Acerca del ecumenismo


Acerca del ecumenismo

Dr. Pedro Martinez Sibaja
Dentro de los correos que me envían a diario me preguntaban que pensaba yo del ecumenismo que propone la Iglesia Católica.
Para responder esta pregunta debo decir primeramente que mi concepción personal ante temas doctrinales NO TIENE valor alguno, pues soy un mortal que vive por la misericordia y la gracia de Dios. Mis conceptos personales no valen un solo centavo.
Más bien creo que debemos referirnos a las Escrituras y alimentarnos con la posición valedera, la posición de nuestro Padre Celestial, antes de lanzar nuestros pensamientos y conclusiones en cuanto a temas tan sutilmente complejos.
Recordemos que el corazón del hombre es engañoso y que el camino que a nosotros nos parece el recto, es el camino que nos lleva a la muerte. Por eso deseo contestar basado en la Escritura y no en mi posición personal.
Primero debemos preguntarnos ¿Que es el ecumenismo? Para conocer su significado he decidido citar la definición del Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española que dice:
Ecumenismo. 1. m. Rel. Tendencia o movimiento que intenta la restauración de la unidad entre todas las iglesias cristianas.
Aparentemente suena sano “muy bonito” y hasta espiritual afirmar que Dios quiere la unidad entre “las iglesias cristianas” independientemente de su credo dogmático, pero veamos los fundamentos que el catolicismo romano coloca para afirmar que este movimiento hace parte de la mente de Dios y analicemos lo que la Escritura enseña.
Hay que aclarar lo siguiente. Dentro del inmenso mapa dogmático del cristianismo, hay denominaciones con las cuales compartimos un mismo Padre y por lo tanto una misma comunión: Bautistas, Metodistas, Calvinistas, algunos Arminianos, Reformados, Protestantes, etc….. Todos los creyentes, independiente de su denominación, si tienen como Señor a Jesucristo y guardan fielmente lo que la Escritura dice, pueden ser llamados hermanos, hijos de Dios.
Sin embargo, la fusión religiosa o ecumenismo romano que intenta la iglesia católica, NADA tiene que ver con el Plan de Dios.
Una de las citas que colocan para “justificar” que el Señor desea la unión entre todas las “religiones” es Juan 17. El versículo especifico es este, cuando Cristo dijo: “para que todos sean uno; como tú, oh Padre, en mí, y yo en ti, que también ellos sean uno en nosotros…”, Juan 17: 21.
Cristo no hacía referencia a una “alianza ecuménica” como la ha llamado Roma, pues son ellos mismos los que han fundado este peligroso movimiento que trata de reunir a todo tipo de creencias en una sola, y como es de esperarse, es a través de sujetarse a su autoridad eclesial de Roma (el Papa) mas no en la palabra bíblica.
Desde el inicio de la humanidad, desde cuando el pueblo santo de Dios, el pueblo de Israel salió de la cautividad de Egipto, Dios fue muy claro y enfático y le dijo al pueblo por medio del profeta más grande de la historia, Moisés, Dios les dijo: “NO HARÉIS como hacen en la tierra de Egipto, en la cual morasteis; ni haréis como hacen en la tierra de Canaán, a la cual yo os conduzco, NI ANDAREIS EN SUS ESTATUTOS. Mis ordenanzas PONDREÍS POR OBRA, y mis estatutos GUARDAREÍS, andando en ellos. Yo Jehová vuestro Dios. Por tanto, GUARDAREIS MIS ESTATUTOS Y ORDENANZAS (LOS CUALES ESTÁN EN LA ESCRITURA – énfasis mio), los cuales haciendo el hombre, vivirá en ellos”, Levítico 18: 3-5.
Por tanto, esa misma posición del Creador sigue siendo la misma en cuanto a hacer coaliciones espirituales con otras formas de creencia que se alejan total o parcialmente de la Palabra de Dios.
El Señor es inmutable, él no cambia. “Jesucristo es el mismo ayer, y hoy, y por los siglos”, Hebreos 13: 8, y si es el mismo es porque no cambia. “Porque yo Jehová no cambio”, Malaquías 3: 6. En Dios “no hay mudanza, ni sombra de variación”, Santiago 1: 17.
Por estas afirmaciones reveladas en la Escritura voy a hablar un poco más en cuanto al tema del ecumenismo, recordando por supuesto que Dios no cambia, siempre ha sido el mismo y lo será por los siglos.
Cuando Jesús, antes de ser arrestado dijo: “….para que todos sean uno….”, no hacía referencia a unir a todas las creencias en una sola. Recordemos que cuando el Señor dijo estas palabras, él estaba reunido orando con y por sus discípulos, compartía con las personas que caminaban de la mano con él, Jesús estaba con los hombres que se sometieron a la Palabra de Dios.
Eran sus seguidores, sus íntimos apóstoles, que a pesar que cada uno tenía un carácter diferente, que a pesar que existían contiendas en algunas congregaciones creyentes como en la iglesia de Corinto por ejemplo, Jesús quería que todos sus seguidores fueran uno. Un solo credo, un solo Dios, una sola verdad, un solo camino, una sola iglesia basada en el amor en el perdón y en la verdad de su Padre. Es decir; Cristo quería que todos sus fieles discípulos caminaran unidos por la senda que nos traza la Escritura.
El Señor no vino a unir hindúes con musulmanes, ni budistas con mormones, ni testigos de jehová con católicos, en fin, la unidad era en una sola confesión de fe: Jesucristo, en un solo manual de vida: la Sagrada Escritura.
Quiero analizar el pasaje de Juan 17 y compararlo con algunas creencias de “iglesias cristianas” y respondámonos sensata y consecuentemente con lo que enseña la Escritura (favor leer toda la cita bíblica):
El Señor dijo: “Y esta es la vida eterna: que te conozcan a ti, el único Dios verdadero, y a Jesucristo, a quien has enviado”.
¿Cómo puede un amigo Testigo de Jehová conocer a Cristo si lo tienen como si Jesús fuera un ángel más de Dios? ¿No es Jesús el único mediador entre Dios (Jehová) y los hombres? Entonces ¿cómo podremos andar “en la unidad” si se apartan de la enseñanza divina?
“….porque las palabras que me diste, les he dado (A SUS DISCIPULOS); Y ELLOS LAS RECIBIERON,…”
Muchos amigos católicos no han recibido completamente esa palabra, pues veneran ídolos lo cual lo prohíbe la Escritura en Deuteronomio 27:15, practican la antropofagia cuando realizan la misa, siendo esta es una practica prohibida por Dios en Levítico 17: 10,12 y en Génesis 9: 4, no estudian las Escrituras siendo este un mandato de Jesús mismo en Juan 5: 39…
“…Yo ruego por ellos (POR SUS DISCÍPULOS); NO RUEGO por el mundo (MUY CLARA ESTA POSICIÓN DE JESÚS), sino por los que me diste; porque tuyos son…”
Cristo no oraba por el mundo sino por sus discípulos, y por los que estos discipularían como lo dice el mismo pasaje: “…Mas no ruego solamente por éstos, sino también por los que han de creer en mí por la palabra de ellos (LA EVANGELIZACIÓN)…”. Cristo oraba por sus discípulos y por los discípulos de estos que creían en Jesús por las palabras de esos hombres. Pregunto, ¿Los discípulos de Jesús de donde sacaban estas palabras, sus enseñanzas? ¿De dónde las extraían? ¿Del atalaya? ¿Del libro del mormón? ¿Del catecismo? ¿Del Corán? ¿O del Glorioso mensaje de Cristo contenido en la Biblia?
“…A LOS QUE ME HAS DADO, guárdalos en tu nombre, para que sean uno, así como nosotros…” “a los que me has dado”… No todos fueron entregados en manos de Jesús, Judas se perdió así como muchos se pierden hoy por no creer a la predicación de la verdad, de la sana doctrina. Entonces, con las mismas palabras del Señor podemos conocer su infalible posición no cambiante.
Dios ama al pecador que se arrepiente, el cual es lleno de gracia. El Señor por gracia y misericordia le da al pecador mil y una posibilidades de arrepentimiento verdadero mientras sus pulmones inhalan aire.
¿Por qué fue destruida Sodoma? ¿No fue por el pecado sexual? ¿No aborrece Dios el pecado de homosexualidad? Pero aún así, el movimiento ecuménico propuesto por Roma, acepta inmoral y aberrantemente las creencias de las iglesias “cristianas” de homosexuales y lesbianas (http://www.cristianosgays.com/). Roma desea eso, pero la palabra es muy clara y dice: “No se engañen… ni los afeminados ni los homosexuales heredarán el reino de Dios”, 1 Corintios 6: 9.
Entonces, ¿Cómo pueden decir que el plan de Dios es “la unidad de los cristianos” con el Ecumenismo?
¿No aborrece Dios el pecado de adulterio? Pero aún así, el movimiento ecuménico propuesto por Roma, acepta inmoral y aberrantemente las creencias de las iglesias “cristianas” de los mormones. El “profeta” Jhon Smith vivía con 33 mujeres (http://www.bookofmormonresearch.org/la-poligamia-mormona). Roma desea eso, pero la palabra es muy clara y Dios dice: “No cometerás adulterio”, Éxodo 20:14, Deuteronomio 5: 18; y Cristo repunta lo que dice su Padre cuando hablando precisamente del adulterio dice: “Oísteis que fue dicho: No cometerás adulterio. Pero yo os digo que cualquiera que mira a una mujer para codiciarla, ya adulteró con ella en su corazón” Mateo 5: 27. Dice Cristo que solo con mirar una mujer para codiciarla, ya se cometió el pecado de adulterio. Aun así, el mormón puede contraer “el sellamiento sagrado” con 2, 3, 5, 18, etc, mujeres.
Entonces, ¿Cómo pueden decir que el plan de Dios es “la unidad de los cristianos” con el Ecumenismo?
¿No aborrece Dios el pecado de idolatría? Pero aún así, el movimiento ecuménico propuesto por Roma, acepta inmoral y aberrantemente las creencias de las iglesias “cristianas” católicas cuando sus mismos líderes tienen como mediadores espirituales ante el cielo y veneran “al palo, a la piedra y al yeso hechos por manos de hombres”, como lo llama Isaías. (http://joya777.files.wordpress.com/2009/06/idolatria-joya777.gif?w=327&h=273).
Roma evidentemente practica esto, pero la palabra de Dios es muy clara: “No te harás escultura ni imagen ni cosa semejante que este arriba en el cielo, abajo en la tierra ni en las aguas debajo de la tierra. No te postres ni te inclinaras ante las estatuas ni les rindas culto…”, Éxodo 20: 4-5.
De hecho, es el segundo mandamiento anulado por Roma y que muchos lo desconocen por no cumplir con el mandato de Jesús de estudiar la Palabra.
Entonces, ¿Cómo pueden decir que el plan de Dios es “la unidad de los cristianos” con el Ecumenismo?
¿No aborrece Dios el pecado de….?
¿No aborrece Dios el pecado de….?
¿No aborrece Dios el pecado de….?
Muchos interrogantes amados, muchos interrogantes que tienen una clara respuesta bíblica.
¿Será que si le enseño a un Testigo de Jehová la Palabra que dice que solo Jesús es el único mediador entre Jehová y los hombres la reciben o me aborrecen?
Sencillamente se cumple la Palabra de Cristo que dice: “Yo les he dado tu palabra; y el mundo los aborreció, porque no son del mundo, como tampoco yo soy del mundo”, Juan 17: 14.
¿Será que si le enseño a un amigo homosexual la Palabra que dice que Dios destruyó a Sodoma por el pecado de sodomía, la reciben o me aborrecen?
Sencillamente se cumple la Palabra de Cristo que dice: “Yo les he dado tu palabra; y el mundo los aborreció, porque no son del mundo, como tampoco yo soy del mundo”, Juan 17: 14.
¿Será que si le enseño a un mormón la Palabra que dice no cometerás adulterio, la reciben o me aborrecen?
Sencillamente se cumple la Palabra de Cristo que dice: “Yo les he dado tu palabra; y el mundo los aborreció, porque no son del mundo, como tampoco yo soy del mundo”, Juan 17: 14.
¿Será que si le enseño a un amigo católico la Palabra que dice no te harás escultura ni imagen para venerarla la reciben o me aborrecen?
Sencillamente se cumple la Palabra de Cristo que dice: “Yo les he dado tu palabra; y el mundo los aborreció, porque no son del mundo, como tampoco yo soy del mundo”, Juan 17: 14.
Aún así, con estas claras respuestas bíblicas, Roma afirma que estas aberrantes coaliciones entre “cristianos” es el plan de Dios “caído” del cielo.
Cristo no vino a unir creencias amigo. Respeto a las personas que aceptan este movimiento fundado por hombres, más no lo comparto por lo que enseña la Escritura. Cristo regresará por una novia limpia, sin mancha, pura. Jesús no viene por una novia llena de abominaciones, de inmoralidad y de pecados.
Lucas 12: 49-53 “¿Pensáis que he venido para dar paz en la tierra? Os digo: No, sino disensión. Porque de aquí en adelante, cinco en una familia estarán DIVIDIDOS (A CAUSA DEL TESTIMONIO DE JESUS), tres contra dos, y dos contra tres. Estará dividido el padre contra el hijo, y el hijo contra el padre; la madre contra la hija, y la hija contra la madre; la suegra contra su nuera, y la nuera contra su suegra”.
2 Corintios 6: 14: “NO OS UNAÍS EN YUGO DESIGUAL con los incrédulos; porque ¿qué compañerismo tiene la justicia con la injusticia? ¿Y qué comunión la luz con las tinieblas? ¿Y qué concordia Cristo con Belial? ¿O qué parte el creyente con el incrédulo? ¿Y qué acuerdo hay entre el templo de Dios y los ídolos?”.
1 Corintios 5: 9: “Os he escrito por carta, que no os juntéis con los fornicarios; no absolutamente con los fornicarios de este mundo, o con los avaros, o con los ladrones, o con los idólatras; pues en tal caso os sería necesario salir del mundo. Más bien os escribí que no os juntéis con ninguno que, llamándose hermano, fuere fornicario, o avaro, o idólatra, o maldiciente, o borracho, o ladrón; con el tal ni aun comáis”.
1 Corintios 6: 9-11: “No sabéis que los injustos no heredarán el reino de Dios? No erréis; ni los fornicarios, ni los idólatras, ni los adúlteros, ni los afeminados, ni los que se echan con varones, ni los ladrones, ni los avaros, ni los borrachos, ni los maldicientes, ni los estafadores, heredarán el reino de Dios. Y ESTO ERAIS ALGUNOS; mas ya habéis sido lavados, ya habéis sido santificados, ya habéis sido justificados en el nombre del Señor Jesús, y por el Espíritu de nuestro Dios”.
Muchos de estos creyentes eran fornicarios, idólatras, adúlteros, homosexuales, ladrones, borrachos, estafadores, pero a raíz de la predicación de la sana doctrina, dice la Escritura: “y esto erais algunos; mas ya habéis sido lavados, ya habéis sido santificados, ya habéis sido justificados en el nombre del Señor Jesús, y por el Espíritu de nuestro Dios” y se convirtieron de sus malos caminos al ser limpiados con la preciosa sangre de Jesús.
Santifícalos en tu verdad; tu palabra es verdad.
Quiero hacer una última pregunta “¿Andarán dos juntos, si no estuvieren de acuerdo?”, Amós 3:3.
Esto es lo que puedo contestar a tu pregunta amado hermano, basado no en mi pensamiento mortal, sino basado en la palabra del Dios Padre de nuestro Señor Jesucristo.
Que la paz y el favor de Dios estén siempre sobre ti.

Un comentario en “Acerca del ecumenismo

Deja un comentario y a la mayor brevedad le responderé.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s