¿ LLORAMOS LOS CRISTIANOS?


¿ LLORAMOS LOS CRISTIANOS?

Imploremos misericordias, los que hemos nacido de nuevo, por los pecados de los hombres. Porque la honra de la  casa de nuestro padre ha sido manchada.

Con ímpetu mayúsculo y progresivo clamemos por los pecados de las nuevas Nínives, a diario, ya que el  resurgir de las ofensas a Dios, aumentan. Podremos meditar el porqué de tanto  desastre natural, guerras, y el avance y desenfreno de
lo que moralmente no es bueno. Y no  se están enseñando a la juventud los principios evangélicos, para que siendo formados en valores humanos formen la sociedad.

Puedo afirmar que somos los cristianos, los transmisores de esa doctrina que hace cambiar las vidas, y que teniendo una conversión genuina, hace proclamar el evangelio de Jesús.

Sean nuestros llantos de nuevo testamento, de rodillas y ayuno, de testimonio y confesión.

Cuántos han de ser llamados, para ser añadidos a la iglesia para ser salvos.

Y estaremos ciegos, los que sin nombrar promiscuidades y degeneraciones, no cumplimos con las obligaciones de ser siervo del Altísimo.

El decreto actual profetizado en la Santa Biblia, nos ha de ser noticia, ya que el que erra, voluntariamente ignora las Escrituras y el poder de Dios.

Por la misericordia de Dios, están los privilegiados que tienen acceso a internet, donde es tal la bendición de mensajes bíblicos, lectura de las Sagradas Escrituras y proclamación de las Buenas Nuevas, que nadie tendrá excusa. Y ciertamente muchos no tan privilegiados, ni saben leer, ni tienen acceso a internet.

Que no quebranten el pacto sempiterno de predicar el evangelio a toda criatura, quienes conociendo, olvidan ser guiados por el Espíritu Santo.

El derramamiento del Espíritu de Dios es tan real, que somos los convertidos los que testimonialmente hemos de predicar. Y el libro de Joel nos es más que revelador, ya que actualmente el decir soy pentecostal, es un orgullo. Y quienes se ofenden al oir tal confesión de quien por convertido da testimonio, vigilen, y no se revelen en ceguera y maldad, porque como dicen los evangelios, el evangelio es locura para los que se pierden.

Sé soñador, y un prometedor predicador, con tu experiencia personal, y hablando a los demás del evangelio de salvación y promesas. Y que como dijo Pablo, yo sé en quien he creído, así sea tu proclama.

Cuántas ciudades y pueblos se están degenerando con maldades y pecados públicos.

Cuántos países se están degenerando, y de una manera propagandística. Como si ser votante anticrisitiano, no trajera consecuencias.  Y han de ser decisivas, las posturas de los representantes políticos a nivel de fe  cristiana.

Pugnas entre el bien y el mal, y lo que en principio es moral o no porque lo dicta la conciencia, determinará el futuro. Que haya hombres y mujeres clamando en sus casas y en sus iglesias por la misericordia de Dios.

Antonio Martinez de Ubeda

Deja un comentario y a la mayor brevedad le responderé.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s