BOLETÍN MONOGRÁFICO: REVERENDO MOON E IGLESIA DE LA UNIFICACIÓN


BOLETÍN MONOGRÁFICO: REVERENDO MOON E IGLESIA DE LA UNIFICACIÓN

1. Ha muerto a los 92 años el reverendo Moon, fundador de la Iglesia de la Unificación.

2. Cuando muere un mesías y no nos ha salvado.

3. Un polémico mesías que levantó un imperio millonario.

4. Los funerales del reverendo Moon tendrán lugar el 15 de septiembre.

5. La herencia de Moon: ¿religiosa o comercial?

6. La dramática transformación de la secta Moon entre 1994 y 1999.

7. Los pocos adeptos de Moon en Argentina preparan la despedida de su fundador.

8. Los adeptos brasileños de la Iglesia de la Unificación, tristes por la muerte del líder.

9. Uruguay: el bastión de la secta Moon en Iberoamérica y el cierre de su diario.

10. Ficha de la Iglesia de la Unificación, por José María Baamonde.

1. Ha muerto a los 92 años el reverendo Moon, fundador de la Iglesia de la Unificación.

FUENTE: Varios medios

Sun Myung Moon, fundador de la Iglesia de la Unificación, ha fallecido en la madrugada de ayer, 3 de septiembre, a los 92 años en el Centro Médico Cheong Internacional de Corea del Sur, según la agencia Yonhap. El anciano reverendo Moon había sido hospitalizado a mediados de agosto por padecer una neumonía, era padre de 14 hijos con su segunda esposa, Han Hak-ja, y abuelo de más de 40 nietos, según relata el diario El Mundo.

Moon falleció pasadas las 2:00 h. locales del lunes (17:00 GMT del domingo), indicó el portavoz del reverendo a la AFP. La secta había informado el pasado 31 de agosto que su fundador padecía una disfunción crítica de sus órganos vitales que había obligado a colocarlo en tratamiento intensivo. El 1 de septiembre los doctores indicaron que Moon ingresó “en un estado irreversible de su condición”.

El reverendo Moon había sido trasladado la semana pasada del hospital St. Mary de Seúl, adonde había sido ingresado a mediados de agosto en terapia intensiva, a un centro médico perteneciente a la secta en el este de la capital coreana. “Estaba agotado los últimos meses ya que, a pesar de su edad, viajó todos los meses a Estados Unidos”, explicó a la AFP un portavoz de la Iglesia de la Unificación confirmando la noticia de su fallecimiento.

Sumario biográfico

Nacido el 6 de enero de 1920 en lo que hoy es la provincia norcoreana de Pyongan del Norte, se refugió en Corea del Sur al término de la guerra en la península (1950-1953) y en 1954 fundó la Iglesia de la Unificación, un polémico movimiento religioso neocristiano y anticomunista que dice tener unos tres millones de seguidores en todo el mundo.

De niño, según relata la biografía escrita en su página web, estudió en una escuela confucionista y “fue un agudo observador del mundo natural”. Sus padres “se convirtieron al Cristianismo presbiteriano y el joven Sun Myung Moon se transformó pronto en maestro de la escuela dominical”.

Ese era el principio de una larga trayectoria como ‘mesías’ que no ha estado exenta de controversias, algunas de ellas incluso inmersas en batallas judiciales. En 1971 Moon emigró a Estados Unidos, donde en la década de 1980 fue condenado a 18 meses de prisión por evasión de impuestos y conspiración.

Moon fue tan criticado por sus detractores como venerado por sus seguidores, que lo consideraban su “verdadero padre” y a su comunidad como la “verdadera familia”. Sus críticos aseguraban que, más allá de sus actividades religiosas, el líder hizo uso de un agudo sentido comercial para convertirse en multimillonario gracias a la sumisión de tantas personas.

Sus seguidores lo consideran como “el único Mesías de la historia humana”. Sus enseñanzas están basadas en la Biblia pero con nuevas interpretaciones que fueron condenadas como heréticas por algunas organizaciones cristianas. La secta afirma que evangeliza en unos 200 países y su vasto imperio económico abarca desde el sector de la construcción a la educación, la alimentación, la ingeniería o la prensa; posee, entre otros, el Washington Times.

En 1991 Moon se reunió con el entonces líder norcoreano Kim Il-Sung en Pyongyang. Desarrolló negocios en Corea del Norte a través de una firma asociada a la secta, Pyeonghwa (Peace) Motors, que desde 1999 se dedica a la construcción de automóviles en el norte de la península. El reverendo tenía 14 hijos y muchos de ellos trabajan activamente en su imperio. Hyung Jin Moon, el menor de los siete hijos, lo sucedió en 2008 con 28 años de edad al frente del movimiento.

Un matrimonio para expiar pecados

Fundó la ‘Iglesia de la Unificación’ (1954), con sede en EEUU y considerada como una secta. Entre sus rituales destacan los multitudiarios matrimonios que le llevaron incluso en alguna ocasión a entrar en el Libro Guinness de los Récord. Unas bodas que distan mucho de lo habitual y que en la mayoría de casos los novios no se conocen personalmente. En la noche de bodas, en vez de sexo, deben flagelarse como parte de la ceremonia de preparación -de castigo lo llama la Iglesia de la Unificación-, para expiar los pecados cometidos.

La boda abre un periodo de “limpieza espiritual” en la que el matrimonio no puede consumarse, principalmente porque los esposos están separados bajo el mandato de trabajar para Moon esparciendo sus ideas por todo el mundo. En Washington, la Iglesia de la Unificación tiene gran número de seguidores y posee intereses comerciales, culturales e inmobiliarios.

Duelo de adeptos y simpatizantes

“Las palabras no pueden expresar lo que siento en el corazón en este momento”, dijo Thomar P. McDevitt, presidente del Washington Times, en un artículo en la página del periódico. “El reverendo Sun Myung Moon quería desde hace mucho a Estados Unidos, y él creía en la necesidad de una prensa libre poderosa que transmitiera información precisa y valores morales a las personas en un mundo libre”.

McDevitt agregó que el Times es una “expresión tangible de esos dos amores”. En 2010, el periódico fue vendido a un grupo que opera representando a Moon, según dice un comunicado en la página del periódico, del que se hace eco la CNN.

Moon tuvo varios problemas de salud en años recientes. Fue sometido a una cirugía del corazón en Estados Unidos hace 10 años, dijo en agosto su hijo, el reverendo Hyung Jin Moon, durante un sermón que fue publicado en la página web de la secta. “Mi padre, quien es responsable de salvar al mundo, excedió sus límites”, dijo el hijo.

En ese discurso, Hyung Jin Moon elogió los esfuerzos de su padre a lo largo de los años, y expresó algunas de las posiciones políticas de la familia frente a China, Rusia y otros. En ese entonces agradeció a quienes oraban por la salud de su padre. “Debemos recordar que mi padre no es una persona normal”, dijo Huyng Hin Moon. “El cuerpo de mi padre no es un cuerpo normal”.

2. Cuando muere un mesías y no nos ha salvado.

FUENTE: En Acción Digital

Reproducimos a continuación un artículo sobre esta temática firmado por Luis Santamaría del Río, miembro de la Red Iberoamericana de Estudio de las Sectas (RIES), para el medio religioso En Acción Digital.

Ayer murió el reverendo Moon. Dicho así, muchos se preguntarán quién es, porque no se trata precisamente de una celebridad entre nosotros, y quizás sonó más por nuestras tierras en los años 80 y 90. Sin embargo, cuando unas horas después de su muerte eché una ojeada a la prensa internacional –sobre todo a la norteamericana–, el rostro del nonagenario coreano ocupaba los primeros puestos en las ediciones digitales de los principales periódicos, y no sólo del Washington Times, que había fundado el mismo Moon. Sin llegar a la exageración de algunas agencias informativas que han hablado de la secta que inició como uno de los principales movimientos religiosos contemporáneos, sí podemos decir que está entre las figuras espirituales más destacadas –y controvertidas– del siglo XX desde que fundara en 1954 la Iglesia de la Unificación.

Sun Myung Moon nació en Corea del Norte en 1920, en una familia de agricultores; cuando él era adolescente, se convirtieron al cristianismo, haciéndose presbiterianos. Y llegó el momento fundamental que determinaría todo lo posterior, y que la biografía oficial relata así: “en una mañana de Pascua de 1935, Jesús se le apareció al joven Sun Myung Moon mientras estaba orando en una montaña de Corea.

En esa visión, Jesús le pidió que continuara el trabajo que él mismo había comenzado sobre la tierra 2.000 años atrás. Jesús le pidió que completara la tarea de establecer el Reino de Dios en la tierra y traer paz a la humanidad”. Sorprendido, se puso manos a la obra, y en los años siguientes redactó el libro sagrado del movimiento: El Principio Divino. En unos años difíciles para su pueblo por la ocupación japonesa, Moon llegó a ser encarcelado por sus actividades de carácter nacionalista.

Por fin, tras la Segunda Guerra Mundial, Corea es libre, pero volvemos a ver prisionero a nuestro personaje por predicar en la comunista Corea del Norte. En 1954 funda la Asociación del Espíritu Santo para la Unificación del Cristianismo Mundial, y comienza la expansión de la secta, ya que a finales de la década envía sus primeros misioneros a Japón y a los Estados Unidos.

Otro momento fundamental es el matrimonio de Moon con Hak Ja Han en 1960. Ella será la “nueva Eva” para una nueva humanidad, como veremos después. En estos años, por otra parte, el mesías coreano realiza una gira mundial y construye un entramado económico y empresarial impresionante, pasando de ser el humilde hijo de unos campesinos a un flamante multimillonario.

Y no sólo eso: con el traslado de la central de la Iglesia de la Unificación a los Estados Unidos en 1971, e incluso antes, comienzan sus actividades de carácter político, con la constitución de plataformas ideológicas que pudieran combatir al comunismo. Desde la Federación Internacional de Victoria sobre el Comunismo hasta otras muchas instituciones, el reverendo Moon ha destacado por su intensa lucha contra esta ideología, considerada satánica por la secta. En esta época empieza a penetrar en Iberoamérica, al amparo de regímenes militares, y con organismos como CAUSA, AULA y otros, enmarcados en una visión política fuertemente conservadora y anticomunista. De hecho, llegaron a conocerse las relaciones estrechas del movimiento con el Frente Nacional francés.

Con el crecimiento del grupo, surgen las primeras polémicas por parte de familiares de adeptos y afectados, y las autoridades empiezan a investigar. En este tiempo hasta el Parlamento Europeo tomó cartas en el asunto, y hubo pronunciamientos absolutorios y condenatorios en unas y otras instituciones públicas. Lo que sí es cierto es que en 1984 Moon fue condenado a 18 meses de prisión por evasión fiscal y obstrucción a la justicia, a pesar de los apoyos que recibía por parte de políticos y líderes religiosos norteamericanos.

En los años 90 la secta evolucionó de forma importante en cuanto a lo organizativo, y al crearse en 1994 la Federación de Familias por la Paz Mundial, ésta se constituyó en entidad paraguas bajo la cual se encuentran actualmente todos los organismos moonistas, incluida la Iglesia de la Unificación. Por fin, en 2008 su hijo Hyung Jin Moon lo sucedió al frente de la secta. Y, para concluir su vida, tras una neumonía ha fallecido en un centro médico de Corea del Sur. A pesar de haberle dicho a su hijo y sucesor que alcanzaría la edad de 117 años. No fue así.

Antes de continuar, quiero señalar algo que las biografías oficiales del fundador no cuentan: sus infidelidades anteriores. Digo infidelidades en plural porque son de dos tipos, según sus detractores: por un lado, en su juventud habría seguido a otro autoproclamado mesías coreano, así que nada de un salto directo del presbiterianismo a su nueva revelación. Por otro lado, tuvo matrimonios anteriores al que se cuenta, al que tiene un contenido más religioso y revelador por ser el de los “verdaderos padres”. Y destaco estos dos elementos por algo que veremos enseguida: en la teología de Moon el tema del adulterio y la fidelidad tiene un lugar central. Pero todo a su tiempo.

Volvamos al Sun Myung Moon de 15 años: Jesús se le revela. ¿Y qué le dice? Básicamente que fracasó con su muerte en la cruz. Para redimir a la humanidad, tendría que haberse casado. Como no le dio tiempo a hacerlo, alguien tiene que completar su obra salvadora, y ese elegido de Dios es Moon, el mesías de la segunda venida. Todo esto hay que entenderlo en un trasfondo cristiano con elementos de la religiosidad oriental (confucianismo, taoísmo y budismo) propios del origen vital del reverendo.

Y en su introducción al Principio Divino explica que a lo largo de la historia los cristianos “han tenido completa confianza de que habían sido totalmente salvados por la sangre de la crucifixión de Jesús. Sin embargo, ningún individuo, hogar o sociedad ha estado libre del pecado. El espíritu cristiano ha seguido realmente el sendero de la decadencia día tras día. Por lo tanto, aún existen muchos problemas difíciles que nos conducen a una contradicción entre la presente realidad del Cristianismo y la creencia en la completa redención por el precio de la cruz”.

¿Cuál es la solución a este problema tan importante para el mundo? No la búsqueda humana, sino una revelación que parta del mismo Dios. Y “a su debido tiempo, Dios ha mandado a Su mensajero para resolver las preguntas fundamentales de la vida y del universo. Su nombre es Sun Myung Moon… él luchó solo contra miríadas de fuerzas satánicas en el mundo espiritual y físico, y finalmente triunfó sobre todas ellas. De esta forma, llegó a tomar contacto con muchos santos en el Paraíso y con Jesús, sacando así a la luz todos los secretos Celestiales mediante su comunión con Dios”. Pues ya está todo claro: tenemos con nosotros –lo hemos tenido, hasta su muerte– al revelador de Dios y redentor de la humanidad.

No es posible resumir aquí toda la teología moonista, pero sí señalar sumariamente sus afirmaciones principales, yendo a la historia de la salvación: el hombre sufre la situación del pecado original, debido a la caída de Adán y Eva. El primer pecado consistió concretamente no en la desobediencia a Dios, sino en el adulterio de Eva, que fue infiel a Adán teniendo relaciones con Satán.

El estado actual del hombre necesita de redención, y ésta no fue completada por Cristo, tal como acabamos de ver. “Para que el hombre caído pueda separarse de Satán y restaurarse a su estado original de antes de la caída, debe eliminar el pecado original. Pero el hombre no puede eliminar el pecado original si no renace a través del Mesías quien viene como su Padre Verdadero”.

El reverendo Moon y su señora, después de su matrimonio, son los “Padres Verdaderos” de la humanidad, y con ellos comienza la nueva era mesiánica. Y todo esto en la espera de la tercera guerra mundial, la batalla final de la historia, en la que Dios con sus ejércitos y sus fieles lucharán contra Satán y el comunismo.

Ahora estamos en el “período de la completa realización de la providencia de la restauración después de la Segunda Llegada”, y hay que llegar a la unificación, a un estado de bondad absoluta de toda la humanidad. Para ello, los Padres Verdaderos unen en matrimonio a miles de hombres y mujeres de todos los países de la tierra, en esas ceremonias multitudinarias tan mediáticas que representan visualmente la bendición que se extiende desde la cabeza de la secta a sus miembros.

Y termino. El título del artículo no se refería a Jesús, sino a Moon. Cristo, muerto y resucitado, es causa de salvación para los que creen en él, y es la plenitud de la revelación de Dios, según profesa la fe cristiana. La afirmación moonista de la necesidad de un nuevo revelador y salvador está más cerca del islam, por decir algo, que del cristianismo: como Mahoma, el mesías coreano supone un avance y superación de la figura de Jesús.

El término de “unificación”, elegido desde el comienzo del nuevo camino espiritual por el reverendo Moon, no deja de ser una máscara para el intento de desvirtuar la fe cristiana al sustituir la centralidad de Cristo por la de Moon, “unificando” Iglesias cristianas y religiones para, al final, demostrarles que el redentor es este señor. Que, por cierto, acaba de morir, y seguimos igual que antes… ¿no habrá fracasado “como Jesús”? Un adepto escribía unas horas después de su fallecimiento: “se nos ha ido el salvador del mundo”. Lo que sí sabemos es que, como decía ayer Televisión Española, “su imperio religioso no morirá con él”. Ya habrá alguna explicación teológica para el hecho de que, tras una vida de duras luchas y de fundación y crecimiento de la secta, no hayamos llegado al final de la historia y a la salvación universal.

3. Un polémico mesías que levantó un imperio millonario.

FUENTE: Varios medios

Sun-Myung Moon, fallecido ayer a los 92 años, fue el fundador de la Iglesia de la Unificación, un controvertido movimiento espiritual con varios millones de seguidores en todo el mundo a cuyo frente amasó una ingente fortuna terrenal, según leemos en La Información. Padre de 15 hijos y abuelo de más de 40 nietos, el multimillonario reverendo Moon, autoproclamado “mesías” ante sus seguidores, vivió casi siempre rodeado de una polémica que no le impidió conjugar su faceta espiritual con actividades empresariales y políticas, principalmente en Asia, EEUU y América Latina.

Sun-Myung Moon nació en enero de 1920 en una familia de campesinos en lo que hoy es Corea del Norte, cuando el territorio se encontraba bajo el yugo del imperio japonés. Tras estudiar dos años de ingeniería en Tokio, regresó a la península coreana y predicó en Corea del Norte, donde fue encarcelado tres años por el Gobierno comunista y más tarde liberado por la coalición liderada por EEUU, una vez que estalló la Guerra de Corea (1950-1953).

De vuelta en Corea del Sur fundó en 1954 la Iglesia de la Unificación, una secta religiosa marcada por la glorificación del propio Moon, el “padre auténtico”, quien aseguraba actuar por mandato divino y bajo los predicamentos de la Biblia. Moon, que consideraba Corea como una “tierra sagrada”, expandió su movimiento con un discurso neocristiano y creencias como la llegada de un segundo mesías, la comunicación con fallecidos o la predestinación divina de todo individuo.

A principios de los 70 decidió trasladarse a EE.UU., donde pasaría 13 meses en la cárcel en 1984 por evasión de impuestos. El reverendo aseguraba que el mismo Jesucristo le solicitó completar la labor evangelizadora que le había encomendado Dios y que no pudo finalizar al ser crucificado.

Los “moonies”, como se denomina a los seguidores de la Iglesia de la Unificación, ocuparon portadas por las masivas bodas simultáneas en las que decenas de miles de personas que no se conocían previamente se daban el “sí quiero” a la vez. En la más multitudinaria de ellas, unas 30.000 parejas contrajeron matrimonio en 1992 en el estadio olímpico de Jamsil (Seúl). Este tipo de ceremonias que suscitaron las críticas de quienes aseguraban que el movimiento intentaba subyugar la voluntad de sus fieles, puesto que a menudo era el propio Moon quien elegía a las futuras esposas o esposos.

Pero si algo dio publicidad internacional a la Iglesia de la Unificación fue la batalla mediática que mantuvo en 2001 con el Vaticano a raíz el sonado caso del obispo africano Emmanuel Milingo. El prelado contrajo matrimonio en marzo de ese año por el rito de la secta Moon con una mujer surcoreana, lo que creó un gran revuelo y supuso la amenaza de excomunión para el obispo rebelde, que finalmente volvió al “redil” y mostró su arrepentimiento ante Juan Pablo II.

En el plano político, Moon, pese a su marcada tendencia anticomunista, llegó a reunirse con mandatarios como el líder y fundador de Corea del Norte, Kim Il-sung, a principios de los 90; Richard Nixon en los años 70; el último presidente de la URSS, Mijaíl Gorbachov, en los 80, o el argentino Carlos Menem en los 90.

Mientras levantaba su reinado espiritual, se asentaba como un activo magnate empresarial con negocios que abarcaban desde los medios de comunicación hasta la hostelería, la industria o el deporte en Corea del Sur, Estados Unidos y Latinoamérica. Fundó varios medios de comunicación, entre ellos el diario estadounidense The Washington Times, que representa un sólido punto de vista conservador y que en 2010 tenía una tirada de cerca de 40.000 ejemplares.

El brazo empresarial de la Iglesia de la Unificación es el grupo Tongil, uno de los mayores conglomerados de Corea del Sur y propietario entre otras cosas del Seongnam Ilhwa Chunma, el equipo de fútbol con más títulos de la K-League.

Moon también pasará a la historia por peculiares hazañas como publicar hasta 450 volúmenes de sermones, ofrecer un discurso de 16 horas seguidas sin descanso o ser el único líder que logró en vida llevar su religión a más de 190 países, según su organización. Tras su fallecimiento, al frente de la Iglesia seguirá su hijo menor, Hyung Jin Moon, nombrado líder de ésta en 2008, mientras que el conglomerado Tongil continuará presidido por su cuarto vástago, Kook Jin Moon.

Alabanzas y críticas

Según informa Associated Press, en vida, fue tan denostado como venerado. El fundador de la Iglesia de la Unificación, Sun Myung Moon, era alabado por sus seguidores, que lo llamaban “el verdadero padre”, y odiado por sus detractores, que lo acusaban de lavarles el cerebro a sus adeptos y a sacarles su dinero. Todo en él era contradicción. El millonario líder se refería a los líderes norcoreanos y norteamericanos como sus amigos, pero estuvo preso en ambos países.

Esas contradicciones no impidieron que el fundador de la Iglesia de la Unificación convirtiera su visión religiosa en un movimiento a nivel mundial y en una corporación multimillonaria que se extiende desde la península de Corea hasta Estados Unidos. Hace dos décadas, la Iglesia de la Unificación tenía siete millones de fieles. Hoy podrían ser menos, aunque la secta dice estar presente en 180 países.

Los bienes de la Iglesia de la Unificación incluyen el diario The Washington Times; la Universidad de Bridgeport, en Connecticut; el hotel New Yorker -un hito de la arquitectura déco de Manhattan-, y una empresa distribuidora de frutos de mar que abastece de sushi a restaurantes japoneses en todo el país. También adquirió un centro de esquí, un equipo profesional de fútbol y negocios en Corea del Sur.

Su iglesia ha sido acusada de utilizar oscuras técnicas de reclutamiento y de desplumar a sus seguidores de su dinero. En Estados Unidos, padres de fieles denunciaron que a sus hijos les lavaron el cerebro para que se unieran al culto. En estos últimos años, la Iglesia de la Unificación mantuvo un perfil más bajo en Estados Unidos, abocándose a consolidar sus negocios. Moon vivió durante más de 30 años en ese país. Las propiedades de su iglesia incluyen decenas de empresas, desde hospitales y universidades hasta un equipo de fútbol en Brasil y una compañía de ballet. En América latina compró diarios y revistas e invirtió en varias empresas.

Moon empezó a construir un vínculo con Corea del Norte en 1991 y hasta llegó a reunirse con el fundador del país, Kim Il-Sung, en el puerto del este norcoreano de Hamhung. En su autobiografía, Moon dijo que le había pedido a Kim que abandonase sus ambiciones nucleares y que Kim le había respondido que su programa atómico tenía fines pacíficos.

Cuando Kim murió, en 1994, Moon envió una delegación de condolencias a Corea del Norte, lo que despertó críticas entre los conservadores de su país. Su sucesor en el poder, el fallecido Kim Jong-il, le enviaba regalos a Moon para su cumpleaños: desde rosas o un preciado ginseng salvaje hasta relojes Rolex. En diciembre pasado, la Iglesia de la Unificación también envió una delegación a los funerales de Kim Jong-il, quien fue sucedido por su hijo Kim Jong-un.

4. Los funerales del reverendo Moon tendrán lugar el 15 de septiembre.

FUENTE: Varios medios

La muerte del “mesías”, como se autodenominó Moon, ha dejado un vacío inmenso entre sus seguidores, tal como publica Euronews. “Es más doloroso que cuando perdí a mis padres”, aseguraba un hombre a las puertas del lugar en el que descansa el cadáver del líder espiritual. “Perder a los padres es terrible, no se puede describir, pero ahora siento más dolor y tristeza que entonces”, sentencia.

“Nuestros fieles rezarán y nos ayudarán emocional y financieramente”, explicaba un portavoz eclesiástico. “Así se cumplirá la voluntad de Dios y habrá paz en el mundo”. El cuerpo de Moon reposa en un Museo en el que almacenaba los regalos que recibía de todo el mundo. Durante décadas, conjugó con notable éxito su faceta espirtiual con actividades empresariales y amasó una inmensa fortuna terrenal.

Los funerales del reverendo surcoreano Sun Myung Moon, fundador de la Iglesia de la Unificación, se realizarán el 15 de septiembre, tras un período para la despedida de fieles y amigos, según medios locales, de los que se hizo eco ANSA. La secta informó que “un altar conmemorativo” se levantará el 6 de septiembre en el CheongShim Peace World Center. La sepultura se efectuará en el monte Cheonseung, a pocos kilómetros de Seúl.

De la teología al futuro de la secta

En AFP leemos: “Moon ve a Dios en una perspectiva esencialmente coreana, combinando en una forma cristiana la pasión chamánica y el modelo confuciano de la familia”, escribe Michael Breen en su libro Los coreanos. “Su Dios es un padre pobre y solitario que sufre en un mundo de hijos ingratos y malvados”, indica.

“La Iglesia de la Unificación continuará teniendo buen estado incluso después de la muerte de Sun Myung Moon”, dijo a Reuters Tark Ji-il, quien enseña Historia de la Iglesia en la Universidad Presbiteriana Busan. “La Iglesia de la Unificación no es simplemente una organización religiosa, sino que es una organización comercial construida sobre la convicción religiosa”, agregó.

El académico argumentó que “la muerte de un fundador de un nuevo grupo religioso tiene un gran impacto en su supervivencia, pero una organización comercial exitosa sobrevive al fundador, al igual que lo hizo Samsung después de la muerte de Lee Byung-chull y Hyundai tras la de Chung Ju-yung”.

5. La herencia de Moon: ¿religiosa o comercial?

FUENTE: AFP

La Iglesia de la Unificación nació de las ruinas de la Guerra de Corea (1950-1953) y se exportó con éxito a varios países, incluido Estados Unidos, donde el movimiento supo seducir a los conservadores al igual que a los ‘ex hippies’ desorientados. Según leemos en un despacho de AFP, el movimiento, considerado como una secta en numerosos países, reivindica tres millones de fieles. Los expertos estiman que son más bien unos centenares de miles y apuntan a que la Iglesia es sobre todo un imperio económico.

La muerte de su fundador, a los 92 años, constituye “una etapa crucial”, según Tark Ji-Il, profesor de teología en la Universidad presbiteriana de Busan. Tark y otros expertos apuntan a los riesgos de conflictos familiares entre los hijos para dirigir este imperio religioso y comercial, cuando ninguno está dotado de la misma autoridad o influencia ante las congregaciones extranjeras. Los hijos “tienen sus propios fieles y no podemos excluir escisiones”, añade Tark Ji-Il.

Fundada en 1954, un año después del fin de la guerra de Corea, la Iglesia de la Unificación tuvo inicios complicados, como muchos movimientos religiosos. Los grupos tradicionales la consideraban herética, ya que su fundador afirmaba haber sido elegido por Jesús. Sun Myung Moon optó por la proximidad con el gobierno surcoreano de la época, un régimen militar, como estrategia de supervivencia, en vez de focalizarse en la doctrina religiosa, según destaca Kim Heung-Soo, profesor de cristianismo en Corea en la Universidad de Mokwon.

“Por ejemplo, ha hecho de la lucha contra el comunismo uno de los principales credos de la Iglesia”, apunta el profesor. “Recurrió a la misma estrategia cuando se instaló en Estados Unidos. Fue un ferviente partidario de la guerra de Vietnam, estimaba que era una guerra contra los comunistas, y apoyó al presidente Nixon durante el Watergate”, añade.

Para David Bromley, profesor de estudios religiosos en la Virginia Commonwealth University, Moon, que se instaló en Estados Unidos en 1972, lo hizo en el momento adecuado. “La contracultura perdía parte de su atractivo, la guerra de Vietnam se terminaba y había mucha gente que abandona movimientos y buscaba algo nuevo”, explica. Pero a su juicio, la influencia del movimiento Moon siempre se exageró, debido a la cercanía de Sun Myung Moon con altos dirigentes.

“La Iglesia reivindicaba un gran número de miembros y sus detractores daban cifras todavía más importantes para demostrar su peligrosidad”, subraya David Bromley. El verdadero don de Moon ha sido saberse rodear de personas con talento empresarial, sobre todo en Japón y en Estados Unidos, que transformaron su Iglesia en un imperio económico y lo convirtieron en multimillonario.

“Se convirtió rápidamente en un imperio comercial, tanto como religioso”, estima Tark Ji-Il. Después de haber alcanzado su pico durante los años 80, la secta ha perdido poco a poco su influencia y muchos fieles la han ido abandonando, debido a los cambios sociales y políticos en Corea del Sur -fin de los regímenes autoritarios- y a varios escándalos.

Para Tark Ji-Il, la herencia de Moon no será religiosa sino comercial. “El problema es que las inversiones económicas no necesitan un apartado religioso”, añade el profesor. Moon era el cimiento que mantenía a la Iglesia de la Unificación, pero ahora sus numerosos hijos se repartirán el imperio, apunta. “¿Seguirán los fieles japoneses dando ampliamente el dinero a los hijos o ahora cada congregación decidirá seguir su propio camino?”, pregunta Tark Ji-Il.

6. La dramática transformación de la secta Moon entre 1994 y 1999.

FUENTE: CESNUR

Reproducimos a continuación el interesante artículo “De la Iglesia de la Unificación al movimiento de la Unificación, 1994/1999: cinco años de dramáticos cambios”, escrito por el experto italiano Massimo Introvigne y publicado en la web del Centro de Estudios de las Nuevas Religiones (CESNUR), con base en Turín.

La Iglesia de la Unificación, fundada por el Reverendo Sun Myung Moon en 1954, ha experimentado tantos cambios entre 1994 y 1999 que podemos preguntarnos si aún existe como iglesia o si se ha convertido con ciertas diferencias en el “Movimiento de Unificación”. A mediados de la década de los 1990s se produjeron cambios significativos dentro de la organización del Reverendo Moon.

El 1 de mayo de 1994, al cumplirse el 40 aniversario de la fundación de la Asociación del Espíritu Santo para la Unificación del Cristianismo Mundial, fue celebrado el hecho en Seúl. De acuerdo con el Reverendo Moon, este acontecimiento representó el logro de una etapa fundamental en la historia de su movimiento, que le permitió declarar la conclusión del “ciclo” de la Iglesia de la Unificación como tal. Fue entonces que fundó la Federación de Familias para la Paz Mundial (FFPM) que combinó a todas las organizaciones que el Reverendo Moon había creado.

El Reverendo Moon afirmó que la “etapa” de la religión había concluido y que, con el comienzo de la nueva “era de la familia”, Dios se integraría a la humanidad mediante la familia. En esta circunstancia se declaró que era necesario promover la purificación del amor y la santificación de la familia. De esta manera otras organizaciones religiosas basadas en normas éticas similares serán invitadas a participar en esta organización incluyente. La Iglesia de la Unificación continuará existiendo, en cuanto a apoyar las actividades religiosas de sus miembros, como la Iglesia de la Unificación Familiar, una de las muchas organizaciones religiosas dentro de la FFPM. Considerando todos esos cambios, uno puede preguntarse cuáles son las consecuencias para el futuro de la Iglesia de la Unificación concebida como una organización religiosa.

En cuanto a los textos canónicos, una versión con un código de colores del Wolli Kangron (esta expresión coreana significa en castellano, aproximadamente, “Comentarios al Principio Divino”), fue publicada el 30 de setiembre de 1994, y se convirtió en la obra básica de referencia hasta el 1 de noviembre de 1997. En esta última fecha el Reverendo Moon comenzó con la tradición del Hoon Dok Hae (Reuniones de Lectura y Aprendizaje), que incluye sesiones matutinas diarias de estudio, para las cuales se recopilaron citas escogidas de sus sermones, que son consideradas como “expresiones complementarias de La Palabra del Testamento Completado,” a la par del Wolli Kangron.

Otro cambio relevante nos mostró al Reverendo y a la Sra. Moon desplazando el foco de su actividad de Norteamérica a América del Sur. En numerosos discursos el Reverendo Moon se refirió a Norteamérica como equivalente al Protestante Norte de Europa y a la América Latina como correspondiendo al Sur de Europa. El Reverendo Moon reclama el apoyo de una “mayor unificación” de las Américas con antelación al desplazamiento de su atención a Europa y África. Ha existido una mayor actividad misionera en América Latina y una considerable inversión financiera en el Uruguay. Esto ha alarmado a la Iglesia Católica en algunos países. Se han realizado campañas en los medios de comunicación de América Latina, por ejemplo, para que se prohibiera la actividad de los misioneros unificacionistas de nacionalidad extranjera.

Uno de los más destacables proyectos en América Latina, fundado el 1 de julio de 1998, es el Proyecto Agrario Nueva Esperanza (New Hope Farm Project) [ cuyo nombre oficial es “Centro Educativo para la Familia Ideal y la Paz Mundial”], conocido generalmente como el Jardín Oriental de Nueva Esperanza (New Hope East Garden). Considerada localmente como un paraíso terrenal, la zona donde confluyen los ríos Miranda y Plata, capturó la imaginación del Reverendo y de su Sra., cuando se encontraban pescando en medio de la selva virgen del Brasil oriental, como en un “Jardín del Edén”.

En el centro del continente Sudamericano, una zona puede aparecer como un paraíso impoluto, mientras otra está deforestada y contaminada. El Proyecto Jardín Oriental de Nueva Esperanza está dirigido a brindar educación tanto moral como formal a residentes y visitantes, culminando en proyectos de educación a distancia realizados en cooperación con la Universidad de Bridgeport, estado de Connecticut, en los EE.UU. La Universidad de Bridgeport fue rescatada de varias graves dificultades financieras por la organización PWPA (Academia de Profesores para la Paz Mundial) en 1992 mediante el simple otorgamiento a la PWPA de la mayoría accionaria. Desde entonces $ 100 millones de dólares han sido invertidos en la Universidad de Bridgeport.

Por ser la PWPA financiada por la Fundación Internacional Cultural (ICF) que fue establecida por el Rev. Moon para la promoción de las actividades académicas, científicas y culturales, la Universidad de Bridgeport ha sido con frecuencia calificada por la prensa como “controlada por el Rev. Moon.” De acuerdo con los proyectos del Rev. Moon, la Universidad de Bridgeport debería convertirse en una importante asociada, junto con la Universidad Sun Moon, de Corea del Sur, de la propuesta Fundación Universitaria Mundial (World University Foundation). Ésta está concebida como una red de universidades que permitirá a los estudiantes seguir cursos en varias universidades, ya sea por aprendizaje a distancia o cambiando su lugar de residencia. Otro Proyecto a cargo de la Universidad de Bridgeport, desde el 21 de noviembre de 1998, es el del Centro de Salud y Ciencia, cuya finalidad es incorporar todos los tipos de medicina Oriental y Occidental, tanto ortodoxas como alternativas, en una institución única.

El Jardín Oriental de Nueva Esperanza espera lograr la diversificación del uso de la tierra reservando a una variedad de cultivos treinta y tres zonas diferentes de la hacienda. El desarrollo de granjas ictiológicas, la recuperación de la flora y de la fauna, la reforestación y una más amplia combinación de cultivos, junto con la investigación y el adiestramiento en habilidades agrícolas, son vistos como recursos esenciales para recuperar esta fértil tierra maltratada. Habiendo invertido $ 25 millones de dólares y comprado 7.5 millones de acres de tierra (o sea unos 30.352 km2.), de acuerdo con Cesar Zeduski, vocero del proyecto, el Jardín Oriental de Nueva Esperanza está desarrollándose transversalmente por el predio mediante la rápida construcción de edificios.

El Dr. Tyler Hendricks, presidente en los EE.UU. de la Federación de Familias para la Paz y la Unificación Mundial, escribió que “El Rev. Sun Myung Moon considera que el Jardín Oriental de Nueva Esperanza es el punto de partida del Reino del Cielo en la Tierra. Existen millones de kilómetros cuadrados deshabitados entre San Pablo, Buenos Aires y Campo Grande. Esas colinas y valles deshabitados están cubiertos de verde y frondosa vegetación y se encuentran a la espera de la mano amante y fuerte de un verdadero propietario, que pueda hacerlas fructificar para beneficio de un mundo hambriento” (citado del artículo de Alex Bellos “El Último Reducto de Moon,” publicado en el Guardian Saturday Review (London), del 26.09.1998).

No queda aclarado cuantos miembros podrían ser convocados a inmigrar a Mato Grosso do Sul. “A las “familias bendecidas” se les ha pedido que asistan a un Taller de 40 días en el Jardín Oriental de Nueva Esperanza y que tengan su fotografía como pareja acompañados por el Reverendo y su Sra. como un requisito para “anotarse en el Cielo.” Dos conferencias sobre “La Preservación del Medio Ambiente y el Desarrollo Sostenible en El Pantanal” fueron organizadas en 1999 y se abrió un sitio Web sobre este tema (www.pantanal.org).

Otro importante desarrollo ha sido el movimiento de arrepentimiento en el Centro de Seminarios Espirituales de Chung Pyung en Corea del Sur. Chung Pyung había sido durante largo tiempo un lugar sagrado para la Iglesia de la Unificación, pero a partir de 1995 los Seminarios comenzaron a liberar a los Unificacionistas de los malos espíritus. De la madre fallecida de la Sra. Moon, llamada Dae Mo Nim (Abuela) por los Unificacionistas, se dice que coopera desde el Mundo Espiritual mediante una médium, la Sra. Hyo Nam Kim, quien dirige las sesiones. Con la asistencia de ángeles, se dice que muchos espíritus han sido alentados para abandonar los cuerpos Unificacionistas y asistir en el Mundo Espiritual a un Seminario sobre el Principio Divino dirigido por Heung Jin Moon, hijo del matrimonio Moon que falleció en un accidente automovilístico en 1984.

A comienzos de 1999, más de 300 seminarios de tres días y 30 seminarios de cuarenta días, se habían realizado, con la participación de más de 250.000 miembros. Hay numerosos testimonios de curaciones físicas milagrosas así como personas que sostienen haber visto ángeles o presenciado como espíritus hostiles liberaban los cuerpos físicos afectados. Un posterior desarrollo ha sido la declaración de la liberación y posterior educación y Bendición de antepasados, que se ha convertido en un rasgo habitual tanto de los seminarios de Chung Pyung como de las visitas de la Sra. Hyo Nam Kim a otros países.

Hasta setiembre de 1999 las ceremonias de liberación estaban exclusivamente dedicadas a las primeras siete generaciones de los miembros antepasados por la línea paterna, con planes para posteriores ceremonias para liberar hasta 120 generaciones. Hay indicadores que las ceremonias de liberación para los antepasados por la línea de Madre estarán pronto disponibles. Para los miembros bendecidos que han tenido hijos que han muerto, existe una ceremonia ocasional para lograr un contacto con esos hijos en el Mundo Espiritual, donde ellos pueden crecer y madurar hasta llegar al nivel en el que pueden acceder a su pareja y a la bendición.

El Centro de Seminarios Espirituales de Chung Pyung es donde está siendo construido un Templo Unificacionista con capacidad para 10.000 personas. El mismo será inaugurado al cumplirse el 80 cumpleaños del Reverendo Moon, el jueves 10 de febrero del 2000. Esto es considerado por los Unificacionistas como providencialmente significativo con relación al Templo del Rey Salomón. El hecho que esté siendo construido gracias a las donaciones voluntarias de quienes participan en los Seminarios Espirituales de Chung Pyung también se considera como significativo.

Mediante los Seminarios Espirituales de Chung Pyung, se ha iniciado un nuevo tipo de “bendición”. Se dice que la “Bendición del Cielo y de la Tierra” permite a una esposa que ha muerto volver a vivir con el viudo que permanece en la Tierra. De acuerdo con las disertaciones del Rev. Chung Hwan Kwak y de la Sra. Hyo Nam Kim, la liberación de los espíritus hostiles ha sido seguida por su educación y posterior “bendición” en el mundo espiritual. Se dice que miles de millones de han sido “bendecidos.”

El Mundo Espiritual parece ser de suprema importancia entre las más recientes prioridades del Reverendo Moon. Los mensajes del fallecido líder Unificacionista Sang Hung Lee desde el Mundo Espiritual (véase La Realidad del Mundo Espiritual y la Vida en la Tierra, por Sang Hung Lee, según la transcripción de Young Soon Kim [traducción directa del coreano al castellano por el Lic. Alejandro de Souza], Montevideo, Uruguay, 1998 (127 págs.) -textos que han logrado un status casi-canónico en el Movimiento de Unificación- son, en este sentido, “una parte esencial de un evento providencial. El quinto capítulo [del libro que contiene los mensajes de Lee] constituye un registro de entrevistas de Lee, hechas a solicitud del Rev. Moon, mayoritariamente a personajes infames -Lenin, Stalin, Hitler, etc.

Antes de un mes de esa comunicación, en la bendición de 120 millones de parejas, el 30 de junio de 1998, estos mismos personajes fueron bendecidos, como representantes de toda la gente perversa, abriendo de esta manera la puerta para “la liberación del Infierno” (según expresa Andrew Wilson en su artículo “Percepciones visuales del Mundo Espiritual: el enfoque de Sang Hung Lee de ‘La vida en el Mundo Espiritual y en la Tierra’ comparado con otros relatos de espiritualistas,” Journal of Unification Studies 2 (1998): 123-47, cita de la pág. 123).

A comienzos de 1995, el Reverendo Moon convocó a muchos líderes coreanos de la Iglesia de la Unificación con experiencia para la asistencia a talleres de cuarenta días que se realizaron en Chung Pyung. Al culminar los mismos, el Reverendo Moon inició lo que él denominó el Mesiazgo Nacional. Cada país será dirigido por un grupo de cuatro familias: una proveniente de Corea, una de Japón, una de América del Norte (zona angloparlante) o Gran Bretaña o Francia, y una de Alemania o Austria o Italia. Las parejas adultas, que participaron voluntariamente, después de asistir al Seminario eligieron su país mediante un sorteo por lotería. Se les indicó que desde ese momento debían residir indefinidamente en ese país y también alentar a sus descendientes a vivir allí y restaurarlo para Dios. Éste se ha convertido en un cambio fundamental en la estructura del Movimiento de Unificación.

En el año 1998 suceden acontecimientos menos agradables para el Movimiento de Unificación. Como resultado de la crisis económica de Asia, pero también por carencias administrativas internas, ciertas empresas del grupo Tong Il, en Corea, dieron quiebra bajo la presión de grandes deudas impagas.

Nansook Hong, esposa divorciada de Hyo Jin Moon, hijo del Rev. Moon y Sra., escribió un libro, A la sombra de los Moon: Mi vida en la familia del Reverendo Sun Myung Moon (Boston: Little, Brown & Company, 1998). El libro fue redactado por Eileen McNamara, una periodista del Boston Globe que había publicado anteriormente varios reportajes críticos relativos al Unificacionismo. El libro describe los catorce años del matrimonio de Nansook con Hyo Jin como plagados por la adicción a las drogas de su marido, el adulterio y, por último, la violencia física.

Aunque al final de las peripecias de un amargo proceso de divorcio, no puede esperarse que ninguna de las partes sea verdaderamente objetiva, el relato de los abusos recibidos que Hong hace es creíble, y la Iglesia de la Unificación había reconocido los problemas personales de Hyo Jin mucho antes de la publicación del libro (Hyo Jin fue “rebendecido” con una nueva esposa, Yun Ah Choi, el 5 de febrero de 1999, en Seúl, siendo el primer caso de “rebendición” entre los “Hijos Verdaderos” del Reverendo y su esposa).

Más grave fue la acusación de Hong que mientras que promovían los valores familiares en sus prédicas, el Reverendo y la Sra. Moon perdieron el control de su propia familia, como lo evidenciaron los problemas de adicción a las drogas de Hyo Jin y por el hecho que otros “Hijos Verdaderos” abandonaron la Iglesia o se hicieron inactivos. El Reverendo Moon y su esposa han admitido la responsabilidad por los problemas de algunos de sus hijos, declarando que la tarea del ejercicio de un ministerio de extensión mundial requería el sacrificio de su familia.

El libro de Nansook ofrece un amargo retrato de la Sra. Moon, y acusa al Reverendo Moon de deslices sexuales durante su vida, incluso de la paternidad de un hijo ilegítimo. La Iglesia de la Unificación replicó que el Reverendo Moon “nunca violó el Principio ni violó su responsabilidad como el protector Mesiánico del Amor Verdadero,” destacando también que “Padre” (es decir “el Rev. Moon”) ha enseñado con amplitud respecto a la complicada historia bíblica y providencial de la restauración del linaje de sangre, incluso el papel de personajes providenciales tales como Jacob (Raquel y Lía y sirvientes), Tamar (y su suegro, Judá) y otros en condiciones comparables en este aspecto” (HSA-UWC North America Family Church, “Preguntas y Respuestas relativas al libro de Nan Sook Hong,” por el Rev. Joong Hyun Pak, Director Continental y el Dr. Tyler Hendricks, Presidente, 3 de octubre de 1998.

Otros personajes tales como Abraham (Sara y Agar) y el Rey David (Betsabé) también han sido mencionados. Esta “complicada historia” que incluye al Reverendo Moon y a su familia, cuya vida -la Iglesia da a entender- no puede ser juzgada según los lineamientos humanos corrientes. Esto, insiste la Iglesia, no da a sus miembros, de ninguna manera, un permiso para violar su bendición y la norma fundamental del Principio Divino de “un hombre y una mujer para la eternidad.” No obstante, muchos miembros se han sentido profundamente perturbados por el libro de Hong.

El libro de Hong también reavivó antiguas controversias vinculadas con el difunto Chung Hwa Park, uno de los primeros discípulos del Rev. Moon, quien causó una considerable controversia al confirmar acusaciones de inmoralidad sexual del Rev. Moon al comienzo de su trayectoria religiosa, esas acusaciones aparecen en un libro hecho circular abundantemente por sus críticos (y posteriormente publicado en japonés) titulado La Tragedia de las Seis Marías.

Park, quien había abandonado la Iglesia de la Unificación, sostuvo que el Rev. Moon, durante los años iniciales de la Iglesia, practicó ritos sexuales con, entre otras, seis discípulas casadas (“las seis Marías”) quienes debían dejar preparado el camino para la virgen que se casaría con él y se convertiría en la Madre Verdadera. La Iglesia negó vehementemente las afirmaciones, y expresó su confianza en anteriores fallos judiciales de las Cortes coreanas, en que los que los críticos que hicieron acusaciones análogas habían sido hallados culpables de difamación y libelo. Park eventualmente volvió al redil y poco antes de fallecer, retiró todas las acusaciones en un segundo libro, que él escribió en 1995, titulado El Apóstata.

El tema de la sucesión es ahora de fundamental importancia. El Reverendo Moon cumplirá ochenta años en el 2000 (según los cálculos del calendario coreano, ya cumplió los ochenta en 1999). La Sra. Moon tiene cincuenta y siete años de edad. Desde 1992 ella ha desempeñado un papel más visible, especialmente en sus tres giras mundiales de oratoria en 1992, 1993 y 1999. La Sra. Moon también ha hablado en el Congreso de los EE.UU., en la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y en otras sedes parlamentarias del mundo.

Su relativa juventud y el respeto que inspira a los miembros de la Iglesia pueden constituir un factor de estabilidad para el Movimiento de Unificación. La ceremonia de designación del tercer hijo del matrimonio, Hyun Jin Moon, como vicepresidente de la Federación Internacional de Familias para la Paz Mundial y la Unificación (FFWPUI), el día 19 de julio de 1998, así como su responsabilidad de educar a la “segunda generación,” lo señalan como el sucesor. Hyun Jin Moon había representado a la República de Corea en las Olimpíadas de 1988 y 1992, en los eventos ecuestres.

Obtuvo su Licenciatura en Administración de Negocios (M.B.A. de la Harvard Business School) en 1998. Durante su discurso, el Reverendo Moon bromeó diciendo que se le ha criticado por haber “fracasado en inversiones en empresas, pero ahora tengo un hijo con un M.B.A. que va a tener éxito en los negocios.” Ya fue bendecido el casamiento de Hyun Jin Moon con Jun Sook Kwak, (hija del Rev. Chung Hwan Kwak, asistente del Reverendo Moon y ex presidente de la FFWPUI), constituyendo esta unión un significativo indicador de continuidad.

El 6 de febrero de 1999, en Seúl, se fundó una nueva organización: la Federación Interreligiosa e Internacional para la Paz Mundial (IIFWP), cuya misión es “diseñar un sistema mediante el cual los más distinguidos representantes de la sabiduría religiosa puedan encontrarse en la Mesa de Conferencias donde se estén considerando los problemas mundiales más serios y urgentes…” constituyéndose así en un Consejo de Líderes Religiosos dentro del marco de las Naciones Unidas.

El Reverendo Moon concibe a la IIFWP como a una organización que se esforzará en recrear a las Naciones Unidas como una verdadera institución bicameral. Desde 1999, la IIFWP ha sido la auspiciante de las Conferencias Hoon Dok Hae (Reuniones de Lectura y Aprendizaje) dirigidas a invitados (académicos, líderes religiosos y políticos) dedicados a la profundización de sus conocimientos sobre el pensamiento y las realizaciones del Reverendo Moon. El 15 de junio de 1999, el Rev. Sun Jo Hwang fue designado como el nuevo presidente de la FFWPUI, sustituyendo al Rev. Chung Hwan Kwak quien pasó a ocupar la presidencia de la IIFWP.

El Rev. Sun Jo Wang, que fue Profesor de Teología en la Universidad Unificacionista Sun Moon, es un líder relativamente joven que participó en la Bendición de 1982. El cree que la Internet es una herramienta misionera, y ha promovido la creación un nuevo sitio Web, con base en Corea, denominado Completed Testament News [Noticiero del Testamento Completado]. Él también ha auspiciado el uso de la Internet con audio (sonido) o vídeo en vivo para la presentación de ceremonias importantes.

En 1999 se emitieron tres importantes “Declaraciones”. Ellas ilustran con relación a la creciente importancia de la numerología y el dispensacionalismo en el pensamiento del Rev. Moon. Un “Jeol” es un Día Santo de Conmemoración en el Movimiento de Unificación. El Rev. Moon y su Sra. dieron una bendición especial a las 09:09:09 a.m. del día 9 de setiembre de 1999. Siendo la edad de Moon 79 años, el número 9 apareció 9 veces, y el día fue celebrado como el “Jeol 9.9”.

El número 9 previamente “pertenecía” a Satanás y era un número malo, pero la ceremonia del Jeol 9.9 lo rescató para Dios, permitiendo también la liberación de muchas almas en el Mundo Espiritual. El Jeol 9.9 fue considerado como un punto de conexión entre el “Día de la Declaración del Reino del Sabbath Cósmico para los Padres del Cielo y de la Tierra” en el Jeol 7.8 y la “Proclamación de la Celebración de la Victoria Cósmica”. El Jeol 7.8 había sido previamente celebrado a las 07:07:07 a.m. del día 7 de julio de 1997. El Jeol 7.8 fue declarado como el día inaugural de los eventos capaces de recrear el Mundo Original bajo la Soberanía de Dios.

El Rev. Moon proclamó el Jeol 3.10 a las 10:10:00 a.m. del día 10 de setiembre de1999. Con la celebración del Jeol 3.10, todos los números del 1 al 10 han sido restaurados como números del Cielo. Este es un acontecimiento de gran significado escatológico, dado que Dios puede ahora restaurar “el mundo original de la creación mediante números”. El nuevo líder del movimiento de Unificación, el Rev. Sun Jo Wang, parece concentrar su mensaje, después de los problemas y controversias de 1998, en el significado cósmico de las fechas Jeol 7.8, Jeol 9.9 y Jeol 3.10.

La reorganización del Movimiento de Unificación y la numerología mística han también afectado a la actividad principal asociada por el público en general con el Rev. Moon, nos referimos a los matrimonios colectivos. En 1994 cuando el Reverendo Moon estableció la Federación de Familias para la Paz Mundial y la Unificación, su idea era también organizar a todas las parejas bendecidas que no fueran miembros de la Iglesia de la Unificación.

Con posterioridad a la “bendición” colectiva de 1995, se hizo una declaración que 3.6 millones de parejas serían “bendecidas” en 1997. La ceremonia principal se realizó en el John F. Kennedy Stadium, en Washington, D.C., el 29 de noviembre de 1997. El proceso de la bendición difería en esa ocasión de las bendiciones anteriores en dos importantes aspectos. Primero, a cualquier pareja que ya hubiera recibido la bendición le estaba permitido oficiar en la bendición de otras parejas, mientras que previamente habían sido casi exclusivamente el Reverendo Moon y Sra. los oficiantes.

Segundo, las ceremonias del Vino Consagrado (o Néctar) y del Agua Bendita (tradicionalmente no efectuadas en el mismo día de la bendición) podrían haber sido administradas con gran anticipación a la ceremonia principal. Estas “pre-bendiciones” del Vino Consagrado y del Agua Bendita fueron posteriormente completadas por la Oración de Bendición del Reverendo Moon y Sra. del 29 de noviembre.

La bendición a 3.6 millones de parejas fue declarada cumplida el 15 de julio de 1997, con un anuncio que la bendición anunciada para el 29 de noviembre de 1997, llegaría a un total de 39.6 millones de parejas. Esta bendición incluía una gran proporción de parejas provenientes de otras creencias. La ceremonia en Washington, D.C., incluyó seis “co-oficiantes” de otras creencias, incluyendo al controvertido ministro Louis Farrakhan, integrante de la Nación del Islam.

La ceremonia de Bendición en Seúl, del 7 de febrero de 1999, también presentó siete co-oficiantes incluyendo al Rabino Ortodoxo Virgil Kranz (Presidente de la Asamblea Judía de los EE.UU.), al controvertido Arzobispo Católico Emmanuel Milingo y al Rev. T. L. Barrett, Superintendente General de la Iglesia de Dios en Cristo (una importante denominación Pentecostal Afro-Americana).

El 13 de junio de 1998, una ceremonia previa de bendición, centrada en el Madison Square Garden, en New York City, tuvo lugar dedicada a 120 millones de parejas en todo el mundo. En el Madison más de 2000 parejas se encontraron por primera vez. Las ceremonias de bendición culminaron una campaña mundial para reavivar una “cultura del matrimonio.” La mayoría de las parejas que recibieron la bendición del Reverendo Moon y Sra. no eran unificacionistas pero habían estado de acuerdo en un nuevo compromiso, con el cumplimiento de las siguientes cuatro promesas:

Convertirse en un hombre y mujer verdaderos que practiquen la pureza sexual y vivan para el beneficio del prójimo.

Convertirse en unos verdaderos cónyuges que respeten el ejemplo de los Padres Verdaderos y establezcan una familia eterna que brinde alegría a Dios.

Convertirse en un progenitor que enseñe a sus hijos a seguir la tradición del amor verdadero en aras de la familia y del mundo.

Y crear una familia ideal que contribuya a la paz del mundo.

Del 13 de junio de 1998 al 7 de febrero de 1999, fuentes unificacionistas sostienen que 240 millones de parejas fueron “bendecidas.” Si agregamos a esas cifras las bendiciones previas, el número resultante representa un cumplimiento antes de lo esperado de los 360 millones de parejas bendecidas durante un período de tres años que el Reverendo Moon había esperado alcanzar en el año 2000.

Las cifras son discutidas por los críticos y es obvio que resultan difíciles de verificar. Un método para reconciliar las diferencias es observar que a muchos miles se les dio el Vino Consagrado y el Agua Bendita en mesas ubicadas en lugares públicos sin comprensión del significado del acto. En Japón y en otros países, la entrega de un “caramelo bendecido” fue también ampliamente practicada.

La mayoría de esas personas no participaron de las ceremonias formales de la bendición, sin embargo fueron contadas por la Iglesia entre las bendecidas. La bendición en el Estadio Olímpico de Seúl alcanzó a 40.000 parejas. Fue vista en 185 países diferentes ya fuera vía satélite o por Internet. Unas 150.000 parejas fueron determinadas y bendecidas en todo el mundo. Por primera vez, otros miembros antiguos de la Iglesia asistieron al Reverendo Moon y Sra.

El proceso de determinación de las parejas está siendo ahora delegado de manera creciente, por el Rev. Moon a miembros antiguos del movimiento. Mientras que el Rev. Moon continúa formando las parejas de la “segunda generación” (es decir, hijos de Bendiciones previas), la nueva “primera generación” de postulantes a emparejar, es “predeterminada” ya sea por Comités Nacionales o Continentales de Bendición integrados por esos miembros más antiguos y por líderes que conozcan personalmente a los candidatos.

Según la “Declaración de Jeol 9.9”, las “condiciones de indemnización” previamente requeridas para recibir la Bendición, han sido eliminadas. En el pasado esas condiciones incluían un ayuno de 7 días, “el testimonio de 3 hijos espirituales” (es decir que cada candidato a las Bendición hubiera convertido a tres nuevos miembros) y haber cumplido una misión de 3 años. Después de la “Declaración de Jeol 9.9” la única condición remanente es la de un período de separación de 40 días antes del comienzo de la vida en familia.

La especulación mística y la rutinización del carisma son, de esa manera promovidos juntos en los planes del Movimiento para su fase post-Moon y post-carismática.

7. Los pocos adeptos de Moon en Argentina preparan la despedida de su fundador.

FUENTE: La Nación – Página 12

Los seguidores del reverendo Sun Myung Moon en la Argentina esperaban tras su muerte las indicaciones de sus referentes desde Corea del Sur para organizar la ceremonia “seunghwa”, de “ascensión espiritual”, con la que, entre el 15 y el 17 de este mes, lo despedirán en simultáneo en todos los países donde su iglesia tiene representación. Lo cuenta Silvina Premat en La Nación. Pese a los numerosos viajes que hizo Moon a la Argentina en los años 90 y las repetidas iniciativas para desarrollar emprendimientos económicos y culturales que colaboraran con su proyecto de paz universal, la comunidad de “moonies” argentinos es pequeña.

Desde 1984, la secta de Moon está reconocida por el Estado con su nombre original, Asociación del Espíritu Santo para la Unificación del Cristianismo Universal, y figura en el Registro Nacional de Cultos con seis sedes, de las que sólo dos continúan con actividades. Se trata de las de la ciudad de Buenos Aires y la de Córdoba, donde se realizan actividades educativas y solidarias con jóvenes.

“No tenemos una cifra de los miembros del movimiento, pero podría estimar que las familias más activas en la asociación espiritual son unas 100, y en las federaciones participan miles”, señaló el vocero de la iglesia de Moon, Miguel Werner, a La Nación, al referirse a las agrupaciones de familias, jóvenes y mujeres desde las que se hacen propuestas sociales y culturales. La más activa de estas agrupaciones es la Federación por la Paz Universal, cuya apertura hizo Moon en el Sheraton, en diciembre de 2005.

 

Werner dijo que después del cierre de Tiempos del Mundo, un periódico semanal que se distribuía desde Buenos Aires a 16 países, no se encararon emprendimientos económicos. También desmintió que algún miembro o allegado al reverendo Moon esté vinculado con alguna escuela o universidad en la Argentina.

Entre las propiedades de la Asociación figuraría aún la estancia en Paso de la Patria, en la provincia de Corrientes, donde el reverendo pasaba varias semanas para pescar. “Le gustaba mucho, pero también él afirmaba que la riqueza marina podía ayudar a terminar con el hambre en el mundo”, dijo Werner.”Aspiro a que sea valorada la labor del reverendo que no paró desde que, a los 16 años, tuvo una experiencia religiosa. Lamentablemente se toman aspectos que no son los más importantes”, agregó.

El lado oscuro de Moon

En Argentina Moon fue dueño del periódico Tiempos del Mundo y supo tener influencia con Carlos Menem, quien lo recibió en secreto en la quinta de Olivos y quien alojó a George Bush padre, también en la quinta presidencial, cuando acudió a la presentación del periódico. En 2005, en una fastuosa cena en el Sheraton, nombró como su embajador de la paz al inyenieri Juan Carlos Blumberg. Por el lado deportivo, puso 800.000 dólares al Boca de Macri para llevarlo a un torneo en Corea del Sur. Lo cuenta el diario Página 12 en un artículo titulado “El lado oscuro del señor Moon”.

En su camino quedó un imperio millonario, una fama oxidada con el tiempo y una cantidad de aristas oscuras que dejarán sellos aquí y allá. Tan denostado como venerado, anticomunista empedernido y ligado a las derechas más cavernícolas de todo el mundo, fundó la Iglesia de la Unificación en 1954 en Seúl, Corea del Sur, con tres millones de seguidores en alrededor de 200 países donde se instaló, incluida la Argentina. En la IU lo llaman “el verdadero padre” y lo consideran como “el único mesías de la historia humana”. Tuvo fama con los casamientos masivos, miles de parejas, la última de ellas organizada en Corea del Sur en marzo de este año.

En 1995 fue recibido en secreto en la quinta de Olivos por Carlos Menem, por entonces presidente, quien lo negó terminantemente hasta que la publicación de fotos en las que aparece junto al reverendo lo llevó a admitir que, bueno, de algún modo se habían encontrado. El encuentro sirvió de base para que al año siguiente Moon estuviera presto para fundar su periódico Tiempos del Mundo, con sede en Buenos Aires, puesto a todo furor y con toda la pompa. Al acto de presentación no asistió Menem por recomendación de la Cancillería. En el acto, una cena multitudinaria y fastuosa, Moon decidió hablar a los presentes sobre el sexo responsable en el matrimonio.

En el 2000, su esposa, Han Hwak-ja, llegó a la ciudad de Corrientes, donde convocó a una reunión en la que participaron cien personas, entre adeptos a la secta y representantes de organizaciones religiosas ligadas a cultos africanos o umbandas, para realizar una suerte de lobby para instalar la secta en el país. En Corrientes la secta cuenta con una sede y extensas porciones de tierra junto al río Paraná.

El 11 de diciembre de 2005 presentó su Federación Interreligiosa e Internacional para la Paz Mundial, en el hotel Sheraton de Buenos Aires. Su tema de conferencia fue “Cómo liberé a Dios”, ante un millar de personas que integraron la audiencia. En ese acto designó como embajador para la Paz al inyenieri Juan Carlos Blumberg, que por esa fecha mantenía cierta vigencia en los medios de la inseguridad.

Blumberg aseguró a la prensa que no compartía “las declaraciones mesiánicas de Moon”, pero que fue convocado como embajador luego de haber asistido a un acto semejante en Montevideo. Blumberg aseguró al diario La Nación que al día siguiente de arribar de Montevideo se reunió con Alberto Fernández, por entonces jefe de Gabinete. “Le conté que había estado con esta gente –dijo Blumberg– y me sorprendió que Alberto Fernández me hiciera un comentario muy positivo sobre ellos.”

En su paso por Argentina, Moon no sólo estiró sus tentáculos por ámbitos religiosos y periodísticos. También fue empresario de fútbol. Organizó la Copa de la Paz, en Seúl, del 15 al 24 de julio. Pagó 800.000 dólares al Boca Juniors del entonces diputado del PRO, Mauricio Macri, para llevarlo al torneo. Moon era dueño del Seúl FC, que perdió un amistoso con el conjunto del amarillo PRO.

En Estados Unidos, donde tuvo la mayor cantidad de adeptos, el 15 de mayo del 2000 compró la veterana agencia de noticias United Press International (UPI) a través de la empresa News Word Communication, controlada por la secta, y a través de la cual también compró el Washintgon Times, más a la derecha que la derecha estadounidense. George Bush padre asistió a la presentación de Tiempos del Mundo en Buenos Aires y fue alojado como invitado especial por Carlos Menem. Corrían los tiempos de las relaciones carnales.

8. Los adeptos brasileños de la Iglesia de la Unificación, tristes por la muerte del líder.

FUENTE: AFP – ANSA

El director de la Iglesia de la Unificación de Brasil deploró el fallecimiento el lunes del fundador de ese credo, el controvertido y millonario surcoreano Sun Myung Moon, quien poseía más de 40 terrenos en Mato Grosso do Sul, en la frontera con Paraguay, según informa AFP. “Mi corazón está muy triste y todos los miembros de nuestra asociación deben estar en la misma situación”, dijo al sitio de información G1 de Globo Yasushiro Ishii, director de la iglesia en Campo Grande, capital de ese estado del centro-oeste brasileño.

Según él, en los próximos días se celebrará una reunión con los adeptos para decidir se llevarán a cabo una ceremonia póstuma en la ciudad o si un grupo de ellos se desplazará a Seúl para asistir al funeral. En 2000, el llamado “reverendo Moon” fue objeto de una investigación por parte de una comisión parlamentaria tras haber adquirido cerca de 80.000 hectáreas de tierras en los alrededores de Jardim, una comunidad de 24.000 habitantes a 200 km de Campo Grande.

Ese mismo año, compró también el club de fútbol Atlético de Sorocaba, un equipo del estado de Sao Paulo. El vicepresidente del club, Mauricio Baldini, dijo que los directivos se reunirán el lunes para decidir las medidas que adoptarán. Sun Myung Moon, fallecido a los 92 años en Corea del Sur, también fundó una escuela primaria en Jardiml, donde un tercio de los estudiantes son miembro de su secta.

Siewsin Rezende, tesorera de la escuela y adepta del líder mesiánico, dijo que “el reverendo tenía propiedades en Brasil porque quería dedicarse a la agricultura y ganadería para reducir el hambre en el mundo”, según el sitio noticioso de UOL. Sin embargo, algunas de sus tierras siguen siendo baldías, añadió. Todos los bienes del líder religioso están a nombre de la Federación Familiar por la Paz en el Mundo y la Unificación, nombre oficial de la iglesia, razón por la cual no habrá problemas de herencia, según Rezende.

La iglesia del reverendo proclama tres millones de miembros en todo el mundo e incluye decenas de empresas en los sectores de construcción, maquinaria pesada, alimentación, educación, medios de comunicación e incluso un club de fútbol profesional.

El imperio de Sun Myung Moon, quien se reunió en 1991, en Pyongyang, con el entonces líder de Corea del Norte, Kim Il-sung, tiene intereses económicos en ese país comunista, donde estableció en 1999 una empresa afiliada a la iglesia, Pyeonghwa (Paz) Motors. Nacido en una familia de agricultores en lo que hoy es Corea del Norte, el reverendo dijo que vio a Jesús a los 15 años y que eso le inspiró continuar con la misión mesiánica interrumpida por la crucifixión.

Según leemos en ANSA, Mauricio Baldini, vicepresidente del Atlético de Sorocaba, declaró “sentir mucho” el deceso de Moon, a quien “admiraba mucho”. Aseguró asimismo que “el mundo perdió a una de las personas imprescindibles para la paz mundial”.

9. Uruguay: el bastión de la secta Moon en Iberoamérica y el cierre de su diario.

FUENTE: El Observador

En los tiempos actuales, caracterizados por la primacía de internet y la hipertextualidad, el cierre de un periódico impreso no es algo sorprendente. “Cambios en los hábitos de lectura de los consumidores” alegaron las autoridades del diario UNoticias como motivo del cese de sus rotativas después de casi 31 años de actividad, lo que motivó la ocupación de la redacción por parte de los trabajadores que desalojaron el pasado 30 de agosto por decisión de una asamblea que aceptó la propuesta de pago de la empresa.

Un periódico y un hotel en Montevideo

Pero detrás del cierre de UNoticias se encuentra, en realidad, el paulatino decaimiento de la Iglesia de la Unificación, también conocida como la “secta” Moon, que en la década de 1980 llegó a ser uno de los grupos económicos más poderosos del país. Su líder y “mesías”, Sun Myung Moon, de 92 años, fue hospitalizado en grave estado el 13 de agosto. Lo contaba, antes de su fallecimiento, Fernanda Muslera en el medio uruguayo El Observador.

Tras el cierre del diario, el Grupo de la Unificación aún cuenta con el hotel Radisson, entre otras propiedades, aunque su situación financiera está cuestionada. Fuentes ligadas al Ministerio de Turismo dijeron que habían advertido a representantes del grupo sobre la difícil situación del Radisson y señalaron la falta de inversión en el recinto, las quejas de huéspedes sobre sus servicios, así como el peligro de perder la franquicia.

Según publicó el semanario Brecha, desde la remodelación del casino el hotel ha quedado a un lado. El cierre del diario está estrechamente ligado a que el hotel dejó de pasarle dinero hace unos meses –estiman que el monto del traspaso oscilaba entre los US$ 40.000 y US$ 50.000 mensuales–. De acuerdo a un integrante del grupo Moon que prefirió no ser nombrado, el diario no fue rentable en toda su historia y siempre dependió de las inyecciones de dinero del movimiento.

Según afirmaron las fuentes del hotel y el diario, el gobierno está “preocupado” por el panorama. No obstante, el ministro de Trabajo Y Seguridad Social, Eduardo Brenta, señaló que “no tienen ningún motivo para pensar” que la situación sea diferente a la expresada por el presidente del grupo Moon en Uruguay, Chi Sung Shin, quien negó en un comunicado que el grupo fuera a retirarse del país.

Por otra parte, el Radisson cerró hace dos meses su restaurante del piso 25 para almuerzo y cena y envió a 19 trabajadores al seguro de paro, de acuerdo a su gerente general, Peter Schwarte. El hotel cuenta, además, con una deuda con la Intendencia Municipal de Montevideo por tributos impagos, dijo Arturo Echeverría, de Recursos Financieros de la comuna. Schwarte señaló que la misma está siendo canalizada a través de un convenio.

“El hotel no es deficitario, nunca lo ha sido. A veces no hay suficiente plata para hacer arreglos, pero eso es cuestión de tiempo”, indicó el gerente del Radisson, aunque admitió que en los últimos dos meses bajó 7% la ocupación debido al cierre de Pluna, la situación en Argentina y el aumento de la oferta hotelera.

“Tenemos contrato hasta 2020. Hay peores Radisson en el mundo que este. En el sondeo que hacen estamos ubicados en el número 49-50 de 153 (hoteles de la franquicia). ¿Por qué nos van a sacar?”, se preguntó Schwarte. No obstante, la fuente empresarial sostuvo que se necesita una inversión de US$ 3 millones para poner a punto el establecimiento. El gerente reconoció que se quiere vender o alquilar la vieja torre Victoria y usar ese dinero para la renovación del hotel.

No obstante, el retroceso del poder del movimiento, de acuerdo a la prensa extranjera, no solo está sucediendo en Uruguay sino en el resto del mundo. News World Communications –el grupo de medios de los “moonies” como los llama peyorativamente la prensa estadounidense– que incluye al diario Washington Times y la agencia de noticias United Press International, ha sufrido embates financieros en el último año, mientras que se estima que el periódico  ha perdido US$ 2 millones desde su fundación en 1982.

El “tercer Adán”

El aparente ocaso del grupo Moon contrasta, sin embargo, con el poder que llegó a tener el movimiento en la década de 1980 a nivel religioso y como grupo económico. Todo comenzó cuando el hijo de una familia de campesinos protestantes de Corea del Norte, posteriormente devenido millonario, dijo haber sido visitado por Jesús en 1936, cuando tenía 16 años.

Jesús le habría indicado que continuase con la obra en la que él fracasó por no haber tenido mujer ni  hijos, así como por no haberse convertido en rey de Israel. Moon, quien posteriormente fundó la Iglesia de la Unificación en 1954, asegura ser el “tercer Adán”, que vino a completar la tarea incumplida por el anterior mesías, lo que implica establecer el Reino de Dios en la Tierra y alumbrar una raza de hombres sin pecado.

Seguramente teniendo esto en mente es que Moon procreó 15 hijos, según confirmó Kazhuhiro Tsusaka, presidente de la Iglesia Moon en el país, llamada Federación de Familias para la Paz y la Unificación Mundial en Uruguay, que tiene su sede en una casona sobre la calle 19 de Abril, en el Prado. A unos 200 metros está la Quinta de Berro, donde durante años funcionó la embajada argentina. Hoy es también propiedad del grupo Moon y es utilizada mayormente para realizar seminarios.

Tsusaka sostiene que Moon se casó en dos ocasiones, algo que el sacerdote católico Julio Elizaga y los medios de comunicación contradicen, ya que aseguran que Moon se habría casado cuatro veces, la última con una joven de 18 años cuando él tenía 40, y de hecho fue acusado en Corea del Norte por adulterio y libertinaje. Su movimiento también es reconocido por  los casamientos en masa.

Los problemas con la Justicia no acabaron allí. En 1982, 11 años después de fijar residencia en EE.UU., fue encarcelado por fraude fiscal durante 13 meses. No obstante, el culto se extendió rápidamente por todo el mundo, a través de misioneros y de la organización Causa Internacional, que era su brazo político y de formación, cuyo director era el coronel Bo Hi Pak, mano derecha de Moon.

El movimiento se expandió levantando la bandera de lucha contra el comunismo. Al Grupo Moon se lo vinculó en estos tiempos con el Plan Cóndor, las dictaduras en América Latina y con Richard Nixon y George Bush (padre), entre otros políticos “conservadores”. El buen relacionamiento con este último quedó en evidencia cuando Bush asistió al lanzamiento del diario regional del movimiento, Tiempos del Mundo, en Buenos Aires en 1997. Elizaga señaló que el grupo tenía organizado un club de expresidentes sudamericanos.

De acuerdo al libro La secta Moon: carrera política y estrategia internacional, de Juan de Montemayor, Bo Hi Pak se reunió en 1981 con el presidente de facto Aparicio Méndez, fecha a partir de la cual comenzaron las inversiones del grupo en Uruguay. No obstante, un integrante del movimiento que pidió reserva sobre su identidad señaló que la relación de la agrupación con la dictadura es un “mito” porque durante “el grueso de la represión en América Latina el movimiento ni existía, a excepción de los misioneros”.

El poder del Grupo Moon, que en la actualidad –según su iglesia– está presente en unos 190 países, se fue incrementando al punto de tener todo tipo de inversiones, incluyendo bancos, tierras, medios de comunicación, hoteles y productos farmacéuticos (como el Ginseng), así como negocios navieros y pesqueros. Pero fue en Uruguay donde el grupo estableció su punto de partida para la expansión en la región

La plataforma uruguaya

De acuerdo a la fuente del movimiento, Uruguay fue elegido porque “era un país laico, pero no descreído de la existencia de un ser superior”; debido a su condición de Estado bisagra entre Argentina y Brasil, su buena imagen  y por ser un país pequeño, donde los logros podían ser más visibles. No obstante, una investigación del diario Chicago Tribune en 1994 sobre la incidencia del grupo en Uruguay deslizó que el motivo podía estar más basado en el régimen del secreto bancario.

Según Elizaga, el primer centro de la Iglesia de la Unificación detectado en el país data de 1978. Pero el inicio del imperio de los Moon en Uruguay comenzó en 1981 cuando se hizo con el 49% del paquete accionario del Banco de Crédito. En 2002 la entidad cerró. La Comisión Investigadora del sistema financiero y bancario concluyó que el banco se expuso a una concentración de “riesgo” al otorgar créditos en beneficio de las empresas vinculadas al Grupo de la Unificación por un valor aproximado de US$ 100 millones sobre el total de préstamos, que al momento de la suspensión de las actividades representaban US$ 600 millones.

Luego vino la adquisición de la Imprenta Polo, el hotel Victoria Plaza (hoy Radisson), el edificio de Seusa, el astillero Atenil, entre otros, así como un intento frustrado de construir un puerto en Puntas de Sayago, a través de la empresa Cerro Freeport, por el cual el Estado indemnizó con US$ 28 millones al Grupo Moon tras dejar sin efecto la concesión portuaria.

Últimas Noticias fue fundado en 1981. Si bien en la actualidad los exempleados del diario señalan que no había ningún tipo de incidencia del movimiento en la producci ón periodística, la postura a los inicios del periódico fijó posición el editorial: “Estamos plenamente identificados con el proceso que arranca cuando las Fuerzas Armadas irrumpen en el espacio político de la patria en febrero de 1973 y que lleva lúcidamente al país al encuentro de sus tradiciones”, según recoge Historia de la Prensa en el Uruguay. Desde La Estrella del Sur a Internet, de Daniel Álvarez Ferretjans.

En Uruguay incluso se formó el Grupo de los 33, cuyo secretario general era Jorge Guldenzoph, y que tenía como objetivo que “gente de distintos ámbitos presentara a las esferas de la sociedad la visión que el reverendo Moon tenía para Uruguay”, expresó la fuente del movimiento, quien afirmó que Moon estuvo viviendo en el país durante un año en la década de 1990, a lo que se le sumaron varias visitas hasta 2000. Reconoció, además, vínculos con sectores de la masonería, la Iglesia Católica y el judaísmo. De acuerdo al libro del diputado colorado Fernando Amado El padrino, Óscar Magurno fue un importante operador del grupo Moon.

El reverendo Moon volvió a visitar Uruguay en 2005 junto a su esposa y en esa ocasión Tabaré Vázquez y su mujer los recibieron en el Palacio Legislativo. De público conocimiento fueron las donaciones del grupo al programa de salud bucal impulsado por Vázquez y la entrega de un barco, que se atribuyó como una donación directa al ex presidente, pero que terminó siendo destinado para “llevar niños a conocer el mar”.

Cisma familiar

Pese a que el propósito de Moon, según establecen sus enseñanzas en la “biblia” del culto, El Principio Divino, era dar a la Tierra una raza de hijos sin pecado para la fundación de una sociedad perfecta, lo cierto es que los problemas aparecieron dentro de su propia prole. En la actualidad existe un conflicto entre el brazo de negocios de la Iglesia, la fundación Tongil, a cargo del cuarto hijo de Moon, Kook-jim, y el hijo menor del líder, Hyung-jin, que maneja la parte religiosa.

“El líder del grupo económico acá (Shin) responde a un líder espiritual. Pero este no tiene poder económico”, sostuvo el miembro del grupo Moon, quien señaló esta como una de las causas que llevaron al cierre del diario. Por su parte, el blog de los trabajadores de UNoticias publicó esta semana un artículo en el que sostienen que el reverendo Moon hace tiempo que “no está al tanto de lo que sucede por estos lares” y que  “quien decidió y seguramente “le bajó el dedo” al diario fue Shin.

No obstante, para el psicólogo especializado en sectas Álvaro Farías, una de las razones fundamentales del retroceso del grupo en el mundo fue la derrota del comunismo. “La secta perdió su razón de existencia”, sostuvo; “no merece preocupación hoy en día. Los que representan un riesgo son los grupos terapéuticos new age y las terapias alternativas”.

Los expertos consultados afirman que el Grupo Moon fue una secta en sus tiempos de auge en el país, aunque desconocen si lo sigue siendo en la actualidad. De acuerdo al sacerdote Miguel Pastorino, especialista en el tema, una secta generalmente enmascara sus propósitos religiosos detrás de una pantalla y está dirigida por un líder carismático que tiene la pretensión de ser el “último eslabón de la revelación”. Farías sostiene que el grupo Moon disponía de un manual de captación en el que decía que tenían que agradar a quienes los escuchaban, para que esa persona necesitara volver a verlos. “Ahí está claro el tema de la manipulación”, indicó.

En 1986 Elizalde fue denunciado por el ex vocero del grupo Moon, Julián Safi, por declarar que “la secta Moon a unos los compra, a otros los amenaza, a otros los transforma en adeptos, intentando silenciarlos a todos”. No obstante, de acuerdo a Tsusaka y al vicepresidente de la Iglesia de la Unificación, Raúl Rey, el sector religioso no tiene nada que ver con el grupo empresarial en Uruguay en la actualidad y, es más, les molesta mucho esa asociación porque los perjudica y los hace ser discriminados.

“Ahora es mejor que antes, pero hubo un tiempo en el que hubo mucha persecución”, denunció Rey. Tsusaka dijo que para mandar a sus hijos al colegio vende alimentos en la feria. Rey negó que sean una secta y comparó el supuesto lavado de cerebros por el que han sido acusados con los retiros espirituales para los católicos.

Aunque Tsusaka y Rey reconocieron que el movimiento se encuentra en un período de transición ante el grave estado de salud de su mesías, negaron que la cantidad de fieles esté disminuyendo en Uruguay, que, de acuerdo a sus cálculos, son entre 1.000 y 1.200 personas (otras fuentes indicaron unas 500) y en el mundo unos 3 millones. No obstante, son 45 familias las que suelen asistir al servicio dominical de los domingos. El mismo se realiza en el living de la casa donde funciona la sede de la iglesia en Montevideo, con pocos más objetos que algunas sillas, una gran araña en el techo y un cuadro del reverendo Moon y su señora.

10. Ficha de la Iglesia de la Unificación, por José María Baamonde.

FUENTE: Secretaría RIES

Iglesia de la Unificación

Clasificación: Paracristiana

Orígenes

La Iglesia de la Unificación es creada por Sun Myung Moon, quien nace en Corea del Norte el 6 de enero de 1920, en el seno de una familia taoísta que luego se convertirá al presbiterianismo, cuando Moon tenía 10 años.

A los dieciséis años tiene una visión donde se le habría aparecido Jesucristo, y según algunos investigadores, posteriormente también habría tenido visiones de Moisés y comunicación directa con Dios. Luego de estas visiones y con el correr de los años llega a la convicción de que él es ´el Mesías de la segunda venida´ llamado a concluir la obra redentora fracasada por Jesucristo.

En 1946 dice haber recibido otra revelación y comienza con su predicación, siendo arrestado por los comunistas. En 1950 es liberado, reiniciando la predicación. El 1º de mayo de 1954, en Seúl, funda la Asociación del Espíritu Santo para la Unificación del Cristianismo Mundial, conocida más tarde como Iglesia de la Unificación. En un principio el movimiento tiene como sede a Corea del Sur, comenzando su expansión a diversos países.

En 1960 y después de tres matrimonios, Moon se casa a los cuarenta años, con una joven estudiante de 18, a quien califica como la ´Nueva Eva´, y a su boda, como ´Bodas del Cordero´. Ambos empiezan a ser considerados a partir de dicho momento, como los ´verdaderos padres´ de la nueva humanidad. A partir de ahí Moon comienza a celebrar matrimonios colectivos. El primero fue de tres discípulos, aumentando las cifras en los siguientes, hasta llegar a 35.000 en agosto de 1995.

En 1973 traslada su central a los Estados Unidos de Norteamérica, comenzando el desarrollo de un fuerte poder económico, a través de empresas de diversa índole, hoteles, periódicos, etc. Junto con el poder económico, comienza a desplegar un fuerte acento político en sus actividades, acento que se caracterizó por un enconado anticomunismo. Este anticomunismo, a su vez, facilitó el ingreso del grupo en países latinoamericanos, durante gobiernos militares.

La Iglesia de la Unificación llega a nuestro país [Argentina] entre fines de la década de los ´70 y principios de los ´80, formalizando su inscripción en el Registro que lleva adelante el Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto, el 14 de abril de 1981, bajo el Nº 1184.

En 1984, Sun Myung Moon es condenado en los Estados Unidos por evasión fiscal, abandonando la prisión un año después.

Creencias

Las creencias de la Iglesia de la Unificación se encuentran en el libro Principio Divino, donde se reinterpretan de manera muy particular, las Sagradas Escrituras.

Entre otros conceptos sostienen que el pecado original obedeció a un adulterio entre Eva y Lucifer, que provoca la caída espiritual y luego, una relación anticipada entre Adán y Eva, provocará la caída física, pasando en consecuencia toda la descendencia de Adán y Eva, a ser del linaje de Satanás.

Si bien Jesús habría sido enviado como el Mesías, no interpretó correctamente la voluntad de Dios, por lo que fracasó en su misión redentora al no casarse y ser crucificado, por lo que el mundo continuaría bajo el poder de Satanás, hasta la llegada de Sun Myung Moon, el mesías de la segunda venida, llamado a concluir la misión redentora que Cristo no alcanzó.

La idea central de las creencias de Moon van encaminadas a la formación de una sola familia en el mundo. El fracaso de los primeros padres (Adán y Eva), hace necesario la llegada de los ´nuevos padres´ (Moon y su cuarta esposa), y quien se inserte en estos ´nuevos padres´, obtendría la salvación espiritual.

Estrategias proselitistas

A los integrantes de este movimiento se los suele ver por las calles, plazas, puertas de universidades y estaciones terminales, vendiendo rosas para el sostenimiento de la comunidad e invitando a jóvenes a sus sedes para escuchar una serie de conferencias, donde exponen sus creencias.

Estas conferencias se irían intensificando progresivamente, no sólo en duración sino también en frecuencia, dejando poco tiempo parta la reflexión y viéndose constantemente compelidos a aceptar las creencias allí expuestas. También son frecuentes los ayunos, que en algunas ocasiones llegan a varios días.

También llevan a cabo, a través de diferentes organizaciones dependientes del movimiento como CAUSA (Confederación de Asociaciones para la Unificación de Sociedades de América), la Federación de Mujeres por la Paz Mundial, AFINA (Asociación de Familias Internacionales para una Nueva Argentina), o MURVA (Movimiento Universitario para la búsqueda de Valores Absolutos), grandes encuentros y congresos al que invitan a distintas personalidades que desconocen la dependencia de dichos organismos con la Iglesia de la Unificación.

Algunas consideraciones

El presente movimiento si bien utiliza la figura de Cristo, por considerar como fracasada su misión redentora y asignarle a Sun Myung Moon el carácter de ´mesías´, no puede ser considerado cristiano, sino ´paracristiano´.

La reinterpretación pueril de las Sagradas Escrituras, especialmente en lo que hace a ´la caída original´, y el forzamiento de los textos para poder presentar a Sun Myung Moon como ´el mesías´, hace imposible llevar a cabo cualquier tipo de diálogo ecuménico. También es sabido el control férreo a que son sometidos sus integrantes y la implementación de diversas técnicas psicológicas que van transformando paulatinamente la estructura de pensamiento de los miembros, acrecentando de esta manera la dependencia para con el movimiento, hasta el abandono de sus propias familias.

Finalmente no puede dejar de considerarse que el fuerte poder económico, manifestado en una gran cantidad de empresas, periódicos, hoteles, etc., junto con su fuerte poder político hizo que algunos investigadores consideren al aspecto religioso, sólo como una excusa para la obtención de réditos en los dos ámbitos primeramente mencionados.

Algunas referencias Bíblicas para el esclarecimiento: Gn. 3, 1-24; Mt 3,16-17; Mt. 11,27; Jn 1,1; Col 1,15; Mt 16, 18-19; Ap. 22,20; Hch. 3,19-21; Ef. 4,13.

Algunas referencias del Catecismo: La revelación de Dios 51ss; No habrá otra revelación 66-67; la transmisión de la revelación divina 74 a 100; la caída original 385 a 417; Cristo verdadero Dios 151ss. y 461; Cristo Redentor 52ss., 436, 668-79, 823ss., 1O85, 1987 y 1999; el advenimiento de Cristo 673 a 682.

La RIES es una red de expertos y estudiosos católicos sobre el fenómeno sectario y la nueva religiosidad, presentes en España y Latinoamérica, y abarcando las zonas lusoparlantes. Pretende ofrecer, también con este boletín informativo, un servicio a la Iglesia y a toda la sociedad. La RIES no se responsabiliza de las noticias procedentes de otras fuentes, que se citan en el momento debido. La RIES autoriza la reproducción de este material, citando su procedencia.

A partir de aquí el mensaje incluye publicidad colocada por Google Groups y E-Grupos que es ajena a Info-RIES.

2 comentarios en “BOLETÍN MONOGRÁFICO: REVERENDO MOON E IGLESIA DE LA UNIFICACIÓN

  1. Dios debe estar sufriendo a cada instante, cuando ve que el catolicismo lo traiciona asi, con tales comentarios. Creo en reverendo Moon y todo en su vida tiene un significado providencial que la mente catolica no puede descifrar:Catolicos, porque no mejor leen una y otra vez el principio divino? se los digo yo, una catolica como ustedes,investigue muchas religiones, y estoy feliz de haber descubierto la verdadera interpretacion de la biblia.
    Moon es el mesias, le duela a quien le duela.

    Me gusta

Deja un comentario y a la mayor brevedad le responderé.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s