DOCTRINA DE DIOS EL SER DE DIOS


DOCTRINA DE DIOS EL SER DE DIOS

Autor: Paulo Arieu

1. La existencia de Dios

La existencia de Dios

En la Biblia no se discute la existencia de Dios. Se da por supuesto (Gen. 1:1)

El ateismo, en el sentido de la negación de la existencia de Dios, es un fenómeno moderno, comprensible solamente en un contexto teísta: hizo su aparición en el período de la ilustración.

A lo largo de toda la historia ha habido manifestaciones indubitables de parte del ser humano acerca de la existencia de Dios. En diferentes ocasiones el hombre ha dicho que sin duda alguna Dios existe, Dios es real. Veamos a modo de ejemplo tres confesiones de Fe en tres épocas diferentes de la Iglesia:

El Credo Niceno (de la Iglesia Primitiva) (451 d.C.)

CREO EN UN SOLO DIOS, EL PADRE TODOPODEROSO, CREADOR DEL CIELO Y DE LA TIERRA Y DE TODAS LAS COSAS VISIBLES E INVISIBLES.

Arts.de Religión de la Iglesia Anglicana

Art. No.l (de la Iglesia Reformada)

HAY UN SOLO DIOS VIVIENTE Y VERDADERO, SEMPITERNO, SIN CUERPO, MIEMBROS O PASIONES, DE PODER, SABIDURÍA Y BONDAD INFINITOS, EL CREADOR Y CONSERVADOR DE TODAS LAS COSAS TANTO VISIBLES COMO INVISIBLES

La base doctrinal de la Comunidad Internacional de Estudiantes Evangélicos Art.l (de la iglesia moderna).

Confesamos: LA EXISTENCIA DE UN SOLO DIOS PERSONAL: PADRE, HIJO Y ESPÍRITU SANTO.

Cada una de estas Confesiones de Fe, que expresan cuáles eran las creencias de los cristianos en diferentes épocas de la historia, muestran claramente que no hay la mínima duda de la existencia de Dios,

La. Biblia misma en ningún momento trata de demostrar la existencia del Creador, sino que lo da por sentado. No se intenta probar la existencia de Dios.

Como dijo L. Berkhof: “Para nosotros la existencia de Dios es la gran presuposición de la teología. No tiene sentido hablar de conocer a Dios, si no asumimos que existe.”

Pero también a estas manifestaciones se le opusieron expresiones que ponían en tela de juicio toda existencia de una ser superior. Así, se le escucha decir a Marx que “la religión es el opio del pueblo”; para Nietzsche es “resentimiento de frustrados” y para Freud “ilusión de infantiloides’ Para muchas personas el ateísmo es algo totalmente comprobado, siendo Dios nada más que una proyección del hombre, mientras que el nihilismo (todo ha sido creado de la nada) es tornado como válido e indiscutible.

Por eso es necesario detenerse a ver los argumentos que prueban la existencia de Dios. Vamos a sumariarlos haciendo una síntesis de cada uno de ellos.

ARGUMENTO ONTOLOGICO. Fue presentado por Anselmo (1033-1109) en su libro Proslogion que discute las palabras del insensato del Salmo 14. Fue reafirmado por Descartes (1596-1650), Spinoza (1632-1677) y Hegel (1770-1831) lo aceptó como el argumento principal de la existencia de Dios. Julián Marías también ha escrito en nuestros tiempos un pequeño librito sobre el tema.

Este argumento parte de la convicción de que Dios es el ser más perfecto, y que por lo tanto existe, ya que un ser no seria perfecto si no existiera.

Afirmar que un ser perfecto no existe, es negar que sea un ser perfecto ya que carece de la perfección de la existencia.

ARGUMENTO COSMOLÓGICO. Este argumento puede encontrarse ya en tiempos de Aristóteles (384-322), pero es principalmente formulado por Tomás de Aquino (1225-1274), quien enumeró las Cinco Vías de acceso a Dios, que son cinco argumentos descriptos en “La Suma Contra los Gentiles” (Libro 1, cap. 18) y en “La Suma Teológica” (Parte 1 preg.2 art.3).

En líneas generales este argumento comienza con lo que se observa en el mundo, en el cosmos, y concluye que tal mundo no podría existir con estas características sin una realidad última, la cual se llama Dios. Como dice B.P. Bowne, según Berkhof:”El universo material se presenta como un sistema actuando recíprocamente, y por lo tanto como una unidad compuesta de varias partes. Es así que debe haber un agente único que equilibra la reciprocidad de las diversas partes o que constituye la razón dinámica de su existencia.”

Todo cuanto existe en el mundo tiene una causa para sus existencia que a su vez tiene ella misma una causa para existir, y así consecutivamente, a menos que se postule una causa que no sea causada, que tenga en si misma la razón de ser. Esta causa no causada es Dios.

ARGUMENTO TELEÓLOGICO. Este argumento es presentado por Tomás de Aquino (1225-1274), y analizado por William Paley (1743-1805).

El argumento menciona que en la observación del mundo que nos rodea, notamos que hay una finalidad en las cosas, un propósito, que muestra que hay un ser inteligente y capaz de producir un mundo de esta naturaleza. Esta idea de finalidad, afirma una orientación intencionalista hacia el fin y descarta la pura casualidad de los acontecimientos, lo que presenta la existencia de la divinidad como un ser ordenador de las cosas que se dirigen hacia un fin.

En muchos cosas en el mundo se ve un designio, una finalidad, un propósito que necesariamente está exigiendo que haya un ser inteligente y capaz de producir un mundo de esta naturaleza.

ARGUMENTO MORAL. Este argumento fue presentado por Emmanuel Kant (1724 – 1804) en su “Crítica de la Razón Práctica”. Este argumento dice que el propósito para el universo tiene un fin moral, y por lo tanto exige a un ser interesado en el logro de tal fin.

Es inconcebible para nosotros que haya algun propósito para el universo que no resulte en algún fin moral, lo cual exige un ser interesado en el logro de tal fin.

ARGUMENTO ETNOLÓGICO. Sostiene que ya que todos los pueblos de la tierra tienen idea de lo divino, no importa cuan primitiva sea su cultura, este hecho universal está demostrando lo real de la existencia divina. Este argumento fue defendido por Lactancio, (240-320), y más tarde tomado por Caívino (1509-1564).

Sostiene esta forma de argumento que todos los pueblos de la tierra tienen idea de lo dinino,no importa cuan atrasados sean. Esto señala que pertenece a la experiencia común de los hombres la adoración a Dios y por lo mismo la existencia real del ser divino.

ARGUMENTO PRAGMÁTICO. Menciona que al tener en cuenta los argumentos teleológico y moral, es más lógico aceptar la existencia de Dios que negarla Pascal (1623-1662) sostuvo este idea, y dijo que si apostamos que hay un Dios, podemos ganar la vida eterna. Y si no hay Dios, no perdemos nada. Pero si apostamos que no hay Dios y sí lo hay, perdemos todo.

Citas bíblicas de la existencia de Dios: Las Escrituras dan por sentado la existencia de Dios. Los autores inspirados casi no piensan que esto pueda cuestionarse. Ver He. 11.6; Jos. 3:10; l Cro. 28.9; Dan.6.26; 1 Tes.1.9,

————

Descargar

Deja un comentario y a la mayor brevedad le responderé.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s