Mateo 5:8, Los de limpio corazón


Mateo 5:8, Los de limpio corazón
Introducción.
          A. “Bienaventurados los de limpio corazón, porque ellos verán a Dios”.
          B. El corazón limpio es la base princi­pal de las demás virtudes.
          C. Prov. 4:23, “Sobre toda cosa guardada, guarda tu corazón; porque de él mana la vida”.
          D. 1 Tim. 1:5, “Pues el propósito de este mandamiento es el amor nacido de corazón limpio, y de buena conciencia, y de fe no fingida”.
          E. La palabra “corazón” abarca el inte­lecto, la voluntad, las emociones, y la con­ciencia; el corazón debe ser limpio en todo sentido.
          F. La palabra “limpio” (KATHAROS) sig­nifica “libre de mezclas impuras, sin tacha … libre de deseos corrompidos, de culpa”. El corazón “limpio” es el corazón no divi­dido. Compárese Sant. 1:8, “el hombre de doble ánimo es inconstante en todos sus caminos”; Sant. 4:8, “vosotros de doble ánimo, purificad vuestros corazones”. En 2 Cor. 11:3 Pablo habla de “la sincera fidelidad a Cristo”. Sal. 51:6, “tú amas la verdad en lo íntimo”.
I. La purificación ceremonial y externa.
          A. Lo más importante para los judíos era la limpieza externa, la purificación ceremo­nial y la moralidad externa. Por lo tanto, Jesús dijo “que si vuestra justicia no fuere mayor que la de los escribas y fariseos, no entraréis en el reino de los cielos” (Mat. 5:20).
          B. Las tradiciones de los fariseos tenían que ver con la purificación externa. Mat. 15:2, “¿Por qué tus discípulos quebrantan la tradición de los ancianos? Porque no se lavan las manos cuando comen pan”. Ver. 8, de éstos Jesús dice, “su corazón está lejos de mí”. Vers. 18-20, Jesús enseña que lo importante es lo que sale del corazón.
          C. Limpiaron lo de fuera. Mat. 23:25-28, “limpiáis lo de fuera del vaso … limpia primero lo de dentro del vaso y del plato”. Descuidaban “lo más importante de la ley: la justicia, la misericordia y la fe” (ver. 23). Si la gente cumplía con estos actos exter­nos se consideraban fieles aunque hubiera odio y malicia en sus corazones.
II. ¿Qué es el corazón en sentido figu­rado?
          A. Es importante entender el signifi­cado figurado de la palabra “corazón”. No significa solamente las emociones, sino que abarca (1) el intelecto, (2) la voluntad, (3) las emociones, y (4) la con­ciencia.
          B. La palabra “corazón” se refiere al asiento de la vida espiritual:
                   1. Es el asiento del entendimiento, Mat 13:15.
                   2. Es el asiento de los pensamientos, Mat. 9:4.
                   3. Es el asiento de las percepciones, Jn. 12:40.
                   4. Es el asiento de la fe, Rom. 10:9,19.
                   5. Es el asiento de la conciencia, Hech. 2:37; 1 Juan 3:20.
                   6. Es el asiento de las intenciones, Heb. 4:12.
                   7. Es el asiento de los propósitos, Hech. 11:23.
                   8. Es el asiento de la voluntad, Rom. 6:17:
                   9. Es el asiento de los deseos, Mat. 5:28.
          C. Con el corazón se entristece (Rom. 9:2); se regocija (Jn. 16:22); se desea (Mat. 5:28); se ama (Mat. 22:37); se en­tiende (Jn. 12:40); se piensa (Mat. 9:4; Luc. 1:51); se razona (Mar. 2:6); se pro­pone (Hech. 11:23); y se cree (Rom. 10:10).
          D. Mat. 22:37-39, “Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con tu mente”. Mar. 12:30 agrega “y con todas tus fuerzas”. Según estos textos debemos amar a Dios con todo nuestro ser.
III. La relación entre el corazón limpio y todo el resto del sermón del monte.
          5:3-12, los de limpio corazón son po­bres en espíritu para reconocer sus faltas y pedir perdón, tienen la tristeza según Dios por los pecados, son mansos, tienen ham­bre y sed de justicia, son misericordiosos y pacificadores, y están dispuestos a sufrir por el nombre de Cristo.
          5:21-24, los de limpio corazón no se enojan carnalmente, no usan lenguaje abusivo; buscan la reconciliación con el hermano ofendido.
          5:28, los de limpio corazón, evitan la codicia.
          5:33-37, los de limpio corazón cumplen su palabra porque ya dejaron la mentira, las promesas quebrantadas, y los juramen­tos necios.
          5:38-48, los de limpio corazón, aman aun a los enemigos.
          6:1-18; 7:7-12, los de limpio corazón, no ofrecen servicio “a Dios” para ser vistos de los hombres.
          6:22-24, los de limpio corazón tienen ojo singular y Cristo es su único Maestro.
          6:25-34, los de limpio corazón no se afanan por la vida material, sino buscan primeramente el reino de Dios y su justi­cia.
          7:1-5, los de limpio corazón no juzgan con hipocresía, sino que siempre examinan con cuidado su propia vida.
          7:21-23, los de limpio corazón respetan y obedecen la ley de Cristo.
          7:24-27, los de limpio corazón obede­cen estas enseñanzas para edificar sobre la roca, y para andar en el camino an­gosto, 7:13,14.
IV. El corazón impuro es la fuente de la tentación.
          A. Sant. 1:14, “cada uno es tentado cuando de su propia concupiscencia (malos deseos) es atraído y seducido”.
          B. Judas cayó porque tenía malos de­seos (la avaricia), Jn. 12:6; Mt. 26:15.
          C. Ananías y Safira pecaron porque dejaron que Satanás entrara en su corazón y mintieron al Espíritu Santo, Hech. 5:1-11. Tenían el deseo de ser re­conocidos igual que generosos como los demás, pero su avaricia quería quedarse con una parte del dinero.
          D. Simón pecó porque su corazón no era recto delante de Dios, Hech. 8:21. Tenía el deseo de poseer el poder del Es­píritu Santo, pero con un propósito malo. Tenía ambición carnal.
          E. La expresión doble ánimo (Sant. 1:8; 4:8) significa que el corazón no es limpio, porque está dividido, pues “ama” al Señor y también ama el mundo (4:4). Desde luego, la persona con doble ánimo conti­nuamente será tentado a pecar.
          F. Recuérdese que el problema está dentro de cada persona. Satanás nos tienta a través de nuestros deseos malos. De esta manera cooperamos con Satanás al poner tropiezos delante de nosotros. mismos.
V. ¿Cómo se purifica el corazón?
          A. Es necesario arrepentirse y volver a Dios. Jer. 4:14, “Lava tu corazón de mal­dad, oh Jerusalén”. Israel tuvo que arre­pentirse de su idolatría y volver a Dios.
          B. Hech. 15:9, dice Pedro acerca de Cornelio y su casa, “ninguna diferencia hizo entre nosotros (judíos) y ellos (gentiles), purificando por la fe sus cora­zones”. No dice que Dios purificó sus corazones por “la fe sola”. Hech. 10:48, “Y mandó bautizarles en el nombre del Señor Jesús”.
          C. Por la obediencia. 1 Ped. 1:22, “Habiendo purificado vuestros almas por la obediencia a la verdad … amaos unos a otros entrañablemente, de corazón puro”.
          D. Por obedecer al evangelio. Heb. 10:22, “purificados los corazones de mala conciencia, y lavados los cuerpos con agua pura”. Este texto se refiere a la obediencia al evangelio.
          E. Por la renovación del en­tendimiento, y la purificación de los afec­tos. Rom. 12:2; Efes. 4:23; Col. 3:10.
VI. Los de limpio corazón verán a Dios.
          A. Era un honor grande entrar en la presencia del rey para verlo. Gén. 43:3; 1 Rey. 10:8; Ester 1:14; 4:16; Hch. 9:15; 26:6.
          B. Sin corazón limpio no veremos a Dios. Heb. 12:14, “Seguid … la santidad, sin la cual nadie verá al Señor”. Apoc. 22:4, “verán su rostro”.
          C. Sal. 24:3,4, “¿Quién subirá al monte de Jehová? ¿Y quién estará en su lugar santo? El limpio de manos y puro de corazón”.
          D. Se purifica como El es puro. 1 Jn. 3:2,3, “cuando él se manifieste, seremos semejantes a él, porque le veremos tal como él es … Y todo aquel que tiene esta esperanza en él, se purifica a sí mismo, así como él es puro”.
Preguntas sobre Mateo 5:8, Los de limpio corazón
          1. Dice Prov. 4:23 “Sobre toda cosa guardada, _________ ___ ____________”.
          2. ¿Cuál es el fin o propósito del man­damiento según 1 Tim. 1:5?
          3. ¿Qué significa la palabra “corazón” en su sentido figurativo?
          4. ¿Qué significa la palabra “limpio”?
          5. Según Mat. 23:25-28, ¿qué clase de purificación enseñaban los judíos?
          6. ¿Cuáles son las dos clases de purifi­cación tratadas en Mat. 15:1-20?
          7. ¿Cuál es la relación entre el corazón limpio y los siguientes textos en el Sermón del Monte: Mat. 5:21-24; 5:28; 5:33-37; 5:38-48; 6:1-18; 6:22-24; 6:25-34; 7:1-5; 7:7-12; 7:21-23; 7:24-27?
          8. Dice Sant. 1:14 que cada uno es ten­tado por su propia concupiscencia (deseos malos). ¿Por qué, pues, fue tentado Judas (Jn. 12:6)? ¿Ananías y Safira (Hech. 5:3)? ¿Simón (Hech. 8:21)? ¿David? (2 Sam. 11:1-4).
          9. ¿Qué significa la expresión “doble ánimo” y cómo se corrige esta condición según Sant. 4:8?
          10. ¿Cómo se purifica el corazón según Hech. 15:9 y 1 Ped. 1:22?
          11. ¿Qué significa la expresión “ellos verán a Dios”? (¿No verán a Dios todos en el día final?)
          12. Heb. 12:14 dice, “Seguid la paz con todos, y la santidad, sin la cual nadie ________ __ _______”.
 ———–
extr. de

Deja un comentario y a la mayor brevedad le responderé.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s