Nietzche y Juan de la Cruz


Antitesis ideologica entre nietzsche y san juan de la cruz

Arturo Gudiño

No cabe duda que el intelecto humano ha contado con la libertad suficiente para elaborar todo tipo de ideas, teorías, principios, e incluso dogmas y estructuras filosóficas de la más variada naturaleza. En la exploración de la propia existencia, los hombres se han planteado conjeturas y han inventado todo tipo de respuestas respecto a su origen y a su destino.

En esa interrogante, siempre presente en el cerebro humano, se han dado cita muchas ideas contradictorias, pero a menudo elaboradas con empeño y decisión.

Una de tantas contradicciones que aparece en el universo de la cultura, es la que se nos muestra en dos obras maestras no contemporáneas de la literatura universal:El Anticristo de Nietzsche y la obra poética de San Juan de la Cruz.Mediante esta comparación hipotética, deseamos hacer una confrontación ideológica entre dos modos completamente diferentes de ver el mundo. Se trata del escepticismo versus la fe; la duda metódica versus la entrega espiritual; la ciencia y el dogma.

Unos y otros han formado parte del desarrollo de la humanidad, siguiendo estando presentes en nuestro mundo de las maneras más insospechadas.San Juan de la Cruz (1542-1591) es el poeta místico por excelencia, un reformador religioso que predicaba la total adherencia a la regla Carmelita.

Con la ayuda de Santa Teresa estableció en 1568 el monasterio de los frailes descalzos; sin embargo, fue encarcelado y torturado por sus propios correligionarios debido a que consideraban extremas sus reformas. Fue durante sus nueve meses de cautiverio, y un poco después de éste, que escribió sus 26 poemas memorables. En ellos se plasman sus visiones místicas las cuales van emparentadas, tal vez involuntariamente, con una fuerte dosis de erotismo y sensualidad.

Friedrich Wilhelm Nietzsche (1844-1900) es, por su parte, una figura histórica muy complicada. Atacó todos los ideales de su época, desde el cristianismo hasta las convenciones morales, pasando por la compasión por los débiles y el racionalismo. Sin embargo, él mismo aconsejaba que no era necesario, ni aconsejable, el que sus lectores coincidieran con sus ideas. Se cuenta que cuando Nietzsche tenía cinco años de edad murió su padre, y el niño fue criado por unas parientes devotas –hecho que ha sido asociado con su posterior ataque, tanto a las mujeres como a la religión. Hay puntos en la doctrina nietzscheana que son esencialmente fascistas, lo cual fue aprovechado de manera oportunista por los ideólogos nazis.

Vale la pena recordar que Nietzsche llegó a oponerse a ideas como el nacionalismo, los ejércitos permanentes, el Imperio Germano, el racismo y el poder político. Pasando ahora a los aspectos ideológicos de cada uno de estos pensadores, podemos decir que, a través de la obra poética de San Juan de la Cruz, se lleva a cabo un auténtico romance entre el alma humana y la divinidad. A través de la contemplación solitaria se da un gozo espiritual, la cual nos lleva a la visión mística, y es como un afán de ver la gloria antes de tiempo.

En esta ardiente búsqueda no hay más guía que la fe, sin importar que dentro del mundo real no se perciba más que una “noche oscura”. Esa vida celestial eterna se promete después de la muerte, invitando a no tratar de entender este misterio, sino nada más gozarlo.

Por otra parte, San Juan de la Cruz incluye en su poesía a personajes como la Virgen María y a otros protagonistas del evangelio (“in principio erat verbum”).Por su parte, en El Anticristo, Nietzsche hace un ataque frontal contra el cristianismo y todo lo que de él se deriva.

Hace cuestionamientos del tipo: “¿Qué es la moral judía, qué es la moral cristiana? [no es más que] el azar que ha perdido su inocencia; la desgracia, impurificada por la idea del pecado; el bienestar, interpretado como peligro, como tentación; el malestar fisiológico, envenenado por el gusano de la conciencia”; o también afirma “no ha existido más que un cristiano: el que murió en la cruz”; “una religión que ha predicado mentiras sobre el cuerpo y […] que ve la salud como una especie de enemigo, de demonio y de tentación, que hay que combatir”; “la compasión pone trabas a esa ley de la evolución que es la selección”.Hagamos entonces un ejercicio de confrontación teórica entre dos pensadores, que ciertamente no fueron contemporáneos, pero cuyas doctrinas se muestran hoy en día abiertamente antitéticas, y también vigentes para todos aquellos que apoyan su peso, en uno u otro platillo de la balanza.

Si extraemos algunos fragmentos de la poesía de San Juan de la Cruz (SJC), y a continuación elucidamos la respuesta que posiblemente hubiera dado Friedrich Nietzsche (FN) a partir de su Anticristo, este es el panorama que obtendríamos:De los poemas de San Juan denominados Canciones entre el alma y el esposo: SJC: “Mil gracias derramando, pasó por estos sotos con presura”. FN: “Todos los grandes espíritus son escépticos. […] El estar libre de convicciones de todo tipo y el poder mirar con libertad forman parte de la fortaleza”. SJC: “La soledad sonora, la cena que recrea y enamora” […] “Al adobado vino, emisiones del bálsamo divino”. FN: “En Dios la nada queda divinizada; se santifica la voluntad de la nada”.SJC: “Allí me mostrarías aquello que mi alma pretendía”.FN: “La esperanza constituye el peor de los males, el más genuinamente perverso: el que se quedó en el interior de la caja de Pandora”.De Noche oscura: SJC:Del alma que se goza de haber llegado al alto estado de la perfección, que es la unión con Dios, por el camino de la negación espiritual. “sin otra luz y guía, sino la que en el corazón ardía”; “oh noche amable más que alborada”.FN: “La decadencia de los valores del nihilismo […]

La voluntad nihilista que trata de hacerse con el poder”.DeLlama de amor viva: SJC: “¡Oh toque delicado, que a vida eterna sabe, y toda deuda paga! Matando, muerte en vida la has trocado”.FN: “Ese lamentable Dios del aburrido monoteísmo cristiano”.De Entréme donde no supe: SJC: “Entréme donde no supe, y quedéme no sabiendo, toda sciencia trascendiendo”; FN: “La ciencia hace a los hombres iguales a Dios, […] es el primer pecado, el germen de todo pecado, el pecado original”.SJC: “Un entender no entendiendo”. FN: “Una causa queda refutada en cuanto se la congela cuidadosamente”.SJC: “Es obra de su clemencia hacer quedar no entendiendo”FN: “La filología [es] el arte de leer bien; el poder leer los hechos sin falsearlos con interpretaciones, sin perder, por el ansia de comprender, la cautela, la paciencia y la sagacidad”.

De Que muero porque no muero: SJC: “Vivo sin vivir en mí, y de tal manera espero, que muero porque no muero”; FN: “Cualquier otro principio de elección, que se base, por ejemplo, en la sinceridad, en la inteligencia, en la virilidad, en el orgullo, en la belleza o en la libertad del corazón, pasará a ser automáticamente el “mundo”, el mal en sí”.SJC: “Sácame de aquesta muerte, mi Dios, y dame la vida”.FN: “El cristiano necesita la enfermedad, al igual que los griegos necesitan una salud pletórica”.

De Aunque es de noche: SJC: “Su claridad nunca es oscurecida, y sé que toda luz de ella es venida”. FN: “El odio a lo natural [es] la medida exacta de la decadencia”.De Romances: SJC: “Y quedó el verbo encarnado en el vientre de María”.FN: “[Cristo] Para el ardor femenino […] un santo hermoso; para el masculino, una hermosa doncella: la Virgen María […] Adonis y Afrodita”.De Glosas: SJC: “Porque, si de luz carezco, tengo vida celestial”.FN: “El cristianismo […] no tiene ningún punto de contacto con la realidad.”SJC: “Por toda dulzura nunca yo me perderé sino por un no sé qué que se halla por ventura”; “el que de amor adolece, del divino ser tocado que a los gustos desfallece”.FN: “El hombre está agradecido a sí mismo: por ello necesita un dios”.SJC: “Por ser tal su hermosura, que sólo se ve por fe”.FN: “La fe es la antítesis de la verdad”.SJC: “Lo que por el sentido puede acá comprenderse, y todo lo que entenderse, aunque sea muy subido”.FN: “Ser cristiano implica odiar la inteligencia, el orgullo, la valentía, el libertinaje del espíritu; odiar los sentidos, el gozo sensual, el placer en cuanto tal”.

Ahora bien, por más que el filósofo alemán haya querido resquebrajar las enseñanzas del cristianismo, éste ha perdurado, incluso a pesar de las contradicciones que se han suscitado entre sus diversas iglesias. Si éstas dejaran de existir, todavía quedarían los preceptos fundamentales de Jesús, haciendo eco en la conciencia de la humanidad, sobre todo en el mundo occidental. Por más que se haya demostrado la infalibilidad de los principios científicos, todavía los pueblos y los individuos necesitamos resolver graves problemas morales que nos aquejan.

Todavía hacen falta la compasión y la confianza, la serenidad espiritual y la esperanza con el fin de encontrar soluciones para las miserias humanas. Todavía es el amor la mayor de las fuerzas morales, sin cuyos beneficios muchos conflictos quedarían a la deriva. El amor sigue siendo la respuesta para muchas de nuestras angustias.

Vale la pena mencionar que Nietzsche atacó las premisas filosóficas del cristianismo, pero sobre todo su práctica clerical. No dudaba en denunciar al “envenenador profesional de la vida que es el sacerdote” porque, según el filósofo alemán, “el sacerdote resulta indispensable en todo momento, […] vive gracias a los pecados”. Pero entonces ¿qué ofrece Nietzsche a cambio, si no es el camino cristiano? Él nos habla ocasionalmente de otra opción, afirmando que “el budismo [lucha contra el dolor] más allá del bien y del mal” y que “no promete pero cumple, mientras que el cristianismo lo promete todo pero no cumple nada”.

También concuerda Nietzsche con las palabras de Zaratustra en cuanto que “[los mártires] han ido dejando un rastro de sangre en el camino que recorrieron, y en su locura predicaron que la verdad se demuestra con sangre”. Igualmente elogia el Código de Manú, en cuanto que enfatiza la preponderancia de los elementos aristocráticos, los filósofos y los guerreros.

Dedica también alabanzas a los griegos y a los romanos, a César Borgia y a los logros del Renacimiento.Y al final ¿qué nos quedaría después de una confrontación hipotética entre estos dos antagonistas? El escepticismo nietzscheano incentiva la objetividad en las labores de “la gaya ciencia”, pero no nos dice cómo combatir la crueldad y la intolerancia que se da entre individuos y entre naciones. En el punto actual de la Historia, los aristócratas y los guerreros nos han llevado a mirar la guerra como un negocio, dejando entrar sus horrores en nuestras casas como parte de la vida cotidiana. Por su parte, la fe ciega ha creado fanatismos que todavía subsisten en nuestros días, los cuales conducen a generar odios fratricidas y más guerras todavía.

Asimismo, la idolatría y la magia han impedido que algunos pueblos sean capaces de buscar nuevas opciones de prosperidad. Las preocupaciones por el más allá impiden poner énfasis en las soluciones que necesitamos en el más acá.Si bien el amor al prójimo sigue siendo una utopía, ciertamente deseable después de dos mil años de cristianismo, tal vez podríamos forjar ideales más al alcance de nuestra naturaleza humana. Sería bastante si al menos lográramos que se instauraran una paz y una armonía perdurables; si al menos cada persona respetara el derecho de los demás; si cada nación tratara con deferencia a las otras. El amor sigue siendo la respuesta, pero hay pasos intermedios que no hemos subsanado todavía.

Un buen punto de inicio podría ser el establecer un mundo sin fronteras ni religiones, por los cuales no habría que morir, o dejarse matar.Tal parece que no hemos encontrado la respuesta definitiva a las dudas y angustias de nuestra existencia. Pero quizá no debamos esperar la solución después de la muerte. ….

—–

http://suplementosabado.wordpress.com/2008/03/01/antitesis-ideologica-entre-nietzsche-y-san-juan-de-la-cruz/

Deja un comentario y a la mayor brevedad le responderé.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s