Llegan los megapastores


Juan Antonio Monroy

Llegan los megapastores

La Reforma religiosa del siglo XVI puso un énfasis especial en desmitificar la figura del sacerdote católico.

2 de marzo de 2011

Algo logró, pero el sacerdote no desapareció. Ni él ni la aureola casi sobrenatural que lo envuelve. Para la Iglesia católica, el sacerdote es representante de Cristo en la tierra, con poderes especiales para perdonar pecados, facultado para celebrar lo que llama sacrificio de la Misa, donde sostiene que el cuerpo y la sangre de Cristo se encuentran realmente en la ostia que consagra.

Los evangélicos hemos criticado desde siempre tanto la figura del sacerdote como la doctrina que lo sostiene. Por otro lado, hemos denunciado el poder que tiene sobre el pueblo. En España y en la América hispana el sacerdote ejerce una autoridad que los fieles han de obedecer al punto. En pueblos y en ciudades pequeñas de las repúblicas hispanoamericanas, en España ya no tanto, la palabra del sacerdote va más lejos que la del alcalde y otras autoridades.

Ahora se está dando un fenómeno a la inversa, que ya produce alarma. En España el sacerdote católico está perdiendo influencia entre sus fieles, en cambio son los pastores protestantes –algunos de ellos- quienes dominan las congregaciones locales. Son los grandes, los megapastores, los superpastores. Un clan surgido en las populosas ciudades de Hispanoamérica a imitación de sus correligionarios norteamericanos.

Imitando la figura del sacerdote católico, se alzan como intermediarios entre el cielo y la tierra. Los miembros de las iglesias no dan un paso sin consultar al pastor, al que tienen en un pedestal. Ellos se erigen en auténticos dictadores. Dominan las iglesias. Se hacen temer. Quienes no estén de acuerdo con ellos es que tienen al diablo y los expulsan.

En casos menos graves los someten a disciplina. A imitación del Vaticano y de los Testigos de Jehová, montan una estructura piramidal: El de abajo ha de rendir cuentas al de arriba y todos a él, el de más arriba, el todopoderoso.

Sin excepción alguna, éstos superpastores ponen un interés especial en las finanzas. Exigen de sus miembros el máximo. Quien no da es un mal cristiano y queda fichado. En Estados Unidos y en la América hispana levantan verdaderos imperios económicos. Ellos administran el dinero y no explican dónde ni cómo se invierte. Cuando lo hacen manejan las cifras de manera que sus barullos parezcan verdades definitivas.

Ya lo hemos dicho: Han llegado a España con su dulzón acento sudamericano, centroamericano, caribeño. Están entre nosotros. Al Protestantismo español, educado en la nobleza de hombres y mujeres que dieron su vida por la grey, que jamás se sirvieron de ella, que sufrieron penurias económicas y padecieron en alma y cuerpo, estos superpastores le están haciendo mucho daño.

Y le harán más. La ingenuidad del evangélico español es incapaz de percibir las malas artes. Al contrario. Son recibidos a corazón abierto y poco a poco llegan a tributarle culto. Sin quererlo ni saberlo.

Existe abundante material escrito y en DVD donde se instruye a los miembros de las congregaciones cómo debe ser un pastor, cuáles son sus funciones y cuáles sus limitaciones.

Nos acercamos o estamos viviendo ya los tiempos anunciados por Jesucristo cuando se levantarán falsos profetas y a muchos engañaran. Los creyentes españoles han de tener los ojos abiertos, la voluntad firme, contundente el rechazo, pronta la respuesta.

Autores: Juan Antonio Monroy© Protestante Digital 2011

2 comentarios en “Llegan los megapastores

  1. Son los ángeles laodicenses con su marketing del tipo “Ley de la Atracción”. El tipo de “evangelio” que ha expulsado la Cruz del centro y puesto la psicología de la motivación humanista. Un evangelio humanista, made in USA ó Canadá.

    Saludos

    Me gusta

Deja un comentario y a la mayor brevedad le responderé.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s