Clericalismo: Algunas conductas sectarias que debemos evitar que sucedan en nuestras congregaciones


Clericalismo: Algunas conductas sectarias que debemos evitar que sucedan en nuestras congregaciones

Autor: Paulo Arieu

La intención de este artículo es continuar con la reflexión del mensaje anterior y proveer una comprención mejor del rol ministerial del pastor cristiano evangélico; explicar mejor cual debe ser nuestra actitud como laicos ante las autoridades, ministeriales en primer lugar y también políticas y familiares.Y los límites de nuestra responsabilidad, que eviten los excesos de los seres humanos y que puedan ser mal interpretados por terceros y dañen sus conciencias. El modelo de paradigma ministerial que tendremos en mente al igual que en el articulo anterior como ideal es el del pastorado en la Biblia,

Un  caso histórico de manipulación, llevado al extremo imperialista fue el del indio Atahaulpa, a quien los españoles quisieron cristianizar por la fuerza y como este se negó, arrojando la biblia sagrada al piso, los conquistadores lo mataron.[0]

Asi actúan los musulmanes hoy en dia, te convierten al islam con la fuerza del corán o con la espada del moro. Pero también hay muchos cristianos que si no te convertís por la predicación de ellos, o si te vas de la congregación porque entendés que ya no te es de bendición congregarte allí, te maldicen. Esto es un fundamentalismo barato, lamentablemente.

Hay muchos pastores hoy en dia, que sienten que ellos son los ungidos de Dios, y asumen entonces actitudes sectarias y autoritarias. Veremos algunas que debemos de evitar.

Pablo,  antes de conocer la autoridad de Dios, trato de destruir a la iglesia, pero luego que se encontró con el Señor camino a Damasco, vio que le era dura cosa  a sus pies dar coces contra el aguijón o sea la autoridad de Dios. Inmediatamente cayó al suelo y reconoció a Jesús como Señor.  Después de eso, pudo someterse a todas las instrucciones que Ananías le dio en Damasco, pues Pablo había tenido un encuentro con la autoridad de Dios.  ¿Cómo habría podido Pablo, siendo una persona inteligente, de reconocimiento, un fariseo, capaz de muchas cosas, escuchar las palabras de Ananías, un desconocido hermanito a quien se lo menciona una sola vez en la Biblia. Si no hubiera tenido un encuentro con la autoridad de Dios camino a Damasco, jamás habría podido someterse a ese desconocido hermanito en la ciudad. Esto nos muestra que quien ha tenido un encuentro con la autoridad de Dios trata simplemente con ella y no con el hombre.  No miremos al hombre sino solo a la autoridad que está en él o ella.  No obedezcamos al hombre sino a la autoridad de Dios en ese hombre.

Aun asi, hay conductas relacionadas con el exceso de autoridad, que raya el sectarismo, y son conductas que por el bien de la congregación deben ser evitadas.

a) Dependencia casi total con la organización:

Es bueno tener un grupo de pertenencia y rodearse de personas que piensan lo mismo que nosotros. Esto ocurre en clubes, partidos políticos, grupos de afinidad, etc. Esto nos edifica y nos ayuda a crecer, pero cuidado con los extremos sectarios que nos terminan dañando. Pero en los grupos sectarios, el ser parte de la organización es la parte más importante de su fe (“Si usted desea el favor de Dios, debe pertenecer a ese grupo u organización en particular, fuera de ella no hay nada”). Rechazan con vehemencia a quienes no pertenecen a su grupo, pero mucho más ardientemente, a quienes se apartan de ella. Estos últimos son calificados como traidores, apóstatas, o cosas semejantes; dejando en evidencia el poco amor que el grupo tiene.  Sólo los miembros de esa organización, tienen el agrado de Dios. Todo el resto de la gente está perdida y se encuentra bajo la ira de Dios. Sólo los miembros de la organización son salvados.

b) Dependencia casi total con el líder principal de la organización:

Es saludable pedir consejo a alguien con mayor experiencia o conocimiento, en algunos asuntos de nuestra vida. Lo hacemos regularmente cuando consultamos a un médico, por problemas de salud, a un abogado por problemas legales a un entrenador cuando estamos en el gimnasio, o a alguien con mayor conocimiento espiritual cuando lo necesitamos… pero cuidado con los extremos.

En los grupos sectarios, cada decisión que usted toma, debe estar avalada o respaldada por su líder. Su economía, sus relaciones, su trabajo, todo, todo, todo; tiene que estar bajo el control del líder de la organización. Casi siempre este líder tiene características carismáticas y hace alarde de poderes especiales y de un llamado sobrenatural de parte de Dios. Justamente es una persona que reclama pleitesía, admiración y por sobre todas las cosas, obediencia absoluta. Regularmente no es alguien que sirve, sino alguien que reclama que le sirvan. En este contexto, la palabra del líder se convierte en Palabra de Dios, y debe ser obedecida sin reclamo ni objeción. Casi siempre hace alarde de un misticismo espectacular e invita a otros a que tengan las mismas “experiencias” que él. Además, tiene una “revelación” especial desconocida por el resto de la humanidad y que sólo él tiene. Le hace sentir a su gente que les hace un favor, compartiéndoles su “sabiduría” particular.

————-

[0] https://elteologillo.wordpress.com/2012/11/17/y-atahualpa-lanzo-la-biblia/

2 comentarios en “Clericalismo: Algunas conductas sectarias que debemos evitar que sucedan en nuestras congregaciones

Deja un comentario y a la mayor brevedad le responderé.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s