Sionismo (un resumen del libro de Cesar Vidal) parte 1


Sionismo (un resumen del libro de Cesar Vidal) parte 1

Autor: Paulo Arieu

Introducción:

No se puede entender la escatologia sin  entender el sionismo.tampoco se puede entender bien porque orar por la paz de Jerusalen si no tiene una idea general de lo que es el sionismo. Tampoco comprenderá las guerras de los judíos con los palestinos sin leer este artículo. Este articulo es un resumen del libro de Cesar Vidal, el capitulo correspondiente al sionismo.

Sionismo

a) El nacionalismo, Herzel y el estado de los judios

Cuando faltaban apenas unos días para el final de la segunda guerra mundial, el teólogo protestante Dietrich Bonhoeffer afirmaba que el nacionaismo acaba siempre desembocaba en una guerra’. Sin duda esto es incuestionable. Las construcciones teóricas de los nacionalismos brillan por su ausencia e incluso revisadas actualmente parecen endebles y ridículas (excepto el sionismo).

b) Razones:

El sionismo no surgió de un impulso romántico e irracional como los demas nacionalismos. Conectaba con una tradición milenaria que lo puso a salvo siquiera de algunos de los excesos del nacionalismo y lo dotó de alguno de los mejores aspectos de la tradición del pensamiento humano.

c) Relación con Sion:

Sión es el monte sobre el que se asienta la ciudad de Jerusalén, es tan antigua como su historia. Sion ha permanecido unido siempre como un hilo conductor de la historia de Israel. Su antepasado Abraham recibió la orden divina de sacrificar a su hijo Isaac alli.

Al pasar de una nación tribal a reino monárquico David su rey decidió tomar jerusalen, la ciudad sobre Sion para convertirla en su capital y edificar sobre ella el templo único de adoración a Dios, pero esto lo hizo su hijo Salomón. A partir de ese momento, Jeruslén – Sion se convirtió no solo en el centro de la politica sino fundamentalmente en el de la existencia espiritual de Israel. Cuando la nación se dividió en reino del Norte (Israel) y reino del Sur (Judá), el reino del norte cosntruyó otro templo para evitar  a) las peregrinaciones a Jerusalen y b) su final como entidad política.

Los asirios conquistaron en el s.VIII. a.C. el reino de israel y deportaron a su población. Con todo, la verdadera catástrofe nacional se produjo en el s. VI a.C. cuando Nabucodonosor arrasó el templo y deportó a buena parte de la población judía. Para entonces, la  esperanza de los profetas en un rey distinto (el Mesías) que gobernaría desde Sion, estaba sentada desde hacia siglos, pero los hechos no parecian sino haberla desmentido.

Unos 50 años después, una parte de los exiliados judíos regresaron a la tierra de Judá y reconstruyeron Jerusalen y el templo, con la intervención de profetas como Hageo, Malaquías y Zacarías. Finalmente los judíos volvieron a contar con una entidad política con capital en Jerusalen y su templo en Sión.

Para aquel entonces, ya resultaba obvio que un golpe dirigido contra Jerusalen, significaba atacar su corazón. Así lo entendieron Antioco Epifanes y los romanos Pompeyo y Tito, quienes se esforzaron por tomar Jerusalen y por destruir o profanar el templo. En el año 70 a.C. destruyeron Jerusalen y el templo fue arrasado por los romanos.

Segun cuentan algunas leyendas, los soldados fornicaron con las prostitutas en el recinto del  templo tendiéndose sobre rollos de la Torah. A partir de alli, los judios recuperarían mas o menos poder político en su tierra secular, pero ya no serían una entidad independiente.

Aunque lanzados a la diáspora y no pocas veces expulsados y vueltos a expulsar de Jerusalen,  el rey Ricardo Corazón de León (cristiano) y Saladino (musulmán) pactaron, por ejemplo, la libertad de culto para todas las fes en la sagrada ciudad, con la excepción de los judios.

Aunque asentados en sus hogares europeos, africanos y asiáticos los judíos nunca dejaron de volver sus ojos hacia Jerusalen. La oracion diaria les recordaba que su historia giraba en torno a aquella ciudad. Si para los cristianos Jerusalen habai cedido su lugar entre otros enclaves, si para los musulmanes su santidad era posterior a la de la Meca o Medina, para los judios no habia otra ciudad con la que comparar la ciudad de David.

Precisamente por ello no dejaron de emigrar a Tierra Santa e incluso se establecieron alli en grandes cantidades, siempre que pudieron. En el s. XVIII muchos judios se plantearon el abandonar sus sueños de regresar a Sion.Algunos judios apostataron de su antigua fe, otros se mantuvieron en forma mas liberal con la esperanza de volver a Sion con la venida del Mesias. Incluso esta expectativa mesiánica también era alimentada por los judíos ortodoxos.

El s. XIX enfrentó  a los judios de Europa con la creciente sospecha de  que nunca serian aceptados en el seno de las naciones a las que servían.

a) Emilio Zola, defensor del capitán judio Dreyfus en el escandalosos affaire que lleva su nombre, abogaba por una asimiliación de los judíos para evitar los enfrentamientos con ellos, pero esto significaría que dejarian de ser judios.
b) El socialismo insistió en que la emancipación total de los judíos y la desaparición del antisemitismo solo se produciría cuando se hubiera realizado la emancipación de toda la raza humana.
c) En cuanto a las fuerzas antisemitimitas, encontraban la solución o bien en la simple expulsión de los judios.

El sionismo moderno nació precisamente como una de las respuestas para resolver el problema del antisemitismo, pero a diferencia de otras, pretendía enraizarse en una experiencia milenaria.

Obras sinoistas

  • La ofrenda de Judá (1845) de Yehudah Jai Alkali, en hebreo.
  • La construcción de la historia judia (1846), de Graetz, en alemán.
  • La guía para los perplejos de nuestro tiempo (1851), escrita por e lrabino Najman Krojmal en hebreo.
  • Roma y Jerusalén (1862) de Moses Hess, en aleman
  • Los escritos de los judios rusos Smolenskin, Lilienblun,Pinsker o Eliezer ben Yehudah, quienes recogieron la idea sionista en múltiples variantes que iban del socialismo al liberalismo, de la visión religiosa a la que consideraba que el Mesias no era un personaje histórico sino un proceso.

Estas obras de escaso eco iban, como recién dije, del socialismo al liberalismo, de la visión religiosa a  la que consideraban que el Mesías no era un personaje histórico sino un proceso. En términos generales no fueron bien vistos por los correligionarios que hasta consideraban blasfemo que la obra del Mesías pudiera ser sustituida por la iniciativa humana y en la sociedad tampoco disputó interés.  Hasta que apareció Teodoro Herzl quien dinamizaría los impulsos del movimiento sionista contemporáneo.

Continúa….

Dios lo bendiga

————–

Cesar Vidal, “El camino hacia la cultura”,pag. 330-334, ed. Planeta

Un comentario en “Sionismo (un resumen del libro de Cesar Vidal) parte 1

Deja un comentario y a la mayor brevedad le responderé.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s