 1978. A un Papa polaco (Juan Pablo II, desde 1978 a 2005) lo sucedió un Papa alemán (Benedicto XVI, desde entonces a hoy) y, si los cardenales italianos menores de 80 años —los únicos que pueden participar en el cónclave— no andan espabilados, pueden perder una oportunidad de oro. A día de hoy, los purpurados electores son 122. Italianos, 30 (menos de un cuarto), estadounidenses, 11, y alemanes, 6. Si cuando Joseph Ratzinger muera, o dimita, no le sucede un italiano, la próxima vez será más difícil.

Recordemos que el 28 de septiembre de 1978 moría a los 65 años Juan Pablo I, el italiano Albino Luciani, a los 33 días de ser elegido Papa. Oficialmente, murió de un infarto, pero el cadáver de un pontífice no es sometido nunca a autopsia. Las teorías conspirativas se dispararon, hasta alcanzar al obispo Paul Marcinkus, responsable entonces del IOR (Instituto de Obras de Religión), la banca vaticana. ¿Se había negado Juan Pablo I a tapar el escándalo que sobrevolaba las finanzas vaticanas?

Los datos que se conocen hacen poco plausible esta hipótesis, pero es cierto que Marcinkus, un fornido prelado estadounidense, de origen lituano, que se había convertido en la sombra de Pablo VI, tenía motivos para lamentar la muerte de este. Su relación con Michele Sindona, un banquero ligado a la Mafia, desató las sospechas sobre el manejo de dinero ilícito procedente de Estados Unidos. El escándalo estalló en 1982, con la bancarrota fraudulenta del Banco Ambrosiano, una institución católica de la que el Banco Vaticano era principal accionista. La Santa Sede aceptó pagar millones de dólares en compensaciones a entidades extranjeras afectadas por el hundimiento del Ambrosiano.

Roberto Calvi, presidente del banco, y Sindona, optaron, supuestamente, por suicidarse. Marcinkus encontró, sin embargo, la protección de Juan Pablo II, sucesor del papa Luciani, que lo mantuvo en el cargo hasta 1989. Un año antes de que se consumara la bancarrota del Ambrosiano, el Papa polaco sufrió un atentado gravísimo, que las sucesivas investigaciones judiciales, y el posterior juicio no han logrado esclarecer del todo.

Otro tanto puede decirse del asesinato, a manos de uno de los guardias suizos, del comandante de esta histórica tropa papal, Alois Estermann, el mismo día en que era confirmado en su puesto, en mayo de 1998. El Vaticano manejó mejor este asunto explosivo, pero tampoco logró evitar la gigantesca rumorología en torno a él.

Eran años en los que Juan Pablo II viajaba por el mundo y recibía en el Vaticano, como a un amigo personal, al sacerdote Marcial Maciel, fundador de los Legionarios de Cristo, una comunidad de religiosos con enorme desarrollo y predicamento en México y otros países.

Maciel era un personaje influyente en los palacios vaticanos y uno de los más queridos colaboradores del Papa. Con gran discreción, aportaba dinero a las arcas, siempre exhaustas, de la Iglesia, y llenaba con multitudes las ceremonias religiosas presididas por Wojtyla. Pero la conducta del mexicano estaba ya en boca de todo el mundo. Numerosas denuncias de exlegionarios lo describían como un sujeto cínico y amoral, y un pedófilo desatado.

Paolo Gabriele, a la derecha, durante la primera audiencia de su juicio. / OSSERVATORE ROMANO (EFE)

Juan Pablo II se resistió hasta su muerte, en la primavera de 2005, a que se tomaran medidas contra Maciel, que abandonó un año antes su puesto al frente de los legionarios, y murió en 2008, con 89 años, sin ser molestado por nadie. Joseph Ratzinger, que sucedió a Wojtyla al frente de la Iglesia con la promesa de acabar con la corrupción interna, archivó la investigación sobre Maciel. Pero a la muerte del fundador quedó claro su historial sexual de un depravado sin atenuantes.

Que pasara con Gabriele?

Paolo Gabriele, hasta hace unos meses integrante de la llamada “familia pontificia”, la familia del Papa, había sido tratado como los peores delincuentes en los países menos garantistas. “¿Esto es el Vaticano o Guantánamo?”, se han preguntado incrédulos algunos periodistas presentes en la sala de prensa del Vaticano al tener noticia de la denuncia. Tanto el portavoz de la Santa Sede, el padre Federico Lombardi, como la propia Gendarmería varticana se han apresurado a desmentir las acusaciones.

Federico Lombardi, portavoz del Vaticano. / ALBERTO PIZZOLI (AFP)

Dentro de poco, Gabriele volverá a ser un hombre libre y el Vaticano tendrá que decidir qué hacer con él. He aquí un problema. El antiguo mayordomo tiene la doble nacionalidad vaticana e italiana, disfruta todavía de un confortable apartamento dentro de las 40 hectáreas de la Santa Sede y de todos aquellos privilegios de los súbditos del Papa. Sin embargo, durante la última sesión del juicio, el fiscal Nicola Piccardi pidió que se incluyera en la condena una inhabilitación perpetua para ocupar un puesto de responsabilidad en el Vaticano.

El tribunal, en su sentencia de 11 líneas, no recogió la petición, pero la inquietud quedó patente. ¿Qué hacer con Paoletto? Si se le despoja del apartamento y del trabajo, se arroja tras los muros del Vaticano —a la Italia de la crisis y el desempleo— a un hombre agraviado con 46 años y tres hijos. Tampoco parece una solución someterlo a la vergüenza de degradarlo a un puesto alejado de los documentos. Una verdadera afrenta para un hombre que se sentó a la mesa del Papa y se creyó con la capacidad de dar un escarmiento a la Iglesia.

Cuando, tras conocer la sentencia, los periodistas acreditados en el Vaticano preguntaron por este y otros asuntos espinosos al portavoz del Papa, el jesuita Federico Lombardi respondió con una frase deliciosa por sincera: “Naturalmente, no lo sé”.

El mayordomo del Papa, reconoció lo mismo que en sus cuatro declaraciones ante la gendarmería vaticana. Que fotocopió y difundió la documentación secreta de Ratzinger para ayudar al Papa y a la Iglesia a hacer limpieza.   Durante su declaración, Paolo Gabriele ha reconocido que fue a partir de 2010 cuando empezó a fotocopiar documentos privados del Papa, según él, guiado por el Espíritu Santo.

No se sabe qué va a pasar con Paoletto, no se sabe si la Gendarmería va a actuar contra él por denunciar malos tratos, no sé sabe cuándo se juzgará al otro imputado —el informático Claudio Sciarpelleti—, pero sobre todo no se sabe si Gabriele se da por satisfecho con la sentencia.

Según su testimonio, filtró los documentos para hacer limpieza en una Iglesia corrupta, golpeada por las luchas de poder. Si ese era su objetivo, no lo ha conseguido.

Siempre en horario de oficina, Paolo Gabriele fotocopió todos aquellos documentos secretos que consideró debían difundirse.

“Hice una segunda copia para poder demostrar después qué era lo que había fotocopiado yo. Porque ciertamente no soy yo el único en haber dado noticias reservadas a la prensa en estos años…”. [8]

Una vez sacados del Vaticano, Paoletto fue filtrando los documentos al periodista Gianlugi Nuzzi, autor del libro Sua Santità. Las cartas secretas de Benedicto XVI. El mayordomo negó haber tenido cómplices en el robo de documentos, pero luego dio una serie de nombres de personas con las que durante los últimos años había hablado sobre la mala situación de la Iglesia: un obispo de nombre Cavina, con el cardenal Angelo Comastri, arcipreste de la Basílica de San Pedro, Ingrid Stampa, antigua secretaria del Papa, y Paolo Sardi, durante un tiempo escritor de los discursos de Joseph Ratzinger.

Paolo Gabriele ha querido dejar claro una cosa sobre las demás:

“No recibí dinero [de Nuzzi] a cambio de los documentos. Porque esta era la condición esencial cuando establecimos la relación de confianza. De todo este asunto solo saqué efectos destructivos.” [9]

Conclución

Toda una historia de espionaje completa.No le falta ningun ingrediente.Están todos.Y pensar que la Santa Sede es la oficina central de la espiritualidad de 1300 millones de personas, diseminadas alrededor del mundo, que depositan su fe y su confianza en las resoluciones del monarca romano. Que pena que tanta gente haya entregado su confianza ciega en esta institución.Toda una futura pelicula, seguramente, sera preparada para algun actor como Sean O Connery o algun otro James Bond que hollywod resuelva. Veremos en algún momento la segunda parte del “Codigo Da Vinci”?

La opinión de L’Osservatore sigue estando vigente.

Benedicto XVI es un hombre anciano, enfermo y rodeado por lobos. Gabriele, en cambio, es un hombre joven en posesión de un secreto. Su verdad completa —la suya, no la del juicio— vale mucho dinero. Y ahí fuera hay un ejército de lobos dispuesto a comprársela. [10]

Continuará…

Dios lo bendiga

————-

Notas

[0] http://leerlabiblia.over-blog.com/article-el-controvertido-opus-dei-ii-parte-85832535.html

[1] http://internacional.elpais.com/internacional/2012/06/01/actualidad/1338586399_197021.html

[2] http://internacional.elpais.com/internacional/2012/06/01/actualidad/1338586399_197021.html

[3] http://herenciacristiana.com/ultimacruzada/oidos.html

[4] http://www.ericfrattini.com/prensa-los-espias-del-papa/2008-03%20-%20El%20Periodista%20%28Mexico%29.pdf

[5] http://www.ericfrattini.com/prensa-los-espias-del-papa/2008-03%20-%20El%20Periodista%20%28Mexico%29.pdf

[6] http://internacional.elpais.com/internacional/2012/06/01/actualidad/1338586399_197021.html

[7] Ibid

[8] http://www.informador.com.mx/internacional/2012/408422/6/se-declara-inocente-ex-mayordomo-de-benedicto-xvi.htm

[9] http://www.educacioncontracorriente.org/index.php?option=com_content&view=article&id=61636%3Atraicione-la-confianza-del-santo-padre-ex-mayordomo-del-papa&catid=16%3Anoticias&Itemid=56

[10] http://internacional.elpais.com/internacional/2012/10/06/actualidad/1349551962_241444.html
Bibligrafía consultada

Sitio web con mas información

Imagenes

Un comentario en “Opus Dei cap. 9

Deja un comentario y a la mayor brevedad le responderé.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s