La Biblia es inerrante


La Biblia es inerrante

Autor: Paulo Arieu

Ya hace algunos meses ya que me estoy congregando con mi esposa acá en Tampa en una iglesia de la convención Bautista del Sur en Tampa, Florida. Cuando vino a visitarme el pastor de la iglesia,una de las cosas que le cité, fue mi convicción personal sobre esta doctrina. No me dijo absolutamente nada. Solo se me quedo mirando en silencio, Seguramente se habrá quedado pensando, pero en que se quedó pensando,no lo sé. Solo Dios lo sabe.

Recuerdo cuando escuché por primera vez acerca de esta doctrina en el instituto bíblico Jorge Muller en Argentina, me quedé sorprendido. Nunca antes la había escuchado. Si había escuchado y leído muchas críticas hacia la Biblia por parte de ateos/agnósticos y científicos evolucionistas. Pero jamas había escuchado que la Biblia es inerrante; jamás había oído nada parecido en ningún centro de estudios. Aunque yo ya había estudiado en otros centros académicos y todos ellos de suficiente prestigio y buen nivel doctrinal.Confieso que al principio me costó un poco aceptar esta doctrina al principio, pero fueron pasando los días, y me rendí a ella, por su peso lógico. Los debates con escépticos habían sembrado la duda en mi interior sobre la veracidad de la Biblia. Pero gracias a Dios que la verdad pudo prevalecer en este caso y me ayudó mucho el poder conocer y asimilar lógicamente esta doctrina en debates posteriores y en cuestiones de fe de nuestros dogmas cristianos.

Yo personalmente no condeno ni rechazo a nadie que no acepta como válida esta doctrina, ya que entiendo que Jesucristo sigue siendo la creencia mas importante de nuestra fe. Además no es un requisito sine qua non para ser cristiano; pero no puedo dejar de preguntarme como llegar a ser un buen evangélico si no se está seguro de la Biblia, que es inspirada por Dios e inerrante ?

La inerrancia es una doctrina importante, cuya negación o comprensión errónea, puede resultar en errores serios en doctrina y conducta.(p.88). Pero

“definiciones para la inerrancia no abundan”, dice Ryrie.

Leamos lo que escribe Ryrie

¿Puede uno ser evangélico y negar el concepto pleno de la inerrancia? La respuesta es sí, simplemente porque algunos evangélicos lo hacen. Hablando estrictamente, un evangélico es uno que cree el Evangelio. ¿Puede uno ser cristiano y no aceptar el concepto de la inerrancia? Por supuesto, y sin duda muchos caen en esa categoría. Ser cristiano significa estar relacionado correctamente con Cristo. ¿Puede uno ser bíblico y negar la inerrancia? No, si es que la Biblia enseña su propia inerrancia.(p.87)

La revelación especial como ahora se halla en la Biblia provee el contenido del mensaje de Dios al mundo. La inspiración concierne al método que Dios empleó para realmente fijar ese contenido en las Escrituras. La inerrancia se relaciona con la precisión de esa transcripción.(p. 74)

Los errantistas consideran que “inerrancia” equivale a infalibilidad y, entonces, limitan su alcance a asuntos de fe y práctica o revelacionales o al mensaje de la salvación.  Es decir, hay errores históricos y científicos en la Biblia, pero no he encontrado ninguno en asuntos de fe y práctica.  A lo menos, esta es una distinción sincera entre la infalibilidad y la inerrancia. El Pacto de Lausana declaró a la Biblia “inerrante en todo lo que afirma”. Sin duda, la frase es flexible; puesto que permite errores en áreas como la creación, donde, de acuerdo a algunos intérpretes, la Biblia no está afirmando hechos históricos. Tanto los “inerrantistas” como los “errantistas” pudieran subscribir esa declaración.

El Concilio Internacional sobre la Inerrancia Bíblica, en su declaración de Chicago, afirmó la inerrancia en una breve declaración que establece que “la Escritura es sin error o defecto en toda su enseñanza…” .Entonces siguieron diecinueve artículos para describir y explicar la inerrancia. Esta breve declaración sería insatisfactoria para los errantistas. Si hubiera alguna duda acerca de eso, ciertamente la elaboración de diecinueve artículos impediría que los errantistas estuviesen de acuerdo con ella.

El diccionario define “inerrancia”* como carecer de error. La mayoría de las definiciones comparten esta descripción negativa. La pregunta que surge de esta definición es: ¿Qué cosa es el error? ¿Puede la Biblia usar aproximaciones y aun así estar sin error? ¿Puede un escritor del Nuevo Testamento citar libremente del Antiguo y afirmar que la cita resultante carece de error? ¿Puede un escritor bíblico usar el lenguaje de la apariencia sin comunicar el error?

¿Pueden existir narraciones diferentes del mismo evento, sin incluir error? Es cierto que la información de la Escritura a menudo incluye aproximaciones, citas libres, el lenguaje de las apariencias, y narraciones diferentes del mismo suceso. ¿Puede esta información respaldar una definición de la inerrancia tal como “carecer de error”? Obviamente, la información y la definición tienen que armonizar si esa es la definición correcta de lo que la Biblia enseña en cuanto a su propia inerrancia. Posiblemente la tensión desapareciera si definiéramos la inerrancia positivamente: La inerrancia de la Biblia simplemente significa que la Biblia dice la verdad. La verdad puede incluir e incluye aproximaciones, citas libres, el lenguaje de las apariencias, y narraciones diferentes del mismo evento, mientras que éstos no se contradigan. (p.92-93)

La Biblia es “inerrante” en el sentido de que ella dice la verdad, y lo hace sin error en todas sus partes y con todas sus palabras.(p. 94).

Si la Biblia no es verídica, entonces el trinitarianismo es un error y Jesucristo no es quien El afirmó ser. No llegamos al conocimiento acerca de la Trinidad o de Cristo por medio de la naturaleza o de la mente humana. Y no podemos estar seguros de que lo que aprendemos en la Biblia acerca del Dios trino es cierto si no creemos que la fuente misma que utilizamos es confiable. De modo que, la creencia de que la Biblia es verídica es la presuposición básica.”.(p.16)

Inerrancia y tradición

Y que dice la tradición cristiana de siglos anteriores respecto a esta doctrina? Tiene algo importante para aportarnos a nuestros días o son simplemente nuevas lecturas de la biblia, respuestas dogmáticas a la ciencia,filosofías, o que?

Una excusa para diluir la importancia de la inerrancia es que, puesto que no poseemos ninguno de los manuscritos originales de la Biblia, y puesto que la inerrancia está relacionada solamente con los originales, la doctrina de la inerrancia solamente es teórica y, por lo tanto, no es esencial. Nosotros no poseemos ninguno de los manuscritos originales de la Biblia, y la doctrina de la inerrancia, como la de la inspiración, se le atribuye solamente a los manuscritos originales, y no a ninguna de las copias. Las dos premisas anteriores están correctas, pero esas premisas particulares no comprueban en ninguna manera que la inerrancia sea una doctrina no esencial.

Obviamente, la inerrancia se puede afirmar solamente con relación a los manuscritos originales, porque sólo ellos vinieron directamente de Dios bajo la inspiración. La primera copia de una carta de Pablo, por ejemplo, fue en realidad solamente una copia, y no la original que Pablo mismo escribió o dictó. Tanto la inspiración como la inerrancia se atribuyen solamente a los originales.

Pero ¿reclamaría un errantista que la inspiración es una doctrina no esencial basándose en que no tiene los originales y que no le atribuye la inspiración a las copias? Yo creo que no. Entonces, ¿por qué lo dice de la inerrancia?

Otro argumento es que la inerrancia es una doctrina reciente que no le preocupaba a la iglesia anteriormente; por lo tanto, tampoco tenemos que preocuparnos de ella hoy en día. El argumento de la historia de la iglesia parece asomar su cabeza casi cada vez que se discute cualquier doctrina. Si la doctrina se enseñó en tiempos antiguos, esto supuestamente la hace más aceptable. Si, por otro lado, no ha sido enseñada hasta los años más recientes, entonces se cuestiona.

Por supuesto, el argumento mismo no es válido. La veracidad o no veracidad de cualquier doctrina no depende de si fue enseñada en la historia de la iglesia o no. Su veracidad depende solamente de si la Biblia la enseña o no. Ahora bien, admitimos que una enseñanza que nunca se ha oído pudiera levantar sospecha; pero, la Biblia, no la historia de la iglesia, es la norma por la cual todas las enseñanzas se tienen que medir.

Aun así, la excusa de la historia persiste con la doctrina de la inerrancia. Es reciente, dicen ellos; por lo tanto, el debate debe cesar.

Algunos dicen que la inerrancia se originó con B.B. Warfield, en Princeton, hacia fines del siglo diecinueve. Otros alegan que Turretin, un teólogo luterano, la inició justamente después de la Reforma.

En realidad, ninguno de los dos hombres la inició. Nosotros creemos que Cristo enseñó la inerrancia, y lo mismo hizo el apóstol Pablo. Además, Agustín, Tomás de Aquino, los reformadores, y otros grandes hombres la sostuvieron a través de la historia de la iglesia. Admitimos que tal evidencia de la historia no valida la doctrina (las enseñanzas de Cristo y de Pablo sí lo hacen), pero sí invalida la alegación de que la inerrancia es un invento reciente.

a) Por ejemplo, Agustín (354–430) claramente declaró que

las consecuencias más desastrosas tienen que seguir a nuestro creer que cualquier cosa falsa se encuentre en los libros sagrados. Esto es decir que los hombres por medio de los cuales la Escritura nos ha sido dada y a quienes se les encomendó escribirlas; pusieron en estos libros alguna cosa falsa. Si usted una vez admite que haya en tan alto santuario de autoridad una declaración falsa, no quedará ni una sola sentencia en esos libros, que, si pareciera a cualquiera difícil de practicar o creer, no fuera, por la misma regla fatal, refutada como una declaración en la cual el autor, intencionalmente, declaró lo que no era verdad” (Epistula, p. 28).  Aquí, en términos antiguos, está la teoría del dominó.

b) Además, Tomás de Aquino (1224–1274) dijo claramente que

nada falso puede estar detrás del sentido literal de la Escritura” (Summa Teológica, I, 1, 10, ad 3).

c) También, Lutero declaró:

Las Escrituras nunca se han equivocado” (Works of Luther, XV: 1481).

d) Juan Wesley, el fundador del metodismo, escribió:

No, si hay algunos errores en la Biblia, muy bien pudiera haber mil. Si hay una falsedad en ese Libro, no provino del Dios de la verdad” (Journal VI, 117).

¿Cómo puede cualquiera decir, entonces, que la inerrancia es un invento reciente? Pero aun si lo fuese, todavía pudiera ser una doctrina verdadera. Solamente la Biblia, no la historia, nos lo puede decir.

Es importante esta doctrina

Todavía muchos insisten en que la inerrancia es insignificante, inaplicable o innecesaria para la fe. Por lo tanto, todo el furor que se ha levantado sobre ésta es meramente una tempestad en un vaso de agua, y aquellos que insisten en ella están perturbando la paz de la iglesia.

Pero esto simplemente no es el caso. La inerrancia es una cuestión crucial, pues si la Biblia no está completamente libre de error, entonces tiene que contener por lo menos un error. Ahora bien, si todos pudiéramos llegar a un acuerdo acerca dónde está ese error, entonces es concebible que se pudiera tolerar el problema, pero si la literatura actual sirviera de pauta,  entonces existirían como veinte candidatos para ese solo error, y eso significa que pudiera haber a lo menos veinte errores. Y si existieran unos veinte errores, entonces la cuestión llega a ser: ¿Cómo puedo yo confiar en la Biblia después de todo?

Así que la inerrancia no es algo insignificante.

Consecuencias

La famosa ley de causa y efecto, tambien conocida como “lo que siembras, cosechas”, está también presente al abandonar o no considerar esta doctrina en su importancia. Porque, cuando se niega la inerrancia, uno puede esperar algunas consecuencias tanto en las áreas doctrinales como en las prácticas.Todo en esta vida tiene una consecuencia.

a) Cuestiones doctrinales

Hay algunos asuntos doctrinales que pueden ser afectados por negar la inerrancia, incluyen los siguientes: (pag. 88)

  • (1) Una negación de la caída histórica de Adán.
  • (2) Una negación de los hechos de las experiencias del profeta Jonás.
  • (3) Que se quiten algunos de los milagros tanto del Antiguo Testamento como del Nuevo basándose en cualquier explicación.
  • (4) Una negación de la paternidad literaria mosaica del Pentateuco.
  • (5) Una creencia en dos o más autores para el libro de Isaías.
  • (6) Un flirtear con la teología de la liberación o aceptación de ella con su redefinición del pecado (como social en vez de individual) y de la salvación (como política y temporal en vez de espiritual y eterna).

b) Cuestiones de fe y conducta

Hay algunos errores de estilo de vida que pueden seguir a una negación de la inerrancia, incluyen los siguientes.

  • (1) Un punto de vista licencioso sobre la seriedad del adulterio.
  • (2) Un punto de vista licencioso sobre la seriedad del homosexualismo.
  • (3) Un punto de vista licencioso sobre el divorcio y nuevo matrimonio.
  • (4) Una reinterpretación “cultural” de algunas de las enseñanzas de la Biblia (e.g., sobre las mujeres, sobre la obediencia civil).
  • (5) Una tendencia a mirar la Biblia a través de una rejilla psicológica moderna.

Conclusión

Lo invito a reflexionar sobre este tema y sobre sus convicciones respecto a la Palabra de Dios. Pienso como importante en lo que Ryre expreso cuando dijo que

“la inerrancia es una doctrina importante, cuya negación o dilución puede resultar en errores serios en doctrina y conducta.”, como ya les expuse. (pag.88).

Permitame decirle que ademas de estos peligros que le nombre, siguiendo las explicaciones de la “teologia basica” de C.C.Ryrie,esta el tremendo problema de la autoridad de fe en nuestras vidas. Si la Biblia no es inspirada por Dios o no es confiable, en quien confío entonces? En nuestras tradiciones ? Son ellas acaso inspiradas por Dios, son tan confiables como la Biblia ? Las tradiciones de que iglesia,o de que religión? Porque debo obedecer las enseñanzas de la Biblia y no también las del Corán ? Si hay millones de personas que las siguen y viven sus vidas en sus culturas y creen en un dios monoteísta como nosotros. En la Torah, en el Talmud, o en quien confío entonces? Si la Biblia no es confiable, necesitamos entonces de un ente regulador que nos ayude a interpretarla y nos diga como debemos leerla, con que lentes hacerlo o en base a que reglas. Necesitamos nosotros un líder monárquico tipo Big Brother que nos diga que dice la Biblia o que debemos hacer o creer ? Es el hombre el dueño de nuestras conciencias ? O es Dios el Señor de nuestras vidas y la Biblia su Palabra revelada?

Diremos nosotros

“Habla o Jehová que tu Siervo oye?”

En estos días se celebra un nuevo aniversario de la Reforma Protestante. Permitame compartirle en honor a estos hombres, héroes de la fe cristiana, aunque de carne y hueso como ud y yo, por cierto con firmes convicciones dignas de imitar en este tiempo,una expresión relacionado con Juan Calvino.

Por el año 1534, cuando tenía veinticinco años, tuvo lugar la «súbita conversión». Esto se deduce de sus propios escritos en ese año, es decir, los Prefacios (publicados en 1535) al Antiguo y Nuevo Testamento en la traducción francesa que, con la ayuda de Calvino, había preparado su primo Roberto Olivetan, y su tratado titulado Psychopannychia, en el cual esforzadamente refuta la doctrina de ciertos anabaptistas de que entre la muerte y la Venida del Señor el alma está en un estado de sueño inconsciente, o incluso comparte la muerte del cuerpo. (Este trabajo realmente no apareció impreso hasta ocho años más tarde.) En él se nota inmediatamente que su llamamiento está dirigido a la suprema autoridad de la Sagrada Escritura como infalible Palabra de Dios, pues desde el principio emprende la tarea de probar su posición por «claros pasajes de la Escritura», para los cuales demanda que la humana sabiduría y la filosofía cedan un lugar. La sola Escritura (sola Scriptura), ese fundamental principio de la Reforma, ya ha sido captado y apropiado por Calvino. Y a él permanecerá inflexiblemente leal hasta su muerte.[1]

Podremos nosotros también identificarnos, en las épocas de oscuridad espiritual cuando estas lleguen al mundo, junto con aquellos reformadores que proclamaron  con fe y sinceridad su plena confianza en las Escrituras (Sola Scriptura)? Podremos permanecer firmes en esa santa convicción hasta el fin de nuestros días?

Firmes y adelantes, huestes de la fe, sin temor alguno, que Jesús nos ve….(Estrofa de un Himno evangélico)

Concluyamos finalmente que la Biblia es la Palabra de Dios y ella es inerrante; porque sino fuera así, no tendríamos autoridad para decir que es Palabra de Dios y nadie estaría obligado a guardar sus enseñanzas. Claro que hay un contexto cultural, claro que si, y un idioma hebreo/arameo/griego. Los copistas no son inerrantes,la Biblia si. No habría autoridad entonces, dependeríamos de lo que Dios le revelara a alguien, para decirnos lo que es correcto y que no. O de un hombre infalible, como el Vaticano entiende que es el Papa actual.

Es por eso que al leer esta última reflexión, al exponer este punto de vista, solamente buscamos que el Señor nos guie  a toda verdad, porque nosotros amamos, como dijo el salmista David:

  • Tu luz y verdad porque estas me guiarán”(Sal. 43:3)

Porque o la Biblia es inerrante e infalible o no hay autoridad absoluta en la iglesia de Jesucristo. Son todos hombres los que interpretamos y también lo son los líderes que gobiernan las iglesias cristianas. Como decirle al mundo que Dios dijo, cuando quizás el autor lo creyó así, en su misticismo? No. La biblia Es inerrante. Esto es perfectamente lógico que asi sea, aunque es un dogma de fe. Si no podés aceptar las doctrinas históricas de la biblia como infalible, te hundis en el pantano de la subjetividad liberal, modernista. Aceptar lo contrario nos llevará  al relativismo teológico o a la incertidumbre existencial, o al agnosticismo escéptico secularizante de nuestros días.

Fíjese ud. acerca del problema que hay a la hora de dialogar con el Vaticano, que no es que no ellos no creen en la biblia, sino que la ponen a la misma altura que sus tradiciones. Y allí está un gravísimo error. Y ante la disyuntiva que nos presenta la Iglesia Catolica Romana en el actual diálogo ecuménico, si Biblia o tradición, decimos con el mayor de los respetos, que Solo la Biblia es Palabra de Dios, inerrante e inspirada por El. La tradición/tradiciones puede ser buena, pero deben ser leidas a la luz de la Palabra de Dios. Como se hace esto? Bueno, esto será tarea de los exegetas de cada institución cristiana el procurar tener en cuenta la exhortación paulina a su dicípulo Timoteo “guarda la sana doctrina” , y procurar acercarse a la biblia con el mayor de los respetos, teniendo en cuenta que Dios nos habló por ella y que el mantenerse en la verdad es un arduo trabajo exegetico, reconociendo “que en la multitud de consejeros abunda la sabiduría.”

Usted necesita dejar que la Biblia se interprete a sí misma en esta cuestión, y en todas las demás preguntas cruciales.

Creo que deberíamos estar todos los creyentes fieles, el decir como dijo Johh Huss,un sacerdote católico mártir de Cristo.

Dios Todopoderoso es testigo que de todo corazón y con toda mi mente estoy dispuesto a cambiar mis creencias si el concilio puede mostrarme con la Biblia en la mano que estoy en un error”.[2]

La hoguera acabó con su vida,mas no pudo matar su testimonio,ni su alma que descansa en el gozo del Señor. Creo que deberíamos reflexionar nuevamente en estos tiempos, como también lo hizo seguramente Martin Lutero, por la verdad de la inerrancia gloriosa de la Palabra de Dios,como ya cité.

Martín Lutero no fue un hombre perfecto, y desde la perspectiva actual tampoco la totalidad de su pensamiento.Pero si creo que fue “un siervo fiel”, que supo dejarse usar por el Señor en el momento justo.

Hay algo que yo si creo también con mucha firmeza, y es que en este tiempo en el que nos ha tocado vivir,  todos los crisitanos deberían de preguntarse con sinceridad

¿cómo puede una iglesia ser una iglesia verdadera y fiel, si no se sostiene la sola Escritura, no está comprometida con un evangelio bíblico, y no existe para la gloria de Dios?” [3]

Porque, yo creo que

Una iglesia sin estas convicciones ha dejado de ser una iglesia verdadera, cualquier otra cosa que sea.” [4]

Dice la historia que en la lóbrega prisión se escuchó un fuerte grito: ¡John Huss!  Al llamado del guardia, salió de la oscuridad una figura vacilante. Aquel hombre dio varios pasos hasta pararse en la luz del sol que le lastimaba los ojos. Sus visitantes eran varios obispos que de nuevo tratarían que Huss se retractara de sus convicciones reformistas.

Junto al grupo de clérigos venía su amigo Lord John de Clum, Cuando estaban a unos pasos, de Clum corrió hasta donde estaba Huss y le dijo:

Maestro Huss, si sabe que es culpable de cualquiera de los cargos que se le imputan, no sienta vergüenza de admitir que estaba equivocado y cambie de parecer”. [5]

Lord John de Clum hizo una pausa. Buscaba las palabras que le dieran fortaleza a su amigo Huss y le dijo:

Por otro lado, por favor no traicione su conciencia. Es mejor sufrir el castigo y el martirio que negar lo que uno está convencido que es la verdad”.  [6]

Con lágrimas en los ojos John Huss miró a su amigo y le dijo:

Dios Todopoderoso es testigo que de todo corazón y con toda mi mente estoy dispuesto a cambiar mis creencias si el concilio puede mostrarme con la Biblia en la mano que estoy en un error”. [7]

Al oírlo, los obispos murmuraron entre ellos mismos diciendo:

¿Ven lo terco que es? Está lleno de orgullo. Le da mas valor a lo que piensa y no le importa lo que piensa la iglesia”. “No está dispuesto a cambiar, seguirá en su error”. [8]

Viendo que ni la amenaza de muerte era suficiente para que Huss cambiara de parecer, le ordenaron a sus carceleros que lo llevaran de vuelta a su celda. El día siguiente sería sentenciado a muerte y quemado vivo.

La historia narra que durante el juicio, su amigo John de Clum lo confortó grandemente e incluso buscó varias formas de salvarlo de la muerte, pero John Huss prefirió morir antes que negar las verdades que había aprendido de la Biblia.[9]

Si le comparto este tema, estimado lector, es porque estoy totalmente convencido que cielo y tierra pasaran pero la palabra de Dios permanecerá , porque es eterna. Yo le ruego y le invito a reflexionar aún mas sobre este tema.

Soli Deo Gloria.

Dios te bendiga

————

Notas

Todas las referencias ente parentesis pertenecen al libro Charles C. Ryrie,Teologia Basica,.

[1] Juan Calvino Profeta Contemporaneo”,  compilado por Jacob  T. Hoogstra

[2] http://spanishnewtestament.com/heroes/JoHuss.html

[3] http://evangelio.wordpress.com/2011/04/13/la-reforma-y-por-qu-es-importante-para-nosotros-2a-parte/

[4] Ibid

[5] http://spanishnewtestament.com/heroes/JoHuss.html

[6] http://spanishnewtestament.com/heroes/JoHuss.html

[7] http://spanishnewtestament.com/heroes/JoHuss.html

[8] http://spanishnewtestament.com/heroes/JoHuss.html

[9] http://spanishnewtestament.com/heroes/JoHuss.html

B. Consultada

  • Charles C. Ryrie,Teologia Basica, ed. Unilit
  • Juan Calvino Profeta Contemporaneo”,  compilado por Jacob  T. Hoogstra

Un comentario en “La Biblia es inerrante

Deja un comentario y a la mayor brevedad le responderé.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s