La Guerra “es un monstruo grande y pisa fuerte” parte 10


La Guerra “es un monstruo grande y pisa fuerte” parte 10

Autor: Paulo Arieu

Critica al capitalismo

Hay una crítica muy importante al capitalismo salvaje actual y a las guerras económicas que estamos viviendo en el mundo de hoy. El conjunto de crisis que esta avasallando en estos momentos a la humanidad nos obliga a parar, pensar y hacer un balance de todo lo que estuvo sucediendo en los ultimos tiempos.

¿Por qué hemos llegado a la situación actual que objetivamente amenaza el futuro de la vida humana y de nuestra obra civilizatoria?

Incluso el propio cristianismo, en sus distintas vertientes, se ha distanciado bastante del sano diálogo inter-eclesiastico y está asumiendo fuertes rasgos fundamentalistas que en algunos casos raya con el fanatismo. Hay una importante disputa en el mercado religioso para ver cuál de las congregaciones son mas exitosas y consiguen reunir más fieles. Esto se observa principalmente en los movimientos de corte neocarismático, el  G-12, y los megatemplos con sus nuevos apóstoles y apóstoles de apóstoles.

Los principales causantes de esta crisis actual, son aquellos que en los últimos siglos detentaron el poder, el saber y el tener. La propuesta de dominar la naturaleza, de conquistar el mundo entero, y de someter a los pueblos y poner todo al servicio de sus intereses, nos ha inmerso en una importante crisis económica, política, religiosa y ecológica.

Para esto es que se utilize como arma la tecnociencia. Por la ciencia identificaron cómo funciona la naturaleza y por la técnica realizaron intervenciones para beneficio humano sin reparar en las consecuencias, como las clonaciones o el desarrollo de la energía nuclear con fines bélicos.

Los señores que realizaron esto fueron los europeos occidentales. Nosotros, los latinoamericanos fuimos agregados a ellos a la fuerza como un apéndice: el extremo occidente.

Los occidentales, sin embargo, se encuentran hoy enormemente perplejos. Se preguntan aturdidos: ¿cómo podemos estar en el ojo de la crisis si tenemos el mejor saber, la mejor democracia, la mejor economía, la mejor técnica, el mejor cine, la mayor fuerza militar y la mejor religión, el cristianismo? Que paradoja que están viviendo en sus vanos pensamientos.

Ahora estas “conquistas” están puestas en entredicho, pues ellas, no obstante su valor, es innegable que ellas no nos proporcionan ningún horizonte de esperanza. Sentimos que el tiempo occidental se ha agotado y ha pasado ya. Por eso ha perdido cualquier legitimidad y fuerza de convencimiento.

Es interesante el hecho de que Arnold Toynbee, analizando las grandes civilizaciones, notó esta constante histórica: siempre que el arsenal de respuestas para los desafíos ya no es suficiente, las civilizaciones entran en crisis, empiezan a descomponerse hasta que colapsan o son asimiladas por otra. Esta trae renovado vigor, nuevos sueños y nuevos sentidos de vida personales y colectivos. ¿Cuál vendrá? ¿Quién lo sabe? He aquí la pregunta crucial.

Lo que agrava la crisis es la persistente arrogancia occidental. Incluso en decadencia, los occidentales se imaginan como la referencia obligatoria para todos.

Para la Biblia y para los griegos este comportamiento constituía el supremo desvío, pues las personas se colocaban en el mismo pedestal de la divinidad, considerada como la referencia suprema y la última realidad. Llamaban a esa actitud hybris, es decir, arrogancia y exceso del propio yo.

Fue esta arrogancia la que llevó a Estados Unidos a intervenir con razones mentirosas en Irak, después en Afganistán y antes en América Latina, sosteniendo durante muchos años regímenes dictatoriales militares y la vergonzosa Operación Cóndor mediante la cual centenares de líderes de varios países de América Latina fueron secuestrados y asesinados.

Leonardo Boff, teólogo de la liberación, comenta que con el nuevo presidente Barak Obama se esperaba un nuevo rumbo, más multipolar, respetuoso de las diferencias culturales y compasivo con los vulnerables. Craso error. Está llevando adelante el proyecto imperial en la misma línea del fundamentalista Bush. No ha cambiado sustancialmente nada en esta estrategia de arrogancia. Al contrario, inauguró algo inaudito y perverso: una guerra no declarada usando “drones”, aviones no tripulados. Dirigidos electrónicamente desde frías salas de bases militares en Texas atacan, matando a líderes individuales y a grupos enteros en los cuales suponen que puede haber terroristas.

La nuestra parece ser una era en que la razón parece haber quedado como un uso que hacía la Iluminación, el Enciclopedismo, el Humanismo, etc., que creían que a través de esto podían llegar a resolver los grandes enigmas de nuestra época. Sin embargo, parece ser que el hombre del siglo XXI está tomando otros carriles que no son de la calidad suficiente para decidir las grandes cosas de su vida.

Aunque hay una fuerte crítica al neoliberalismo, al escepticismo y secularismo reinante alrededor nuestro, aún no tiene esta critica una alternativa que sea viable para la sociedad. El ateismo reinante no encuentra oposición fuerte aún, y el otro extremo son los fundamentalismos religiosos como el islámico, que amanazan con destruir toda nuestra civilización occidental.

Creo yo, en mi opinión personal, que si los teóricos del capitalismo neoliberalista actual no reflexionan, pronto asistiremos al deceso de muchas de nuestras instituciones, y tendremos que leer en sus epitafios, el titulo “crónicas de una muerte anunciada”.

A veces pienso en la crítica que Marx hacía a los filósofos de aquella época, quienes solo se la pasaban criticando e interpretando como habia sido la historia. El fue mas sagaz y ambicioso que muchos de ellos y se dió cuenta que eran necesarios cambios importantes para que el mundo mejorara. Sin duda, rompió con el status quo de su época y trajo una importante revolución cultural y social al mundo civilizado. Lástima el alto precio que se pagó por ello.

Pero hoy,otra vez,como ayer, el status quo y lo politicamente correcto, nos dominan a nivel de las ideas. Nadie quiere pagar el precio de flexebilizar algunas de sus ideas, sobre todo aquellas que pueden perjudicar sus intereses económicas y políticos. Y cuestionar el stablishment es un precio muy alto que no todos estamos en condiciones de poder pagar. Lo mas noble y lo mas revolucionario que se puede hacer en estos tiempos ,es pedir por la paz de este mundo. He procurado en mi mente analizar las opciones que se ofrecen como panaceas en nuestro mercado secular,  pero todas contrastan de lleno con la paz que Jesús nos ofrece y nos da, esa paz que hemos experimentado muchas veces, que no es la paz que el sistema te ofrece. Es una experiencia distinta,transformadora,revolucionaria, que también cambia los corazones y inicia un orden de prioridades correcto en nuestros razonamientos.

La paz del Señor desafía nuestras vidas, y también la de nuestros gobernantes, que sin duda deben estar en cierta forma atemorizados por todo lo que se vive hoy en dia. Es esa paz que todo parece indicar, los políticos no concen. Porque si la conocieran de verdad, estarían mas tranquilos,sin sentir tantas presiones.

Si los grandes empresarios la conocieran a esta paz, no desestabilizarían los paises, ni procurarían derrocar gobiernos ni controlar sus economías nacionales. Ni derrocar gobiernos. Se contentarían un poco mas con lo que tienen, y serían menos ambiciosos.

Para dicen que muestra basta un botón, y esto yo si lo creo:

Le preguntaron, una vez, al multimillonario John Rockefeller,cuanto  en dinero sería capaz de hacer a una persona feliz. Su respuesta fue:“SOLO UN POCO MÁS”. Le preguntaron a Sócrates: “¿Quién es el hombre más rico?” Y saben cual fue su respuesta? Su respuesta fue: ”Aquél que se contenta con el poco”.

Creo que el pensamiento filosófico de Rockefeller ha logrado muchos discipulos entre los grandes empresarios modernos.H.Zinn comenta que “en 1873, una nueva crisis económica devastó a la nación La crisis era parte integrante de un sistema caótico de por sí, y en el que los ricos eran los únicos que gozaban de segundad. Era un sistema de crisis periódicas -1837, 1857, 1873 (y luego. 1893, 1907, 1919, 1929)- que liquidó las pequeñas empresas y trajo frío, hambre y muerte a los trabajadores, mientras que las fortunas de los Astor, los Vanderbilt, los Rockefeller, y los Morgan seguían creciendo, hubiera paz o guerra, crisis o recuperación. Durante la crisis de 1873, Carnegie se ocupó de hacerse con el mercado siderúrgico, y Rockefeller borró del mapa a sus competidores petrolíferos.”[1]

Cuando comenzó el siglo XX, cuenta H. Zinn que Emma Goldman, anarquista y feminista, quien forjó su conciencia política con el trabajo en las fábricas, las ejecuciones de Haymarket, la huelga en Homestead, la larga condena en prisión de su amante y camarada Alexander Berkman, la depresión de la década de 1890, las jornadas de huelga en Nueva York y su propio confinamiento en la isla de Blackwell, pasados algunos años después de la guerra hispano-americana, habló en un mitin y dijo profundas palabras con conciencia y realismo:

¡Cómo bullían de indignación nuestros corazones contra los malvados españoles!. Pero cuando se hubo disipado el humo, enterraron a los muertos y pasaron la factura de la guerra a la gente con un aumento del precio de los productos y los alquileres —es decir, cuando se nos pasó la embriaguez de nuestra juerga patriótica- de repente caímos en la cuenta de que la causa de la guerra hispano-americana era el precio del azúcar… que las vidas, la sangre y el dinero del pueblo americano se usaron para proteger los intereses de los capitalistas americanos.[2]

Yo les preguntaría a estos señores capitalistas, si pudiera: “¿Si pueden responderme acaso, quién es de verdad el hombre más rico y más feliz?”

Si sigo la línea de pensamiento de Maslow, y procurando ser honestos, deberían responderme que es aquel que tiene todas las necesidades básicas suplidas.

Pero yo creo que debemos de añadir a esa pirámide, que es también aquél que tiene una fe firme en Jesús de Nazartet, aquél que sus pecados han sido perdonados; aquél que estaba perdido y fue encontrado; aquél que estaba muerto espiritualmente hablando y ahora comprende bien la resurrección del Señor Jesús. Es aquel que tiene a Jesucristo en su corazón, como un niño de corta edad, y que pude dormir todas las noches con la conciencia en paz y no tiene miedo a la muerte.

Considero que no hay riqueza mayor que poder confiar en la Palabra que nos asegura: “Pedí y se os dará”. No hay alegría mayor que estar en la presencia del Señor. No hay riqueza mayor  que ser hijo del Dios que es dueño de todo oro y la plata de ese mundo. No hay alegría mayor que saber que tenemos una morada lista en el Cielo de gloria.

Pero lamentablemenbte, existen hoy en dia muchas personas que no son felices porque no poseen grandes riquezas. Pasan la vida corriendo tras cosas materiales, envidian a los que ya las tienen y pasan los días en angustia por ser pobres. Sí, son pobres por que no tienen la alegría del Señor para enriquecerlos.

Hay muchas personas que son ricas porque tienen la felicidad de tener el Amigo Jesús en el corazón. se sienten felices teniendo mucho o poco. Su alegría no depende de patrimonio. Son ricos porque son alegres y es esa alegría verdadera que constituye su mayor tesoro. Creo que debemos admitir que la riqueza ni siempre trae alegría. La alegría, sin embargo, es una riqueza que ninguna crisis puede destruir.

Pero nuestros corazones se entristecen al oir que hay guerras y rumores de Guerra. Hoy, los portales judeo-argentinos, alertaron que la comunidad judía de Nueva York podría ser blanco del terrorismo iraní

Un portal judío – argentino, ha publicado que la comunidad judía de Nueva York podría convertirse en un potencial objetivo para un ataque terrorista patrocinado por Irán.

Esto es algo que me lo temía, lamentablemente. Nueva York es un ícono del capitalismo e Irán con su fanatismo mesiánico, odia esta hermosa ciudad, a la que  ya vulneraron en su intimidad el 11 de septiembre del 2001, con su terrible ataque a las torres gemelas.

Recordemos que a las 8.46 (hora de Nueva York), el vuelo 11 de American Airlines se estrelló contra la torre norte del World Trade Center. En el hecho murieron la tripulación y los 92 pasajeros del avión y, en la torre, otras 1.366 personas perdieron la vida o quedaron atrapadas en el edificio.

Los medios de comunicación acudieron al lugar rápidamente. Los primeros informes describían el choque como un terrible accidente, pero cuando 16 minutos más tarde las cámaras registraron cómo el avión del vuelo 175 de United Airlines se estrellaba sobre el centro de la torre sur, quedó claro que era un ataque terrorista.

El 11 de septiembre de 2001 el World Trade Center fue destruido por un atentado de la organización terrorista Al Qaeda, en el que murieron más de 2.600 personas. Hoy en día, la zona en donde se situaba el World Trade Center está en construcción; la llamada coloquialmente Zona cero incluirá 5 rascacielos de altura de momento, encabezados por el One World Trade Center, de 541 m, además de ser la sede de un monumento conmemorativo a las víctimas del 11 de septiembre.[3]

Este informe de ataque del fundamentalismo islámico, que comente renglones atras, fue publicado por el diario The New York Post, citando una información del departamento de Policía de Nueva York. El comisionado de la Policía de Nueva York, Raymond Kelly, advirtió que un eventual conflicto entre Irán e Israel sería motivo de especial preocupación para la población judía de la ciudad. Kelly, según el diario, realizó estas declaraciones en una reciente conferencia sobre antiterrorismo.

Luego del discurso mesiánico ante la ONU del pte. iraní, el cual ha tenido amplia repercución en todos los medios de comunicación, opacando incluso el debate de anoche del vicepresidente norteamericano y del candidato republicano para las elecciones de noviembre proximo, creo que debemos estar muy alerta ante los acontecimientos que se están gestando, no solo en Medio Oriente sino también en Occidente.

Todo parece apuntar a que pronto, muy pronto, posiblemente, haya un estallido militar no solo en medio oriente, sino también en occidente, por parte del terrorismo fundamentalismo islámico, quienes están deseperados por recobrar sus glorias pasadas como imperio religioso islámico.

Este terrorismo es financiado en gran parte por Irán. Quizás surga un nuevo lider anticristo en el mundo, que unifique las tribus árabes bajo su liderazgo mesiánico, y las lance en una guerra religiosa contra Occidente y sus intereses geopolíticos y económicos. Los árabes se han ido infilitrado de manera sutil por todo occidente, y con el tiempo, ellos irán presionando cada vez mas para apoderarse no solo religiosamente de nuestros países sino también políticamente.

Sin caer en actitudes paranoiacas, que provoquen a las personas al pánico ni al islamofobia, sabemos que los fundamentalistas islámicos son una buena parte de entre los musulmanes practicantes.

Esperemos que Medio Oriente se tranquilice y la crisis de la guerra en Siria también termine pronto.

Desconozco en que va a terminar este conflcto, pero como quisiera como dijo Einstein, tan solo por un instante poder conocer  los pensamientos de Dios, para poder saber bien que va a pasar, pero en fin, el resto son solo detalles.

El área metropolitana de Nueva York es el hogar de la mayor comunidad judía fuera de Israel.  Yo creo que deberiamos orar todos y pedir a Dios que atrapen a estos fanáticos fundamentalistas, antes que hagan una locura en alguna de nuestras ciudades.

Creo que los Estados Unidos debería ponerse a orar y a clamar, ya que,como bien dice la Palabra de Dios,

  • Si Jehová no edificare la casa, en vano trabajan los que la edifican; Si Jehová no guardare la ciudad, En vano vela la guardia. Por demás es que os levantéis de madrugada, y vayáis tarde a reposar,Y que comáis pan de dolores; Pues que a su amado dará Dios el sueño. He aquí, herencia de Jehová son los hijos; Cosa de estima el fruto del vientre. Como saetas en mano del valiente, Así son los hijos habidos en la juventud. Bienaventurado el hombre que llenó su aljaba de ellos; No será avergonzado Cuando hablare con los enemigos en la puerta. (Sal. 127 Rv 1960)

Creo que los políticos y los grandes capitalistas se les olvida que no son los dueños del oro de este mundo, tan solo administradores, ya que Dios es el dueño de todas las cosas. El las creó. Pero se ve  que no lo saben o no lo recuerdan. Quizás se les borran los memes, como diría el conocido científico ateo de nacionalidad inglés R. Dawkins, esto parece ser lo mas probable.

En su libro Democracy: The God That Failed (Democracia: el dios que falló), Hans Herman Hoppe, intelectual austríaco, contrasta y compara a las monarquías dinásticas con las repúblicas democráticas. Para él, un monarca dinástico (rey) es como el “dueño” de un país, ya que la propiedad del territorio es pasada de generación en generación, en tanto que un presidente elegido democráticamente es como un “cuidador provisional” o un “arrendatario”. Tanto el rey como el presidente tienen un incentivo para explotar al país para su propio beneficio. Sin embargo, el rey también tiene un interés que funciona como contrapeso ya que le interesa mantener el valor capital del país en el largo plazo, en la misma manera en que el dueño de una casa tiene un interés en mantener su valor capital (a diferencia de un arrendatario). Al ser temporales, los funcionarios democráticamente elegidos tienen todos los incentivos para saquear la riqueza de los ciudadanos productivos tan pronto y rápido como les sea posible.[4]

Esta es una de las razones por las cuales los gobernantes sirven a los intereses capitalistas mas que a los intereses del pueblo.

Y como no van a haber grandes conflictos en el mundo de hoy si la riqueza mundial está en manos de un 20 ciento de la población.[5] Es lógico entonces, creo yo, que hayan tantos estallidos sociales, revoluciones y guerras en este planeta tierra.

Es por eso que se puede afirmar con total seguridad que las guerras de hoy en dia,son de indole económica.[6]

Y en un mundo de conflictos, en un mundo de víctimas y verdugos, la tarea de la gente pensante debe ser, como sugirió Albert Camus, no situarse en el bando de los verdugos, comenta H.Zinn  [7]

Pero como cita Zinn un poco mas adelante lo que una vez leyó :

“El grito de los pobres no siempre es justo, pero si no lo escuchas, nunca sabrás lo que es la justicia [8]

Es esta corriente irracionalista que actúa hoy en nuestros dias, la que privilegia la individualidad, la voluntad y el sentimiento por encima de la comprensión racional del mundo que tenemos delante. Y las guerras no hacen nada bueno, solo destrucción.

Wilham James, el filósofo de Harvard, era partícipe de un movimiento de importantes empresarios, políticos e intelectuales americanos que en 1898 formaron la Liga Antiimperialista, llevando a cabo una prolongada campaña para educar al pueblo americano sobre los horrores de la Guerra de Filipinas y los males del imperialism La Liga Antiimperialista publicó cartas de soldados de servicio en Filipinas

Un capitán de Kansas escribió

“Se suponía que Caloocan tenía 17.000 habitantes El Duodécimo de Kansas lo arrasó y ahora en Caloocan no hay ni un sólo nativo” [9]

Un soldado voluntario del estado de Washington escribió

“Nuestra sangre luchadora bullía y todos nosotros queríamos matar a los sucios negros” [10]

En Estados Unidos era una época de intenso racismo Entre los años 1889 y 1903, las pandillas linchaban una media de dos negros por semana -ahorcados, quemados, mutilados. Los filipinos eran de piel marrón, físicamente identificables, con un idioma y un aspecto extraños para los americanos.Así que, a la común brutalidad indiscriminada de la guerra, se sumaba el factor de la hostilidad racial.

En noviembre de 1901, el corresponsal en Manila del Ledger de Filadelfia relataba

Nuestros hombres han sido implacables; han matado para exterminar hombres, mujeres, niños, prisioneros y cautivos, insurgentes activos y gente sospechosa, desde niños de diez años en adelante, predominaba la idea de que el filipino como tal era poco mas que un perro [11]

El ministro de la guerra, Ehhu Root, respondió a las acusaciones de brutalidad

“El ejército americano ha conducido la guerra en Filipinas teniendo en cuenta escrupulosamente las normas de la guerra civilizada con un autodominio y una humanidad jamás igualada” [12]

En Manila, acusaron a un marine llamado Littletown Waller – un general de división- de disparar a once filipinos indefensos y sin juicio previo en la isla de Samar Otros oficiales de los marines dieron su testimonio

El general de división dijo que el general Smith le había dado instrucciones de matar y quemar, que no era momento de tomar prisioneros y que tenía que convertir Samar en un lúgubre desierto El mayor Waller le dijo al general Smith que definiera la edad limite para matar y éste respondió “A cualquiera que tenga más de diez años” [13]

El celebre escritor Mark Twain no era ni anarquista ni radical. En 1900, a la edad de sesenta y cinco años, ya era un escritor de fama mundial de historias tragicómicas y americanas hasta la médula. Observó cómo Estados Unidos y otros países occidentales andaban por el mundo y, a comienzos de siglo, escribió en el Herald de Nueva York

“Os traigo esta majestuosa matrona llamada cristiandad, que vuelve manchada, mancillada y deshonrada de sus incursions piratas en Kiao-Chou, Manchuria, Sudáfrica y Filipinas, con el alma llena de mezquindades, el bolsillo lleno de “boodle” y la boca llena de piadosas hipocresías” [14]

Mark Twain también comentó sobre la guerra de Filipinas

Hemos apaciguado y enterrado a varios millares de isleños hemos destruido sus campos, quemado sus aldeas y hemos dejado a sus viudas y huérfanos a la intemperie y así, mediante estas providencias divinas —y la expresión es del Gobierno, no mía— somos una potencia mundial.[15]

La potencia de fuego americana era abrumadoramente superior a cualquier cosa que pudieran reunir los rebeldes filipinos En la primera batalla, el almirante Dewey navegó río arriba por el Pasig y disparó proyectiles de 500 libras de peso a las trincheras filipinas Los filipinos muertos estaban apilados a tal altura que los americanos utilizaban los cuerpos de parapetos

Un testigo británico dijo

“Esto no es una guerra, es simplemente una masacre y una carnicería sangrienta” [16]

Pero se equivocaba, lamentablemente era una guerra.

El hecho de que los rebeldes resistieran contra unas fuerzas tan superiores durante años, significaba que tenían el apoyo de la población El general Arthur MacArthur, comandante de la guerra filipina, dijo

“Creía que las tropas de Aguinaldo representaban sólo una fracción Me resistía a creer que toda la población de Luzón, es decir, la población nativa, se oponía a nosotros” [17]

Pero dijo que se vio “obligado contra su voluntad” a creer esto, porque las tácticas guerrilleras del ejército filipino

“dependían de una unidad de acción casi completa de toda la población nativa” [18]

A pesar de las cada vez más numerosas pruebas de brutalidad y de la labor de la Liga Antiimperialista, en Estados Unidos había algunos sindicatos que apoyaban la expansión imperialista.

A pesar de la desesperación tan a menudo reflejada en la literatura granjera de la época, de vez en cuando surgían visiones sobre un modo diferente de vivir, como en la novela de Hamhn Garlando Spoil of Office,en donde la heroína habla en una comida campestre de granjeros:

Veo una época en la que el granjero no tendrá que vivir en una cabana de una granja solitaria. Veo a los granjeros que vienen juntos en grupos. Los veo con tiempo para leer y para visitar a sus compañeros Los veo disfrutando de las conferencias en bonitos salones que habría en cada aldea Los veo reunidos, como los sajones de antaño, en el campo al atardecer, cantando y bailando Veo erigirse ciudades cerca de ellos, con escuelas, iglesias, salas para conciertos y teatros Veo el día en el que el granjero ya no será un esclavo y su esposa una esclava, sino hombres y mujeres felices, que irán cantando a sus agradables tareas en sus granjas frutícolas.[19]

Creo que se asemeja mucho al optimismo esperanzador que nos trae la esperanza del milenio de paz.

Los países islámicos utilizan la yihad, la guerra santa para conquistar al mundo para Alah, pero el capitalismo neoliberal de hoy en dia, utiliza las guerras económicas para desestabilizar los países. Cuando los gobernantes no son comprensivos con los ciudadanos se produce un exceso de confianza en los ciudadanos que traen revolución y anarquia. Por eso creo que este es un tiempo importante para reflexionar sobre lo perversa que son las guerras y alimentar nuestra esperanza de un pronto milenio de paz.

Comenta Zinn que “la severa depresión que comenzó en 1893, fortaleció una idea que se estaba desarrollando en la élite política y financiera del país que los mercados extranjeros para las mercancías americanas, aliviarían el problema del bajo consumo del país y evitarían las crisis económicas que produjo la lucha de clases en la década de 1890.” [20]

No quiero que justifiquen la guerra y sus atrocidades. Zinn comenta que muchos consideran  a la guerra y sus atrocidades, como el precio deplorable pero necesario que hay que pagar por el progreso (Hiroshima y Vietnam por la salvación de la civilización occidental; Kronstadt y Hungría por la del socialismo, la proliferación nuclear para salvarnos a todos). Una de las razones que explican por qué nos merodean todavía estas atrocidades es que hemos aprendido a enterrarlas en una masa de datos paralelos, de la misma manera que se entierran los residuos nucleares en contenedores de tierra [21]

Dicen que la historia casi siempre es cíclica, aunque sabemos que se encamina hacia un final glorioso que es la segunda venida de Jesucristo.

Muchas de las páginas de la historia de E.U. marcaron a fuego la vida de sus habitantes. Bajo el hderazgo de Parsons y Spies, el Sindicato Central Obrero, compuesto de veintidós sindicatos, había adoptado, en otoño de 1885, una acalorada resolución.

Queda decidido, apelamos urgentemente a la clase asalariada a que se arme, para poder emplear contra sus explotadores el único argumento que puede ser efectivo la violencia. Y también queda decidido que, a pesar de que esperamos muy poco de la puesta en vigor de la jornada de ocho horas,prometemos firmemente ayudar a nuestros hermanos más remisos en esta lucha de clases con todos nuestros medios y toda la fuerza a nuestra disposición, siempre que continúen mostrando una respuesta clara y firme frente a nuestros opresores comunes, los aristocráticos vagos y explotadores. Nuestro grito de guerra es “Muerte a los enemigos de la humanidad”. [22]

Y el 3 de mayo, tuvieron lugar una sene de acontecimientos que pondrían a Parsons y a Spies en exactamente la misma posición que el Mail de Chicago había sugerido (“si surge algún problema, hagan un escarmiento de ellos”). Ese día, frente al McCormick Harvester Works, donde huelguistas y simpatizantes se peleaban con los esquiroles, la policía disparó a una muchedumbre de huelguistas, que huían del lugar Hirieron a muchos de ellos y mataron a cuatro. Enfurecido, Spies fue a la imprenta del diario Arbeiter-Zeitung e imprimió una circular en inglés y alemán.

…. Durante años, habéis soportado las más abyectas humillaciones, habéis trabajado hasta la muerte, habéis sacrificado a vuestros hijos al señor de la fábrica, en resumen, habéis sido miserables y obedientes esclavos todos estos años ¿Por qué? ¿Para llenar los cofres de vuestro amo, vago y ladrón, para satisfacer su insaciable avaricia? Cuando ahora les pedís que aminoren vuestra carga, ¡envía a sus policías para que os disparen, para que os maten!  [23]

Lamentablemente, como leemos, este es el lamentable resultado de la opresión de los pueblos. Y la expresión que continuaba es una lamentable e irrepetible expresión de anarquia y sedición,la que yo considero es irrepetible. Es que la presión excesiva sobre los pueblos trae rebeldia, la gente no soporta mas y actúa irracionalmente. Y el virus de la irracionalidad de la anarquia y la sedición suele ser muy contagioso. Nunca deberian llegar hasta este punto. Jamás. Ni acercarse siqueira. Pero los hombres han llegado y tristemente se que probablemente llegarán, en la medida en que los gobernantes no se preocupen por el bienestar espiritual y moral de una nación. Las guerras, las revoluciones,los estallidos sociales, no siempre son inevitables. Deberían orar los gobernantes por la paz de la nación. Pero  que se le puede pedir a una nación secularizada? Se sacan peras del olmo ?

Canción infantil sobre la guerra”Mambrus se fue a la  guerra”

——–

Notas:

[1] H.Zinn, La otra cara de la historia de Estados Unidos, pág. 224, © Argitaletxe HIRU, S.L. Apartado Correos N° 184 20280 Hondarnbia

[2]  H.Zinn,pag.295

[3] Wikipedia

[4] http://es.wikipedia.org/wiki/Hans-Hermann_Hoppe

[5] https://elteologillo.wordpress.com/2012/10/09/el-82-por-ciento-de-la-riqueza-mundial-esta-en-manos-de-un-20-por-ciento-de-la-poblacion/

[6] http://www.eleconomista.es/espana/noticias/3946225/05/12/Francisco-Alvarez-en-Salvados-La-guerra-es-economica-y-la-prima-de-riesgo-son-las-armas.html

[7] H.Zinn, pag.22

[8] H.Zinn, pag. 23

[9] ibid,pag. 289

[10] ibid

[11] ibid pag. 289-290

[12] ibid pag 290

[13] ibid

[14] ibid

[15] ibid

[16] ibid

[17] ibid,pag. 291

[18] ibid

[19] ibid,pag. 262

[20] H. Zinn,pag.274

[21] H.Zinn,pag.20-21

[22] H.Zinn, pag. 250-251

[23] ibid pag. 251

Bibliografía consultada

Deja un comentario y a la mayor brevedad le responderé.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s