Definición de Ser/persona en la trinidad parte 6


Definición de Ser/persona en la trinidad parte 6

Autor: Paulo Arieu

¿Existe subordinación en la Trinidad?

Aparentemente hay una subordinación dentro de la Trinidad con relación al orden pero no en sustancia o esencia. Podemos ver que el Padre es primero, el Hijo es el segundo y el Espíritu Santo es el tercero. El Padre no es engendrado, pero el Hijo si lo es (Jn 3:16); el Espíritu Santo procede del Padre (Jn. 5:26), el Padre mandó al Hijo (1 Jn 4:10), el Hijo y el Padre enviaron al Espíritu Santo (Jn. 14:26; 15:26). El Padre crea (Is. 44:24), el Hijo redime (Gál. 3:13) y el Espíritu Santo santifica. (Ro 15:16).

Esta subordinación en cuanto al orden no significa que cada uno de los miembros de la Divinidad no es igual o divino. Por ejemplo, vemos que el Padre mandó al Hijo. Esto no significa que el Hijo no sea igual al Padre en esencia y naturaleza divina. El Hijo es igual al Padre en Su divinidad pero inferior en Su humanidad. Una esposa está supuesta a estar sujeta a su marido, pero esto no niega la humanidad, esencia o igualdad de ella. En otra analogía, un rey y su siervo, comparten la naturaleza humana. Sin embargo, el rey manda al sirviente para que haga su voluntad (la del rey). Jesús dijo: “Porque he descendido del cielo, no para hacer mi voluntad, sino la voluntad del que me envió.” (Jn 6:38). Claro está, que Jesús ya es Rey, pero la analogía muestra que cuando es mandado, esto no significa que es diferente en naturaleza de aquel que lo envió.

Los críticos de la Trinidad verán esta subordinación como prueba de que la Trinidad es falsa. Ellos razonan que si Jesús fuera verdaderamente Dios, entonces, Él sería completamente igual a Dios el Padre en todas las áreas y por lo tanto, no estaría subordinado al Padre de ninguna manera. Pero esta objeción no es lógica. Si miramos la analogía del rey y su siervo, ciertamente no diríamos que el sirviente no es humano debido a que fue mandado. Ser mandado no niega la igualdad en esencia. Por lo tanto, el hecho de que el Hijo fue mandado no significa que Él ya no es más divino. Cuando mi esposa me manda a traer la leche y el pan, no significa que dejó de ser humano.

Cita F.Lacueva que

Como Dios es un Ser Infinito y, al mismo tiempo, Purísimo = Ser sin mezcla de no-ser: sin mancha, sin límites, sin accesorios que se adhieran al Puro-Ser, nuestro entendimiento (impuro, limitado, encasillado en una zona del ser) no puede captar toda la grandeza y belleza espirituales de ese Infinito y Purísimo Ser. Por eso, la Biblia nos presenta, de boca del propio Yahweh (Éx. 34:6-7) el recuento de aquellas perfecciones con las que Él mismo quiso que su pueblo lo reconociera, adorara y sirviera. [0]

¿Es esto confuso?

Otro punto importante acerca de la Trinidad es que su concepto puede ser difícil de entender. Pero ésta no necesita un argumento contra su validez. Al contrario, el hecho de que es difícil es un argumento para su verdad. La Biblia es la revelación misma de un Dios infinito. Por lo tanto, estamos obligados a encontrarnos con conceptos difíciles de entender; especialmente cuando tratamos con un Dios impenetrable, el cual existe en todos los lugares al mismo tiempo. Así que cuando vemos descripciones y atributos de Dios manifestados en el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo, descubrimos que una explicación comprensible y entendible de la esencia y naturaleza de Dios no es posible hacerla. Sin embargo, lo que hemos hecho se deriva de las verdades que se encuentran en la Escritura las cuales podemos tomar y combinar en la doctrina que llamamos Trinidad. La Trinidad es, en gran medida, un misterio; después de todo, estamos tratando con Dios Mismo.

Las personas cultas y educadas minimizan la verdad bíblica para hacer a Dios comprensible y entendible para las mentes de ellos. Para este fin, ellos usan la Palabra de Dios en su propio razonamiento lo cual termina en un error.

Debemos reconocer que “quien hace teología, por mucho que procure ajustrase a ella, tiene que reconocer el abismo que existe entre sus palabras y las de Dios.” [1] Y reconozcamos que “Hablar acerca de Dios es acercarse al Misterio mismo de las edades. Es como mirar el sol: corremos el peligro de abrasarnos los ojos. Hablar acerca de Dios es prorrumpir en alabanzas, y luego callar en sobrecogimiento.” [2]

Un buen ejemplo de ello en nuestra literatura es la siguiente estrofa de Zorrilla

“Señor, yo te conozco! Mi corazon te adora. Mi espiritu de hinojos ante tus pies esta. Pero mi lengua calla,porque mi lengua ignora los canticos que llegan al grande Jeohvá.”[3]

En estos siguientes versículos, que son usados con frecuencia, podemos ver para demostrar que la doctrina de la Trinidad es definitivamente bíblica.

  • Mat 28:18: “Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo.”
  • 1 Cor. 12:4-6:”Ahora bien, hay diversidad de dones, pero el Espíritu es el mismo. 5Y hay diversidad de ministerios, pero el Señor es el mismo. 6Y hay diversidad de operaciones, pero Dios que hace todas las cosas en todos, es el mismo.”
  • 2 Cor. 13:14: “La gracia del Señor Jesucristo, el amor de Dios y la comunión del Espíritu Santo sean con todos vosotros. Amén.”
  • Ef. 4:4-7:”un solo cuerpo, y un solo Espíritu, como fuisteis también llamados en una misma esperanza de vuestra vocación; 5un Señor, una fe, un bautismo, 6un Dios y Padre de todos, el cual es sobre todos, y por todos, y en todos.”
  • 1 Pe. 1:2: “elegidos según la presciencia de Dios Padre en santificación del Espíritu, para obedecer y ser rociados con la sangre de Jesucristo: Gracia y paz os sean multiplicadas.”
  • Judas 20-21: “Pero vosotros, amados, edificándoos sobre vuestra santísima fe, orando en el Espíritu Santo, 21conservaos en el amor de Dios, esperando la misericordia de nuestro Señor Jesucristo para vida eterna.”

Continúa….

————-

Notas

[0] Profesor Francisco Lacueva Lafarga, CURSO PRACTICO DE TEOLOGIA BIBLICA 2, pag 61, ed. Clie

[1] Justo L.Gonzalez – Zaida Maldonado Perez,Introduccion a la teologia cristiana, pag. 29 ,Abdigdon Press Nashville E.U

[2] Ibid,pag. 29

[3] Ibid

Deja un comentario y a la mayor brevedad le responderé.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s