Los nuevos pensadores del islam


Los nuevos pensadores del islam

Rachid Benzine

Una pléyade de intelectuales ofrecen a los musulmanes una interpretación actual de su religión

A lo largo de su historia, el mundo musulmán ha conocido experiencias revitalizantes, especialmente cuando se ha encontrado ante una situación de agresión o de regresión espiritual e intelectual. Una hornada de intelectuales reformistas musulmanes de la que hablaremos en este artículo surge a lo largo de todo el siglo XX, en un contexto primero marcado por la colonización y después por la gran decepción de la(s) independencia(s), marcadas por la retroalimentación de los regímenes dictatoriales y el islam más recalcitrante.

La mayoría de estos estudiosos del islam han conocido las revoluciones nacionalistas, socialistas, marxistas, liberales e islamistas. Y todos ellos han vivido y algunos viven todavía hoy con impotencia y resignación la utilización del islam por parte de los gobiernos de los países musulmanes con la connivencia de los países occidentales. Todos ellos afirman que el pasado de los musulmanes no puede ser considerado como una historia sagrada, sino como parte de la historia de la humanidad. Una historia asentada, como no podía ser de otra manera, sobre factores sociales, económicos y políticos.

Veamos ahora alguna de las ideas de estos nuevos pensadores, todos ellos citados en un ensayo riguroso que es el inspirador de este artículo y que, a pesar de su erudición o precisamente por ello, es asequible para cualquier lector medio interesado en el tema: Les nouveaux penseurs de l’islam, del profesor Rachid Benzine.

Abdul Karim Soroush: el islam, según su diagnóstico, sufre de dos grandes males. A saber, la ideologización de la religión y la excesiva importancia concedida a los aspectos jurídicos (sharia) en detrimento de la ética, la teología y la vida espiritual. Aboga por una religiosidad instruida, producto de la reflexión, que sepa conjugar la razón crítica y la espiritualidad. Dios, a su modo de ver, puede ser vivido, si seguimos la mejor tradición del islam, como un Dios de los derechos en vez de un Dios fiscalizador.

Mohammed Arkoun: profundo conocedor del humanismo árabe que va de los siglos X al XIII. Toda su amplia aportación intelectual se inspira en él. Dedica su extensa obra a combatir la verdad religiosa como una verdad absoluta, intangible e inmutable; responsable de la legitimación de la violencia. Propone abordar toda una serie de temas no pensados -lo que él llama «lo impensable»- en el islam: la historia del contexto de donde surgieron el Corán y los hadices del profeta, las condiciones históricas y culturales de la formulación de la sharia, el estatus de las mujeres… Todos los tabús (y otros que se sitúan más allá de la religión como la libertad individual o la laicidad) deben salir de la sombra y ser abordados con coraje.

Fazlur Rahman: en su obra desarrolla su convicción de que la relación entre Dios y el hombre supone necesariamente que el hombre descubra a Dios a través de la reflexión, a través de la razón crítica y no solamente a través de la fe ciega.

Nasr Hamid Abû Zayd (y sus maestros Amin Al-Khûli y Muhammad Khalafallâh): el Corán, afirma, es un sistema abierto de comunicación entre Dios y los hombres. Para recibirlo como un mensaje válido para el presente, cada época, cada pueblo, cada hombre, necesita hacer su interpretación. La recepción del mensaje coránico por parte de una persona del siglo XXI no puede ser la misma que la del lector o auditor del siglo VII. Asimismo, nos recuerda que todos nosotros somos portadores de ideología (religiosa, social, nacional, política) y que esta, a veces, no nos deja avanzar hacia la objetividad científica.

Abdelmajid Charfi (y su profesor Mohamed Talbi): ambos muy conscientes de que la reforma no llegará jamás al islam desde el exterior, prestan mucha atención al lector árabe, especialmente Charfi, que escribe sus ensayos solamente en este idioma. No hay convicción sin interrogación: esta es una de las ideas que atraviesan sus obras.

Farid Esack: ya en su tesis doctoral se propuso mostrar la posibilidad de mantenerse fiel al Corán participando en la construcción de una sociedad más justa y más humana con los hombres y mujeres de otras tradiciones y otros credos; así como la aceptación del pluralismo teológico en el interior del islam. Entiende la yihad como un combate incesante, continuo, consciente y efectivo por la justicia.

Hablo de estos autores, verdaderos eruditos en su campo, intelectuales que han dedicado toda una vida al estudio del islam, muchos de ellos perseguidos por los gobiernos o los ulemas fanáticos de sus países; cito este magnífico ensayo de Benzine porque necesitamos fuentes fiables para orientar bien el debate sobre el islam, el islamismo y el yihadismo.

—————

https://laicismo.org/2015/los-nuevos-pensadores-del-islam/127192

Un millar de personas se manifiestan en Kabul contra el linchamiento de una mujer


Un millar de personas se manifiestan en Kabul contra el linchamiento de una mujer
POR: AGENCIA FRANCE PRESS · FUENTE: EL PERIÓDICO · 24 MARZO, 2015

linchamiento-mujer-en-Kabul-Afganistan-2015

linchamiento mujer en Kabul Afganistan 2015

Más de un millar de personas se han manifestado este martes en Kabul para protestar contra el linchamientoel pasado jueves en la capital afgana de una mujer joven, Farkhunda, acusada de quemar un Corán. Bajo una lluvia torrencial, los manifestantes, marcharon coreando consignas como “basta de ignorancia”, “los asesinos de Farkhunda deben ser castigados” o “justicia para Farkhunda”.

Farkhunda, de 27 años, fue golpeada hasta la muerte por una multitud tras ser acusada de haber quemado un Corán. Su cuerpo fue arrojado después al río Kabul. Este lunes, ante el parlamento, el ministro del Interior, Noorul Haq Ulumi, afirmó que la joven era inocente: “La acusación es completamente falsa. Farkhunda era una mujer religiosa, ella era inocente”.

“ERA NUESTRA HERMANA”

“Ella era nuestra hermana. La gente que la mató no tenía respeto por las mujeres, por la ley ni por la sharia,” dijo el martes un manifestante.

Al menos 26 personas han sido detenidas desde el viernes en relación con este caso. Además han sido interrogados 20 agentes de policía ya que en las imágenes del linchamento se les veía en el escenario de los hechos sin intervenir.

————–
https://laicismo.org/2015/un-millar-de-personas-se-manifiestan-en-kabul-contra-el-linchamiento-de-una-mujer/124189

El Islam y la mujer


El Islam y la mujer 

Autor:Paulo Arieu

blog2

imagen n0.

El Islam es una religión que no reconoce la igualdad de género, descalifica a la mujer y en casos donde pueden gobernar sin un control del mundo secular, anulan a la mujer en todos sus derechos (Redacción, 03-01-2015). Entre los musulmanes, “es común encontrar historias de abuso contra la mujer (desde la castración del clítoris hasta la muerte, pasando por una gama horrenda de violaciones sistemáticas de los derechos a opinión, religión, conciencia y libre desplazamiento)” (Núñez, 2011). El fundamento de dichas prácticas se encuentra en la interpretación del Corán, libro sagrado de los islamitas.

Mahoma señala que “los hombres tienen autoridad sobre las mujeres en virtud de la preferencia que Allah ha dado a los unos sobre las otras” (Sura 4, 34). Además el islamismo supone la inferioridad natural de la mujer (“los hombres están en un grado (darayatum) por encima de las mujeres” (Sura 2, 228). La autoridad del marido sobre la mujer es indiscutible (“vuestras mujeres son vuestro campo de labrar, id, pues, cuando queráis” (Sura 2, 223). Se autoriza la agresión psíquica y física (“¡Amonestad a aquellas mujeres que teméis que se rebelen, no os acerquéis más a ellas, pegadles!” (Sura 4, 34). La mujer no puede escoger ella su esposo. Es incapaz de recibir herencia o una herencia discriminatoria por ser mujer. En el matrimonio, la mujer sirve del varón. Con la llegada del Islam, el Corán reduce a cuatro el número de las esposas legítimas y prescribe que el marido debe tratarlas con una perfecta equidad. La poligamia es permitida ya que Mahoma tuvo quince mujeres y aconsejaba “casaos, de entre las mujeres que sean buenas para vosotros, con dos, tres o cuatro; pero si os teméis no ser equitativos…entonces con una sola o las que posea vuestra diestra” (Sura 4,3). Situaciones como la reclusión permanente dentro de sus hogares, el uso obligatorio del hiyab —velo— o la burqa aumentan la sensación de desamparo y soledad la vida de muchas mujeres musulmanas.

Si a eso se suma los llamados “homicidios de honor” que llevan a la tumba a miles de mujeres simplemente por traer “vergüenza” a sus familias y cuyas muertes permanecen impunes, tenemos un cuadro horrible de una situación que es amparada por conceptos religiosos” (Núñez, 2011). Y un aspecto terriblemente discriminatorio es que “aunque en muchos pasajes del Corán hay un llamado a la paz y al respeto al ser humano dicho mandato no alcanza a la mujer pues en la práctica se lo aplica con exclusividad a los varones” (Núñez, 2011). El Islam no contempla el celibato como práctica religiosa, y considera que el estado natural del ser humano es el matrimonio. El Islam no permite tanto los hombres como las mujeres casarse con personas de otras religiones. Según el Corán en (Sura 2:221)

“Pero los intérpretes contemporáneos, permiten a los musulmanes casarse con mujeres de otras religiones abrahámicas (judías o cristianas), ya que consideran legalmente o automáticamente la determinación de la religión de los hijos, siguen la religión del padre, el varón. En cambio, a una mujer musulmana sólo se le permite casarse con un varón musulmán, entre otras razones para evitar que sus hijos puedan educarse como no musulmanes. El contrato matrimonial entre una mujer musulmana y un varón no musulmán se considera tradicionalmente como ilegal y nulo, por tanto un adulterio desde el punto de vista legal. La misma regla se aplica por los expertos en Shari’a (ley islámica) para el contrato matrimonial entre un varón musulmán y una mujer de fe no monoteísta, como el hinduismo. El Corán afirma la inferioridad esencial de la mujer respeto al hombre en (Sura 4:176) “Además el testimonio de una mujer ante la justicia vale la mitad del de un hombre; (Sura 2:282) 

“Muhammad el Profeta del Islam explicando este versículo, en Saђiђ Al- Bujari, ђadiz 2658 dice: La mujer la falta cerebro”.(Naaman,06-02-2013).No hay dudas que estas palabras son completamente ofensivas, hirientes, machistas e inadmisibles para cualquier mujer que goza al menos de una mínima educación secular. Y según citan medios de una fuente local, milicianos del Estado Islámico les han cortado las manos a tres mujeres y han dado latigazos a varios hombres por usar teléfonos móviles en una ciudad iraquí (REUTERS / Stringer, 02-14-2015). Incluso, el grupo extremista ISIS, establece las edades para el matrimonio y los conocimientos que pueden adquirir las mujeres (Nación, 02-06-2015). Cuesta comprender como es posible que con afirmaciones como esta, tantas mujeres se dejen seducir actualmente por el Islam. 

Al leer acerca de estas actitudes tan misoginas en el Islam, no puedo dejar de pensar cuanta diferencia que hay con la libertad que goza la mujer en el cristianismo actual e incluso cuanto contraste con la mujer occidental actual, que muchas veces transforma su libertad en libertinaje, su feminidad en feminismo y su hermosura fisica en hembrismo insoportable. Cuantas mujeres que no valoran la libertad que tienen en la fe de Jesus y que en vez de guardar sus caminos, prefieren derrochar la vida de la mano de algun liberal que las seduce con su verborragia. Que pena,cuantas mujeres hoy gimen de soledad en un mundo donde la libertad existe pero no se valora. Porque el pecado puede ser atractivo, pero vivir en el infierno aqui en la tierra y vivir en el infierno alla por toda la eternidad, no me parece una buena opcion.

———–

imagenes

 imagen n0.

  Referencias bibliograficas 

http://www.religionenlibertad.com/el-matrimonio-y-el-divorcio-en-el-islam-29496.htm

El matrimonio y el divorcio en el islam


El matrimonio y el divorcio en el islam

La situación de las mujeres en Arabia antes del comienzo del Islam era lamentable donde las mujeres tenían pocos derechos, los hombres podían casarse con cuantas mujeres quisieran y repudiarlas a voluntad sin compensación alguna. Las mujeres repudiadas, totalmente dependientes del marido para sobrevivir, acababan con frecuencia en la miseria y a menudo se convertían en prostitutas o esclavas. Muhammad el Profeta del Islam le perturbaban y estaba menos satisfecho aún con las practicas sociales y religiosas en su entorno; el politeísmo, la inmoralidad, la borrachera, el jugar por dinero, la injusta situación de la mujer en aquel tiempo, sobre todo el enterrar vivas como indeseables a las recién nacidas, algo que no solo se practicaba en su ciudad natal La Meca, sino en toda Arabia.

Con la llegada del Islam, el Corán reduce a cuatro el número de las esposas legítimas y prescribe que el marido debe tratarlas con una perfecta equidad. (Sura 4:3) “Si teméis no ser equitativos con los huérfanos, entonces, casaos con las mujeres que os gusten: dos, tres o cuatro. Pero, si teméis no obrar con justicia, entonces con una sola o con vuestras esclavas. Así, evitaréis mejor el obrar mal”. Con todo, el hombre puede tomar entre sus esclavas tantas concubinas como le plazca.

Lo curioso, es que el propio Muhammad el Profeta de los musulmanes y él fundador del Islam no aplicó este mandato o este ley islámica (Al- Shari`a). Oficialmente Muhammad tuvo diez mujeres y dos concubinas, además de mujeres de placer, llegó a tener hasta 55 mujeres (Más adelante en otros artículos hablo de las mujeres de Muhammad).

El matrimonio se compone pago de la dote por parte del marido y comprobación del consentimiento de las partes (la mujer, jurídicamente incapacitada, está reemplazada por su tutor matrimonial).

El Islam no contempla el celibato como práctica religiosa, y considera que el estado natural del ser humano es el matrimonio.

El Islam no permite tanto los hombres como las mujeres casarse con personas de otras religiones. Según el Corán en (Sura 2:221) “No os caséis con mujeres asociadotas (de otras religiones) hasta que crean. Una esclava creyente es mejor que una asociadora, aunque ésta os guste más. No caséis con asociadores hasta que éstos crean. Un esclavo creyente es mejor que un asociador, aunque éste os guste más. Ésos os llaman al Fuego, en tanto que Alá os llama al Jardín y al perdón si quiere, y explica Sus aleyas a los hombres. Quizás, así, se dejen amonestar”.

Pero los intérpretes contemporáneos, permite a los musulmanes casarse con mujeres de otras religiones abrahámicas (judías o cristianas), ya que consideran legalmente o automáticamente la determinación de la religión de los hijos, siguen la religión del padre, el varón. En cambio, a una mujer musulmana sólo se le permite casarse con un varón musulmán, entre otras razones para evitar que sus hijos puedan educarse como no musulmanes. El contrato matrimonial entre una mujer musulmana y un varón no musulmán se considera tradicionalmente como ilegal y nulo, por tanto un adulterio desde el punto de vista legal. La misma regla se aplica por los expertos en Shari’a (ley islámica) para el contrato matrimonial entre un varón musulmán y una mujer de fe no monoteísta, como el hinduismo.

El Corán afirma la inferioridad esencial de la mujer respeto al hombre en (Sura 4: 176) “Te piden tu parecer. Di: Dios os da el Suyo a propósito de los parientes colaterales. Si un hombre muere sin dejar hijos, pero sí una hermana, ésta heredará la mitad de lo que deja, y si ella muere sin dejar hijos, él heredará todo de ella. Si el difunto deja dos, éstas heredarán los dos tercios de lo que deje. Si tiene hermanos, varones y hembras, a cada varón le corresponderá tanto como a dos hembras juntas. Dios os aclara esto para que no os extraviéis. Dios es omnisciente”. La herencia recae sobre la línea paterna y en ella cuentan las mujeres por una mitad.

Además el testimonio de una mujer ante la justicia vale la mitad del de un hombre; (Sura 2:282)“Creyentes si contraéis una deuda por un plazo determinado, ponedlo por escrito. Que un escribano tome fiel nota en vuestra presencia, sin rehusarse a escribir como Dios le dé a entender. Que escriba. Que el deudor dicte en el temor de Dios, su Señor, y que no deduzca nada. Y si el deudor fuera necio, débil o incapaz de dictar, que dicta su procurador con fidelidad. Llamad, para que sirvan de testigos, a dos de vuestros hombres; si no los hay, elegid a un hombre y a dos mujeres de entre quienes os plazcan como testigos, de tal modo que si una yerra, la otra subsane su error. Que los testigos no se sustraigan cuando se les llame. Que no os repugne suscribir una deuda, sea pequeña o grande, precisando su vencimiento. Esto es más equitativo ante Dios, es más correcto para el testimonio y da menos lugar a dudas. A menos que se trate de una operación concluida entre vosotros sin intermediarios, entonces, no hay inconveniente en que no lo pongáis por escrito. Pero tomad testigos cuando os vendáis algo. Y que no se moleste al escribano ni al testigo. Si lo hacéis, cometeréis una iniquidad. Temed a Dios os instruye. Dios es omnisciente”.

Muhammad el Profeta del Islam explicando este versículo, en Saђiђ Al- Bujari, ђadiz 2658 dice:“La mujer la falta cerebro”.

El tema de la Menstruación, es muy interesante, según el Corán (Sira 2:222) “Te preguntan acerca de la menstruación. Di: Es un mal. ¡Manteneos, pues, aparte de las mujeres durante la menstruación y no os acerquéis a ellas hasta que se hayan purificado! Y cuando se hayan purificado, id a ellas como Alá os ha ordenado. Alá ama a quienes se arrepienten. Y ama a quienes se purifican”, los hombres no deben o no se permite a un hombre acercarse a una mujer con el periodo o tiene la regla o la menstruación.

Ahora bien, como demuestra, Al Bujari en su libro; Sahih Al Bujari, el libro de la Menstruación; los dichos N. 294 a N. 333 “El Profeta, solía acostarse con sus esposas cuando estaban en el periodo de la menstruación. A Muhammad, le gustaba oler la sangre de la menstruación, cuando Aisha (su esposa predilecta) tenía la menstruación, él solía poner su cabeza entre sus muslos y recitaba el Corán. Aisha dijo: en muchas ocasiones, Muhammad cuando quería bañarse, me llamaba y me mandaba a desnudar para bañarme con él, algunas veces tenía la regla, y él lo sabía, nos bañamos juntos y nos hacíamos el amor. Lo mismo hacia con sus otras esposas como Um Salma, Zaynab y otras”. En que quedamos.

-En Saђiђ Al- Bujari, ђadiz (Dicho) 3237, leemos: “Dijo Muhammad; si un hombre llama su mujer para acostarse con ella y ella niega y el hombre se va a dormir descontento, la maldad de los ángeles será sobre la mujer toda la noche hasta que se pide la mujer el perdón al marido, a continuación satisfacer los deseos sexuales del hombre, porque la mujer esta criada para cumplir todos los deseos del hombre”. Aplicando el texto coránico (Sura 2:223) “Vuestras mujeres son campo labrado para vosotros. ¡Venid, pues, a vuestro campo como queráis, haciendo preceder algo para vosotros mismos! ¡Temed a Alá y sabed que Le encontraréis! ¡Y anuncia la buena nueva a los creyentes!”.

Por esa razón, el Corán también anima a los hombres a pegar sus mujeres o sus esposas, que no obedecen el hombre, como muestra (Sura 4:34) “Los hombres tienen autoridad sobre las mujeres en virtud de la preferencia que Alá ha dado a unos más que a otros y de los bienes que gastan. Las mujeres virtuosas son devotas y cuidan, en ausencia de sus maridos, de lo que Alá manda que cuiden. ¡Amonestad a aquéllas de quienes temáis que se rebelen, dejadlas solas en el lecho, pegadles! Si os obedecen, no os metáis más con ellas. Alá es excelso, grande”.

En Sunan Ibn Maŷa, ђadiz (Dicho) N. 2456, leemos: “Un día un hombre preguntó a Muhammad ¿Qué derechos tiene la mujer respeto al hombre? Muhammad le contestó: darla a comer cuando tu comes, y vestirla cuando tu te vistes, no la pegues a la cara, pégala en otros sitios ocultos del cuerpo, para que no se nota”.

Por otro lado, en el Islam; el divorcio debe de producir por una decisión propia del marido o por un consentimiento mutuo.

Según algunos exegesis musulmanes (no según el Corán), el sexo anal dentro del matrimonio, esta prohibido, por lo tanto, es la única excusa de que la mujer puede pedir el divorcio, si muestra que su marido la obliga a practicar este tipo de relaciones sexuales.

Los demás a petición del marido ante un Imam o Cadí. Aplicando el texto coránico (Sura 2:223) “Vuestras mujeres son campo labrado para vosotros. ¡Venid, pues, a vuestro campo como queráis, haciendo preceder algo para vosotros mismos! ¡Temed a Alá y sabed que Le encontraréis! ¡Y anuncia la buena nueva a los creyentes!”.

Pero según los sabios e intérpretes musulmanes; el divorcio es definitivo, si ha sido pronunciado tres veces, el marido no puede volver a tomar a su mujer más. Solo en el caso de que la mujer se haya casado con otro hombre y se ha cumplido con él, en el intervalo de la separación. Aplicando el texto coránico (Sura 2:226-230) “Quienes juren no acercarse a sus mujeres tienen de plazo cuatro meses. Si se retractan,… Alá es indulgente, misericordioso. Si se deciden por el repudio,…Alá todo lo oye, todo lo sabe. Las repudiadas deberán esperar tres menstruaciones. No les es lícito ocultar lo que Alá ha creado en su seno si es que creen en Alá y en el último Día. Durante esta espera, sus esposos tienen pleno derecho a tomarlas de nuevo si desean la reconciliación. Ellas tienen derechos equivalentes a sus obligaciones, conforme al uso, pero los hombres están un grado por encima de ellas. Alá es poderoso, sabio. El repudio se permite dos veces. Entonces, o se retiene a la mujer tratándola como se debe o se la deja marchar de buena manera. No os es lícito recuperar nada de lo que les disteis, a menos que las dos partes teman no observar las leyes de Alá. Y, si teméis que no observen las leyes de Alá, no hay inconveniente en que ella obtenga su libertad indemnizando al marido. Éstas son las leyes de Alá, no las violéis. Quienes violan las leyes de Alá, ésos son los impíos. Si la repudia, ésta ya no le será permitida sino después de haber estado casada con otro. Si este último la repudia, no hay inconveniente en que aquéllos vuelvan a reunirse, si creen que observarán las leyes de Alá. Éstas son las leyes de Alá. Las explica a gente que sabe”.

Más información:

Raad Salam Naaman, Desvelando el Islam, Editorial Monte Riego, León- España, 2012.

Raad Salam Naaman, Todo sobre el Islam, Editorial Monte Riego, España- León, 2013.

———

http://www.religionenlibertad.com/el-matrimonio-y-el-divorcio-en-el-islam-29496.htm

Estado Islámico corta las manos a tres mujeres por usar teléfonos móviles


Estado Islámico corta las manos a tres mujeres por usar teléfonos móviles

 14 feb 2015  | Última actualización: 14 feb 2015
Estado Islámico corta las manos a tres mujeres por usar teléfonos móvilesREUTERS/Stringer

Según una fuente local, milicianos del Estado Islámico les han cortado las manos a tres mujeres y han dado latigazos a varios hombres por usar teléfonos móviles en una ciudad iraquí.

Una fuente local de la provincia iraquí de Nineveh ha comunicado que en la ciudad de Mosul, milicianos del Estado Islámico les han cortado las manos a tres mujeres, sin formular cargos. Del mismo modo han dado latigazos a cinco hombres por usar teléfonos móviles para contactar con sus parientes, informa el portal de noticias Iraqi News.

Asimismo, la fuente, que ha preferido permanecer en el anonimato, ha añadido que el “Estado Islámico le dijo a la gente de Mosul que le daría 30 látigos a cualquier persona a la que se encuentre utilizando un teléfono móvil”.

—————–

http://actualidad.rt.com/actualidad/166403-estado-islamico-cortar-manos-mujeres

La Lapidación de Soraya M. y la Hipocresía Liberal


La Lapidación de Soraya M. y la Hipocresía Liberal

Por Pablo Santomauro

Soraya

Amigo lector, le instamos para que vaya a ver la película The Stoning of Soraya M. (título en inglés), o de lo contrario, a comprar el DVD cuando esté disponible. La historia se desarrolla en Irán, el paraíso de las mujeres, y muestra el verdadero rostro del Islam, “la fuerza retrograda” como le llamó Churchill. Ya a estas alturas usted debe conocer de qué se trata la película, a menos que haya estado mirando exclusivamente el canal del clima (The Weather Channel) por los dos últimos meses, pero en síntesis digamos que la producción está basada en el libro del mismo nombre, el cual relata la nauseabunda historia que culmina con el apedreamiento de una mujer acusada injustamente de adulterio. Lo que resta credibilidad a la historia es que todos sabemos que los musulmanes tratan a sus mujeres como Aladín trataba a la princesa Jazmín, ¿verdad? ¿Acaso no tenemos las inspiradas palabras del noble Corán que dan mandamiento de pegarle a las esposas que tienen tendencia a rebelarse (Corán 4:34)? Después de todo, los esposos debemos tener el derecho de disciplinar a nuestra media naranja. ¿Es eso mucho pedir?

Ironías a un lado, el film describe una realidad actual en los países donde rige el Islam, realidad que comprende el maltrato despiadado a las mujeres, algo aceptado a través de los siglos por generaciones de hombres que han sido transformados en bestias insensibles despojados de raciocinio por la religión del Islam. La lapidación de Soraya M. no fue un hecho aislado, sino uno de los muchos casos que son el pan de cada día en las naciones musulmanas, de los cuales unos pocos salen a luz. Claro que existen variantes. En julio de 2008, los hombres de una aldea “conservadora” de Pakistán le dispararon a cinco mujeres, tres de ellas adolescentes, y luego las enterraron cuando aun respiraban. ¿El delito? Haber desafiado al concejo tribal negándose a someterse a casamientos arreglados y expresar su deseo de escoger sus propios esposos [1]. El asesinato múltiple continúa impune debido a la inacción o complicidad de las autoridades. A principios de este año un hombre jordano asesinó de múltiples puñaladas a su hermana para salvar el honor de la familia [2]. Este tipo de ejecución es común en las villas de Jordania donde padres o hermanos matan a sus hijas o hermanos para salvar el honor de la familia por tan solo sospechar que la mujer tiene o tuvo relaciones ilícitas. Se les conoce con el nombre de “asesinatos de honor”. En muchos países los culpables son exonerados o en el peor de los casos reciben ligeras sentencias al amparo de leyes que justifican estas atrocidades. El pastor Daniel Brito mencionó en un escrito anterior el caso reciente de “una muchacha de 13 años de edad, [que] fue acusada de adulterio y apedreada delante de mil personas en el país de Sudán. La muchacha, había sido violada por tres hombres, pero en el mundo musulmán, cuando una joven es violada, su palabra no vale nada”[3]. Ayse Onal, un reconocido periodista turco, escribió en su libro “Honour Killing: Stories of Men who Kill ”, que solamente en Turquía los asesinatos de honor ocurren a un promedio de uno por día. Entre 2000 y 2005 se reportaron 1806 casos. [4]

Los ejemplos pueden continuar ad infinitum. Nos preguntamos por qué habiendo tanto material para denunciar los horrores del Islam, Hollywood no ha producido un solo film en la materia. Eso sí, cuando se trata de basurear a los EEUU, Hollywood cuenta con directores como Paul Haggis, Brian de Palma y Kimberley Pierce, quienes entregan films como “In the Valley of Elah”, “Redacted”, y “Stop-Loss” respectivamente, en los cuales los villanos son el gobierno, la CIA y por supuesto, los soldados americanos. Actores como Mat Damon, George Clooney, Martin Sheen, Alec Baldwin, Sean Penn, Scarlet Johansson y otros, no pierden oportunidad de acusar al gobierno de maldades en materia de política nacional e internacional, ni de actuar en películas anti-guerra y de corte liberal.

Parecería que el péndulo del estereotipo del mal para Hollywood oscila entre los conservadores tanto políticos como religiosos y las corporaciones. ¡Ah, se me olvidaban los Nazis! No que estos últimos no hayan sido la encarnación primordial del mal, pero para Hollywood no representa ningún riesgo producir material en el tema. Otra cosa sería hacer películas sobre las brutalidades del Islam. Yo creo que hay un elemento de cobardía detrás de todo esto. Pensar que de ser posible, estos personajes de Hollywood serían los primeros en ser ejecutados si los Khomeinis, Bin Ladens, Hezbollahs y Talibanes del mundo tomaran control del país. Misterios de la mente liberal.

¿Y qué de las organizaciones feministas en América y Europa? ¿Por qué ese silencio ante las atrocidades contra las mujeres detrás de la “cortina de piedra y arena”?  Parece que sus prioridades están en la defensa del aborto y los “derechos” de las lesbianas. ¿Dónde están las académicas feministas? Un sondeo de sus causas nos muestra que sus intereses giran en torno a las oportunidades políticas, la nueva tecnología médica y las implicaciones relacionadas con las mujeres, la política de la moda y la respuesta de las mujeres ante los cambios climáticos. Ni mención sobre los asesinatos de honor ni de las miles y miles de mujeres que son rutinariamente golpeadas, violadas, encarceladas o lapidadas, usualmente con la aprobación tácita o explícita de los gobiernos islámicos [5].

¿Mencioné a “Amnistía Internacional”, o Amnesia Internacional como yo la llamo? ¿No? La organización que hoy en día es una herramienta de la izquierda disfrazada de defensores de derechos humanos, ha presentado una crítica de La Lapidación de Soraya M. donde literalmente se defiende al régimen de los Ayatollahs, se calumnia la película y se le llama “sensacionalista”. Amnistía Internacional aduce que el film promueve la discriminación contra el pueblo iraní en general, y además argumenta que ya hay organizaciones que están luchando contra barbaridades como la lapidación [6]. La verdad es que no podemos entender cómo estos argumentos puede llevar a la conclusión de que el film no es necesario.

Me permito incluir en la galería de hipócritas miserables a UNIFEM. Dudamos que la película sea exhibida en la próxima conferencia de la Comisión para el Estatus de las Mujeres (de la ONU). UNIFEM recibe millones de dólares provenientes de los regímenes islámicos para hacer la vista gorda.

En el área de la mediática, Stephen Holden, escribiendo para el súper liberal New York Times, no está muy feliz con la producción tampoco. En su comentario se nota su desconformidad en forma subyacente y su idea particular de que detrás del film se mueven fuerzas conservadoras [7]. La prensa en los EEUU, controlada hoy en día por liberales de todos los colores, ha visto la película a través del mismo prisma, con algunas honrosas excepciones. Pero en general, apedrearon el film.

Repugnado por la hipocresía y la inmoralidad de los liberales, exhorto al público cristiano a apoyar producciones como La Lapidación de Soraya M. – De ser posible editar o censurar unas pocas palabras obscenas (entiendo que no es fácil), las iglesias deberían planificar a los efectos de exhibirla en noches especiales, una vez que el DVD esté a la venta. Claro, los pastores deben aclarar que el film en ciertos diálogos y monólogos da a entender que Alá es un dios real, pero debemos ser flexibles porque la cultura en que la historia se desarrolla es musulmana. La exhibición de la película será más efectiva que mil lecciones sobre el Islam. <>

———————

notas

1) http://www.msnbc.msn.com/id/26469519/

2) http://www.huffingtonpost.com/2009/04/12/jordan-honor-killing-man-_n_185977.html

3) http://pastordanielbrito.wordpress.com/2009/07/26/la-lapidacion-de-soraya-m/

4) http://www.jihadwatch.org/archives/027018.php

5) http://www.jihadwatch.org/archives/027018.php

6) http://blog.amnestyusa.org/tag/the-stoning-of-soraya-m/

7) http://movies.nytimes.com/2009/06/26/movies/26stoning.html

Denuncian que Cuba facilita arribo de islamistas a Latinoamérica


Denuncian que Cuba facilita arribo de islamistas a Latinoamérica

Diario de Cuba

11/25/2014 10:10

cubaislamistas

Cuba estaría respaldando el trabajo a favor del islam radical del gobernador del estado de Aragua, Tarek Zaidan El Aissami. LEO RAMIREZ AFP/Getty Images

El director del Center for a Secure Free Society, Joseph Humire, ha denunciado que La Habana ha facilitado servicios de inteligencia a una red, con epicentro en Venezuela, dedicada a facilitar la llegada de militantes islamistas a América Latina.

En una entrevista con la periodista de The Wall Street Journal Mary Anastasia O’Grady, Humire, analista y coeditor de Iran’s Strategic Penetration of Latin America, señala que Cuba estaría respaldando el trabajo a favor del islam radical del gobernador del estado de Aragua, Tarek Zaidan El Aissami.

Según O’Grady, El Aissami fue criado en Venezuela por un padre musulmán nacido en Líbano y adoctrinado por el movimiento de izquierda Utopía 78 en la Universidad de los Andes.

La periodista cita un informe de junio del 2014 del centro que dirige Humire, en el que “autoridades regionales de inteligencia” establecen el vínculo entre la red islamista y Cuba.

Según sus informaciones, se cree que la oficina de El Aissami utilizó tecnología de la información desarrollada por la Seguridad del Estado cubana para otorgarles nuevas identidades venezolanas que son extremadamente difíciles de rastrear a 173 personas del Medio Oriente.

El informe señala que entre “las personas de interés más notables” que recibieron documentos falsos de Caracas estaba Suleiman Ghani Abdul Waked, un importante miembro de la organización islamista libanesa Hezbolá.

El mismo informe, que cita entrevistas con autoridades de inteligencia latinoamericanas anónimas, sostiene que El Aissami ha construido “un conducto terrorista criminal que trae militantes islamistas a Venezuela y países circundantes, y envía fondos ilícitos de América Latina al Medio Oriente”.

El estado gobernado por El Aissami, Aragua, es además sede de Parchin Chemical Industries (PCI) y Qods Aviation, dos empresas de las fuerzas armadas iraníes que tienen sociedades con la industria militar venezolana.

PCI es fabricante de explosivos, munición y propulsores para misiles. Qods es productor de vehículos aéreos no tripulados. Ambas compañías han sido sancionadas por el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas bajo la Resolución 1747, asegura O’Grady.

La periodista plantea los enlaces entre Irán, Venezuela y Cuba para cuestionar si es posible un cambio de política de EEUU hacia la Isla dado el aumento de la presión para que el gobierno norteamericano levante el embargo. Una medida que implicaría previamente que Cuba saliera de la lista de países patrocinadores del terrorismo.

O’Grady explica que Cuba “aplaude la intervención islámica” en América Latina, que ocurre desde hace años.

Según Humire, las etapas iniciales del proceso incluyeron agentes clandestinos que usaron mezquitas para hacer conexiones al interior de las comunidades musulmanas y luego aprovecharon esas relaciones para acceder a riqueza y ganar prominencia política.

Precisamente en los últimos días diversas informaciones han señalado que el gobierno cubano habría acordado la construcción de una mezquita en La Habana y que para ello incluso ya estaría asignada una parcela en La Habana Vieja.

Asimismo, en los lugares donde estas primeras incursiones han sido exitosas, señala Humire, Irán ha abierto embajadas y establecido acuerdos comerciales que permiten a los agentes crear negocios, que pueden ser utilizados como fachadas para operaciones encubiertas.

Según el artículo, que apareció el lunes en The Wall Street Journal, en Venezuela y Bolivia, Irán ha dado un paso más, “al desarrollar una presencia militar a través de acuerdos conjuntos en las industrias de defensa”.

————

http://www.elnuevoherald.com/noticias/mundo/america-latina/cuba-es/article4152094.html#emlnl=Bolet%c3%adn_noticias#storylink=cpy